Apuntes de Historia del Mundo Contemporáneo

111  14  Descargar (0)

Texto completo

(1)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

APUNTES HISTORIA

DEL MUNDO

CONTEMPORÁNEO 1º

BACHILLERATO

(2)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

EL ANTIGUO RÉGIMEN

Las enormes transformaciones económicas que conocerá Europa (comenzando estos cambios Gran Bretaña) a partir del siglo XVIII modificarán en gran medida un conjunto de instituciones políticas, sociales y económicas vigentes en muchos países desde al menos el siglo XVI que suelen denominarse como El Antiguo Régimen.

El nombre fue utilizado por primera vez por dirigentes de la Revolución Francesa en un sentido crítico: los revolucionarios pretendían terminar con todo lo que constituía ese

Antiguo Régimen

LA ECONOMÍA DEL ANTIGUO RÉGIMEN

La economía tiene una fortísima base agraria: dos tercios, incluso tres cuartos de la población se ocupan de tareas agropecuarias. Se trata de una agricultura en general caracterizada por su bajísima productividad, por estar dirigida al autoconsumo (el campesino piensa fundamental en alimentarse directamente el mismo y sus familias con el producto de sus tierras) y no a la comercialización, y por la utilización de técnicas y herramientas que apenas han conocido cambios en varios siglos: la utilización del arado romano sigue siendo general en casi toda Europa y el mantenimiento del barbecho (dejar sin cultivar cada año un tercio o la mitad de las tierras para que esta recupere sus nutrientes) en la rotación de cultivos como técnica de fertilización de las tierras.

Además en muchas zonas se conservan estructuras del llamado régimen señorial típicas de la Edad Media: muchos campesinos en teoría hombres libres, debían sin embargo pagar impuestos a su señor (normalmente algún gran propietario de la zona con un título de nobleza o algún cargo eclesiástico) en forma de pagos en moneda, en especie (una parte de la cosecha) o personal (trabajando gratis durante varias jornadas en las tierras del señor). Además estos campesinos debían aceptar la autoridad judicial del señor y estaban obligados a utilizar (pagando) el molino o el lagar, e incluso a pedir su autorización para casarse. Todavía en el siglo XVII en muchas zonas de Europa esos campesinos tenían prohibido moverse de sus tierras y buscar otro trabajo, obligación que heredaban sus hijos. Sin embargo este sistema señorial se había debilitado con la peste que diezmó la población europea desde fines del siglo XIV : los señores debieron "aflojar" la presión sobre los campesinos. En los siglos XV y XVI, con la mayor

(3)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

circulación monetaria muchos campesinos cambiaron sus obligaciones por pagos en dinero. Además las monarquías absolutas recortaron el poder de los señores, en especial su capacidad para ejercer justicia y cobrar impuestos.

De esta manera, mientras en algunos países del este de Europa el régimen señorial sigue vigente de lleno, en Gran Bretaña ya casi ha desaparecido, lo que es considerado por muchos historiadores como favorable para la modernización de la agricultura y de la economía en general que se producirá en este país a partir el siglo XVIII.

Esta economía agraria atrasada convive en muchas zonas con un importante desarrollo urbano y comercial dinamizado por los grandes descubrimientos geográficos pues, desde mediados del siglo XV, exploraciones portuguesas y castellanas revolucionan el conocimiento geográfico y científico en general, incorporando a la cultura europea nuevas tierras, mares, razas, especies animales y vegetales... Primero serán las costas africanas, luego el descubrimiento de América, posteriormente las tierras del Pacífico, de forma que a finales del siglo XVIII apenas quedaban por descubrir el interior de África y las zonas polares. Pronto algunos países europeos construirán enormes imperios coloniales basándose en su superioridad técnica (armas de fuego) que servirán, inicialmente, para animar el comercio europeo con inmensas cantidades de oro y plata (monedas) y ya desde el siglo XVIII se incorporan enormes plantaciones de tabaco y azúcar, que junto al comercio de especias y a la trata de negros, servirán para enriquecer enormemente a las burguesías mercantiles de algunos países europeos.

Pero este panorama de cambios hay que matizarlo, destacando, por ejemplo, la pervivencia de los gremios dentro de las actividades artesanales: los trabajadores de cualquier sector artesanal en una ciudad (zapateros, tejedores, alfareros...) estaban obligados a formar parte de una organización, el gremio, que controla toda la actividad que se desarrolle en esa ciudad, de manera que las mercancías fabricadas en otros lugares no puedan entrar en su ciudad. El gremio fijaba de una forma rígida horarios, precios, salarios, herramientas, número de trabajadores por taller..., e impedían cualquier avance técnico u organizativo que pudiese dar ventaja a unos talleres sobre otros. Por estas razones los nuevos regímenes liberales prohibirán la existencia de gremios como organismos incompatibles con economías basadas en el progreso tecnológico contínuo que deriva de la competencia y el libre mercado.

(4)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

El comercio encontraba numerosos obstáculos a su desarrollo como eran la existencia de multitud de aduanas interiores o la mala calidad de los transportes terrestres que sólo mejorarán con la construcción de los primeros ferrocarriles.

POLÍTICA Y SOCIEDAD EN EL ANTIGUO RÉGIMEN

En cuanto a la política la forma del estado durante el Antiguo Régimen es la Monarquía Absoluta. El rey considera que su poder es de origen divino (Dios ha delegado en él) y, por tanto, ilimitado (sólo responden ante Dios). Los monarcas absolutos concentran en sus manos el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, mandan sobre el ejército y todas las instituciones del estado. El estado en su conjunto (incluyendo sus habitantes-súbditos) no son sino una propiedad personal del Rey.

Las sociedades del Antiguo Régimen se caracterizan por tener una población estancada, sometida periódicamente a las llamadas crisis de subsistencia, y que aún no han conocido la revolución demográfica que hará crecer la población europea a ritmos nunca antes conocidos. Se trata de una sociedad formada por grupos muy cerrados: la sociedad estamental.

La sociedad estamental se caracteriza por la desigualdad legal entre los diferentes grupos sociales o estamentos. De un lado distinguimos el grupo de los Privilegiados, constituidos por la nobleza y el alto clero, que poseían enormes riquezas provenientes de las rentas de la tierra y gozaba de exenciones fiscales -estaban excluidos del pago de varios impuestos-, eran juzgados según leyes distintas a las del pueblo, y se reservaban los cargos más importantes del ejército, la iglesia y el estado.

De otro lado tendríamos al estamento no privilegiado (o tercer estado), que no era un grupo nada homogéneo, pues cabían en él, desde ricos comerciantes y banqueros (que nada envidiaban a la nobleza en cuanto a riqueza) hasta el más humilde de los campesinos, pero que tenían en común el hecho de ser quienes sostenían económicamente el país con su trabajo, y el estado con sus impuestos. El tercer estado constituía habitualmente 9/10 de la población, de ellos la mayoría campesinos pobres.

(5)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

LA CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN. LA ILUSTRACIÓN.

Se entiende como Ilustración a un movimiento intelectual que tiene como bases un conjunto de ideas filosóficas que enfatizan la confianza en la razón como solución de muchos de los males de la humanidad. La razón aplicada a través de los conocimientos científicos difundidos gracias a la educación (los ilustrados creen en la necesidad de alfabetizar al conjunto de la población) se convierte en una herramienta esencial para el progreso de la humanidad. La confianza en el uso de la razón, la defensa de las libertades individuales y de la tolerancia religiosa y el optimismo ante el futuro, son rasgos característicos de muchos de los llamados ilustrados.

