LIBRO 34 EL MURO ELEFANTE DEL INFIERNO!

158  Descargar (0)

Texto completo

(1)

LIBRO 34 EL MURO ELEFANTE DEL INFIERNO

!

CAPÍTULO 1134

REVIVIR A YU WEI!

Ji Ning, Vinosabio y Polvonueve estaban aturdidos al ver a los tres Hegemones y a numerosos Emperadores Eternos supremos volar hacia ellos. Ning reconoció de inmediato al anciano de barba blanca con seis cuernos curvados en la cabeza: era Hegemón Brillante.

En cuanto a los otros dos Hegemones, uno era una mujer deslumbrantemente hermosa que portaba un cetro. Cuando Ning la vio, le pareció la criatura más bella de toda la existencia y sintió el incontrolable deseo de venerarla. ¡Era imposible que alguien sintiera algo negativo con respecto a ella! El otro Hegemón era un hombre con el pelo largo y verde y una gran barba verde. Su cabello, sus cejas y su barba eran extremadamente largos.

Norte Oscuro dijo Hegemón Brillante y sonrió. Déjame hacer las presentaciones: este caballero aquí es Hegemón Vientolluvia de los Aberrantes.

Ning miró al hombre de cabello verde y barba verde. Hegemón Vientolluvia tenía un aura muy inusual. Cuando Ning lo miraba, sentía como si estuviera mirando un vasto bosque de árboles.

Saludos, Hegemón Vientolluvia dijo respetuosamente.

Esta persona se encontraba en la cúspide del poder dentro de los Territorios Sin Fin. ¿Cómo podría atreverse Ning a faltarle el respeto en lo más mínimo?

Norte Oscuro, mi joven amigo, eres bastante hábil. Hay nueve Talismanes Comando y adquiriste ocho de ellos. ¡Impresionante, impresionante! dijo Hegemón Vientolluvia.

¿Qué?

Ning, Polvonueve y Vinosabio estaban aturdidos. Se miraron el uno al otro. Ninguno de ellos había hecho público el hecho de que Polvonueve le había dado a Ning tres talismanes ni que Vinosabio le había dado dos.

No te sorprendas tanto dijo Hegemón Brillante. Nos avisó Alma del Reino.

(2)

Permítanme continuar con las presentaciones dijo Hegemón Brillante y su voz se volvió un poco fría mientras miraba a la mujer. Esta es Hegemón Lirio del Inframundo de los Cultivadores Antiguos.

Mi joven amigo Norte Oscuro dijo Hegemón Lirio del Inframundo.

Era una mujer increíblemente hermosa y su voz era extremadamente suave, así que uno no podía evitar sentirse atraído por ella. Sonrió mientras miraba a Ning y dijo:

Tienes un talento tan impresionante, pero decidiste unirte al Reino Brillante. ¡Qué pena! Todo porque este viejo compañero Brillante es tan desvergonzado que secuestra al azar a los cultivadores de los Territorios Sin Fin y los lleva al Reino Brillante. Si no fuera por eso, dada la relación entre tú y Polvonueve, estoy segura de que te habrías unido a nosotros.

Los Cultivadores Antiguos, al igual que el Reino Brillante, dejaban que ciertos cultivadores se unieran a ellos.

Celos. Son solo celos hablando dijo fríamente Hegemón Brillante.

Aunque Ning había sido secuestrado por el Reino Brillante, no tenía ningún resentimiento hacia Hegemón Brillante. De no haber sido por la guía que le había dado el Reino Brillante, las muchas artes de la espada a las que había tenido acceso dentro del Palacio de la Espada y la oportunidad de visitar las Tierras del Génesis del universo alternativo, ¡Ning quizás jamás hubiera podido desarrollar su Dao de la Espada Omega!

Este caballero aquí es el Emperador Isladorada de la Alianza Dao dijo Hegemón Brillante un poco nervioso, ya que la Alianza Dao sería su mayor competidor en la puja por las frutas que Ning había adquirido. El Emperador Isladorada es uno de los dos líderes de la Alianza Dao.

Norte Oscuro y yo ya nos conocíamos dijo el alienígena de pelaje dorado y sonrió mientras miraba a Ning.

Mm. Y este caballero es el Emperador Islaescondida de los Eónicos dijo Hegemón Brillante.

Como no quería darle al Emperador Isladorada la oportunidad de conversar demasiado con Ning, inmediatamente comenzó a presentar a los demás. El Emperador Islaescondida era un hombre incomparablemente guapo, aún más atractivo que Hegemón Lirio del Inframundo. Su pelo era largo y rojo y sus tenues ojos del mismo color estaban llenos de un extraño carisma.

Norte Oscuro dijo el Emperador Islaescondida y sonrió levemente mientras miraba a Ning.

Ning respondió de inmediato:

(3)

El último es el Emperador Cincosevero del Reino Oscuro dijo Hegemón Brillante y miró de reojo al anciano.

El largo cabello de color azul de Cincosevero brotaba de su cabeza como un par de alas.

Señor Dao Norte Oscuro dijo el Emperador Cincosevero y dio a Ning una mirada muy sincera y modesta.

Aquellos que habían interactuado con los Emperadores del Reino Oscuro sabían que era un reino bastante discreto y modesto. Eran extraños que eran despreciados y marginados por las organizaciones nativas de los Territorios Sin Fin y, por lo tanto, no podían permitirse el lujo de ser

demasiado descarados.

Las personas que acabo de presentarles son más que capaces de representar a las seis grandes organizaciones de los Territorios Sin Fin dijo Hegemón Brillante.

Aparte de esos seis, también había una serie de criados y sirvientes presentes. Por ejemplo, Hegemón Brillante tenía a su lado a un joven con un solo cuerno que tenía un aura muy ordinaria, mientras que el Emperador Islaescondida tenía una mujer de túnica blanca de aspecto ordinario junto a él.

Ven aquí, Vinosabio instruyó el Emperador Cincosevero.

Ya voy dijo Vinosabio y caminó obedientemente hacia el Emperador Cincosevero.

Aguarroja dijo Hegemón Lirio del Inframundo mirando a Polvonueve, quien obedientemente fue a su lado.

Ning no pudo evitar sentirse algo presionado frente a los líderes supremos de las seis mayores potencias en los Territorios Sin Fin, ¡pero también sentía emoción! Esas eran las personas que podían saber cómo revivir a su esposa. Y si no podían hacerlo, al menos sabrían mucho más que él sobre el tema.

Norte Oscuro, necesitamos algunas de las Frutas del Caldero Helado dijo el Emperador Cincosevero del Reino Oscuro. Solo dime lo que quieres a cambio.

No seas tan apresurado dijo el Emperador Isladorada de la Alianza Dao con calma. ¿Por qué no dejamos que Norte Oscuro enumere lo que necesita primero? Así podrá elegir al lado que más lo pueda ayudar.

La Alianza Dao podía hablar con tanta confianza debido a su gran riqueza.

(4)

Sí, deja que nuestro joven amigo Norte Oscuro nos diga lo que quiere acordó Hegemón Lirio del Inframundo.

¿Mi joven amigo? dijo Hegemón Vientolluvia mirando a Ning.

Los tres Hegemones eran los expertos más fuertes en los Territorios Sin Fin. Como habían estado vivos durante mucho, mucho tiempo también eran bastante ricos, por eso se atrevían a competir contra la Alianza Dao de esta manera.

Ning dijo respetuosamente:

Señores, efectivamente hay algo que me gustaría pedir.

Habla dijo el Emperador Isladorada con confianza.

Los tres Hegemones, el Emperador Cincosevero y el Emperador Islaescondida miraron a Ning.

Una vez tuve una querida compañera de Dao dijo Ning lentamente. Hace mucho tiempo, ella pereció. La razón principal por la que he entrenado tan duro es porque deseo revivirla.

Cuando Vinosabio y Polvonueve escucharon esto, miraron a Ning en estado de shock. ¿Revivir a una compañera de Dao? Ninguno de ellos había imaginado que Ning tuviera un secreto como ese en su corazón.

¿Revivirla? dijo Hegemón Vientolluvia con el ceño fruncido. Me imagino que su alma y su almarreal se hicieron añicos.

Si su almarreal todavía estuviera cerca, revivirla sería extremadamente fácil.

Correcto dijo Ning y asintió.

Los tres Hegemones intercambiaron miradas, al igual que los tres Emperadores Eternos.

Haré las preguntas correspondientes dijo Hegemón Lirio del Inframundo. Todos los demás asintieron con la cabeza hacia ella.

Norte Oscuro, cuando murió tu compañera de Dao, ¿había alcanzado el nivel de poder Mundial?

La mirada de Hegemón Lirio del Inframundo era muy gentil, al igual que su voz.

(5)

No. Ella era simplemente una Inmortal Celestial.

Hegemón Lirio del Inframundo asintió levemente y dijo:

Mm. Bastante débil Todavía hay una posibilidad de revivirla.

Ning se llenó de alegría al escuchar esto.

Mi siguiente pregunta es: ¿dónde murió?¿Murió en un mundo eterno? ¿Un mundo caos? ¿En el vacío del espacio? ¿O en un universo alternativo?

Ella murió en mi tierra natal, en un mundo caos explicó Ning.

¿En un mundo caos? dijo Hegemón Lirio del Inframundo y frunció el ceño Eso dificulta las cosas.

¿Por qué? dijo Ning mientras su corazón se apretaba.

