aprovechamiento del ocio y el tiempo libre. EL OCIO Y EL TIEMPO LIBRE

Texto completo

(1)

EL OCIO Y EL TIEMPO LIBRE

El sedentarismo es el problema mundial del siglo XXI a razón de los malos hábitos que van en detrimento de la calidad de vida de las personas al cual se le debe hacer una intervención en pro de la salud tanto individual como colectiva. Allí el tiempo libre y el ocio se resaltan como aquellos espacios que pueden contribuir o perjudicar la calidad de vida de los individuos debido a las prácticas que se realicen en ellos. Las herramientas de corte tecnológico y los hábitos tanto de actividad física como alimenticios que se dan tanto en la familia como en la comunidad, hacen que los niños y jóvenes empiecen una vida de poca actividad física y por lo tanto sedentaria cada vez a más temprana edad.

Por lo tanto en este artículo se resaltan las causas del sedentarismo en niños y jóvenes y, de la misma manera se señala al ocio y al tiempo libre como espacios propicios para la generación de buenos hábitos de vida para la salud, asimismo, el papel de la escuela y de la clase de educación física en la formación de los estudiantes y la orientación para el

aprovechamiento del ocio y el tiempo libre.

En la época actual se devela una problemática que está afectando a niños, jóvenes y población general a nivel tanto regional como global, en cuanto la llamada enfermedad del siglo XXI, el sedentarismo. Esta enfermedad es causada por una serie de factores que van afectando la calidad de vida de los individuos y que además se entrevieren como hábitos cotidianos que hacen que día a día enfermedades como la obesidad y de tipo cardiovascular aumente y se manifiesta cada vez más en personas más jóvenes. Por ello, es necesario valorar tanto los factores que consolidan esta serie de malos hábitos como las posibles soluciones que se vislumbran para este problema, y de esta manera reconocer factores como el correcto uso del tiempo libre y el ocio como espacios propicios para el fomento de una vida activa, saludable y de aprovechamiento. Entonces el tema que atañe este artículo es el reconocimiento del ocio y del tiempo libre como espacios en pro de una consecución en cuanto a una mayor calidad de vida y de la misma manera, uno de los espacios que la educación física tiene para promover su pertinencia en las instituciones educativas y en la vida de las personas en general.

Por otro lado también se pretende develar muchas de las causas que están contribuyendo al crecimiento del sedentarismo en poblaciones cada vez más jóvenes y de igual manera reconocer los posibles

(2)

responsables de la promoción de una vida activa y con salud para finalmente dar la razón de los beneficios que brinda evitar el sedentarismo, aprovechando los ratos de ocio y de igual manera el tiempo libre.

El sedentarismo es aquella falta o ausencia de trabajo físico en las personas que hace que el en el organismo de las personas se empiecen a evidenciar una serie de enfermedades o posibles falencias del organismo, las más comunes son las de tipo vascular. Este fenómeno se da por el poco esfuerzo de las personas en sus actividades cotidianas, donde la tecnología ha logrado que el hombre en muchas ocasiones trabaje o haga sus actividades cotidianas con un esfuerzo mínimo. De la misma manera malos hábitos conducen a diferentes tipos de enfermedades, como lo es la obesidad, que sumado al sedentarismo, se convierten en factores de riesgo para la una calidad de vida adecuada y entre ello, riesgos de salud.

Así mismo, cada vez es más evidente que la tecnología nos envuelve y cautiva con sus adelantos, por ello cada vez se ve más, como la vida se tecnifica y además le brinda al ser humano una vida más cómoda y complaciente.

Sin embargo, estos factores han llevado a que también el ocio y el tiempo libre se vean envueltos en una serie de actividades poco prestantes para el mantenimiento de la salud, mediante la actividad física. Allí la inactividad física se denota en la población juvenil e infantil que empiezan a tener hábitos diarios de entretenimiento que los conduce a la quietud, a la inactividad y poco a poco al sedentarismo. Estos hábitos se ven reforzados en el diario vivir por el uso masivo de elementos como el computador, los celulares, consolas, la televisión, etc. En todo momento y en todo lugar está presente la tecnología para alivianar el gasto energético que produce la actividad física. Por otro lado la preocupación por los saberes específicos que se consideran fundamentales en los currículos de las instituciones educativas, hacen énfasis en la preocupación de obtener saberes tales como las matemáticas, la biología, la química y otra serie de disciplinas que centran los esfuerzos de los centros

(3)

educativos para su obtención, como eje principal, dejando a un lado y acortando la intensidad horaria para asignaturas como lo es la educación física o el deporte. Todos estos factores resultan en el aumento de la población sedentaria y acrecientan los factores de riesgo en las personas que sufren esta enfermedad. Transportes motorizados,

equipamientos para el

entretenimiento y electrodomésticos que facilitan las labores diarias, hacen que cada día todas las labores se alivianen y el ser humano tenga poca actividad física diariamente. Actividades al aire libre y labores de esfuerzo en el trabajo, el hogar y la escuela han disminuido y han sido remplazadas por otras, gracias a aspectos como falta de espacio en los lugares de residencia y de trabajo o estudio; falta de seguridad para salir a la calle y caminar, trotar o montar bicicleta como medio alternativo y además saludable de transporte, o falta tiempo para dedicar a la actividad física, son factores que no permiten la promoción de la actividad física en los tiempos libres para la promoción de la salud. Todo ello empuja a la población infantil y juvenil hacia el sedentarismo y también el surgimiento de una cultura del confort, donde lo sofisticado tiene auge y el nacimiento de la cultura del menor esfuerzo se evidencia.