• El espíritu de la Ilustración. El nombre de Ilustración, hace referencia a la “luz” que arroja la razón al abordar muchos asuntos considerados antes misteriosos. En muchos idiomas el movimiento es denominado con una palabra que hace referencia a esa luz clarificadora de la razón: Illuminismo (Italia), Enlightenment (Gran Bretaña)...En el origen de este movimiento desarrollado en el siglo XVIII (“Siglo de las luces”) se encuentran la difusión de la filosofía empirista inglesa que afirma que todo conocimiento proviene de la experiencia (Locke, Hume) y el espíritu científico difundido por Newton, matemático y científico inglés que

(6)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

desarrolla su obra en las últimas décadas del siglo XVII, y sus seguidores, que pondrán las bases de la llamada ciencia moderna: toda teoría científica deberá ser probada mediante experimentos, idea ya anticipada a comienzos del siglo XVII por los trabajos del astrónomo italiano Galileo. De esta manera, la Ilustración considerada por muchos como una corriente filosófica francesa, tiene claramente una inspiración británica. Sin embargo, sus figuras más importantes serán en buena parte un grupo de pensadores franceses (Les philosophes), entre los que destacan Diderot, D´Alembert, Voltaire, Montesquieu y Rousseau. Todos estos pensadores tienen ideas muy diferentes, pero globalmente coinciden en la valoración de la inteligencia humana, de la razón, como instrumento que puede desvelar los secretos de la naturaleza y proporcionar técnicas que mejoren no sólo las condiciones materiales de la humanidad, sino también hacer mejores éticamente a los humanos. A través de la educación puede conseguirse el progreso global de la humanidad. Frente al cristianismo que considera el paso por el mundo como una estancia temporal en un "valle de lágrimas", la Ilustración es una ideología optimista que pretende que los seres humanos se liberen de todos aquellos obstáculos que impiden el bienestar y la felicidad en la tierra.

• Los filósofos Ilustrados.

1. Voltaire, sobrenombre de François Marie Arouet, aportó fundamentalmente una defensa apasionada de la libertad de pensamiento, y una consecuente crítica de cualquier forma de fanatismo e intolerancia, y en particular hizo blanco de sus dardos a las religiones que predican la persecución de quienes no las practican. En sus numerosos escritos defendió las posibilidades de la razón y los beneficios de la libertad de pensamiento y criticó la superstición, el oscurantismo, el fanatismo y la intolerancia como males contra los cuales luchar . De hecho, Voltaire, personalmente no dudó en implicarse en complicados asuntos de su época, convirtiéndose en un ejemplo de lo que mucho después se llamará intelectual comprometido.

2. Montesquieu, es conocido sobre todo como el autor de una de las obras más influyentes del pensamiento político contemporáneo, El espíritu de las leyes (1748), obra en la que, entre otros muchos asuntos, pasa revista a las diferentes formas de organización política

(7)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

existentes en el mundo. En concreto, al tratar las modernas leyes inglesas (en el capítulo VI “De la constitución de Inglaterra”), hará una defensa inequívoca de la necesidad de que los diferentes poderes de un estado, tres según su concepciones políticas, (poder legislativo, poder ejecutivo y poder judicial), no se encuentren nunca en manos de la misma persona u organismo, sino separados, de forma que unos sirvan para frenar los posibles abusos de los demás. De esta forma se evita caer en la tiranía. Su teoría del equilibrio de poderes no sólo influirá en los redactores de la Constitución francesa de 1791, sino que ya antes puede detectarse su influencia en quienes como Thomas Jefferson dirigieron el proceso de independencia y participaron en la redacción de la Declaración de derechos del estado de Virginia y de la Constitución de los Estados Unidos de América en 1789.

3. Rousseau, colaborador de la Enciclopedia, influyó también sobre las revoluciones políticas de la era contemporánea de forma decisiva, en especial con sus teoría de la voluntad general, esto es, al defender que el poder no tiene el origen divino que exponen los defensores de la monarquía absoluta, sino que el poder reside en todos y cada uno de los miembros del pueblo. La idea de la Soberanía Nacional (el soberano es el pueblo, la nación) está presente en todas las constituciones liberales que se redacten desde finales del siglo XVIII, y es aún hoy la base de nuestras modernas democracias.

4. Rousseau cree en los llamados derechos naturales del hombre. Según Rousseau los hombres nacen libres e iguales en derechos, pero a lo largo de la historia los diferentes regímenes políticos han corrompido a los hombres. Es hora, según Rousseau, de fundar un nuevo sistema político que se base en esa igualdad de derechos, en la soberanía nacional.

Las ideas de Montesquieu y Rousseau se reflejarán tanto en la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, y como ya hemos visto anteriormente, en las

(8)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

varias constituciones que se redactarán durante el proceso revolucionario francés, así como en la Constitución de los Estados Unidos de América. La idea de que los poderes del estado deben permanecer separados para de esta forma controlarse unos a otros, y la idea de que los gobernantes deben ser elegidos por el pueblo con el ejercicio de la soberanía nacional, siguen siendo ambas la base de los múltiples regímenes basados en las teorías del liberalismo político que desde el siglo XVIII se han ido fundando sobre la tierra.

LA ENCICLOPEDIA

Varios de estos “philosophes” son responsables de la edición de la conocida como Enciclopedia, que pretendía ser un compendio de los nuevos conocimientos obtenidos por la razón, a la vez que pretendía convertirse en un medio de difusión de la ideología ilustrada y de defensa del racionalismo, la tolerancia o las libertades. La Enciclopedia, o con su título completo La Enciclopedia o Diccionario razonado de las ciencias, las artes y los oficios, proyecto impulsado por ilustrados, Diderot y D´Alembert, y que se publicará en varios tomos desde mediados del siglo XVIII. Su propio título completo nos ilustra sobre la pretensión de servir para divulgar los conocimientos científicos y técnicos de la humanidad, pues los ilustrados, filósofos optimistas, pensaban que la ciencia y la técnica podían dar respuestas a muchas de las desgracias que aquejaban a las personas de su época (hambre, enfermedades...).

Además, ya en su primer tomo Diderot y D`Alembert dejarán clara su postura en defensa de la razón y de la libertad de expresión y su rechazo de toda suerte de fanatismos . La publicación de la Enciclopedia fue un gran éxito y sirvió para extender por el mundo las ideas ilustradas a pesar de tener que sortear censuras, críticas y persecuciones, en particular por parte de la jerarquía de la Iglesia Católica.

De esta compleja corriente filosófica fijaremos nuestra atención en tres autores que realizaron importantes aportaciones en el campo de la política y cuyas obras influirán decisivamente en el desarrollo de la Revolución Francesa, y posteriormente en la difusión de la ideología liberal por otros países europeos; y que ya, anteriormente a la revolución francesa, habían influido en el proceso de independencia de las colonias americanas de donde nacerán los Estados Unidos de América.

(9)

http://juanpedrosociales.blogspot.com/ 1º de Bachillerato

Ejercicios de autoevaluación

EL DESPOTISMO ILUSTRADO.

El régimen político más extendido en el siglo XVII es el absolutismo. El absolutismo del siglo XVIII recibe el nombre de “Despotismo Ilustrado”, que se puede definir como “la utilización de la ideología ilustrada por parte de las leyes absolutas para mantener su absolutismo”.

La Ilustración es un pensamiento crítico y reformista. Los reyes absolutos, pues, del siglo XVIII (los llamados “déspotas ilustrados”), toman de la Ilustración lo que les conviene y, apoyándose en ella, introducen en sus estados una serie de reformas y mejoras importantes: suprimen los restos que aún quedaban de feudalismo (es el caso de Federico II de Prusia y María Teresa de Austria); protegen la agricultura con la construcción de canales y pantanos y con la introducción de nuevos cultivos; urbanizan y modernizan las ciudades (Carlos III de España fue el que convirtió a Madrid en ciudad moderna abriendo grandes avenidas, construyendo monumentos y dotándola de alumbrado público).

Introducen reformas judiciales, por ejemplo, suprimiendo la tortura que hasta entonces se había utilizado por los jueces como forma corriente de investigación; y crean multitud de centros educativos, como academias y universidades. Sin embargo, estas reformas se llevan a cabo sin contar con el pueblo; el lema del despotismo ilustrado es “todo para el pueblo pero sin el pueblo”.