Revivir a los que murieron en mundos eternos es lo más simple, cualquier Hegemón es capaz de hacerlo. Revivir a los que murieron en universos alternativos, también conocidos como Otroversos, es un poco más difícil. Revivir a los que murieron en los mundos caos o en el vacío del espacio es la opción más difícil de todas. Aunque ella era simplemente una Inmortal Celestial, no es algo que somos capaces de hacer todavía.

Ning se puso pálido.

Hegemón Brillante le explicó:

Norte Oscuro, cada mundo contiene las reglas y leyes establecidas por los Emperadores Eternos que los crearon. Puedes verlos como versiones básicas y rudimentarias de las esencias principales. Por ejemplo: si el Emperador fundador estableció una ley que dice que los cielos están oscuros, los cielos en ese mundo estarán oscuros para siempre. Si dice que volar es imposible, entonces nadie podrá volar en ese mundo. La única forma de evitar eso es poseer tanta fuerza bruta como para resistir los efectos de esas leyes.

Los mundos tienen esencias principales dentro y aquellos que mueran en un mundo regresarán a esas esencias principales. Si deseas torcer el espacio-tiempo y revivir un Celestial Inmortal, solo deberías resistir la reacción del mundo en contra. Como son bastante débiles, la mayoría de los Hegemones son capaces de hacer tal cosa. Los Otroversos son generalmente del mismo tamaño que un Realverso, tú visitaste uno en el pasado. ¡Creo que entiendes que los Otroversos tienen sus propias esencias principales y son mucho más perfectas que las de los mundos!

Ning asintió.

(6)

Todos los Otroversos tienen sus propias esencias principales. Si un cultivador muere en uno de esos Otroversos, su almarreal volverá a las esencias principales de ese lugar. Si deseas revivir a alguien, debes ser capaz de soportar la reacción generada por todo ese universo alternativo explicó Hegemón Brillante. En cuanto a los mundos caos o el vacío del espacio, esos lugares no tienen ninguna esencia principal a la que pertenezcan, por lo que cada vez que se extingue un almarreal ahí, su energía vuelve al Caosverso. ¡Para revivir a esa persona deberás soportar la reacción generada por todo el Caosverso! Este es un concepto aterrador.

¿Revivir a alguien en un mundo era fácil? ¿Revivir a alguien en un Otroverso era difícil? ¿Revivir a alguien del Caosverso era casi imposible?

El rostro de Ning reflejó más y más decepción conforme escuchaba.

¿Qué es exactamente un Realverso? ¿Y qué es el Caosverso? pensó.

Recordó que la raza Estelar que vivía en el Mar del Terror Estelar había vivido una vez en un lugar llamado Realverso Pavorreal. Una gran guerra había destruido ese reino, lo que provocó que la raza Estelar huyera y se mudara a los Territorios Sin Fin.

Nuestro hogar, los Territorios Sin Fin, es un Realverso explicó Hegemón Brillante. Su verdadero nombre es Realverso del Dragón Llama. El Caosverso es la fuente de todas las cosas y es verdaderamente infinito más allá de toda medida. Es como un mar vasto e interminable. ¡Los Realversos son como pequeños arrecifes dentro de ese vasto mar! Los Otroversos son otro tipo de arrecife, un tipo bastante especial. Todos los arrecifes están muy lejos el uno del otro, la Gran Oscuridad es el vasto vacío entre los arrecifes.

¿El mar? Arrecifes? Ning estaba bastante aturdido por todo esto. Si entendía bien, los universos alternativos y los "Territorios Sin Fin" no eran más que "arrecifes", mientras que el Caosverso era un océano.

Entonces, ¿quién es lo suficientemente fuerte como para resistir la reacción del Caosverso y revivir a mi compañera de Dao? dijo Ning cada vez más ansioso.

Tu compañera de Dao era solo una Inmortal Celestial. Aunque revivirla será difícil, creo que hay esperanza dijo Hegemón Lirio del Inframundo.

(7)

CAPÍTULO 1135

AUTARCA!

¿Hay esperanza? dijo Ji Ning y los ojos se le iluminaron.

Hegemón Lirio del Inframundo, Hegemón Brillante, Hegemón Vientolluvia, el Emperador Cincosevero, el Emperador Isladorada y el Emperador Islaescondida sacudieron secretamente sus cabezas. Hegemón Lirio del Inframundo continuó:

No hay forma de que un Emperador Eterno resista la reacción del Caosverso. Solo las figuras legendarias que son aún más poderosas que los Emperadores Eternos pueden lograrlo, solo ellos pueden revertir el espacio-tiempo para revivir a tu compañera de Dao.

¿Más poderoso que los Emperadores Eternos? dijo Ning aturdido.

Polvonueve y Vinosabio tampoco podían creerlo. ¿Había un nivel de poder superior al de los Emperadores Eternos?

El Caosverso es vasto e infinito, está lleno de Reinoversos y Otroversos dijo Hegemón Lirio del Inframundo con voz suave. ¡Las figuras más poderosas que se encuentran en el vértice de cada Realverso u Otroverso son casi siempre los Hegemones! Pero el vasto Caosverso tiene figuras de poder aún mayor. Los llamamos respetuosamente "Autarcas".

¿Autarcas? dijo Ning y grabó este título en su corazón.

Hegemón Brillante asintió. Tenía una mirada de entusiasmo en sus ojos.

Sí. ¡Autarcas! Los mundos son creados por Emperadores Eternos y los Autarcas crean Otroversos.

¿Crearon los Otroversos? dijo Ning aturdido.

Había estado en uno de esos universos alternativos antes. Tenía un conjunto completo de esencias principales como el Dao de la Espada y muchos otros Daos. ¡Todas esas cosas se podían sentir! ¿Cómo podría tal universo haber sido creado artificialmente?

Los Autarcas son los absolutos gobernantes del Caosverso que se destacan sobre todos los demás seres vivos dijo Hegemón Lirio del Inframundo. Nosotros, los Emperadores Eternos, hemos desarrollado nuestros propios Daos eternos, pero ese no es el verdadero vértice de la cultivación. Si un cultivador hace avances repetidos y eleva su Dao a un nivel en el que puede convertirse en una de las esencias principales del universo, es capaz de crear un Otroverso.

(8)

Los otros dos Hegemones revelaron miradas de envidia y admiración. Ellos tampoco habían conocido a ningún Autarca, solo habían oído hablar de ellos. Cuando el Sithe lanzó esa guerra, abarcó muchos lugares. La razón principal por la que los cultivadores pudimos obtener la victoria sobre ellos fue porque teníamos a nuestros Autarcas dijo Hegemón Brillante. Aunque los Sithe eran extremadamente fuertes e increíblemente avanzados en muchas áreas, los Autarcas nos ayudaron a eliminarlos por completo. De no haber sido por ellos probablemente hubiéramos sido aniquilados o esclavizados hace mucho tiempo.

Ning, Polvonueve y Vinosabio estaban sin palabras. ¿Autarcas? Entonces, ¿el nivel más alto de cultivo en el Caosverso era el nivel de Autarca?

¡Son capaces de revertir el espacio-tiempo y recorrer el Caosverso con facilidad! Incluso son capaces de crear esos universos alternativos. Si un Autarca estuviera dispuesto a hacerlo, sería capaz de destruir incluso las Ruedas Yin-Yang Samsara que eventualmente aniquilarán a nuestro Realverso.

¿Los Autarcas son capaces de destruir las Ruedas Yin-Yang Samsara? preguntó Vinosabio. Entonces, ¿por qué no les pedimos ayuda? ¿Realmente van a cruzarse de brazos para ver cómo muere un reino tan vasto?

Estás equivocado respondió Hegemón Vientolluvia. Los Autarcas ven las cosas a través de una lente completamente diferente que el resto de nosotros. Un Autarca dijo una vez que todas las cosas y todas las criaturas del universo deben seguir el ciclo natural de la vida y la muerte. Las Ruedas Yin-Yang Samsara nacieron del caos primordial con el expreso propósito de acabar con el Realverso del Dragón Llama. En otras palabras, es parte de las leyes y el funcionamiento del Caosverso. Si destruyeran por la fuerza las Ruedas Yin-Yang Samsara, sufrirían una reacción violenta del propio Caosverso, una increíblemente fuerte. Los Autarcas no están dispuestos a hacer tal cosa. Los Autarcas realmente han trascendido más allá de todas las cosas. Son absolutamente invencibles: ni el espacio-tiempo, ni el karma, ni ninguna otra cosa tiene impacto en ellos. Para ellos, el nacimiento y la destrucción de reinos enteros no es más que el florecimiento y el declive de una flor. Nunca he visto a un Autarca en toda mi vida.

Tras una pausa, Hegemón Vientolluvia miró a Ning y dijo:

Norte Oscuro, mi joven amigo, solo un Autarca es capaz de rescatar a tu compañera de Dao.

El corazón de Ning se hundió. ¿Tenía que pedirle a un Autarca que interviniera? Los tres Hegemones habían existido por incontables años, pero ninguno de ellos había visto un Autarca. ¡Uno podría imaginar lo difícil que sería pedirle ayuda a uno!

¿Son suficientes estas frutas? preguntó Ning.

El emperador Isladorada se rio.

Ni siquiera estás cerca. ¡Ni siquiera cerca! Cien veces esta cantidad de fruta seguiría siendo insuficiente.