La actividad física tiene como objeto promover la salud por medio de la actividad para, por un lado prever enfermedades y procurar el desarrollo de las diferentes gamas en los niños y jóvenes escolares.

La salud ha sido definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, es por ello que se reconoce a la salud como un estado de equilibrio, no solamente causado por la ausencia de enfermedades, sino también por una calidad de vida saludable, propósitos de la actividad física.

Por otro lado también existe no solo la preocupación del detrimento de la salud biológica de las personas sedentarias, sino además las afectaciones que trae primeramente a la salud, pero repercusión de ello, vienen otras afecciones o dolencias que se ubican en el campo social, en lo sicológico de cada persona.

EL TIEMPO LIBRE se reconoce como ese tiempo donde la persona tiene la posibilidad de optar por hacer o desarrollar sus gustos personales, luego de haber cumplido con su labor cotidiana, es decir, el tiempo libre como su palabra lo denota, es aquel espacio donde la voluntad individual apunta hacia los intereses propios, libres, voluntarios e importantes para la individualidad de cada sujeto.

(4)

Desde Dumazedier, “el tiempo libre

es el tiempo que tiene una persona después de haber cumplido con sus obligaciones personales, laborales,

escolares, familiares y sociales”. Es

ósea, aquel tiempo y espacio donde se encaminan una serie de actividades autónomas y propias de cada persona fuera de su tiempo de trabajo, de familia o escolares, por lo tanto es un tiempo propio, que se utiliza a gusto y por convicción. Allí, es donde se señalan las estrategias que se proponen para el tiempo libre, las cuales consisten en darle otra serie de alternativas a las personas que les permitan optar por otras actividades diferentes a las que ya están habituados, como lo es el uso de herramientas de entretenimiento tecnológico o las vías para lograr un

objetivo, por ejemplo, cambiar la escalera eléctrica o el ascensor, por la escalera convencional para así en esos pequeños momentos ir habituando la actividad física en todo momento y lugar para la promoción de la actividad física.

La Carta Internacional del tiempo libre demanda que todo ser humano tiene derecho a ser introducido a todo tipo de recreación durante su tiempo libre, sin importar edad, sexo o nivel de educación. Por lo tanto el tiempo libre se debe garantizar para todas las personas y de manera lógica, debe trascender las paredes de las instituciones educativas y laborales de una comunidad ya que son espacios y tiempos los cuales se requieren para las personas en toda su vida, para la formación, para el descanso, para el esparcimiento, para el desarrollo humano y para la socialización.

El tiempo libre para los muchachos puede ser utilizado para la ganancia de conocimiento de saberes. Aquí se le apuesta y se le apunta a la adquisición y ganancia de saberes lúdicos, recreativos y vivenciales desde la experiencia corporal. De la misma manera, haciendo referencia al tiempo libre en los niños y jóvenes, puede ser visto como un factor de riesgo, ya que su mal uso en actividades poco educativas o de sedentarismo, incurrirían en el detrimento de su calidad de vida y además en la adquisición de hábitos que van en contra de una vida activa y saludable. Estos factores se encuentran fácilmente y se adquieren en muchas ocasiones por la falta de opciones que se les dan a los niños y jóvenes, y de la misma manera de los

(5)

ejemplos que adquieren en su entorno más próximo, como lo es el de la familia.

“El ocio es un conjunto de ocupaciones a las que el individuo puede entregarse con su pleno conocimiento, ya sea para descansar o para desarrollar su información o su

formación desinteresada, su

voluntaria participación o su libre capacidad creadora, cuando se ha liberado de todas sus obligaciones profesionales, familiares y sociales”1

.

Entonces se señala desde esta postura que el ocio y el tiempo libre son lo mismo, sin embargo se enmarca a este tiempo o al el ocio como aquel momento o espacio propicio para el cultivo autónomo de los intereses propios liberado de las obligaciones y empujado por su voluntad, es decir, motivado por su autonomía.

Este ocio o tiempo libre se quiere encaminar hacia la educación autónoma, hacia la formación, hacia la actividad física. De allí es que se entiende la importancia que se puede hallar en el tiempo libre, donde las actividades de ocio y de tiempo libre, den alternativa para prevenir el sedentarismo. Es por ello que se reconoce que en muchas ocasiones niños y los jóvenes se ven envueltos en pocas alternativas que encuentran en sus diferentes entornos. La casa, la escuela y demás, las alternativas apuntan al uso de herramientas tecnológicas para su entretenimiento. En l casa el uso del computador o el entretenimiento que se encuentra en los programas televisivos. Aquí se

1

Veblen Thorstein. (1971) Teoría de la clase ociosa. FCE. México

puede ir vislumbrando algunas de las causas del sedentarismo y lo que empuja a que esto ocurra y de la misma manera los entes responsables que promueven o previenen la aparición del sedentarismo en la vida de los individuos.

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...