Además, rechazan lo que es más importante de la Ilustración: la libertad política. Por eso, la burguesía ilustrada, que al principio apoya la reforma de los reyes, cuando ven que estos no conceden lo más importante, la libertad, se vuelven contra el absolutismo y se producen revoluciones.

(10)
(11)
(12)
(13)

LA INDEPENDENCIA DE ESTADOS UNIDOS.

En el siglo XVIII, Inglaterra poseía en la costa occidental de Norte América trece colonias. En 1776 estas colonias proclaman su independencia e inician una guerra que dará lugar a la fundación de los Estados Unidos de América.

Orígenes.

El origen lo encontramos en Guerra de los 7 años. Aquí se enfrentan ingleses contra franceses y esta guerra se costeó con los impuestos de los colonos británicos.

Los colonos, hartos de estos abusos fiscales y animados por las ideas de la Ilustración, van a negarse a seguir pagando impuestos ya que consideraban ilegal cualquier impuesto exigido por la corona que no tuviera la aprobación del Parlamento. (Como los colonos no participan en este Parlamento se niegan a pagar). Ante esta situación, Inglaterra decidió que algunos impuestos se retiraran, pero otros se mantuvieron, como el impuesto sobre el té, de gran consumo entre los colonos.

La concesión en 1773 de la venta del té a una compañía inglesa perjudicó mucho a los comerciantes colonos y su respuesta fue el llamado motín del té, en el que unos jóvenes colonos disfrazados de indios lanzaron al mar los cargamentos de té que la compañía inglesa tenía en los barcos del pueblo de Boston. Como represalia, el gobierno inglés cerró el puerto de Boston, les puso a sus habitantes una elevada multa y se envió al ejército para silenciar a la población colona que se ha levantado contra la autoridad de la metrópoli..

En 1774, doce de las trece colonias se reúnen en Filadelfia para preparar los enfrentamientos armados (1775-1783).

En 1776 las trece colonias proclaman la declaración de independencia de los Estados Unidos de América. Una declaración redactada por Thomas Jefferson. En esta declaración se hace referencia a la igualdad, libertad, derecho de rebelión contra la tiranía, la división de poderes…

No será hasta que acabe la guerra (1783), cuando Reino Unido reconozca la independencia de las colonias y George Washington fue proclamado primer presidente de los Estados Unidos.

En 1787 los Estados Unidos redactaron la primera constitución escrita de la historia, donde se establece la separación de poderes, el gobierno republicano y una declaración de derechos y libertades (libertad de expresión religión, prensa, reunión…)

(14)

La Revolución Industrial Británica.

La Primera Revolución Industrial, se inició en Gran Bretaña, hacia las últimas décadas del siglo XVIII, coincidiendo con una serie de factores (demográficos, económicos, políticos, etc.) que la hicieron posible y explican su despegue inicial.

Factor demográfico. Durante el siglo XVIII en Gran Bretaña disminuye la mortalidad y la natalidad sigue siendo alta, lo que significó un espectacular crecimiento de la población. Otros factores que impulsan esta revolución industrial fueron la mejora de la alimentación, el aumento de la productividad agraria y los progresos en la medicina y la higiene.

El crecimiento de la población fue un factor esencial en el progreso industrial ya que, a mayor población, mayor demanda de productos. (Si la población no aumenta el crecimiento industrial puede frenase o incluso paralizarse).

Las transformaciones agrarias.

En Gran Bretaña, la revolución agrícola precedió a la industrial y contribuyó a hacerla posible. Se produce la creación del sistema Norfolk, el cercamiento de tierras comunales, y la mejora de técnicas y tecnologías (Buscar y sacar información de libro de texto sobre estos aspectos). Los perjudicados por estos cambios fueron los campesinos, sobre todo jornaleros y pequeños propietarios. Los primeros no podían

(15)

competir con las máquinas y se quedaban sin trabajo. Los pequeños propietarios no disponían de capital para cercar sus tierras y la mayoría tuvieron que vender sus tierras a los grandes propietarios y emigrar a los nuevos barrios industriales de las ciudades. Las transformaciones agrícolas contribuyeron de tres formas a hacer realidad la primera industrialización británica: Aumenta la cantidad de alimento disponible, aumenta la demanda de productos, y parte de los beneficios se utilizan para financiar la industrialización.

El papel del comercio.

Al crecimiento de la demanda interior se añadió la demanda exterior de Europa Continental y sobre todo del algodón. La revolución industrial comenzó precisamente en el sector del algodón. Gran Bretaña empezó en la segunda mitad del siglo XVIII a producir tejidos de algodón que se vendían en todo el mundo a ricos y pobres, naciendo por primera vez en la historia una gran industria de consumo.

Así pues, el desarrollo de comercio exterior contribuyó a acelerar la Primera revolución industrial..

Los transportes.

En Gran Bretaña transportes y comuniones eran fáciles ya que ningún punto del país está a más de 100 Km. del mar. Además, durante el siglo XVIII se desarrolló un sistema de canales interiores y se mejoraron los caminos. También Gan Bretaña fue la pionera en la construcción del ferrocarril.

Todos estos hechos aceleraron las transformaciones tecnológicas, el uso de nuevas formas de energía y la aparición de nuevas formas de producción y nuevas relaciones económicas y sociales.

La Revolución Industrial, supuso el cambio de una economía agraria y artesanal a otra dominada por la industria y la producción mecánica. La revolución se generalizó en Inglaterra en las primeras décadas del siglo XVIII y de ahí se extendió a Europa y Estados Unidos.

Las nuevas formas de producción industrial modificaron los estilos de vida, las estructuras económicas, las ideas y las costumbres. Pero también hicieron crecer las diferencias de riqueza entre las nuevas clases sociales.

LA INDUSTRIA ANTES DE LA REVOLUCIÓN.

En las sociedades pre-industriales, la mayoría de las poblaciones vivían del escaso salario o de unos ingresos que no superaban los gastos necesarios para poder sobrevivir ya que el precio de los alimentos y de las manufacturas era muy elevado. La economía se caracterizaba por la escasez, la baja productividad y por que la renta estaba repartida de forma muy desigual. (Cuanto más baja es la renta de una familia más recursos gastaba en bienes de primera necesidad (alimentos). Así, las familias de campesinos gastaban un 80% de sus ingresos en alimentación. Esto explica por que las malas cosechas o la subida del precio de los alimentos provocaban hambres y carestías). Con frecuencia se producían motines y revueltas de los desfavorecidos que luchaban por la reducción del precio de los productos. En cambio, las clases acomodadas sólo gastaban un 30% de sus ingresos en productos de primera necesidad, siendo el resto para siervos, criados…)

(16)

Esta escasez de ingresos hacia imposible el ahorro por lo que no abundaba el capital para invertir.

La industria Casera. (Protoindustrialización). En el siglo XVIII era frecuente que

familias campesinas compaginaran el trabajo en el campo con la elaboración de productos textiles, que luego vendían a los comerciantes. Esto proporcionaba ingresos complementarios. Con este sistema se consiguió producir más, aumentaron los ingresos y, al mejorar la alimentación se incrementó la población y el comercio. El problema es que al ser un proceso autónomo, la actividad textil se reducía cuando aumentaba el trabajo en el campo. En esta protoindustrialización artesanal, los campesinos eran dueños de sus instrumentos de trabajo y ellos mismos llevaban sus manufacturas al mercado donde se las vendían a los comerciantes. Es lo que se conoce como Domestic Sistems.

En una segunda fase, el campesino fue perdiendo autonomía en decidir cuando y como producir. El comerciante acabará suministrando las materias primas a los campesinos y los instrumentos. Ahora el comerciante va a fijar los precios. El comerciante se convierte en empresario, Este sistema se conoce como Putting out sistems.

A finales del siglo XVIII, esta actividad era rentable y se fue extendiendo. El problema del suministro de las materias primas y el control de la producción se resolvió con la concentración de las empresas, reuniendo en el mismo local a trabajadores y maquinaria. Esto es lo que se llama Factory Sistems.

Desarrollo de la Industria.