(9)

Si poseyeras el Templo de la Onda Carmesí y se lo ofrecieras a un Autarca como regalo, podrías tener éxito dijo Hegemón Brillante y se echó a reír. Las frutas que tienes maduran cada pocos miles de ciclos de caos, en cambio, el Templo de la Onda Carmesí puede producirlas perpetuamente.

El Templo de la Onda Carmesí en sí valía mucho más de cien veces más que todas las frutas que Ning había adquirido.

Entonces no hay nada que pueda hacer ahora, ¿verdad? preguntó Ning.

Exacto. Ninguno de nosotros puede hacer lo que pides. Solo un Autarca puede dijo Hegemón Brillante y miró a Ning. Pero al menos hay esperanza. Si tu compañera de Dao estaba en el nivel Mundial o era un Señor Dao Samsara, la reacción generada al revivirlos sería exponencialmente mayor y no tendrías ninguna posibilidad en absoluto.

Correcto dijo Ning y se calmó rápidamente de nuevo.

Antes de hablar con estas grandes potencias por primera vez sobre el renacimiento de Yu Wei, Ning ya se había preparado mentalmente para el fracaso. Otros podrían sentir desesperación ante esta respuesta, ¡pero Ning estaba realmente lleno de vigor! Era solo un Señor Dao del Tercer Paso. Una vez que se convirtiera en un Señor Dao del Cuarto Paso y mejorara aún más sus artes Espada Corazón podría adquirir tesoros tan valiosos como Templo de la Onda Carmesí. Por eso no estaba desanimado.

¿Qué pasaría si realmente fuera capaz de adquirir algo tan valioso como Templo de la Onda Carmesí? preguntó Ning. ¿Cómo haría para encontrar un Autarca? No sería necesario dijo el Emperador Isladorada. La Alianza Dao te ayudaría a enviarle un mensaje.

Ning miró sorprendido al Emperador Isladorada. Los recursos de la Alianza Dao realmente eran insondables. ¿Era capaz de enviar información a un Autarca?

Pero recuerda, dado que el Templo de la Onda Carmesí es capaz de dar a luz una nueva cosecha de frutas cada pocos miles de ciclos de caos, su valor es mucho mayor que el de las frutas que has adquirido hasta ahora. De hecho, vale mucho más que todos los tesoros que he acumulado en el transcurso de incontables años dijo Hegemón Brillante y sonrió mientras miraba a Ning. Norte Oscuro, no será fácil para ti adquirir algo tan valioso como el Templo de la Onda Carmesí. Necesitas prepararte mentalmente para esta tarea.

Si quieres obtener grandes recompensas, deberás estar preparado para asumir grandes peligros dijo Hegemón Vientolluvia. Por ejemplo, el Mar del Terror Estelar. El Mar del Terror Estelar era parte del campo de batalla de la Guerra del Amanecer y está lleno de reliquias y tesoros sumamente valiosos, pero también está lleno de peligros. Si estás dispuesto y puedes asumir el riesgo necesario, podrías encontrar reliquias de nivel Hegemón o incluso poderosos tesoros dejados por la raza Sithe. Es completamente posible que encuentres algo tan valioso como el Templo de la Onda Carmesí ahí.

Correcto dijo Ning y asintió.

(10)

Los tres poderosos Hegemones no se atrevían a asumir demasiado riesgo sin una buena razón, ya que eran los pilares de sus respectivas organizaciones. El Mar del Terror Estelar era demasiado peligroso, tanto que incluso los Hegemones podrían morir allí si tenían mala suerte. Las repercusiones negativas eran simplemente demasiado graves, por lo que generalmente solo los Señores Dao se atrevían a arriesgarse.

Autarcas, ¿eh? pensó Ning y reflexionó en silencio sobre este término.

Autarcas, las existencias más supremas del mundo de la cultivación, los líderes que llevaron a los cultivadores a la victoria sobre los Sithe.

No podemos revertir el espacio-tiempo y revivir a tu compañera de Dao. Norte Oscuro, ¿por qué más planeas intercambiar tus frutas? preguntó Hegemón Brillante.

Habla, Norte Oscuro. ¿Qué necesitas?

Solo dinos.

El Emperador Isladorada, Hegemón Vientolluvia y los demás miraron a Ning expectantes.

Como revivir a Yu Wei era imposible por ahora, tendría que concentrarse en fortalecerse aún más. Solo entonces tendría la oportunidad de adquirir un tesoro tan valioso como el Templo de la Onda Carmesí.

Ning agitó su dedo, haciendo volar una serie de runas que enumeraban los diversos materiales necesarios para que Ning entrenara en el segundo y tercer nivel del Cuerpo Dao de la Espada, la habilidad divina protectora que Ning había adquirido del difunto Hegemón. Esta habilidad divina tenía cuatro niveles y una vez completada permitiría que el cuerpo de Ning se volviera comparable con los mejores tesoros eternos.

Señores, echen un vistazo a estos materiales. ¿Cuánta fruta necesito dar por ellos? preguntó Ning.

Los tres Hegemones y los tres Emperadores miraron la lista, al igual que algunos de los otros Emperadores Eternos que aún no habían hablado.

Hm. Solo necesitaré sesenta de las frutas para conseguir esto dijo Hegemón Lirio del Inframundo.

Solo necesitaré cuarenta y cinco dijo el Emperador Isladorada de la Alianza Dao y sonrió.

Los tres poderosos Hegemones y los otros Emperadores lo miraron al instante, irritados. Los artículos que Ning había solicitado eran todos extraordinarios. Les parecía que serían necesarias al menos cincuenta Frutas del Caldero Helado.

Emperador Isladorada, estás yendo demasiado lejos. Sí, tu Alianza Dao tiene muchos tesoros, pero ¿cómo puedes hacer una oferta tan baja? dijo el Emperador Islaescondida y frunció el ceño.

(11)

¿Cómo se supone que competiremos si actúas así? dijo Hegemón Vientolluvia con voz retumbante.

El Emperador Isladorada se rio a carcajadas.

Acordamos desde el principio que competiríamos de manera justa entre nosotros. Estoy haciendo exactamente eso.

Ning miró boquiabierto a los presentes. También notó que aunque Templo de la Onda Carmesí había producido nueve tipos de fruta, todos los emperadores estaban enfocados en las Frutas del Caldero Helado, al parecer eran especialmente atractivas.

Señores, he cosechado ocho tipos de fruta en este viaje dijo Ning. Estoy dispuesto a utilizar la Fruta Pura Paz para intercambiar los materiales que acabo de solicitar. ¿Puedo preguntar cuántas son necesarias?

La Fruta Pura Paz maduraba cada 30.000 ciclos de caos. ¡Ning tenía 108.000 de ellas!

(12)

CAPÍTULO 1136

ENTRANDO AL PALACIO DE LOS INMORTALES DE LA ALIANZA DAO!

¿Fruta Pura Paz?

Los tres Hegemones y los tres Emperadores Eternos intercambiaron miradas. Aunque los nueve tipos de fruta en el Templo de la Onda Carmesí eran valiosos, había diferencias entre ellos.

Las Frutas Pura Paz, por ejemplo, maduraban cada 30.000 ciclos de caos. Había 108.000 de ellos en cada cosecha. Como eran bastante numerosas, las seis potencias principales del Realverso del Dragón Llama podían obtenerla a través de otros canales, por eso no estaban tan desesperados por adquirirla. Sin embargo, los Frutas del Caldero Helado solo maduraban una vez cada 100.000 ciclos de caos y daban 300 frutas por cosecha. Al ser tan escasas, las personas que las adquirían generalmente las conservaban. Muy pocos estaban dispuestos a intercambiarlas, lo que las convertía en un producto muy buscado.

Para los materiales que necesitas 80.000 de las Frutas Pura Paz serán suficientes dijo el Emperador Isladorada con una sonrisa. Esas frutas siguen siendo bastante raras. Tienen sus usos. Los tres Hegemones, el Emperador Cincosevero y el Emperador Islaescondida guardaron silencio. Al ver esto, Ji Ning entendió que el Emperador Isladorada le había ofrecido un precio bastante decente.

Está bien dijo Ning y reveló una sonrisa. Entonces le daré 80.000 de esas frutas al Emperador Isladorada. Señores, también necesito otros tesoros.

Otro bloque de texto apareció en el aire. Esta lista incluía los materiales necesarios para entrenar en las dos primeras etapas del arte secreto que el difunto Hegemón le había proporcionado a Ning, la técnica Gran Espada de Difracción. Para Ning, aunque una habilidad divina protectora era muy importante, un arte secreto fuerte era aún más importante. Ning ya había sacado tanto poder como podía de las nueve artes de novena esencia, para cuando se convirtiera en Señor Dao del Cuarto Paso ya no le servirían.

El arte Gran Espada de Difracción constaba de tres etapas. Dominarlo por completo impondría una pesada carga incluso a los Hegemones, así que Ning creyó que probablemente no tenía suficiente fruta para poder dominarlo entero.

Para dominar las tres etapas uno tenía que haber alcanzado un nivel extremadamente alto de habilidad en el Dao de la Espada, lo más probable era que Ning primero tuviera que alcanzar un nivel comparable al del difunto Hegemón. Por lo tanto, dominar las dos primeras etapas era más que suficiente por ahora.

Estos materiales…

Los tres Hegemones y los tres emperadores dudaron.

(13)

Dame las 300 Frutas del Caldero Helado y te ayudaré a obtener esto dijo el emperador Islaescondida en voz baja.