Así pues, el nacimiento de la industria estuvo vinculado a tres elementos: 1. La fábrica como unidad de producción.

2. Uso generalizado de la energía del vapor.

3. La mecanización del proceso productivo. En cuanto a esto, el cambio en los sistemas de producción se caracterizó por el uso de las máquinas y por la sustitución de las fuentes animadas de energía (hombres y animales), por energías inanimadas (energía hidráulica y carbón). El carbón es el símbolo de la revolución industrial. La mecanización se inició en la industria textil, con la lanzadera volante, que permitía tejer piezas de mayor tamaño, pero se seguía haciendo manualmente. Luego aparecieron las nuevas hiladoras, como la Spining Jenny, la Mule o la Water Frame, que eran máquinas de hilar que funcionaban manualmente pero que reemplazaron a la rueca manual ya que con esta máquina se hacia el trabajo de 6 u 8 hiladoras. Por último aparecen los telares mecánicos en donde se mecaniza el sistema productivo.

Poco a poco las maquinas se fueron extendieron a los sectores agrícola, minero y metalúrgico.

Estos tres elementos tienen como repercusión:

● Aumento de la productividad. (Cantidad producida por unidad de tiempo) ● Aumento de la producción (Bienes producidos)

● Abaratamiento de los costes de producción. ● Disminuir el precio de los productos.

(17)

CONSECUENCIAS SOCIALES DE LA INDUSTRIALIZACIÓN.

La industrialización y la organización fabril de la producción obligaron a los trabajadores a concentrarse entorno a la fábrica y a trasladarse a las ciudades. Esto produce un gran crecimiento de las ciudades, dando lugar a la sociedad urbana.

El rápido crecimiento de las ciudades originó una fuerte segregación por barrios:

1. Por un lado tenemos a la burguesía, que vive en barrios residenciales a las afueras de las ciudades, donde la contaminación y la suciedad eran menores. Contaban con servicios públicos, iluminación y alcantarillado. Estos barrios gozan de todo tipo de comodidades.

2. Por otro lado tenemos los barrios obreros. Debido a este rápido crecimiento de las ciudades, estos barrios crecen sin ninguna planificación en calles no pavimentadas, sin alcantarillado ni servicio de limpieza. Los edificios carecían de agua corriente, ni baños individuales… La calidad de los edificios era muy mala.

En el campo, muchos pequeños propietarios perdieron sus tierras y se tuvieron que convertir en jornaleros y trabajar las tierras de otros a cambio de un salario. Como resultado de la mecanización del campo el número de campesinos fue retrocediendo. La industrialización también arruinó a muchos artesanos. Todos estos campesinos y artesanos expulsados del campo llegan a las ciudades y se convierten en el proletariado

industrial.

Como vemos, se ha producido un gran cambio. Hasta la Revolución Industrial, la tierra fue la principal fuente de poder, pero con la industria surge una nueva clase, la burguesía, propietaria de fábricas que se enriquecen rápido. Ahora, la burguesía, una vez enriquecida, querrá lograr el poder de la tradicional aristocracia terrateniente.

Ahora surge la sociedad de clase. Esta sociedad se distibuye de la siguiente manera: 1. Clase Alta. Buguesia. Gracias a su riqueza y a su creciente influencia política y

cultural organizó la sociedad en función de sus ideas y valores.

2. Clase Media. Profesionales liberales (abogados, médicos, profesores…)

3. Clase Baja. Es la mayor parte de la población. Son asalariados, jornaleros, artesanos…Viven bajo condiciones precarias, con sueldos escasos y con jornadas de hasta 12 horas.

Como vemos, a pesar de aumento de producción y riqueza, la mayoría de la población continuó viviendo al límite de la subsistencia.

(18)

LA EUROPA DE LA RESTAURACIÓN

.

Tras la caída de Napoleón surgen varios problemas que había que solucionar:

• Que hacer con el trono de Francia.

• Reparto del Imperio entre los vencedores. • Restablecimiento de la paz.

La Restauración (1814 – 1848) es el sistema político diseñado por las potencias

vencedoras tras la derrota de Napoleón (Austria, Prusia, Rusia y Gran Bretaña) cuyo objetivo era restablecer el absolutismo e impedir nuevos movimientos revolucionarios. Para ello, los monarcas europeos convocaron un Congreso en Viena que se inició en septiembre de 1814 y terminó en 1815. El periodo de la historia de Europa Occidental, que abarca los años posteriores al Congreso de Viena, recibe el nombre de Restauración. ¿Por qué? Porque la dinastía Borbón había sido restaurada en Francia con Luis XVIII y porque los monarcas que habían sido desposeídos por Napoleón recuperaron sus tronos y reestablecieron la monarquía absoluta en sus estados.

(19)

• Metternich: canciller austriaco hasta 1848. • Alejandro I: zar de Rusia

• Castleregh: ministro de asuntos exteriores inglés. • Federico Guillermo III: rey de Prusia

En Francia la dinastía Borbón fue restaurada con Luis XVIII, que vuelve a una monarquía absoluta pero mantuvo mediante una CARTA OTORGADA algunos de los principios de libertad política y social, como la libertad de prensa, de culto, garantías individuales… También mantuvo los códigos y la organización administrativa y judicial creada por Napoleón.

Con el Congreso de Viena se reordena el mapa europeo. Tras Napoleón, volver al mapa de 1789 era imposible debido a las aspiraciones de las potencias vencedoras. Las grandes potencias se van a repartir los restos del imperio Napoleónico. Con el Congreso de Viena se produce el reparto:

• Congreso de Viena (9-6-1815) con los 5 vencedores y otros representantes sin voz ni voto.

• Francia vuelve al mapa de 1792 (con Alsacia y Lorena) y se le rodea de estados

tapones: Países Bajos, Renania de Prusia, Suiza y Cerdeña-Piamonte.

(20)

• Prusia: Sajonia, Posen y Dantzing de Polonia, la Renania al W. y Pomerania al N. De

Suecia.

• Austria: Lombardía e Iliria en la costa croata e, indirectamente, Parma, Módena y

Toscana.

• GB.: Malta, islas jónicas, Heligoland en el mar del N., Ciudad del Cabo y Ceilan.

• Suecia: en compensación por sus pérdidas recibe Noruega sin Islandia ni Groenlandia

• Países Bajos: se une todo el actual Benelux en un solo país.

• Dinamarca: compensando la pérdida de Noruega se le otorga Holstein y Lauemburgo.

• Confederación Germánica: 39 estados alemanes tutelados por Prusia y Austria.

Además se asentaron los dos principios teóricos que van a regir la política internacional a partir de ahora:

1.Celebración de Congresos, para evitar y solucionar conflictos territoriales.

2.Derecho de intervención en los países amenazados por una nueva revolución liberal. (Para ello se crea el ejército de la Santa Alianza).

Oposición a la Restauración: No se van a poder eliminar el sentimiento libera. Además van a surgir el sentimiento nacionalista en muchos lugares. A todo esto hay que sumar la rivalidad de las naciones por dominar Europa y las colonias.

• Liberalismo: sin los radicalismos jacobinos, doctrinario, censitario y con el capitalismo como motor. Europa lo conocía por Napoleón y ya no se pudo olvidar.

• Nacionalismo: la unión contra Napoleón y el refrito del Congreso de Viena creó algunos

P

(21)

• Holanda y Bélgica desean separarse, Polonia desea unirse, así como los 38 estados alemanes y todo el conglomerado italiano con Austria al Norte, el Papa en el Centro y los Borbones al Sur. Los checos, húngaros, polacos y eslavos quieren independizarse de Austria.

• Rivalidad de las naciones por dominar Europa y las colonias..España perderá América y GB gana el mar pero teme a Rusia en el continente. Austria domina Italia y recela de Prusia como aglutinante alemán. El Imperio Turco se derrumba ante Rusia y los Balcanes se convierten en tierra de nadie.

REVOLUCIONES LIBERALES BURGUESAS

1.