¿El Emperador Islaescondida puede adquirir todos estos artículos? ¡Impresionante! dijo Hegemón Lirio del Inframundo y se rio suavemente. 298 Frutas del Caldero Helado, mi joven amigo Norte Oscuro, y te ayudaré a recolectar esto.

Señores, estoy dispuesto a usar este tipo de fruta para el intercambio dijo Ning e hizo que aparecieran siete tipos diferentes de fruta ante él.

Eran los frutos correspondientes a los talismanes comando primero, segundo, tercero, cuarto, quinto, sexto y séptimo.

Inteligente.

Qué niño tan inteligente.

Los tres Hegemones y los tres emperadores se rieron. Se dieron cuenta de que Ning sabía lo atractivas que eran para ellos las Frutas del Caldero Helado y, por lo tanto, no tenía prisa por venderlas.

Después de extensas negociaciones, la Alianza Dao, el Reino Brillante, los aberrantes y los Eónicos produjeron conjuntamente los materiales necesarios, quitando más de la mitad de las frutas de Ning en recompensa.

Por el momento lo que Ning tenía era:

300 de los Frutas del Caldero Helado del noveno talismán, 28.000 de las Frutas Pura Paz del primer talismán, 230 de las del séptimo talismán y 310 de las Frutas del Cielo Oscuro del sexto talismán.

Señores, he enumerado casi todos los tesoros que necesito dijo Ning. Planeo hacer una visita al Palacio de los Inmortales para ver qué tienen para ofrecer.

¡Ja, ja! Nuestro Palacio de los Inmortales tiene todo dentro. La Alianza Dao definitivamente tiene más tesoros que cualquier otra organización dijo el emperador Isladorada con una sonrisa.

¿No vas a cambiar nada más?

Norte Oscuro, mi joven amigo.

Los tres Hegemones, el Emperador Cincosevero y el Emperador Islaescondida se sobresaltaron. ¿Ning iba a dejar de comerciar con ellos para ir directamente al Palacio de los Inmortales de la Alianza Dao? Debe recordarse que hasta el momento no había intercambiado ni una sola de las Frutas del Caldero Helado, ¡la más valiosa de las nueve frutas!

(14)

Norte Oscuro dijo Hegemón Brillante y miró hacia Ning.

Ning explicó apresuradamente:

Hegemón, señores, mis armas de sangre necesitan consumir más materiales para crecer, pero no sé exactamente qué necesitan. ¡Es por eso que deseo ir al Palacio de los Inmortales, para poder probar los diversos materiales! Una vez que haya seleccionado los materiales que necesito, les notificaré a todos y permitiré que la subasta continúe de manera justa.

Todos entendían, ya que también tenían Armas de Sangre Vital.

No tiene sentido perder el tiempo. Ven, vamos al Palacio de los Inmortales de inmediato dijo el emperador Isladorada con una sonrisa.

Luego miró a los demás e indicó:

Hegemones, emperadores, pueden venir con nosotros si quieren. El Palacio de los Inmortales los tratará con la mayor cortesía.

No nos atreveríamos a entrar en el Palacio de los Inmortales.

Esperaremos afuera.

Vamos.

Las diversas figuras comenzaron a partir.

Norte Oscuro, sígueme dijo el Emperador Isladorada y sonrió mientras enviaba una burbuja espacial para cubrir a Ning.

Luego atravesó el espacio y partió con él.

El Palacio de los Inmortales era un lugar incomparablemente misterioso. Ning había escuchado hablar de él hace mucho tiempo, pero nunca lo había visto.

Aquí estamos, Norte Oscuro dijo el Emperador Isladorada.

Ning miró hacia el frente y vio un grupo enorme de palacios que flotaban en medio del espacio mientras irradiaban un aura poderosa. Ning quedó aturdido por el resplandor tan deslumbrante y el poder contenido en el aura hizo que su corazón temblara.

(15)

Whoosh. Whoosh. Whoosh. Una figura tras otra apareció junto a Ning. Eran Hegemón Brillante, Hegemón Vientolluvia, Hegemón Lirio del Inframundo, el emperador Cincosevero y el emperador Islaescondida, así como los subordinados que habían traído con ellos. Polvonueve y Vinosabio también estaban ahí.

Norte Oscuro dijo la voz de Polvonueve en los oídos de Ning.

Polvonueve envió Ning y miró a Polvonueve, quien tenía una mirada algo incómoda.

Me da vergüenza decir esto, pero el Hegemón me ordenó que te pidiera que vendas al menos algo de la Fruta del Caldero Helado a los Cultivadores Antiguos.

Ning reveló una sonrisa mientras enviaba mentalmente:

Entendido. No te preocupes.

Polvonueve era su hermano, si se lo pedía él, Ning sabía que debía cumplir.

Norte Oscuro envió mentalmente Vinosabio con una mirada igualmente incómoda en su rostro. Nuestro Reino Oscuro está siendo constantemente acosado por peligros. Ya mantenerse con vida es difícil. Por favor vende algunas de esas Frutas del Caldero Helado al Reino Oscuro.

Mientras el Reino Oscuro tenga los artículos que necesito, eso no será un problema respondió Ning.

Hegemón Brillante miró a Ning también y envió:

Norte Oscuro...

No te preocupes, Hegemón. Sé qué hacer respondió Ning.

Los favores y las amistades eran importantes, pero ser tan justo y equitativo como fuera posible también era esencial, sobre todo si se era cada vez más poderoso.

Déjame llevarte adentro, Norte Oscuro dijo el Emperador Isladorada y guió a Ning adentro.

Ning miró a todos lados con curiosidad mientras volaban hacia el Palacio de los Inmortales. Ninguno de los Hegemones o emperadores presentes estaba preocupado de que la Alianza Dao pensara en hacer un truco sucio como matar a Ning para robarle sus tesoros.

(16)

Aunque estas frutas eran raras, no eran tan importantes como para llevar a Hegemones o a la Alianza Dao a tal extremo. Solo algo tan valioso como el Templo de la Onda Carmesí podría generar algo así.

¡Y además solo los Señores Dao podían cosechar las frutas que maduraban cada miles de ciclos de caos del Templo de la Onda Carmesí! Si los Hegemones o la Alianza Dao se atrevieran a asesinar a Ning, ¿qué Señor Dao en el futuro estaría dispuesto a asumir el riesgo de ayudarlos a cosechar fruta?

Por último, estas cosas eran un regalo del Emperador de las Olas a su tierra natal. ¡También era una forma de ayudar a su patria a templar a sus Señores Dao! Si los Hegemones o la Alianza del Dao se atrevían a actuar precipitadamente y hacían enojar al Emperador de las Olas, él podría quedarse con el templo y asegurarse de que no sacaran nada en el futuro.

Por todas estas razones sabían que todos cumplirían con las reglas.

El interior del Palacio de los Inmortales era encantador. La luz de las formaciones brillaba en todas partes y su aura era tan poderosa que aseguraba que ni siquiera los Hegemones se atreverían a entrar.

Dejando a un lado los Tesoros del Realverso del Dragón Llama, la tesorería del Palacio de los Inmortales también ha recogido muchos tesoros de otros reinos dijo el Emperador Isladorada con una sonrisa. Es difícil saber cuántos tesoros tenemos. Elige lo que quieras, Norte Oscuro. Te lo daremos a cambio de esas frutas.

Entendido dijo Ning y asintió.

¿Entonces este es Señor Dao Norte Oscuro? dijo una voz profunda desde lejos.

De pronto, un anciano de túnica negra y cabello negro caminó hacia ellos a través de los senderos celestiales.

Norte Oscuro, este es el Emperador Nubenegra. Los dos administramos conjuntamente el Palacio de los Inmortales para la Alianza Dao dijo el Emperador Isladorada.

Ning estaba sin palabras. ¿Estos dos emperadores tenían el control del Palacio de los Inmortales? Quizás eran un poco más débiles que los Hegemones, pero sin duda eran mucho más influyentes.

Señor Dao Norte Oscuro, has entrenado durante muy poco tiempo y aún así has alcanzado alturas increíbles en el poder. Eres impresionante, muchacho dijo el Emperador Nube Negra sonriendo. Isladorada y yo abriremos la tesorería para que la revises a tu antojo.

Perdón por la molestia, señores dijo Ning modestamente.

(17)

Mientras conversaban, los dos líderes de la Alianza Dao llevaron a Ning a la tesorería.

Abrir dijo el Emperador Nube Negra y agitó un dedo.

La puerta de piedra blanca frente a él comenzó a separarse hasta revelar un oscuro pasadizo en el interior.

La tesorería es un lugar importante, así que este pasadizo está lleno de barreras. Ni siquiera los Hegemones se atreverían a traspasar esto dijo el Emperador Nubenegra con aire de suficiencia.

Ven, Norte Oscuro dijo el Emperador Isladorada y lideró el camino mientras Ning lo seguía.

Se atrevieron a abrir la tesorería de esta manera para Ning porque era débil, si un Hegemón hubiera ido, no había forma de que se hubieran atrevido a dejar que el Hegemón ingresara en ese lugar.

(18)

CAPÍTULO 1137

LOS TESOROS QUE LAS ESPADAS DE NING NECESITAN!

Ji Ning siguió al Emperador Isladorada y al Emperador Nubenegra a través del oscuro pasadizo. Después de caminar un rato, finalmente vio otra puerta de piedra.