REVOLUCIÓN 1820

Con la Revolución Francesa se expandieron las liberales y a pesar de la Restauración poco pudieron hacer las potencias absolutistas para frenar esta expansión. Tres grandes revoluciones acabaran con el sistema propuesto por la Restauración y pondrán fin al absolutismo. Durante la restauración, los liberales se escondieron y se organizaron en sociedades secretas (como por ejemplo "Los masones"). Así, en secreto, planearon la revolución con la esperanza y la confianza de que el pueblo se sumaría al levantamiento. La oleada revolucionaría de 1820 (Estudiantes, intelectuales y profesionales liberales), vino precedida por una agitación universitaria en Alemania en contra del absolutismo y a favor de una Constitución. Tras esto, los liberales se levantaron en Italia (Carbonari). También triunfaron en Portugal. El punto culminante de la revolución se produjo en España donde la revolución obligó al monarca absoluto Fernando VII a jurar la constitución de 1812. Tras esto en España surge el Trienio LIberal (1820/23). Aún así, la revolución liberal acabó fracasando en todos los lugares, debido a la intervención de la Cuadruple Alianza en apoyo al absolutismo que tras afianzarse va a establecer un dura represión contra los liberales. En 1820 la mayor parte de las insurrecciones fueron vencidas por los ejércitos de la Santa Alianza, que restablecieron regímenes absolutistas. En este punto tenemos que recordar el nacimiento del sentimiento nacionalista en los países ocupados. En este momento tenemos como ejemplo el caso de Grecia, que inició una lucha por independizarse del imperio otomano. La revolución condujo a una guerra que finalizó en 1830 con la independencia de Grecia.

(22)

2. REVOLUCIÓN DE 1830

En 1830 tuvo lugar otra oleada revolucionaria de tipo liberal y nacionalista, en contra del absolutismo y del mapa europeo establecido en 1815. Los objetivos de estos movimientos, en donde la burguesía desempeña un papel fundamental, son: • La implantación de los Estados Constitucionales. • La independencia nacional. Las causas de la revolución: Por un lado se produce una crisis agrícola, que provocó una fuerte subida de precios que afectó sobretodo a las clases populares. También se produce una crisis industrial, ya que al no poder comprar las clases populares, la burguesía no podía vender sus productos. Esta crisis económica produjo el descontento social debido a los bajos salarios, la subida de precios y el aumento del paro. La revolución se inició en Francia desde donde se expandió por Europa Occidental. En Francia sabemos que, a pesar de la Restauración del absolutismo, Luis XVIII conservó algunos logros de la Revolución Francesa y se autolimitó el poder absoluto (Recordar la Carta Otorgada). Pues bien, con la llegada al trono de su sucesor y hermano Carlos X, este quiere imponer un absolutismo puro, lo que provocó el rechazo de los liberales y del pueblo. Esto unido a las causas económicas y sociales provocan la revolución de 1830. La revuelta estalló el 27 de julio cuando estudiantes, obreros y diputados se atrincheraron en las barricadas construidas en las calles de París durante tres días en lo que se conoce como las “Tres jornadas gloriosas” que obligaron al rey a huir del país. El pueblo

(23)

parisino con la bandera de Francia por símbolo luchó con las tropas del rey en las barricadas. Los populares, que eran más radicales, proclamaban la instauración de la república. Pero los diputados, más moderados, impusieron una monarquía constitucional y eligieron como rey a Luis Felipe de Orleáns, que reinará hasta 1848. Las revoluciones de 1830 se extendió a otros países europeos, como Polonia, Italia y Suiza, aunque fracasó en todos ellos. Solamente en Bélgica fue un éxito, donde el carácter nacionalista del movimiento trajo como consecuencia su independencia de los Paises Bajos. En Bélgica se instauró una monarquía constitucional con soberanía nacional bajo el reinado de Leopoldo I.

3. LA REVOLUCIÓN DE 1848 .

Una nueva revolución, en 1848 puso fin definitivamente al sistema de la Restauración. Esta revolución tiene su origen en la crisis económica de 1847 y por el fuerte descontento político y social. Las causas fueron:

• La extensión de los principios democráticos. A diferencia de la revolución de 1830, en las de 1848 se demanda no sólo el sufragio universal masculino y garantías individuales, sino también reformas sociales para reducir las desigualdades sociales (derecho de huelga, jornada laboral de 10 horas…). Otra diferencia es que ahora, en 1848, los revolucionarios consideran la República como forma más adecuada para asegurar la democracia. (Ya no buscan una monarquía constitucional)

• Por otro lado tenemos una crisis económica. Al principio es una crisis agraria (crisis de subsistencia debido a una mala cosecha de patatas). A esto se le añade una mala

(24)

cosecha de cereales, lo que provocó una catástrofe económica en las vísperas de la Revolución. Esta crisis se va a extender a la industria textil y posteriormente todo esto va a dar lugar a una crisis financiera ligada al abuso del crédito y especulación en los años de expansión ferroviaria y también a una crisis industrial que afecta sobretodo a los nuevos sectores (minería y siderurgia) debido al parón en la construcción ferroviaria, provocando la quiebra de industrias y bancos.

• Todo esto va a provocar una crisis social. La burguesía ve disminuir sus beneficios; los obreros y campesinos sus salarios y rentas. Se recrudece el paro, el hambre y la miseria de las clases trabajadoras lo que provoca grandes desórdenes.

Esta nueva oleada revolucionaria tuvo una gran diversidad de formas y contenidos. En Europa oriental, excepto en Rusia, comportó la abolición del feudalismo, mientras que, en Europa occidental abrió las puertas a los nuevos democráticos, (que defendían la soberanía popular y el sufragio universal masculino frente al censitario vigente hasta entonces)

De nuevo el foco inicial de la revolución fue París. En este punto hay que hacer referencia a la oposición parlamentaria existente en estos momentos en Francia. Por un lado tenemos a los republicanos liberales moderados (clases medias descontentas por el régimen “orleanista” dominado por la alta burguesía. Eran moderados y sólo pretendían un cambio de gobierno, un sufragio universal masculino y libertad de prensa y opinión). Por otro lado tenemos a los republicanos demócratas y socialistas (defendían reformas sociales como el derecho de asociación de obreros, derecho de huelga, reducción jornada laboral…)

En este contexto de radicalización política y demandas sociales, en febrero de 1848 se produjo en París una manifestación en contra de Luis Felipe de Orleáns. El levantamiento de barricadas y la pasividad de la Guardia Nacional obligaron a Luis Felipe a abdicar y a huir de Francia. Bajo la presión popular (que invadió la Asamblea) se proclamó la Segunda República, de carácter marcadamente social. Se formó un gobierno provisional en donde estaban todas las fuerzas de la oposición. Este gobierno elaboró un programa de reformas políticas (sufragio universal masculino, libertad de prensa, derecho de reunión, supresión de la pena de muerte y de la esclavitud en las colonias) y sociales (derecho al trabajo, huelga, jornada de 10 horas y creación de los Talleres Nacionales para dar trabajo a los obreros parados)

La Segunda República va a tener una duración muy corta. Se producen elecciones, donde ganan los republicanos moderados que suben al gobierno. Este nuevo gobierno va a cerrar los Talleres nacionales y a anular las reformas sociales. Esto produce que en junio de 1848 se produzca otra insurrección popular que se convirtió en un enfrentamiento entre la burguesía y el proletariado. La revolución de junio fue aplastada

(25)

con gran dureza y hubo una gran represión. La burguesía se cohesionó en contra de las clases populares entorno a la figura de Napoleón III (Luis Napoleón Bonaparte, sobrino-nieto de Napoleón). Napoleón III fue elegido presidente de la República posteriormente dará un golpe de estado (1851) proclamando el Segundo Imperio.

LA EXTENSIÓN DE LA REVOLUCIÓN. El impacto de la revolución fue inmediato

y se extendió por Europa. A partir de marzo de 1848 estallaron movimientos revolucionarios en las principales ciudades centroeuropeas que tenían como objetivo el logro de los principios básicos del liberalismo (libertades individuales, gobiernos representativos y respeto de los derechos nacionales). 1848 completa las revoluciones burguesas e inicia el protagonismo de las fuerzas sociales populares.

Como ejemplo de la extensión de la revolución podemos decir que el imperio austriaco se convirtió en monarquía constitucional y la servidumbre fue abolida y que para Alemania e Italia la extensión de la revolución de 1848 está íntimamente ligado a sus procesos de unificación ( lo veremos en las próximas clases).

Otro balance de la revolución es que poco a poco el liberalismo ensanchó sus bases sociales dando un paso importante en el avance hacia la democracia.

UNIFICACIÓN ITALIANA

(26)

En 1815, tras el Congreso de Viena, Italia quedó fragmentada en ocho países, bajo dominio austriaco. Con la revolución de 1848 se extienden los de nacionalismo por Italia. Aquí, la burguesía italiana actuó en la clandestinidad (en sociedades secretas como los “carbonari”. Al mismo tiempo surgió una corriente cultural moderada burguesía llamada “Risorgimiento” que aboga por el estudio de pasado histórico italiano y por el deseo de independizarse del dominio austriaco.

A raíz de la revolución de 1848 surgen en Italia varias posturas nacionalistas: 1. Los partidarios de una República democrática, unitaria y centralista.

2. Los partidarios de un Nacionalismo católico bajo la presidencia del Papa (confederación de Estados Italianos).

3. Otros defendían que la unidad de Italia debía realizarse entorno a la Casa de Saboya, es decir, del reino de Piamonte. Dentro de esta postura destaca “Cavour”, que promovía la de la unidad de Italia bajo el reino de Piamonte, un único estado liberal y Parlamentario que tras la revolución de 1848 contaba con una Constitución.

Este último proyecto es el que se impondrá. Una vez aprobado este proyecto, el reino de Piamonte lleva a cabo reformas militares y económicas para preparar la unificación. Esto se produce de 1848 a 1859.

(27)

1. Creación del reino de Italia. La unificación de Italia se lleva a cabo bajo el reinado

de Victor Manuel II de Saboya. (Se nombra primer ministro a Cavour). Para lograr la unificación Piamonte busca apoyo internacional por lo que firma una alianza con la Francia de Napoleón III. Se alían contra Austria en la Guerra de Crimen. Esta alianza llevó a Piamonte a ocupar LOMBARDIA y VÉNETO.

Tras la guerra, Napoleón rompió la alianza, pero el proceso unificador de Italia continúa ya que se van a producir agitaciones nacionalistas en PARMA, MÓDENA y ROMAÑA que finalizaron con su incorporación al Piamonte. Cavour logró que Napoleón III reconociera estas anexiones y al día siguiente se formó un Parlamento para el Reino de la Alta Italia.

También surgen sublevaciones campesinas en SICILIA, y Garibaldi aprovecha esto para hacerse con la Isla y NÁPOLES. Todo esto se integra en Piamonte. Tras este proceso unificador se produjo un Parlamento en el que se proclamó a Victor Manuel rey de Italia (1861). El nuevo reino será reconocido por las principales potencias.

2. La incorporación del VÉNETO (1866). Esta anexión se produce como resultado de

la guerra entre Prusia y Austria de 1866. El Reino de Italia se alió con Prusia y aunque los italianos fueron derrotados, como ganó la guerra Prusia, Austria tuvo que ceder VENECIA a Italia.

3. La anexión de Roma (1870) y la cuestión romana. El Papa contaba con el apoyo de

Napoleón III desde 1848. Esta proceso unificador se produce tras la derrota de los franceses contra los prusianos en 1870. Tras su derrota, los italianos no tendrán oposición. Mediante un plebiscito, los ESTADOS PONTIFICIOS se integraban en Italia y se proclamaba a Roma como capital del Estado. Sin embargo, el Papa Pío IX no reconoció esta anexión, iniciándose un conflicto entre el nuevo “Estado Italiano” y el Vaticano, que no se resolverá hasta comienzos del siglo XX… (Pero eso ya es otra historia…).

UNIFICACIÓN ALEMANA

A) Alemania antes de la Unificación

El imperio alemán, tras el Congreso de Viena quedó como una Confederación germánica formada por 39 estados independientes, en donde el reino más poderoso era Prusia. En este contexto también destaca el Imperio austriaco.

En Alemania existía un sentimiento de nacionalismo que reclamaba la construcción de una nación. Este nacionalismo se dividía en tres grupos:

(28)

• El movimiento de la “Joven Alemania”. Poco apoyo e influencia limitada.

• La llamada “Izquierda hegeliana”, de socialistas, que aboga por una Gran Alemania unificada a través de la voluntad popular.

• El llamado “Liberalismo burgués”, cuyo programa se basaba en la demanda de reformas que garantizasen su participación. Tras el fracaso de 1848, este grupo se hizo más conservador y defendía el liderazgo de Prusia en el movimiento unificador.

Un hecho crucial en la unificación de Alemania fue la creación en 1834 del Zollverein

o Unión Aduanera que englobaba a 25 de los 39 estados alemanes. La Unión Aduanera

impulsó los intercambios comerciales al crear un mercado de unificado de 26 millones de alemanes, promovió la mejora de la red de transportes y especialmente de los ferrocarriles, aspecto fundamental en la gran expansión económica de la segunda mitad del siglo XIX. Además ayudó decisivamente al proceso de unificación al afirmar la hegemonía de Prusia gracias a su superioridad económica. Es decir, en la Unión Aduanera se integró a Prusia y no a Austria, que perdió su influencia, por lo que ya se evidenciaba que sería Prusia la que dirigirá el proceso unificador.

A partir de este momento se definieron las posturas sobre la unificación que giraban en torno a dos posiciones:

1. Los defensores de “La Gran Alemania”, que querían incluir en la futura unificación a todo el Imperio Austriaco.

2. Los defensores de “La Pequeña Alemania”, que deseaba integrar únicamente a las naciones alemanas del Imperio Austriaco. Esta última solución no será posible por la negativa del Congreso de Viena a romper los lazos entre los diversos Estados del Imperio y por el temor del rey de Prusia a una guerra con Austria. La política de Prusia se va a centrar en aislar a Prusia evitando su entrada en la Unión Aduanera y en mejorar su ejército.

(29)

• BISMARCK (Descendiente de la aristocracia terrateniente Prusiana, era un monárquico conservador que despreciaba el liberalismo y el constitucionalismo. Su política iba dirigida al engrandecimiento de Prusia y la unificación de la nación alemana vendría por medio de las armas. Sólo quería asegurar la hegemonía prusiana. Con su política de afirmación de la hegemonía de Prusia en Alemania se inicia, a través de una serie de guerras, el proceso de la unificación). Cuando estuvo fundado el II Reich, dirigió la política del nuevo Estado y la de Europa (sistemas bismarkianos), con el fin de aislar a Francia. Dimitió por incompatibilidad política el nuevo emperador Guillermo II...

B) Etapas de la Unificación

1. La crisis de los ducados daneses en 1864. 2. La guerra austro-prusiana de 1866.

3. La guerra franco-prusiana y la Fundación del II Reich

1. La guerra de los ducados daneses en 1864. La crisis se produce con la muerte del emperador de Dinamarca (Federico VII), ya que los ducados de SCHLESWIG y HOLSTEIN se negaron a reconocer al nuevo rey danés. Estos ducados van a pedir ayuda a Austria y a Prusia, los cuales aceptan y declaran la guerra a Dinamarca y la vencen. Tras la victoria Holstein queda bajo administración de Austria y Schleswig bajo administración de Prusia.

2. La guerra austro-prusiana de 1866. La tensión entre Prusia y Austria desembocará en la guerra. El detonante de este conflicto es la invasión de Holstein por parte de Prusia. Se produce pues la guerra austro-prusiana, en donde gana Prusia y pasa a administrar Holstein. Un año después de la guerra, Prusia creó la Confederación alemana del Norte,

(30)

en la que Austria quedó excluida y se establece un Estado federal bajo la presidencia de Guillermo I. Esto empeoró las relaciones con la Francia de Napoleón III.