Abrir ordenó Emperador Nubenegra.

La puerta de piedra se deslizó instantáneamente hacia abajo y reveló la enorme tesorería detrás de ella.

Guau exclamó Ning asombrado al ver todo lo que había.

Pudo sentir muchas auras: algunas eran brutales, algunas frías, otras majestuosas. Innumerables tesoros colgaban allí, tan numerosos que a simple vista Ning calculó que habría decenas de millones.

Todos los tesoros almacenados en nuestra tesorería son bastante extraordinarios dijo el Emperador Isladorada y sonrió. ¡Muchos tesoros aquí son únicos! Pero, por supuesto, también hay algunos de los que tenemos bastantes ejemplares, en cuyo caso ponemos aquí un solo elemento de muestra.

Señores dijo Ning apresuradamente, mis Armas de Sangre Vital necesitan tocar los tesoros para sentir si les sirven o no.

Si es solo tocar está bien dijo el Emperador Isladorada solemnemente, pero no dañes nada. Algunos de los tesoros que ves aquí son increíblemente valiosos.

No te preocupes. Mis armas no se atreverían a hacer algo así dijo Ning.

El Emperador Nubenegra se echó a reír y dijo: Entonces ve. Inspeccionarlos y que los guíe su corazón.

Ning asintió con la cabeza.

Sal dijo Ning.

¡Swish! ¡Swish! ¡Swish! Las seis Espadas Arcoíris del Norte salieron volando de sus vainas y al hacerlo apareció un niño adorable de cada una de ellas.

(19)

Escuchen. Este lugar está lleno de tesoros. Pueden tocarlos para sentir cuáles les sirven dijo Ning. Tienen absolutamente prohibido dañarlos y tampoco se les permite absorber ninguno de ellos. Una vez completada la inspección, con suerte, podré darles algunos de los que elijan.

Bien.

¡Ja, ja! No te preocupes.

¡Déjanoslo a nosotros!

Los seis espíritus de las espadas estaban bastante emocionados.

Ning los envió volando hacia los diversos tesoros y ellos los comenzaron a escanear. Esta enorme tesorería tenía largas mesas de piedra sobre las que se exhibían los tesoros. También había estantes de doce niveles increíblemente largos y cada nivel estaba lleno de tesoros. ¡Los que estaban en los estantes eran claramente menos valiosos! También había margaritas de piedra individuales que contenían un solo tesoro cada una.

Este lugar tenía todo tipo de armas, ¡incluso Armas Universales! Había todo tipo de tesoros maravillosos, entre los que se encontraban muchos objetos extraños provenientes del Mar del Terror Estelar.

El tiempo pasó lentamente, un minuto a la vez. Ning envió a sus seis Espadas Arcoíris del Norte a recorrer toda el área para que tocaran los diversos tesoros. Después del tiempo necesario para hervir una tetera de té, uno de los espíritus dijo:

¡Maestro! ¡Maestro! Puedo sentir que esta flor sería de gran utilidad para mí envió espiritualmente Arcoíris del Norte Cinco a Ning.

Los ojos de Ning se iluminaron e inmediatamente miró hacia allá. Era una flor semietérea que estaba rodeada por una tenue aura gris. Había una ficha de jade al lado que lo presentaba como la "Flor de Seis Ladrones Sin Sombra". Tenía la capacidad de esconderse entre otros objetos, por lo que era muy difícil de hallar. Era un artículo incomparablemente maravilloso.

¿Cuántas de esas puedes comer? preguntó Ning espiritualmente.

No estoy seguro. Al menos diez mil respondió Arcoíris del Norte Cinco.

Ning asintió y en silencio memorizó esta flor. Luego continuó buscando otros tesoros. ¡Era probable que este lugar tuviera copias de casi todos los tesoros decentes que había dentro del Realverso del Dragón Llama! ¿Cuándo tendría otra oportunidad como esta para revisarlos a su antojo? Incluso si no podía adquirir lo que necesitaba por falta de fruta, al menos podría memorizarlos para buscarlos más adelante.

(20)

Afuera del Palacio de los Inmortales. Hegemón Brillante, Hegemón Vientolluvia, Hegemón Lirio del Inframundo, el Emperador Cincosevero y el Emperador Islaescondida seguían esperando pacientemente junto a sus criados.

Brillante dijo Hegemón Vientolluvia apresuradamente, la Alianza Dao no se atrevería a jugarle una broma a nuestro joven amigo Norte Oscuro, ¿no? Si termina comerciando con ellos sin darnos una oportunidad a nosotros, sería muy injusto.

El Emperador Islaescondida dijo apresuradamente:

Es cierto. Norte Oscuro pertenece a tu Reino Brillante.

No se preocupen dijo Hegemón Brillante y sonrió. ¡Puedo comunicarme con Norte Oscuro en cualquier momento! Está revisando los tesoros dentro de la tesorería del Palacio de los Inmortales. Este proceso llevará algún tiempo, así que tengan paciencia. Cuando sepa qué tesoros necesita, lo anunciará públicamente.

Bueno. Al menos podemos competir de manera justa dijo el Emperador Cincosevero.

Aunque eran las figuras más exclusivas de los Territorios Sin Fin, esta competencia por las Frutas del Caldero Helado los ponía bastante nerviosos.

Había un "valor" aproximado y aceptado para estas frutas, pero nunca habían estado disponibles para la venta. Muy, muy pocos estaban dispuestos a venderlas, por eso en tiempos normales los Hegemones estaban dispuestos a pagar una fortuna por ellas. Ahora que el Templo de la Onda Carmesí se encontraba dentro de los Territorios sin Fin, se podrían cosechar 300 de las frutas cada 100.000 ciclos de caos.

Por eso nadie había ofrecido un precio excesivamente alto al negociar con Ning.

A pesar de eso, sabían que el futuro no podía predecirse. ¿Quién sabía cuándo el Emperador de las Olas se llevaría el templo otra vez?

Dentro de la tesorería del Palacio de los Inmortales de la Alianza Dao.

Ning seguía controlando sus seis Espadas Arcoíris del Norte y las enviaba volando como rayos hacia varios tesoros para que los rozaran suavemente.

¡Maestro! ¡Maestro! ¡Puedo sentir que esta piedra me va a ayudar mucho! dijo Arcoíris del Norte Tres.

Ning inmediatamente memorizó la piedra en cuestión. Para cuando casi había terminado un escaneo completo de todos los tesoros dentro del lugar, ¡había descubierto un total de doce tesoros que serían útiles para sus Espadas Arcoíris del Norte! Sin embargo, como las Espadas Arcoíris del Norte devorarían cantidades absolutamente enormes de material a medida que crecieran, a Ning le preocupaba si esto sería suficiente o no.

(21)

Después de unas diez horas de escaneo, Ning terminó con su primera revisión de todos los tesoros.

¿Cómo te fue? preguntó el Emperador Isladorada.

Él y el Emperador Nubenegra miraron a Ning.

Hay bastantes tesoros que son útiles para mis Armas de Sangre Vital dijo Ning.

¿Qué tesoros necesitas? Anímate y cuéntanos e intentaremos ayudarte a recolectarlos lo mejor que podamos dijo el Emperador Isladorada.

Probablemente debería decirlo afuera respondió Ning apresuradamente. El Hegemón me recordó que debemos mantener las cosas justas.

Oh. Bien, bien. Justo.

El Emperador Nubenegra y el Emperador Isladorada intercambiaron una mirada resignados. Al final, Ning pertenecía al Reino Brillante, lo que hacía que las instrucciones de Hegemón Brillante fueran muy influyentes.

Aún así, el Emperador Nubenegra y el Emperador Isladorada no se preocuparon demasiado, pues la Alianza Dao era tan asquerosamente rica que tenían bastante confianza en sus posibilidades.

Vamos dijo el Emperador Nubenegra.

Ji Ning, el Emperador Nubenegra y el Emperador Isladorada volaron al mismo tiempo fuera del palacio.

Ahí están.

Los tres Hegemones, el Emperador Cincosevero, el Emperador Islaescondida y los distintos criados miraron hacia Ning, con los ojos iluminados.

Había llegado el momento de las negociaciones finales sobre las Frutas del Caldero Helado.

Norte Oscuro, ¿encontraste algún tesoro adecuado? preguntó Hegemón Brillante.

Encontré doce dijo Ning.

Los Hegemones y los Emperadores estaban bastante sorprendidos por esta respuesta. ¿Doce? Parecía probable que todos pudieran proporcionarle a Ning algo que necesitaba.

(22)

El primero se conoce como Flor de Seis Ladrones Sin Sombra dijo Ning. Necesito al menos diez mil de esos. ¿Más de diez mil? Pero…

Los tres Hegemones y los diversos Emperadores intercambiaron miradas, algo decepcionados.

¿Qué pasa? dijo Ning sin entender.

Norte Oscuro, si juntamos todas las Flores de Seis Ladrones Sin Sombra que el Realverso del Dragón Llama ha acumulado durante los innumerables años de su existencia, tendríamos unos pocos cientos nada más dijo Hegemón Brillante.

El Emperador Isladorada asintió y dijo:

Las Flores de Seis Ladrones Sin Sombra son invisibles, están escondidas en todo el cosmos. Son extremadamente difíciles de encontrar. Aunque no son muy útiles, sin duda son bastante raras de ver.

Ning se sintió bastante indefenso al escuchar esto. Para que las Espadas Arcoíris del Norte crecieran necesitaban materiales en grandes cantidades. ¡Por ejemplo, habían absorbido una cantidad aterradora de esa arena dorada! Según lo que el espíritu de la Espada Arcoíris del Norte había

predicho, necesitaría al menos diez mil de esas flores, pero parecía que Ning ni siquiera podría adquirir una décima parte de eso. Una cantidad tan pequeña sería de poco beneficio.

El segundo tipo de tesoro se conoce como el Tathata Portador de Llamas dijo Ning. Necesitaré una montaña de eso de aproximadamente treinta mil metros de altura.

¿Treinta mil metros de altura? dijeron al unísono los Hegemones y los Emperadores.

Estás pidiendo demasiado. El Tathata Portador de Llamas se usa en trozos del tamaño de la palma para forjar tesoros. ¿Y tú quieres una montaña? dijo el Emperador Isladorada sacudiendo la cabeza. No hay forma de obtener tanto en el Realverso del Dragón Llama. Si la Alianza Dao está dispuesta a pagar precios increíbles para que otros reinos los ayuden, tal vez podríamos conseguirlo, pero las Frutas del Caldero Helado no son suficientes para comerciar por una montaña de ese tamaño.

(23)

CAPÍTULO 1138

EL MURO ELEFANTE DEL INFIERNO!

Ji Ning estaba sin palabras. Todos querían sus Frutas del Caldero Helado, pero los dos primeros artículos que había solicitado, las Flores de Seis Ladrones Sin Sombra y el Tathata Portador de Llamas, no estaban disponibles en las cantidades que necesitaba en los Territorios Sin Fin.

Lo que Ning no entendía aún era que las Espadas Arcoíris del Norte necesitaban equilibrio para crecer a su máximo potencial. Como habían absorbido una cantidad tan enorme de esa arena dorada, necesitarían cantidades igualmente prodigiosas de otros materiales para llegar al equilibrio y alcanzar su ápice.

Tienes doce tipos de tesoros que puedes usar, ¿verdad? dijo el Emperador Islaescondida. Di los otros, quizás esos sí podríamos dártelos.

Ning no tuvo más remedio que continuar con sus peticiones:

El tercer tipo de tesoro se conoce como Forjapiedras Astrales. Necesito una montaña de tres mil metros de eso.

No lo tengo.

No tengo suficiente.

¿Dónde encontrarías tal cantidad?

Los Hegemones y los Emperadores, junto con sus criados, sacudieron la cabeza. La mayoría de los criados también eran Emperadores Eternos y, como tal, habían visto muchas cosas.

Sin otra opción, Ning no tuvo más remedio que seguir enumerando las cosas que necesitaba. Dijo el cuarto tesoro, el quinto, el sexto y siempre obtuvo el mismo resultado: ¡nada, nada, nada!

El problema era que necesitaba demasiado y no había forma de adquirir tales cantidades. Cuanto más valioso era un artículo, más raro era, después de todo. Cuando Ning visitó ese universo alternativo y descubrió la gran montaña de Piedradefuego Espacial, fue un hallazgo trascendental no por lo valiosa que era la piedra en sí, sino por lo enorme que había sido esa montaña.

El mismo principio se aplicaba aquí: los tesoros que Ning buscaba eran mucho más valiosos que la Piedradefuego Espacial y además los necesitaba en gran cantidad, ¡simplemente no había forma de adquirir tanto!

(24)

El octavo tipo se conoce como Médula Congelada de Nuevecanciones dijo Ning Necesitaré un lago que tenga trescientos metros de largo, ancho y hondo.

Trescientas Frutas del Caldero Helado dijo inmediatamente el Emperador Cincosevero.

Doscientos noventa dijo el Emperador Isladorada.

¡Doscientos! gruñó el emperador Islaescondida.

Ciento noventa dijo Hegemón Brillante.

Ning estaba cada vez más abatido mientras miraba cómo los Emperadores Eternos bajaban furiosamente el precio. ¿Era ese un artículo muy común? El Emperador Isladorada intervino:

Caballeros, creo que deberíamos dejar de luchar entre nosotros, ya que no habrá un ganador. Dado que está pidiendo Médula Congelada de Nuevecanciones, estoy seguro de que todos podremos proporcionarla en cantidades enormes. ¿Qué tal si lo dividimos en partes iguales? Norte Oscuro, danos ciento cincuenta Frutas del Caldero Helado, ciento cincuenta Frutas de Arena Dorada y ciento cincuenta Frutas del Cielo Oscuro. ¡Nosotros conseguiremos la Médula Congelada de Nuevecanciones que necesitas! Te daremos el doble de lo que pides: ¡un lago de seiscientos metros de ancho, largo y hondo!

Todos los demás asintieron después de una breve pausa, pues entendieron que nadie realmente "ganaría" esa subasta.

¿De qué me perdí? preguntó Ning.

Hace mucho tiempo, nuestro Realverso del Dragón Llama descubrió un río que giraba alrededor de una extraña estrella explicó el emperador Isladorada. Ese río está lleno de Médula Congelada de Nuevecanciones y tiene aproximadamente cien mil kilómetros de largo y cientos de kilómetros de ancho. Por eso los seis tenemos grandes cantidades de lo que pides.

Ning estaba aturdido. ¿Un río que tenía cien mil kilómetros de largo y cientos de kilómetros de ancho? ¡El lago que necesitaba era en comparación una pequeña parte!

Podemos darte seiscientos metros. Si necesita más, también podríamos hacerlo dijo el Emperador Isladorada.

Realmente no les importaba tanto la Médula Congelada de Nuevecanciones.

Sigue enumerando lo que necesitas dijo el Emperador Islaescondida. Podríamos tener algo más.

(25)

Ning sonrió mientras continuaba enumerando los artículos que necesitaba: nombró el noveno, el décimo, el undécimo y el duodécimo.

El duodécimo se conoce como Piedra Negra de Fuego Profundo. Necesito una pila del tamaño de una montaña de trescientos mil metros de altura dijo Ning y miró ansiosamente a los presentes.

Hasta el momento, el único tesoro que habían podido proporcionar había sido la Médula Congelada de Nuevecanciones. Los otros tesoros simplemente no estaban disponibles.

¿Trescientos mil metros?

Estás loco.

¿Estás seguro de que tus Armas de Sangre Vital pueden consumir tanto?

Los diversos emperadores no pudieron evitar murmurar entre ellos. Sabían que la Piedra Negra de Fuego Profundo era el último de los doce tipos de tesoros que Ning necesitaba, pero la cantidad era asombrosa.

No lo tengo. La Piedra Negra de Fuego Profundo no es tan útil, se usa principalmente para fundir algunos tesoros, pero en los Territorios Sin Fin solo tienen quizás una montaña de tres mil metros dijo el Emperador Isladorada. Y tú quieres una montaña de trescientos mil metros. La diferencia es demasiado grande.

¡Era una diferencia de cien veces en altura y una diferencia de un millón de veces en la masa total!

Ning sacudió la cabeza. ¿Tres mil metros? Tan ínfima cantidad no sería muy beneficioso para sus Espadas Arcoíris del Norte.

Después de todo lo dicho y hecho, había adquirido todos los materiales que necesitaba para la segunda y tercera etapas de su habilidad divina Cuerpo Espada, así como las dos primeras etapas del arte secreto del difunto Hegemón, Gran Espada de Difracción. Por desgracia, solo había adquirido la Médula Congelada de Nuevecanciones para sus Espadas Arcoíris del Norte.

Supongo que eso es todo dijo Ning algo decepcionado.

No tenía opciones. Había negociado con las seis organizaciones más poderosas en todos los Territorios Sin Fin, pero solo había podido adquirir uno de los tesoros que necesitaba. ¡Uno podría imaginar lo difícil que sería que sus Espadas Arcoíris del Norte crecieran!

Norte Oscuro, mi joven amigo dijo una voz de repente.

(26)

Ning miró hacia arriba, al igual que los tres Hegemones y los Emperadores Eternos. El orador era un joven con cuernos de aspecto ordinario que estaba detrás de Hegemón Brillante. Cuando el joven con cuernos habló, su aura cambió inmediatamente, explotó de poder y alcanzó un nivel completamente asombroso. El aura aterradora e impresionante a su alrededor era sin duda la de un Hegemón.

¿Un Hegemón? murmuró Ning.

Polvonueve y Vinosabio estaban aturdidos.

Los otros Emperadores Eternos del Realverso del Dragón Llama también estaban asombrados. Todos sabían que el Realverso del Dragón Llama solo tenía tres Hegemones todopoderosos dentro. ¿De dónde venía este?

El joven con cuernos miró a los Emperadores del Realverso del Dragón Llama y luego dijo:

Mi nombre es Welkin. Recorrí la Gran Oscuridad y visité muchos reinos. Terminé durmiendo en el Realverso del Dragón Llama por un largo tiempo para sanar algunas heridas y la única razón por la que me desperté fue porque apareció el Templo de la Ola Carmesí.

El hermano Welkin planeaba irse en secreto dijo Hegemón Brillante. Fue el Templo de la Ola Carmesí lo que lo sacó de su escondite.

¿Hegemón Welkin? ¿Entonces eres Welkin? Hegemón Lirio del Inframundo sonrió y dijo:

Hace mucho tiempo que había escuchado tu ilustre nombre, pero no había tenido la oportunidad de conocerte.