3. La guerra prusiana (1870/1871) y la fundación del II Reich. La guerra franco-prusiana se produce por el empeoramiento de las relaciones entre Francia y Prusia, debido al deseo de expansión prusiano. Esta guerra acaba con la derrota francesa en la batalla de Sedán, lo que provocó el final del II imperio francés y la proclamación del II imperio alemán (II Reich).

Tras esta guerra, Francia perdió Alsacia y Lorena a favor de Prusia. Esto aumentó las rivalidades entre ambos (y esto es una de las múltiples causas que desencadenarán posteriormente la Primera Guerra Mundial).

El II Reich estaba formado por 26 estados con instituciones públicas pero bajo la hegemonía de Prusia.

(31)

LA SEGUNDA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Tras la Primera fase de la industrialización (Inglaterra) y su extensión (Europa, USA y Japón), se inició un nuevo ciclo (superada la crisis de 1873) que habría de durar hasta el estallido de la 1ª Guerra Mundial en 1914. En este período Gran Bretaña perdió su liderazgo en beneficio de otras potencias.

La caracterizaron los siguientes rasgos:

1. El empleo de nuevas fuentes de energía

2. El desarrollo de nuevos sectores de la producción

3. Cambios en la organización de la producción y el trabajo

4. Nuevas formas de capital empresarial

(32)

1. El empleo de nuevas fuentes de energía

Si el vapor había constituído la principal fuente de energía durante la Primera Revolución Industrial, durante la Segunda, se desarrollaron otras nuevas:

El Petróleo

Sirvió de combustible al motor de explosión y a la automoción, que alcanzó la madurez con H. Ford en el primer tercio del siglo XX.

La electricidad

Su aplicación fue esencial para la iluminación (Bombilla de Edison, 1879), la transmisión de señales electromagnéticas (telégrafo), acústicas (radio de Marconi) y en determinados motores como los que propulsaban metros y tranvías.

2. El desarrollo de nuevos sectores de la producción

Acompañando a la industria textil y la siderúrgica, verdaderos motores de la primera industrialización, nuevos sectores se constituirán en punteros entre 1870 y 1914:

La Industria Química. Fabricaba colorantes, explosivos (dinamita, de Nobel), abonos, medicamentos, fibras artificiales (naylon), caucho, etc.

La nueva siderurgia. Transformaba níquel, aluminio y otros metales. El hierro se sometió a novedosos procesos de refinado a través del convertidor de Bessemer o el de Siemens-Martin, favoreciendo el desarrollo de la industria de armementos que habría de alcanzar una progresión sin precedentes en los años previos a la I Guerra Mundial. Las industrias alimentarias: latas de conserva esterilizadas (1875), frigoríficos industriales (1878), etc.

(33)

La complejidad del entramado empresarial y de los procesos de producción pusieron de manifiesto en esta segunda fase de la industrialización la necesidad de nuevos sistemas de organizativos. Destacaron dos:

El Taylorismo

Buscaba la planificación científica del proceso productivo en la empresa. La idea partió de F. Taylor quien en su obra "The Principles of Scientific Management", publicada en 1911, teorizó sobre la especialización de las funciones en el trabajo y la estandarización de los procedimientos a seguir.

Según Taylor la tareas debían realizarse con el menor esfuerzo y en el menor tiempo posible eliminando pasos y movimientos innecesarios con el objeto de reducir los costes de fabricación. El obrero debe ser aislado convenientemente y tener todos los elementos que manipula a su disposición y fácil alcance. El trabajo intelectual y el manual deben estar separados. Corresponde al primero organizar, impartir directrices y supervisar al segundo. Establece un riguroso cronometraje de cada tarea a fin de evitar el descuido o pérdida de tiempo del operario.

(34)

Cadena de montaje. Aplicado con éxito en las fábricas de automóviles de Henry Ford significa la máxima especialización del trabajo, la optimización de los rendimientos y el abaratamiento de las mercancías, permitiendo el acceso a las mismas a un creciente número de consumidores.

Estos procedimientos rompieron con los métodos de producción del pasado, es decir aquellos en los que la fabricación se organizaba artesanalmente y los trabajadores creaban y transformaban la materia prima dentro de un mismo proceso, sin apenas especialización. La implantación de los nuevos sistemas generó importantes problemas de índole social pues llevaban consigo la deshumanización alienante del espacio de trabajo.

4. Nuevas formas de capital empresarial

Si los pioneros de industrialización habían financiado sus negocios en buena medida con capital familiar, las nuevas necesidades impulsaron la búsqueda de nuevas fuentes de financiación. Es el caso del ferrocarril, para cuya implantación y desarrollo se necesitaban grandes cantidades de recursos que desbordaban las posibilidades de los particulares adinerados.

Destacaron como formas o instrumentos de capital:

La Banca: los empresarios acudieron a ella en busca de créditos con los que hacer frente a los crecientes desembolsos de inversión.

(35)

Las sociedades anónimas: constituidas por socios propietarios de acciones (participaciones) de la empresa, que se repartían los beneficios generados proporcionalmente. La compra y la venta de acciones tuvo como escenario la Bolsa.

Durante la primera industrialización los capitales estuvieron dispersos en pequeñas empresas que competían en un mercado libre. Durante la Segunda Revolución Industrial se tendió a la concentración de capitales en pocas manos y a la fusión empresarial. Las compañías más poderosas absorbieron a las más débiles y controlaron las distintas ramas de la producción pretendiendo controlar el mercado en régimen de monopolio.

Destacaron tres fórmulas de concentración industrial:

El cártel: acuerdo entre dos o más empresas, que conservaban su autonomía financiera para fijar precios, cuotas de producción y repartirse el mercado.

El trust: fusión de empresas para imponer los precios de venta y la producción. Ej., la Standard Oil Company, o la fábrica de automóviles Ford.

El holding: sociedad financiera que controba empresas pertenecientes a sectores productivos diversos mediante la adquisición de la mayoría de sus acciones en Bolsa.

6. La formación de un mercado de extensión mundial

La globalización de la economía se produjo como consecuencia de la necesidad de materias primas y el control de nuevos mercados donde vender los excedentes industriales. Las principales potencias se embarcaron en la conquista y control de amplios territorios en África y Asia, ampliando enormemente las relaciones comerciales y conduciendo a una universalización mercantil y financiera.

Sin embargo, las relaciones de producción se sustentaron en la desigualdad entre las potencias industrializadas (monopolizadoras de la tecnología y productoras de manufacturas) y las áreas no industrializadas (proveedoras de materias primas y mano de obra). Este rasgo fue clave en el fenómeno del Imperialismo.

Por otra parte, la competencia colonial entre los países imperialistas se materializó en conflictos que ocuparon buena parte del siglo XIX y los comienzos del XX, hasta culminar en el estallido de la Primera Guerra Mundial.

(36)
(37)

1. CONDICIONES DE VIDA DE LOS TRABAJADORES.

Las transformaciones en el mundo del trabajo, derivadas del capitalismo, provocaron la formación de la clase obrera Debido a su penosa situación, fueron los obreros quienes construyeron sus propias organizaciones y reivindicaron las primeras medidas para paliar las justicias provocadas por la implantación del capitalismo industrial Con su acción intentaban mejorar sus condiciones de vida y, además, construir su propia como clase.

LAS CONDICIONES DE VIDA DE LAS CLASES TRABAJADORAS.

A mediados del siglo XIX desapareció la vieja sociedad estamental basada en el privilegio y fue sustituida por una nueva sociedad capitalista en la que la riqueza iba a ser el criterio de diferenciación social.

La revolución industrial dio lugar a una variada gama de trabajadores industriales o de servicios, que fueron denominados “proletariado” o “clases trabajadoras”, pero era un grupo muy amplio ya que englobaba a los trabajadores de la gran industria fabril (textil, siderúrgica o minera), sino los trabajadores a domicilio, los trabajadores eventuales o ambulantes y los artesanos.

Se producen importantes cambios sociales:

• Se pasa del sistema de producción de la manufactura al de la industria mecanizada. Debido a este cambio el artesano se convierte en obrero asalariado. Es decir, ahora el

(38)

trabajador no es el dueño de los medios de producción sino una “pieza” más en el proceso de producción).

• Con el liberalismo económico se coloca al obrero en una situación de desventaja con respecto al patrono, que era quien fijaba el horario, el salario, el despido…(Ya que el liberalismo económico establecía las relaciones laborales al margen del Estado).

• El obrero ahora va a verse explotado debido a los bajos salarios y la ausencia de leyes para protegerles. Destaca sobre todo el abuso que se hacía del trabajo de los niños y de las mujeres. Los niños trabajaban una media de 14 ó 16 horas al día, a esto hay que sumarle la dureza con la que eran tratados por sus patronos.

• La inseguridad laboral era una de las principales preocupaciones de los obreros ya que un accidente o una enfermedad podían conducir a la miseria del obrero, que no estaba cubierto por ningún tipo de protección social frente a estas situaciones.

• Otra consecuencia de la industrialización fue el gran movimiento de población (éxodo) que se produce hacía las zonas industrializadas. Por lo general, las familias obreras malvivían en sótanos y chabolas sin unas mínimas condiciones sanitarias. Aun en este momento no existe dentro de las ciudades una clara separación entre barrios burgueses y obreros. Además la policía consideraba a los obreros “grupos peligrosos” a los que había que reprimir.

• Además, en un primer momento, el proceso de mecanización condujo al paro a amplios sectores de trabajadores manuales.

• Otra característica es que las clases trabajadoras no tenían opción a una educación, mientras que los hijos de los comerciantes e industriales se formaban en las universidades. (En Gran Bretaña fue rechazado un proyecto para la creación de escuelas primarias públicas con el pretexto de que era peligroso fomentar la educación de los pobres, lo cual les llevaría a despreciar su condición y a reflexionar sobre su situación)

Todas estas condiciones son comunes a la mayor parte de los países y de las fábricas. No será hasta 1832 cuando en Gran Bretaña se cree una LEY DE FÁBRICAS (que sólo hacía referencia a la industria textil) en dónde se redujo el trabajo de los niños menores de 13 años a nueve horas y prohibió el trabajo nocturno a los menores de 18 años. Esta

(39)

medida provocó la oposición de los industriales. Aún así a mediados del siglo XIX las condiciones de las clases trabajadoras no experimentaron grandes mejoras.

Los trabajadores, conscientes de esta explotación van a unirse para luchar por sus intereses y a unirse como clase para lograr sus objetivos.

El movimiento obrero se fue configurando como la respuesta de la clase trabajadora a los problemas provocados por la industrialización y el capitalismo.

En un primer momento, los cambios en el mundo del trabajo provocaron conflictos aislados y motines. Empezaron a surgir asociaciones de trabajadores, primero se organizaron los trabajadores de un mismo oficio, a nivel local, posteriormente se unen las localidades y los distintos oficios. Ante la formación de estas sociedades obreras, el gobierno va a optar por la represión. Las asociaciones obreras van a ser prohibidas tanto en Francia como en Gran Bretaña.

Las primeras manifestaciones del movimiento obrero consistieron en revueltas violentas y desorganizadas dirigidas contra las máquinas. (La mecanización había creado puestos de trabajo, pero su perfeccionamiento contribuyó a hacer innecesaria parte de la mano de obra). Tales revueltas se conocen como movimientos luditas o mecanoclastas (destrucción de las máquinas). El movimiento ludita destaca por su organizción y su carácter revolucionario. Los luditas no sólo pretendían destruir las máquinas sino también mejorar la condición de los trabajadores y oponerse contra el nuevo orden social, el capitalismo. Sus acciones producían la destrucción de las máquinas (sobre todo telares). Esta acción les llevó a enfrentarse con el ejército y a que se endureciesen las leyes, llegando a castigar con la pena de muerte la destrucción de las máquinas). En Gran Bretaña es donde tienen mayor impacto aunque posteriormente se extienden por el continente.

(40)

A pesar de todo, sin una base definida, su alcance era claramente limitado debido a que se dirigía a las máquinas en lugar de atacar las verdaderas causas de su situación, por lo cual empezó a desaparecer a medida que la protesta se fue desplazando de ir contra las máquinas para dirigirse contra sus propietarios, forjándose de esta manera los primeros sindicatos obreros.

2. LAS PRIMERAS ASOCIACIONES SINDICALES

LAS PRIMERAS ASOCIACIONES SINDICALES. (En Gran Bretaña)

Días atrás hemos visto como, en las primeras décadas del siglo XIX se prohibía y se reprimía cualquier asociación de trabajadores.

A pesar de ello, artesanos y obreros formaron asociaciones y realizaron manifestaciones. Además, veremos como, poco a poco, a las reivindicaciones laborales se unieron reivindicaciones de tipo político-social.

El punto clave es 1824 ya que en este momento se elimina en Gran Bretaña la ley que prohibía la asociación de obreros.

Eso va a dar un impulso al asociacionismo obrero, que se va a producir a través de dos caminos:

(41)

1. Creación de Sindicatos por oficios (Trade Unions), cuyas condiciones eran conseguir mojar las condiciones de trabajo.

2. formación de cooperativas con el objetivo de cambiar el sistema de producción capitalista (basado en la explotación y el beneficio) por un sistema basado en la cooperación de todos los productores.

Ambas opciones carecieron de acciones políticas prácticas. Estas primeras asociaciones obreras estaban divididas en oficios y en ellas se creaban fondos que los obreros recogían para subvencionarse (Carácter cooperativo)

SINDICALISMO – UNIONISMO (1829 – 1834) (En Gran Bretaña)

En este periodo, los sindicatos de los diferentes oficios van a unirse. Destacan dos líderes:

1. DOHERTY (Obrero sindicalista). Creó la “Asociación General de oficios unidos para la Protección del Trabajo”.

2. ROBERT OWEN (Obrero y empresario). Creó el “Gran sindicato Nacional Consolidado”, con la de unir a las Trade Unions y a la clase obrera para conquistar pacíficamente el poder.

(Ambas acciones acaban fracasando por separado debido a la oposición del gobierno y los patronos).

Tras este fracaso, DOHERTY y OWEN planearon una acción conjunta, una huelga general, que reivindicó la jornada laboral de 8 horas. Las consecuencias de esto fueron que el gobierno británico se vio obligado a fijar el límite de la jornada laboral en 13 horas pero ésta vino acompañada de una fuerte represión:

(42)

• El patrono podía despedir a los obreros sindicados.

Esta acción del gobierno provocó una serie de violentas huelgas. Pero este movimiento va a tender a desaparecer en el momento en que sus líderes son encarcelados.

3. EL CARTISMO 1838.

Tras los primeros fracasos del sindicalismo, las condiciones de los obreros seguían siendo penosas (malas condiciones de trabajo, muchas horas, poco salario…). Debido a esto, continuaron las reivindicaciones obreras. Los obreros se dieron cuenta de que no sólo debían reivindicar aspectos económicos ya que, ante la oposición de los patrones, no llegarían muy lejos. Por ello, se retoma de nuevo la cuestión del derecho al sufragio universal masculino para conseguir garantías políticas para los obreros.

En este contexto, surge el CARTISMO. Se denomina así porque sus integrantes redactaron en 1838 la “Carta del Pueblo”. El programa cartista se reducía a cuestiones políticas: (Sufragio universal masculino, voto secreto, supresión del requisito de ser propietario para ser diputado…). Así hasta seis puntos en donde también se incluyen reivindicaciones económicas y sociales.

El Cartismo se caracteriza por:

1. Ser un movimiento fundamentalmente político. (Sufragio universal masculino para promover cambios socioeconómicos que mejorasen la condición de vida y trabajo de los obreros).

Figure

Actualización...