¡Ah, Welkin! dijo Hegemón Vientolluvia y reveló una sonrisa.

Todos los Hegemones sentían respeto por sus pares. ¡Todos estaban en la cima del poder entre los Emperadores Eternos! Pero, por supuesto, aquellos que tenían la suerte de tomar el control de un universo alternativo y llegaban a tener el título de Señor Otroverso eran algo más poderosos que los Hegemones.

Un buen ejemplo era el universo alternativo que Ning había visitado. El Señor de la Iglesia de la Aniquilación era alguien comparable a los ocho señores de las Ciudades Sagradas, pero después de un golpe de tremenda fortuna había ganado el control de ese Otroverso y, como resultado, se convirtió en un Señor Otroverso, lo que provocó que su estatus y su poder se dispararan.

No quería involucrarme en esto dijo Hegemón Welkin con una sonrisa, pero como nuestro joven amigo Norte Oscuro habló de la Piedra Negra de Fuego Profundo, creo que soy capaz de ayudarlo.

Ning reveló una mirada de deleite.

(27)

Dame cien Frutas del Caldero Helado y te daré un montón de mineral de Piedra Negra de Fuego Profundo dijo Hegemón Welkin. No estoy pidiendo mucho.

Los otros tres Hegemones y Emperadores Eternos se resignaron. ¡Ellos no podían darle suficiente Piedra Negra de Fuego Profundo! Hegemón Welkin era diferente: era un ser errante que había visitado muchos lugares y que sabía mucho más que ellos. No les sorprendió que fuera capaz de proporcionar tanta Piedra Negra de Fuego Profundo.

De acuerdo dijo Ning y asintió. Cien Frutas del Caldero Helado.

Hegemón Welkin era la única persona que podía proporcionar el mineral en cuestión. Incluso si hubiera pedido todas las frutas restantes, Ning habría estado en una posición difícil. El Hegemón estaba siendo bastante cortés al pedirle solo cien.

Mm. La Piedra Negra de Fuego Profundo se puede encontrar en un lugar conocido como Muro Elefante del Infierno. Es un lugar extraño y curioso con el que me topé mientras viajaba a tu Realverso del Dragón Llama, está bastante cerca. Pero, por supuesto, si yo no los guiara nunca serían capaces de encontrarlo dijo Hegemón Welkin. Te acompañaré personalmente allí, nos tomará unos nueve años llegar.

No estás jugando una broma a Norte Oscuro, ¿verdad? dijo el Emperador Isladorada y frunció el ceño.

Naturalmente haré un juramento dijo Hegemón Welkin.

Al escuchar esto, los otros Emperadores Eternos se calmaron.

Ning comenzó a sentir un enorme entusiasmo en su corazón. Estaban a punto de ir al Muro Elefante del Infierno.

(28)

CAPÍTULO 1139

ARREGLOS!

Pasaron dos años completos en lo que las seis potencias principales de los Territorios Sin Fin reunieron los diversos tesoros que Ji Ning necesitaba. En cuanto lo hicieron Ning les dio las frutas acordadas. Esto fue bastante rápido si se tomaba en cuenta lo vastos que eran los Territorios Sin Fin. Hubo bastantes tesoros que los tres Hegemones y los diversos Emperadores Eternos en realidad no tenían a mano, por lo que el proceso de recolección tomó algún tiempo.

Después de obtener todos los materiales necesarios, Ning y Polvonueve acompañaron a Hegemón Welkin en el viaje.

¡Whoosh! Ning, Polvonueve y Hegemón Welkin estaban sentados dentro de una deslumbrante nave azul profundo que volaba a través del espacio a altas velocidades.

Ning miró hacia afuera. Estaban cerca del Territorio de Tierras Malas.

Señor Welkin, ¿podemos detenernos un momento? Hegemón Welkin detuvo inmediatamente la embarcación.

Tengo algunas cosas que necesito resolver dijo Ning. Después de que vayamos a este Muro Elefante del Infierno para obtener suficiente Piedra Negra de Fuego Profundo, Polvonueve y yo seguiremos nuestras aventuras, así que necesito hacer algunos arreglos con mis criados y ocuparme de algunas cosas.

Polvonueve se había convertido recientemente en un Señor Dao del Cuarto Paso. Aunque había usado un Sello Jade del Mar Vacío, aún no confiaba en sus posibilidades de pasar la Fusión Dao y, por lo tanto, tenía que continuar sus aventuras.

En cuanto al propio Ning, él quería encontrar un tesoro que fuera comparable en valor al Templo de la Onda Carmesí para así poder pedirle a un Autarca que reviviera a Yu Wei. El templo valía más que todos los bienes de un Hegemón promedio, así que la única forma de obtener algo así era a través de la aventura.

Está bien dijo Hegemón Welkin y asintió.

Ning dio un solo paso fuera de la nave voladora y apareció en el espacio vacío. Agitó su mano y cuatro figuras aparecieron inmediatamente a su lado: Su Youji, Píldorasanta, Señor Dao Naia y Señor Dao Flamabruta. Los cuatro criados miraron a Ning y lo saludaron respetuosamente:

Maestro.

(29)

Todos ustedes me han acompañado durante muchos años. Youji, empezaste a seguirme cuando era un Dios Antiguo. Píldorasanta, nos conocimos cuando éramos Dioses Mundiales en el Reino Brillante...

Maestro dijo Su Youji preocupada ¿Por qué dices eso? Mm. Puedo sentir que los lugares que voy a visitar son demasiado peligrosos para ti. Ese último viaje al Mar del Terror Estelar es un buen ejemplo, al igual que nuestra visita al Reino de las Olas. Ambos lugares eran increíblemente peligrosos. Si no hubiera sobrevivido, ustedes probablemente habrían muerto allí también.

Su Youji y Píldorasanta parecían querer decir algo. Señor Dao Naia y Señor Dao Flamabruta intercambiaron miradas.

Píldorasanta, por ejemplo, ha elegido el camino del Dao de la Alquimia. No hay ninguna necesidad de que salga de aventuras dijo Ning con una sonrisa. Debería encontrar un buen lugar para entrenar pacíficamente en alquimia. Y tú, Youji, al seguirme así, tú misma no te aventuras en absoluto. Creo que ustedes cuatro deberían salir de aventuras. Si quieren hablar conmigo, vayan al Palacio Cielovasto, pues mi avatar estará allí permanentemente. Les dejo estos tesoros que sirven para salvar vidas.

Ning agitó la mano e hizo que cuatro calabazas volaran hacia Su Youji y los demás. Ning había ganado bastante de este viaje al Reino de las Olas: había matado a Rey Friki, Tiempo de Sueños y bastantes Señores Dao de segundo nivel y además había obtenido muchos tesoros de Vinosabio. ¡Por eso tenía una prodigiosa cantidad de tesoros a mano!

Ning le dio a Su Youji los mejores tesoros y a Píldorasanta los que le seguían. Señor Dao Flamabruta y Señor Dao Naia se quedaron con lo último. Había una diferencia en cuánto se preocupaba por ellos, después de todo.

Su Youji y Píldorasanta no estaban dispuestos a separarse de él, mientras que Señor Dao Naia y Señor Dao Flamabruta estaban bastante tranquilos. Los dos últimos habían estado vivos durante mucho tiempo y habían experimentado muchas cosas.

Se pueden ir dijo Ning.

Su Youji, Píldorasanta, Naia y Flamabruta intercambiaron miradas. No tenían más remedio que irse y en el fondo sabían que era la mejor opción para ellos.

Píldorasanta, ¿a dónde irás? preguntó Su Youji.

Voy al Palacio Cielovasto. Todo lo que necesito es un lugar para preparar píldoras. Dado que el avatar de nuestro maestro estará ahí, creo que ese es el mejor lugar para mí.

Mm. Yo también iré allí dijo Su Youji y asintió.

(30)

Los avatares compartían los mismos pensamientos y recuerdos que los cuerpos verdaderos y Su Youji quería estar un poco más cerca de Ning si era posible. Ning vio como Su Youji, Píldorasanta y los demás se iban. Cuando se fueron se relajó un poco, pues decirles adiós era lo más

responsable que podía hacer por ellos.

¡Whoosh! Ning agitó su dedo e hizo que un túnel del espacio-tiempo color arcoíris apareciera frente a él. Luego dio un solo paso dentro y

desapareció de inmediato. Polvonueve, todavía sentado dentro de la nave, miró hacia afuera con sorpresa. Hace solo unos momentos, había visto a Ning despedirse de sus cuatro criados, pero de pronto había entrado en un túnel y había desaparecido.

¿A dónde fue? dijo Polvonueve con cierta sorpresa.

Fue a ocuparse de algunas tareas pendientes dijo Hegemón Welkin tranquilo. Supongo que la casa de Norte Oscuro está dentro del Territorio de Tierras Malas, pues estamos bastante cerca. Dada su capacidad de trascender el espacio-tiempo, supongo que va a llegar a ese territorio en solo unos segundos.

Polvonueve asintió. Unos momentos más tarde, una mirada bastante mixta apareció en su rostro y murmuró suavemente:

Al menos Norte Oscuro tiene tareas pendientes y una querida compañera de Dao que tiene que revivir. Yo no parezco tener ninguna familia, ni tengo una compañera de Dao.

Los Cultivadores Antiguos no tenían padres, ya que nacían del caos primordial mismo.

Poco tiempo después… ¡Whoosh! Apareció un túnel del espacio-tiempo de donde salió un joven con túnica blanca que llevaba una vaina dorada en la espalda.

Ahí estás dijo Polvonueve y desechó sus pensamientos.

Ning asintió. Había hecho una visita rápida a su Gemelo Primordial en el Territorio de Tierras Malas para entregarle muchos de los tesoros que había adquirido dentro del Reino de las Olas. Muchos no eran de ninguna utilidad para Ning, pero eran de gran utilidad para los Tres Reinos entre los que estaban varias píldoras valiosas, incluida la Píldora Mundial Corazón Único, la cual permitía a alguien avanzar por la fuerza al nivel Mundial. ¡Incluso había Píldoras Pseudosamsara! Para Señores Dao verdaderamente poderosos como él, estas píldoras realmente no servían para nada.

Elevar por la fuerza a varios cultivadores de nivel Mundial era una tarea bastante fácil dado el estatus actual de Ning, pero no lo haría sin una causa. Solo aquellos que lograran avanzar por su cuenta con trabajo duro podrían caminar más lejos por los caminos elegidos. Los que lograban avances por consumir Píldoras Pseudosamsara se quedarían como Señores Dao del Primer Paso prácticamente de por vida.

Perdón por la molestia dijo Ning mirando a Hegemón Welkin. He terminado todo lo que tenía que hacer, así que podemos irnos.

(31)

Realmente envidio a los jóvenes como tú. Hace mucho, mucho tiempo, cuando aún era muy débil, tenía algunos amigos que también me

acompañaban, pero ninguno de ellos tuvo éxito en su Fusión Dao. Murieron hace mucho, mucho tiempo y yo soy el único que queda. Es por eso que salí a deambular por varios Realversos y Otroversos. Solo al ver muchos lugares nuevos siento que la vida tiene sentido.

Ning y Polvonueve intercambiaron una mirada. Era cierto: en la vida uno tenía que tener metas, si no, la soledad eterna sería una forma de tormento. Hegemón Brillante, por ejemplo, estaba completamente enfocado en su clan imperial y sus descendientes. Aunque era un trabajo agotador, le daba algo que hacer. Los Señores Dao Samsara se centraban en la aventura y en la Fusión Dao.

Para los Emperadores Eternos, sus vidas infinitas eran una fuente de frustración. Por eso muchos de ellos, como el Emperador Espejonevado y Emperador Espada Corazón, terminaban divagando por lugares nuevos. Su curiosidad hacia lo que había dentro del Caosverso era lo que los sostenía y les daba energía para seguir.

Nosotros, los Señores Dao, también te envidiamos dijo Ning.

Sí. Sueño con tener éxito en mi Fusión Dao para convertirme en un Hegemón dijo Polvonueve.

Hegemón Welkin se rio a carcajadas.

Cada etapa de cultivo tiene sus propias cosas para disfrutar. La vida como Señor Dao es una de las etapas más gloriosas y emocionantes de todas. Trabajen duro, jóvenes. Si pueden abrirse paso para convertirse en Hegemones, podríamos encontrarnos nuevamente en el futuro.

¿Podrían encontrarse de nuevo en el futuro? dijo Ning perplejo.

Después de enviarte al Muro Elefante del Infierno, me iré y continuaré mis andanzas dijo Hegemón Welkin. Vagar por el Caosverso y ver todo lo que hay que ver, para mí, es lo más interesante que hay. Pasará mucho, mucho tiempo antes de que regrese al Realverso del Dragón Llama. Si no se convierten en Hegemones, es poco probable que nos volvamos a ver.

Ning y Polvonueve asintieron. Para alguien que tuvo una vida infinitamente larga como Hegemón Welkin, 108.000 ciclos de caos realmente fueron un corto período de tiempo.

Hegemón Welkin una vez más tomó el control de la nave voladora y la envió a través del espacio-tiempo. Ning se aisló dentro de su propio mundo finca y comenzó a entrenar una vez más. Les tomaría nueve años alcanzar el Muro Elefante del Infierno. ¡Había tiempo más que suficiente para que se hiciera aún más poderoso!

(32)

CAPÍTULO 1140

EL MURO EN LA OSCURIDAD!

Dentro del mundo finca.

Abrir dijo Ji Ning.

Estaba de pie en la cima de una montaña mirando hacia el vasto desierto frente a él. Agitó el dedo y, con un estallido, una oleada invisible de presión se estrelló contra el desierto, lo que causó una enorme hendidura en el suelo. ¡La hendidura tenía novecientos metros de profundidad! Ning entonces extendió la mano derecha e hizo que apareciera una pequeña calabaza negra, le sacó el tapón y un chorro de agua azul profundo salió de la calabaza. La corriente de agua aumentó de tamaño hasta que se hizo de muchos metros de espesor y siguió avanzando para llenar la hendidura.

Whoooosh. El líquido llenó rápidamente casi la mitad de la hendidura. Era la Médula Congelada de Nuevecanciones que Ning había obtenido hace poco.

Adelante, niños dijo Ning y sonrió cuando las seis Espadas Arcoíris del Norte en su espalda salieron de la vaina, cada una de ellas manifestando un niño.

¡Ja, ja! Médula Congelada de Nuevecanciones!

Esa es Médula Congelada de Nuevecanciones.

¡Hay mucho de eso! Podemos comer tanto como queramos.

Las seis Espadas Arcoíris del Norte estaban extremadamente emocionadas. Cada uno de ellos se transformó hasta tener novecientos metros de largo y se sumergió en el lago para devorar furiosamente la Médula Congelada de Nuevecanciones.

Ning agitó su mano e hizo que su cabaña de aceleración temporal apareciera a su lado. Entró en la cabina, luego comenzó a entrenar en la

habilidad divina Cuerpo Espada. Tenía todos los materiales que necesitaba, pero el proceso de entrenamiento real sería muy lento porque este tipo de técnica de cultivo colocaba enormes cargas sobre el cuerpo. Tenía que tomarlo lentamente y permitir que el poder se filtrara poco a poco. Sin embargo, al menos estas habilidades divinas protectoras no necesitaban que se concentrara demasiado.

Así, pudo dedicar la mayor parte de su tiempo a meditar en su Dao de la Espada Omega y en el arte Espada Corazón.

(33)

Ning miró las seis enormes Espadas Arcoíris del Norte del tamaño de una montaña, las cuales todavía estaban clavadas en el lago gigante. Sus apariencias también habían cambiado: antes eran de un color dorado puro deslumbrante, pero ahora tenían el color del oro azul. Tenían una superficie muy brillante y su luz de la espada era bastante reservada. Se veían casi como agua pura de manantial.

Ning deseó que las seis Espadas Arcoíris del Norte volaran y estas rápidamente volaron hacia él mientras se encogían a su tamaño normal. Cinco de las Espadas Arcoíris del Norte volaron hacia su vaina y la sexta aterrizó en sus manos. Veamos cómo han cambiado después de absorber la Médula Congelada de Nuevecanciones dijo Ning e inmediatamente comenzó a ejecutar sus artes de espada.

La luz de la espada brilló en todas partes y transformó el área vacía a su alrededor en un reino de la espada. El aura del Dao de la Espada impregnaba cada centímetro del área cuando comenzó a ejecutar las cinco posturas del Dao de la Espada Omega.

Las Espadas Arcoíris del Norte ahora son feroces y flexibles, por lo que son de gran utilidad para mis artes de espada defensivas. Tanto la postura Yin-Yang como la postura Corazón Único han mejorado significativamente, creo que son cinco veces más poderosas que antes.

La postura Yin-Yang podía usarse para ejecutar el Dominio de la Espada Yin-Yang con las seis espadas, por lo que es una excelente defensa de área. La postura de Corazón Único se centraba en la defensa de un solo objetivo.

Si volviera a luchar contra Vinosabio podría luchar contra él de frente, ya que mis artes de espada defensivas serían capaces de eliminar y desviar fácilmente su poder. ¡Al menos no me enviarían a volar esta vez! dijo Ning encantado.

En una situación mortal, las artes de espada defensivas eran aún más importantes que los ataques ofensivos. El poder de tus ataques determinaría el destino de los demás, pero el poder de tus defensas determinaría el destino de ti mismo.

Pronto llegaremos al Muro Elefante del Infierno donde podrán absorber una gran cantidad de Piedra Negra de Fuego Profundo y se volverán aún más poderosas.

Ning estaba cada vez más ansioso por ver qué pasaría.

El crecimiento de cualquier Arma de Sangre Vital estaba ligada a los tesoros que devoraban. ¡La mayoría de los Señores Dao supremos usaban Armas de Sangre Vital, pero muy pocos de ellos podrían adquirir tantos tesoros como este!

Ning no era un ejemplo común, ya que ni el mar de arena dorada ni el lago de Médula Congelada de Nuevecanciones eran cosas que los Señores Dao supremos ordinarios eran capaces de obtener. Sin embargo, los Emperadores Eternos tenían vidas muy largas y los Hegemones tenían un tremendo poder por lo que sus Armas de Sangre Vital eran generalmente muy poderosas. La espada de sangre de Señor Dao Señorsueño, por ejemplo, había sido una vez un Arma de Sangre Vital que había alcanzado un increíble nivel de poder. Desde un nivel material tenía el potencial de convertirse en un Tesoro Universal, pero, por desgracia, el Dao en su interior se quedaba un poco corto para eso.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :