) EN TIERRA DEL FUEGO.

Texto completo

(1)

1

PROYECTO DE IMPLEMENTACIÓN TEMPRANA

RESTITUCIÓN DE PROCESOS ECOLÓGICOS A

TRAVÉS DE LA RESTAURACIÓN DEL ESTRATO

BOSCOSO EN ÁREAS AFECTADAS Y

ABANDONADAS POR CASTOR (Castor

canadensis Kuhl) EN TIERRA DEL FUEGO.

En el marco de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y

Recursos Vegetacionales.

En cooperación con el Programa de Naciones para REDD+.

Región de Magallanes y Antártica Chilena, Chile.

4 de enero de 2018.

(2)

2

Índice

Contenido

Introducción ... 4

Justificación del Apoyo en el marco de la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales ... 6

Alcances ... 7

Diagnóstico Físico de Daño en los Bosques de Tierra del Fuego por el Castor. ... 8

Contexto Institucional ... 10

Políticas Sectoriales y Marco Institucional ... 10

Análisis de Contenidos ... 11

Descripción del área afectada ... 11

Contexto Ecológico ... 13

Contexto Socioeconómico... 14

Sinergias con otras Iniciativas Locales y Nacionales ... 16

Objetivos ... 19

Objetivo General ... 19

Objetivos Específicos ... 19

Salvaguardas ... 20

Metodología ... 22

Implementación del Piloto ... 22

Criterio de selección de áreas ... 22

Programación de actividades ... 24

Superficie a intervenir por el Proyecto Piloto ... 28

Implementación de actividades ... 28

Implementación Actividad 1: producción de plantas ... 28

Implementación Actividad 2: Establecimiento de áreas de exclusión ... 29

Implementación Actividad 3: Reforestación ... 29

Implementación Actividad 4: Estudios, análisis, reporte y difusión ... 29

Marco de Resultado ... 29

(3)

3

Metodología del monitoreo ... 32

Temporalidad ... 35

Participación y Difusión ... 35

Participación de los Actores Relevantes ... 35

Difusión ... 36

Propuestas de Gestión del Proyecto Piloto ... Error! Bookmark not defined. Administración y servicios ... Error! Bookmark not defined. Responsables de la Gestión ... Error! Bookmark not defined. Organización y Planificación ... Error! Bookmark not defined. Planificación Presupuestaria ... Error! Bookmark not defined. Financiamiento Interno ... Error! Bookmark not defined. Financiamiento Externo ... Error! Bookmark not defined. Anexos ... 38

Anexo N° 1: Mapa que muestra distribución del castor y periodo en que realizó la colonización. (Gentileza Servicio Agrícola y Ganadero) ... 38

(4)

4

Introducción

Con el objeto de establecer las primeras acciones para evitar la deforestación y degradación forestal, en Chile se creó la Estrategia Nacional de Cambio Climático y Recursos Vegetacionales (ENCCRV) la cual recoge de forma ampliada las directrices para Reducción de Emisiones por Deforestación y Degradación (REDD+) provenientes de las decisiones de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). Esta Estrategia tiene como objetivo apoyar la recuperación y protección de bosque nativo y formaciones xerofíticas, así como potenciar el establecimiento de formaciones vegetacionales en suelos factibles de plantar, pertenecientes a diversos propietarios como medidas de mitigación y adaptación a los efectos del cambio climático. Para este fin, se plantea avanzar en el diseño e implementación de un mecanismo estatal que facilite el acceso de propietarios de bosques, formaciones xerofíticas y suelos factibles de forestar, a los beneficios asociados a los servicios ambientales de los ecosistemas forestales.

Entre las exigencias que deben ser cumplidas en el marco de los procesos que se ha desarrollado en la ENCCRV, se pueden destacar aspectos relacionados con la contabilidad de carbono, aumento de la disponibilidad de las aguas y aumento de la fertilidad de los suelos en las áreas de intervención, para lo cual se considera ejecutar acciones en el territorio y determinar desempeños concretos e información de sitio específica mediante nuevos enfoques de intervención, los que se esperan a corto y mediano plazo sean integrados a las actividades propiciadas por la actual Ley de Bosque Nativo (Ley N° 20.283), a una nueva ley de fomento forestal que amplíe el enfoque actual, o bien programas gubernamentales.

A través de una serie de talleres a nivel regional, sectorial y nacional, se determinó que las principales causas de la degradación de los bosques son los incendios forestales, la extracción ilegal de leña y la introducción de ganado, así como el mal manejo de especies exóticas. Una de las causas mencionadas particularmente para la Región de Magallanes es la presencia del castor (Castor

canadensis, Kuhl 1820), situación que para la comunidad magallánica resulta fundamental combatir

y que sin duda es una necesidad que cobra cada vez más vigencia, debido al alto riesgo de que esta especie cruce las fronteras naturales que hoy día la contienen y avance por el país causando daños incalculables a los ecosistemas patagónicos.

Por lo expuesto, se ha considerado oportuno implementar en la Región de Magallanes y Antártica Chilena, en el marco de las medidas de acción que se realizan bajo la ENCCRV y con el apoyo técnico y financiero del Programa Nacional de ONU-REDD, un proyecto que permita determinar cuáles son los mecanismos más adecuados para la restauración de áreas degradadas y abandonadas por castores y los costos que ello implica. Es de conocimiento institucional y regional el nivel de complejidad logística y altos costos que esta tarea conlleva y que aún no es factible dimensionar la gravedad del daño ambiental que existe en los bosques de Tierra del Fuego y sus alrededores, no sólo por la pérdida concreta de superficie de bosque, sino que también por el daño que esto ha producido al fragmentar estos frágiles ecosistemas, lo que resulta en una pérdida de la biodiversidad

(5)

5 y todas las consecuencias que ello conlleva. El presente Proyecto se implementará en predios privados chilenos de la Tierra del Fuego.

Como resultados en las áreas de implementación se espera contar, en principio, con el establecimiento de plantas de las especies arbóreas principales del lugar a intervenir, lo que causará la recuperación paulatina de la estructura del suelo y por ende, el mejoramiento de los flujos de aguas en el sector, mejorando lentamente pero de manera sostenida las condiciones ambientales que permitan recuperar la biodiversidad dañada y revirtiendo la fragmentación del territorio que esta plaga ocasiona.

Dentro de la ENCCRV, se han determinado una serie de actividades y medidas de acción, para cada una de ellas existen diferentes Medidas de Acción para el logro de su implementación, para el caso del presente pilotaje corresponde a Actividad Estratégica “Medidas de Acción Transversales de Apoyo a la Implementación de la ENCCRV”, aplicándose la medidas de acción MT.5 “Programa de restauración ecológica para la recuperación de formaciones vegetacionales nativas degradadas, en comunas priorizadas por la ENCCRV”, además de hacer aportes indirectos a otras de las actividades estratégicas consideradas en la ENCCRV.

(6)

6

Justificación del Apoyo en el marco de la Estrategia Nacional de Cambio

Climático y Recursos Vegetacionales

Para el desarrollo de Proyectos al interior de CONAF es relevante que estos se encuentren asociados a las Actividades Estratégicas indicadas para la ENCCRV que lidera la institución, en este contexto cada proyecto debe estar alineado a fin de focalizar los esfuerzos en aquellas actividades que aporten al logro del objetivo que persigue la Estrategia.

Para el presente proyecto se ha determinado se vincule con la Actividades Estratégicas “MEDIDAS

DE ACCIÓN TRANSVERSALES PARA FACILITAR LA IMPLEMENTACION DE LA ENCCRV” y con la

medida de acción MT.5 tal es; “Programa de restauración ecológica para la recuperación de

formaciones vegetacionales nativas degradadas, en comunas priorizadas por la ENCCRV”, la que

se define como: Programa de restauración ecológica activa en terrenos públicos y privados, focalizado en comunas priorizadas por la ENCCRV y bajo el marco de las metas del NDC. Estas acciones tendrán como principales objetivos, la recuperación y puesta en valor de bosques y otras formaciones vegetacionales nativas que se encuentren bajo procesos degradativos. Se priorizarán áreas que:

 Generen servicios ecosistémicos de aprovisionamiento, regulación, de apoyo, y culturales.  Posean formaciones escasas y/o especies en categoría de conservación.

 Disminuyan la fragmentación de bosques, uniendo parches.

 Mejoren la calidad de vida y el valor predial de propietarios rurales y de terrenos fiscales.  Estén bajo un PMCOF (medidas US.3. y US.4.)

El presente proyecto de implementación estaría abordando de manera directa la disminución de la fragmentación ya que al realizar plantaciones en áreas dañadas por castor se tendería a unir sectores de bosques que antes de la invasión de castores constituían un solo paño boscoso, además esta iniciativa generará información relevante relacionada a costos de implementación de la restauración, prácticas efectivas, indicadores para el monitoreo de emisiones evitadas y secuestros, entre otros.

No obstante lo anterior, también la actividad a desarrollar con el proyecto propuesto realizará aportes concretos en aspectos tan relevantes como es el evitar que esta superficie que era bosque pase rápida e irreversiblemente a ser utilizada como superficie de pastoreo de ganado, logrando evitar la expansión de la ganadería al interior de los bosques de Tierra del Fuego, además de permitir visualizar la posible implementación de otras medidas de acción de la ENCCRV tanto para Tierra del Fuego como para otras provincias de la región.

(7)

7

Alcances

La magnitud o alcance del presente proyecto estará dada por los siguientes aspectos generales propuestos:

a. Acciones de Restauración: Se propone realizar una serie de acciones para la restauración, tanto para tipo forestal Lenga (Nothofagus pumilio) como especie principal, como para bosques de Ñirre (Nothofagus antárctica) y Coigüe de Magallanes (Nothofagus betuloides), cada una de estas acciones será determinada de acuerdo a las condiciones específicas de los sectores a intervenir y por ende asociado a diferentes superficies y presupuestos. b. Presupuesto: Se trabajará con el marco presupuestario asignado para el presente proyecto,

más aquellas colaboraciones en aspectos logísticos que pudiesen hacer los dueños de los predios donde se ejecutarán las actividades, a ello se deben sumar los aportes institucionales que realizará CONAF, este aporte se encuentra de manera detallada en el Punto N° 11 del presente documento.

c. Condiciones residuales de bosque y de suelo: La Lenga es la especie con la que más se propone trabajar en el presente proyecto, es una especie de semisombra, por tanto para el éxito con plantaciones es importante la existencia o no, de algunos árboles o legados biológicos que le entreguen protección a las plantas que se llevarán a terreno, en cuanto al suelo habrá que enfrentarse a suelos en diferentes condiciones de estructura y niveles de humedad.

d. Presencia de otros agentes de daño: En prácticamente todos los sectores donde se propone trabajar existe la presencia de guanaco (Lama guanicoe), especie que ramonea intensamente la regeneración, por tanto, se deberán establecer medidas de terreno que impidan a este herbívoro acceder a las áreas de trabajo o a las plantas mismas.

e. Régimen de propiedad: Los espacios donde se desarrollarán las acciones propuestas en este proyecto, son en su totalidad propiedad de privados, por tanto la magnitud de las superficies para la realización del trabajo como el nivel de cooperación que ellos deseen tener respecto al proyecto será un aspecto clave en el diseño y seguimiento que se deberá dar.

(8)

8

Diagnóstico Físico de Daño en los Bosques de Tierra del Fuego por el Castor.

Las alteraciones ecológicas provocadas por Castor canadensis en los ecosistemas australes, incluyen la destrucción del bosque de ribera y la desestabilización del suelo, la alteración del régimen de luz por la apertura de claros, la modificación de la estructura del hábitat, los diques construidos por los castores cambian el régimen de descarga anual de un río, disminuyen la velocidad de la corriente, expanden la superficie de los suelos inundados, y aumentan la retención de sedimentos y materia orgánica (Naiman et al. 1988, Wright et al. 2002).

La mayor retención de materia orgánica se explica porque los castores rara vez son capaces de consumir la totalidad del material vegetal caído (Rosell et al. 2005), generando hábitat para otras especies, particularmente herbáceas (Schlatter et al. 2002, Mella et al. 1995). Rosell et al. (2005) además destacan que no sólo existe una alteración directa sobre el flujo hídrico, sino también en la geomorfología por el propio efecto de los diques y los refugios que construyen para su supervivencia. Los castores también alteran la composición química de las aguas por la mayor sedimentación, así como su temperatura por la tala de árboles que proporcionan sombra, provocando alteraciones en la estructura y dinámica de los ecosistemas (Johnston y Naiman 1987), provocando la modificación en los principales ciclos de nutrientes en bosques de Nothofagus. En el año 1999, se estimó que la superficie de bosque afectada podría alcanzar 23.500 hectáreas en la parte chilena de la Isla Grande de Tierra del Fuego y en isla Navarino, donde el 87,8% de los árboles afectados muere por inundación y el 12,2% por anillamiento de su corteza (Skewes et al., 1999). Las alteraciones físicas que producen los castores en los ecosistemas tienen un efecto cascada en muchas otras especies, aunque estas consecuencias bióticas están menos caracterizadas. De acuerdo a Crooks (2002) es mucho más fácil medir el efecto sobre las propiedades de los ecosistemas que cuantificar las diferentes formas en que las especies pueden responder a esos cambios.

Según Fryxell y Doucet (1993), las especies arbóreas más preferidas por C. canadensis en su hábitat natural son Populus tremuloides Michx., Alnus rugosa (Du Roi) Clausen, y en parte Acer rubrum L., lo que indica una clara preferencia por especies de maderas blandas. El roedor fue introducido en el sector argentino de Tierra del Fuego en 1946 (Skewes et al. 2006), como una iniciativa para generar recursos peleteros (Anderson et al. 2006a), e ingresó a territorio chileno en el área correspondiente a la ribera noroeste del lago Fagnano (aproximadamente 54º 30' S), provincia de Tierra del Fuego (Lizarralde 1993, Lizarralde et al. 2004, Wallem et al. 2007). Skewes et al. (2006) estiman que la población de castores en territorio chileno de Tierra del Fuego, incluyendo también Isla Navarino, alcanza a 61.300 individuos, expandiéndose a una tasa lineal de 2,3 a 6,3 km al año, por falta de predadores, en combinación con una alta tasa de reproducción (Anderson et al. 2006b). En esta zona los castores construyen diques y se alimentan de material arbóreo extraído principalmente de Nothofagus pumilio (Poepp. et Endl.) Krasser, la especie más abundante. También utilizan especies forestales menos abundantes en Tierra del Fuego, como Nothofagus

(9)

9 Skewes et al. 1999, Wallem et al. 2007), todas especies pertenecientes a la masa boscosa aledaña a los cursos de agua. También suele atacar a Berberis spp y otras especies arbustivas (Mella et

al. 1995, Anderson et al. 2006b).

La acción de los castores es restringida a una franja relativamente estrecha de bosque alrededor del régimen hídrico, por lo tanto, el impacto se concentra dentro de numerosas áreas de reducida superficie, pero que en su conjunto producen un alto impacto ambiental (Martínez et al. 2006, Johnston y Naiman 1987). Este impacto resulta relevante por la ausencia de una historia evolutiva entre los castores y los bosques de Nothofagus spp. Se trata de bosques que carecen de los mecanismos defensivos y estrategias reproductivas que se encuentran en los bosques de su ambiente natural (Anderson et al. 2006a).

En Tierra del Fuego la construcción de diques ha modificado el hábitat en grandes extensiones de terreno debido a la inundación de bosques, principalmente de N. pumilio, y a la desviación de ríos. Se menciona que C. canadensis ha persistido en la construcción de represas de hasta 1,5 m de altura y 100 m de longitud, además de la construcción de extensos canales a lo largo de laderas boscosas, por donde transportan fácilmente su alimento (Iriarte 2000). Esta invasión es analizada en forma exhaustiva por Jaksic et al. (2002), quienes corroboran que los sectores con mayor daño corresponden a bosques de protección para el régimen hídrico, especificados por la legislación forestal vigente, que expresamente protege al arbolado situado a menos de 200 m desde las orillas de ríos y vertientes. Coincide también con terrenos de la Wildlife Conservation Society (WCS), declarados por dicho organismo como área protegida privada (Parque Karukinka).

No obstante los daños ambientales producidos por los castores, el efecto sobre la biomasa forestal ha sido poco cuantificado en Chile, y las investigaciones se han centrado más bien en elementos cualitativos. Skewes et al. (1999) confirman que los castores tienen mayor preferencia por ambientes donde conviven las especies N. pumilio y N. antarctica, asociados a cursos de agua. En ese estudio ha quedado demostrado que los únicos hábitat que son ocupados en menor proporción por los castores son aquellos ubicados en el límite altitudinal de la vegetación, además de algunos sectores de bosques puros de N. betuloides, especie que posee una madera más densa que N.

pumilio.

En otros países se han logrado mayores avances cuantitativos en la pérdida de biomasa. En un reciente estudio en territorios argentinos de Tierra del Fuego, Martínez et al. (2006) concluyen que la acción de los castores altera la dinámica de la vegetación, modificando la biomasa y la composición de las comunidades originales. Los autores destacan que la mantención de estas colonias de castores no es sustentable, principalmente debido a que los bosques de Nothofagus

spp. no están adaptados a soportar el impacto de los castores por un tiempo prolongado, que por

su escasa regeneración transforman su ecosistema original de un bosque primario cerrado a un ambiente de praderas abiertas. Esta escasez reproductiva se ve agravada aún más por el ramoneo de la regeneración temprana de N. pumilio por parte de Lama guanicoe (Artiodactyla: Camelidae) (Pulido et al. 2000).

(10)

10 Härkönen (1999) presenta una evaluación del daño causado por C. canadensis en bosques del centro-sur de Finlandia, considerando las características de las áreas dañadas, tipo y severidad del daño. Las principales especies de los bosques analizados son Pinus sylvestris L., Picea abies (L.) Karst. y Betula spp., donde P. sylvestris es la especie dominante. Por su parte Johnston y Naiman (1990) presentan un estudio realizado en Amity Creek, Minnesota, Estados Unidos, en el cual cuantifican la biomasa leñosa removida por efecto de los castores, y también determinan cómo la herbivoria selectiva afecta la densidad, área basal y composición de especies en un bosque ribereño.

Baldini et al. (2008), indican que la influencia del castor en la dinámica de los bosques de N. pumilio, advierte la posibilidad de un aumento en la superficie afectada por inundación y una consecuente mayor pérdida de volúmenes. Esto ocurre debido a sucesivas alteraciones del curso de agua original a través del tiempo, desviándose el flujo hacia bosques no afectados y por tanto incrementando las pérdidas.

Este mismo estudio indica que estas alteraciones generan una brecha en las distribuciones diamétricas entre el bosque no afectado y el bosque afectado. Debido a la preferencia de los castores por diámetros menores, se presenta una fuerte disminución en la existencia de biomasa en las clases diamétricas menores en los bosques ribereños afectados. Esta preferencia por diámetros menores también compromete seriamente la generación de reemplazo al dificultar el establecimiento de la regeneración. De hecho, se constató en terreno una ausencia de regeneración en las zonas con árboles muertos por inundación, y que actualmente ya no están anegadas, encontrándose en su lugar un abundante estrato herbáceo. En estas zonas el bosque ya no existe como tal, desperfilando las microcuencas hidrográficas y creando praderas.

Las alteraciones prácticamente eliminan la regeneración boscosa, situación que no ocurre en los bosques pertenecientes a la distribución natural del castor, ya que los bosques subantárticos no están adaptados para regenerar bajo este tipo de disturbios (Anderson et al. 2006b). Los mismos autores señalan que el carácter silvestre del ecosistema subantártico está amenazado por la alteración al ambiente y la invasión de plantas introducidas, que es favorecida por la acción de los castores, y tampoco se han encontrado comunidades únicas, posterior al daño del castor, como sucede en Norteamérica. Frente a esta situación se requiere una acción institucional coordinada entre los numerosos organismos de Chile y Argentina involucrados con el tema de especies invasoras.

Contexto Institucional

Políticas Sectoriales y Marco Institucional

Entre las políticas sectoriales que se asocian de manera directa a este proyecto destacan los

“Objetivos estratégicos de CONAF y Programa de Gobierno 2014-2018” del Ministerio de

Agricultura, particularmente Objetivos estratégico N°4 “Proteger a la sociedad de las amenazas

(11)

11

cambio climático actuando sobre los bosques nativos, formaciones xerofíticas y plantaciones forestales y componentes patrimoniales presentes en el SNASPE”, claramente el presente proyecto

ayuda al cumplimiento de este objetivo ya que aborda las consecuencias de una plaga que genera daño forestal, en este contexto es donde se vincula de manera directa la Secretaría Regional Ministerial de Agricultura y el Servicio Agrícola y Ganadero.

También dentro de los “Lineamientos de la Estrategia Regional de Desarrollo (ERD)2012-2020” para la región de Magallanes y Antártica Chilena, se presenta el eje transversales N° 3 “Enfoque Territorial” que destaca lo siguiente:

Lineamiento (L28) Identificar y reconocer las particularidades territoriales de la región,

generando respuestas y soluciones específicas para las necesidades, demandas y oportunidades de cada territorio regional.

Objetivo 28.3. Mejorar las condiciones de calidad de vida, reconociendo las distintas realidades y

desigualdades existentes en los territorios de la región.

Acción A28.3.1. Impulsar el diseño de instrumentos, planes y programas púbicos específicos para

zonas rurales, haciéndose cargo de las especificidades diversas de la región.

Resulta evidente que la región posee una necesidad específica, dado que es único lugar del país donde se puede encontrar esta plaga, además este Proyecto debe generar los insumos necesarios para ejecutar la Acción A28.3.1, ya que generará tablas de costos, resultados técnicos y lecciones aprendidas. El Servicio Agrícola y Ganadero es el responsable a nivel nacional del programa de Control de Plagas y Enfermedades por tanto es un aliado importante en el desarrollo del presente Proyecto.

Análisis de Contenidos

Descripción del área afectada

De acuerdo al primer estudio de nivel nacional sobre Especies Exóticas Invasoras (EEI) en Chile, desarrollado por el Centro de Análisis de Políticas Públicas (CAPP) de la Universidad de Chile, en el contexto del proyecto del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), se estima que en el país existen al menos 128 EEI, de estas 27 han sido priorizadas como de riesgo para la biodiversidad, entre ellas destaca el Castor Americano (Castor canadensis Kuhl), roedor que ha poblado el extremo sur del territorio chileno y argentino y que causa un relevante daño a los ambientes boscosos en que se establecen.

Al día de hoy, para Chile, el daño se concentra en la región de Magallanes y Antártica Chilena, principalmente en la Isla de Tierra del Fuego donde fue introducido el año 1946 por el Ministerio de Marina de la República Argentina en la cuenca del Lago Fagnano, este daño no afecta sólo a los ecosistemas de bosques en su estrato arbóreo, sino que también modifica cursos de agua, altera la

(12)

12 biodiversidad local y más aún facilita la llegada de otras EEI. Tal es el daño causado al ecosistema que durante el año 2008 el Estado chileno junto al argentino firmaron un Acuerdo a través de las Cancillerías de ambos países; en lo principal, el acuerdo fija criterios técnicos y mecanismos de coordinación conducentes a contener la invasión como primera prioridad y explorar las posibilidades de erradicar al castor, esto ante la inminente posibilidad de que esta EEI colonice sin control las áreas continentales de ambos países.

En la Región de Magallanes existe una vasta superficie de bosque degradado por la acción del castor, actualmente es posible encontrar sectores abandonados por esta especie debido al agotamiento de alimento en su entorno, áreas que se encuentran mayoritariamente con un gran nivel de deterioro, sectores inundados, cursos de río que nunca volvieron a sus cauces naturales, sectores despoblados de bosque donde siempre lo hubo, etc. Dado el tipo y permanencia del daño que produce el castor, si no se consideran acciones de restauración inmediata, el bosque se irá perdiendo de manera permanente, primero por la eliminación directa que realiza el castor sobre éste y segundo por la utilización dada por los propietarios de los predios para el uso ganadero, utilizando los espejos de agua como bebederos y los sectores libres de árboles como áreas para la producción de pastos dado que los ciclos de luz en el sotobosque se alteran completamente y por tanto facilita la colonización de pastos exóticos, una vez instalado el ganado en un sector la recuperación del bosque se hace extremadamente difícil.

Los ecosistemas forestales del archipiélago fueguino constituyen los ambientes boscosos más australes y prístinos del planeta, caracterizándose por su fragilidad y lenta recuperación ante cualquier perturbación dada la rigurosidad climática, insularidad y biogeografía en dicha latitud (Fesq-Martin et al. 2004). Según observaciones realizadas por Martínez-Pastur et al. (2006), la regeneración de lenga en embalses abandonados es baja debido a la dominante presencia de gramíneas, la profunda capa de sedimento y la sobresaturación hídrica del suelo, todos factores que impiden la germinación de sus semillas. Las especies Nothofagus antárctica (Ñirre) y Nothofagus

betuloides (Coigüe de Magallanes) presentan la mayor abundancia de plántulas en los embalses

abandonados, siendo la primera la más exitosa en colonizar sitios abandonados. Nothofagus

antárctica es considerada una especie pionera, cuya distribución se ve restringida a aquellos

hábitats con condiciones extremas, como el ecotono de matorral y bosque y los bosques alto andinos (Moore 1983).

Otro aspecto relevante de mencionar, es la fragmentación del bosque que provoca el castor, si bien se instala particularmente en las riberas de los cursos de agua, lugar donde propicia las condiciones adecuadas para construir sus castoreras, el daño se magnifica al usar el entorno como fuente de alimentos, afectando entre 90 y 100 metros al costado del curso de agua (área de corta), produciendo la eliminación de prácticamente todo el bosque circundante. También se debe indicar el daño a la biodiversidad, la riberas que destina a hábitat son los puntos de mayor biodiversidad dentro de un bosque, ésta se ve completamente alterada no solo durante su estadía, si no que no

(13)

13 es capaz de recuperarse de manera natural después del abandono, es necesario apoyar esta labor a fin de que se pueda recomponer el ambiente original.

El castor es unos de los denominados ingenieros ecosistémicos más reconocidos, es capaz de cambiar las condiciones originales de un hábitat, lo que implica un cambio en la biodiversidad del área. En la región se ha observado que esta modificación del hábitat, provoca las condiciones necesaria para el establecimiento de otras especie exóticas invasoras, como lo es la rata almizclera (Ondatra zibethicus) y el visón (Neovison vison), ya que estas tres especies se encuentran asociadas en su ambiente natural y el castor facilita la llegada de las otras, por ello al realizar acciones de restauración posterior, también se está ayudando en el control de otras especies exóticas y dañinas que hoy día se encuentran en los bosques de Tierra del Fuego. Dado lo anterior, se estima que no sólo es un aporte concreto la intervención para la restauración, sino una fase imprescindible para la conservación de los suelos y el manejo ambiental que requieren estos bosques sub antárticos hoy en día tan amenazados

Contexto Ecológico

El programa se ejecutará en bosques pertenecientes a las especies caducifolias de lenga y ñirre (Rothkugel, 1916), ubicándola desde el paralelo 38°sur hasta el Cabo de Hornos. También son denominados como bosques caducifolios subantárticos (Donoso, 1998). En esta zona de distribución estos bosques se desarrollan en suelos originados de material glaciar con depósito de cenizas volcánicas, que dan origen a suelos ácidos y humus mor, con procesos de podzolización frecuente, en especial con mayor nivel altitudinal.

Los bosques de lenga en casi toda su distribución se encuentran colindantes con bosques de ñirre, que es descrita como una especie de gran diversidad morfológica, adaptada a condiciones extremas de sitio (Donoso, 2013), desde suelos con drenaje lento hasta condiciones de menor pluviometría. La vegetación asociada a estos bosques en el área del presente proyecto es escasa debido que constituyen bosques con dosel cerrado que deja pocas opciones para la presencia de sotobosque. En estas condiciones es posible la presencia de michay (Berberis ilicifolia), racoma (Maytenus

disticha) y algunas herbáceas anuales en muy baja cobertura.

Las características climáticas de la zona de estudio muestran una precipitación anual en el rango de 400 a 600 mm anuales, con temporadas de vientos de primavera y verano que en algunas ocasiones supera los 130 km/hr. Esta condición genera un fuerte estrés hídrico estival a la vegetación debido a la escasa precipitación y al efecto secante del viento.

En cuanto a la fauna nativa se puede citar aves como colegial (Phrygilus patagonicus), rayadito (Aphrastura spinicauda), cachaña (Enicognathus ferrugineus), caprintero negro (Campephilus

magellanicus), zorzal (Turdus falcklandii), chercán (Troglodytes aedon), mamíferos como zorro

colorado (Lycalopex culpaeus), guanaco (Lama guanicoe) y roedores tales como coruro (Ctenomys

(14)

14 Esta zona no ha estado ajena a la introducción de fauna exótica entre la que se debe señalar:

 Zorro gris (Pseudalopex griseus)  Visón (Mustela visón)

 Conejo de castilla (Oryctolagus cuniculus)  Rata almizclera (Ondatra zibethica)  Castor (Castor canadensis)

Ecorregión Subantártica de Magallanes

La ecorregión subantártica de Magallanes ha estado sujeta a la influencia de los avance y retroceso de los hielos ocurridos durante el cuaternario (Silva & Calvete 2002). Gran parte de su actual sistema de canales estuvo cubierto por hielo hasta el Ultimo Máximo Glacial (UMG), entre 23.000 y 19.000 años A.P (Hulton et al 2002). El proceso de desglaciación desde el UMG ha permitido la recolonización de diversas formas de vida (Hulton et al. 2002), generando una ecorregión que ha sido identificada recientemente como una las 24 áreas mejor conservadas del planeta (Mittermeier et al. 2002, Mittermeier et al. 2003). Los criterios de esta identificación consideran que (i) más del 70% de su cobertura vegetacional nativa se conserva, (ii) incluye una vasta área geográfica de más de 10.000 km2 de hábitats nativos no fragmentados, y (iii) posee una de las menores densidades poblacionales en zonas templadas a nivel mundial (0,14 habitantes/km2 ). (COLOQUIO INTERNACIONAL, Cambio climático en la Región de Magallanes y Antártica: Evidencia y desafíos para el futuro 2012, Andrés Mansilla, Jaime Ojeda y Ricardo Rozzi), todo lo anterior podría verse alterado en caso de no corregir la fragmentación que se está desarrollando hoy en día.

Contexto Socioeconómico

El Proyecto propuesto se desarrollará en la región de Magallanes y Antártica Chilena, provincia de Tierra del Fuego, comunas de Timaukel y Porvenir La provincia cuenta con una superficie total de 22.593 km² y 6.904 habitantes, la mayor parte de ellos se concentran en el único poblado llamado Porvenir (comuna de Porvenir) con 5.465 habitantes, las otras dos comunas solo cuentan con habitantes rurales ya que en el sector no existen urbes, solo algunos sectores con baja población como sería el poblado de Villa Cámeron que es la capital de la comuna de Timaukel. A modo de ejemplo dicha comuna cuenta con un total de 423 habitantes de los cuales 47 son mujeres y 376 son hombres.

La comunas de Timaukel y Porvenir son las con mayor superficie de bosque en la Provincia de Tierra del Fuego, sumando un total aproximado de 451.000 ha, la mayor parte de ellas es propiedad de privados, destacando la ONG Wildlife Conservation Society (WCS) que posee una superficie de aproximadamente 132.000 ha de bosques, la mayor parte los tiene al interior de su denominado “Parque Karukinka” y Forestal Russfin que corresponde a una empresa forestal dedicada a la explotación maderera en bosque nativo y procesamiento de madera, los demás propietarios en su mayoría cuentan con predios que en promedio tienen sobre las 5.000 ha cada uno, incluyendo áreas

(15)

15 con y sin bosque, pudiendo considerarse medianos propietarios, la mayor parte de los predios están a nombre de hombres o sociedades.

El siguiente cuadro muestra el mapa de actores potenciales general del área propuesta, dicho mapa está construido en base a los servicios públicos vinculados, propietarios de terrenos con bosque afectado y otros.

Nombre del actor Descripción

Personas Propietarias de Predios Forestales

Las personas propietarias de predios con bosque son con quien se interactuará para dar a conocer el proyecto, explicar los objetivos y propiciar acciones directas o indirectas que en el futuro contribuyan a la recuperación de los bosque dañados por castores, como por ejemplo no someter esos terrenos a ganadería.

En particular, se buscará un grupo de propietarios comprometidos con acciones directas para realizar convenios de cooperación que permitan y faciliten la realización de actividades dentro de sus predios.

ONG Wildlife Conservation Society (WCS)

Propietario con mayor superficie de bosque, se deberá realizar convenios de cooperación para la realización de actividades dentro de sus predios. Dada su condición de parque se estima realizar una parte importante de las actividades al interior de esta propiedad, además WCS desarrolla parte del proyecto GEF antes descrito.

Forestal Russfin Empresa forestal inserta en el territorio donde se desarrollará la actividad, presta servicios logísticos en el sector y el desarrollo del proyecto puede favorecer y facilitar sus faenas en el mediano y largo plazo.

Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)

Organismo del Estado que desarrolla proyecto FNDR que considera capacitación a propietarios para el control de la EEI, se debe trabajar de manera coordinada con dicho proyecto.

Seremi de agricultura Organismo del Estado que representa al Ministerio de Agricultura en la región, coordina la acción de diversos servicios, entre ellos CONAF y SAG.

Seremi de Medio Ambiente

Organismo del Estado vinculado a la gestión ambiental.

Municipalidad de Timaukel

Organismo administrador del territorio donde se desarrollarán la mayor parte de las actividades.

Carabineros de Tierra del Fuego

Organismo del Estado presente en el territorio donde se realizarán las actividades.

Dirección de Vialidad Organismo del Estado con actividad permanente en el área donde se realzarán las actividades y alto conocimiento del territorio.

Ejército de Chile; Cuerpo Militar del Trabajo

Organismo del Estado con actividad permanente en el área donde se realzarán las actividades y alto conocimiento del territorio.

Universidad de Chile Universidad con presencia a través de estudios forestales en el área donde se desarrollarán las actividades

(16)

16

Sinergias con otras Iniciativas Locales y Nacionales

El Proyecto es complementario a 2 proyectos, uno en proceso de formulación y el segundo en desarrollo. El primero, un proyecto cofinanciado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés) y el Estado Chileno que tiene alcances macro en relación a los marcos regulatorios del país y de gestión y control integral para los ecosistemas amenazados; el segundo, es un proyecto financiado por el Estado chileno que busca en términos prácticos hacer control de la especie y capacitar y comprometer a propietarios y trabajadores en el autocontrol de la especie a nivel predial, ambos proyectos funcionan alineados y como aporte al “Acuerdo binacional (Chile-Argentina) para la restauración de los ecosistemas afectados por el castor en la Patagonia Austral, 2008” y que tiene por objetivo final la erradicación de la especie y en principio también crean las bases necesarias para hacer viable, en términos de compromiso por parte de los propietarios, la implementación de proyectos de campo para la restauración del territorio y a futura implementación permanente de esta actividad.

Antecedentes

 “Acuerdo binacional (Chile-Argentina) para la restauración de los ecosistemas

afectados por el castor en la Patagonia Austral, 2008”

Atendiendo que la presencia y efectos del castor comprenden territorios de ambos países en la isla Tierra del Fuego -ocurriendo lo mismo con la eventual expansión hacia el continente-, el año 2008 se firmó un Acuerdo por las Cancillerías de ambos países. En lo principal, el acuerdo fija criterios técnicos y mecanismos de coordinación conducentes a contener la invasión como primera prioridad y explorar las posibilidades de erradicar la invasión.

Los puntos centrales del Acuerdo:

1. Promover restauración de los ecosistemas afectados por castor

2. Intentar erradicar el castor de su área de distribución actual en la Patagonia Austral 3. Las Partes acuerdan realizar:

1) Estudio de Factibilidad de erradicación

2) Preparar Proyecto Binacional Pro-Erradicación 3) Preparar Plan de Contingencia inmediata

a) Acciones para la erradicación del continente

b) Acciones para la contención de la invasión en el archipiélago c) Acciones de vigilancia y acción para evitar reinvasiones 4. Promover la Información y participación pública

5. Promover el intercambio de información 6. Promover la capacitación y entrenamiento 7. Gestionar financiamiento

(17)

17  Proyecto N° 1. “Fortalecimiento y desarrollo de instrumentos para el manejo,

prevención y control del castor (Castor canadensis), una especie exótica invasora en la Patagonia chilena.” Monto USD: 2.153.882.- Estado: Evaluación FAO

El objetivo general del proyecto es instalar los marcos regulatorios e institucionales subnacionales y las capacidades institucionales y técnicas en la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena para gestionar y controlar la dispersión de la especie exótica invasora (EEI) mediante la demostración de un marco de gestión y control integral para los ecosistemas de gran biodiversidad amenazados por el castor como EEI agresiva en la Patagonia chilena.

 Objetivo Específico 1 Avanzar en el establecimiento de sistemas de gestión y gobernanza a nivel subnacional para el control y erradicación del castor en la región de Magallanes y de la Antártica Chilena. Con base en el plan estratégico binacional y estudio de factibilidad, se desarrolla un programa completo financiero y de gestión, incluyendo la coordinación binacional Chile-Argentina, que atenderá las incertidumbres remanentes a nivel técnico, institucional y financiero y establecerá los mecanismos regulatorios y de gobernanza faltantes.

 Objetivo Específico 2 Sistematizar y expandir la experiencia en control y erradicación existente con un conjunto de actuaciones que complementen las acciones en marcha dentro del Proyecto FNDR-SAG en la Península de Brunswick, la Isla Dawson y la Isla Grande de Tierra del Fuego.

 Objetivo Específico 3 La implementación del proyecto debe basarse en gestión por resultados y se facilite la aplicación de los resultados del proyecto y sus lecciones aprendidas en operaciones futuras.

Sus resultados esperados son:

 Resultado Esperado (RE) 1.1 Los marcos regulatorios, de gobernanza y financiero aseguran una gestión efectiva y control de la invasión en el archipiélago de Magallanes y la Península de Brunswick.

 Resultado Esperado (RE) 1.2 Sistema Coordinado de Información y Alerta Temprana (SCIAT) establecido en el archipiélago de Magallanes y la Península de Brunswick.

 Resultado Esperado (RE) 1.3 Conocimiento sobre gestión de la EEI y castor entre los actores clave regionales aumentado.

 El Resultado Esperado (RE) 2.1 Validado un modelo de control y erradicación en al menos 2000 ha que están en restauración de los daños causados por el castor, incluyendo la recuperación de los bosques riparios con especies endémicas.

 Resultado Esperado (RE) 2.2 Realizadas y validadas prácticas para el control sostenido en propiedad privada de uso múltiple en al menos 1000 ha y 2 propietarios, que están en

(18)

18 restauración de los daños causados por el castor, incluyendo la recuperación de los bosques riparios con especies endémicas.

 El Resultado Esperado (RE) 3.1 La implementación del proyecto se basa en gestión por resultados y se ha facilitado la aplicación.

Como un beneficio global del proyecto se espera contribuir a evitar la dispersión del castor en el continente sudamericano y a contener su población dentro de la región de Magallanes bajo niveles que no pongan en riesgo especies endémicas y ecosistemas de importancia mundial, proporcionando así protección a los ecosistemas más australes del mundo y a bienes de importancia mundial como el Parque Nacional Torres del Paine y el hotspot de biodiversidad chileno de los Bosques Valdivianos de precipitaciones invernales (Myers et. al. 2000, Mittermeier et. al. 2005). En concreto, el proyecto a) validará metodologías de detección, erradicación y restauración, incluyendo el desarrollo de prácticas para el control en propiedad privada multifuncional; y b) establecerá y validará metodologías de detección y respuesta temprana, estableciendo una línea de contención para Chile dentro de la región de Magallanes.

Cabe destacar que si bien, el proyecto menciona entre sus objetivos la restauración, dicha actividad está referida a la restauración ecológica pasiva, la que se produce por el solo hecho de retirar la amenaza, la principal acción sobre el territorio será la extracción de castores y la eliminación de algunas represas. Otra actividad a desarrollar es el levantamiento de información descriptiva de los diferentes ambientes liberados de la plaga, a fin de contar con el conocimiento que les permita saber cuánta superficie dañada se tiene y que actividades requeriría cada una de ellas para el desarrollo de restauración ecológica activa. Por tanto, el “proyecto de implementación temprana para la restitución de procesos ecológicos a través de la restauración del estrato boscoso en áreas afectadas y abandonadas por castor en Tierra del Fuego” se ejecutará después de las acciones desarrolladas por este proyecto, haciendo aquello que no considera.

Si bien el alcance de ambos proyectos es muy diferente, sí se trabajará de manera inmediata sobre el territorio y será el complemento perfecto, ya que se considera restaurar con diferentes técnicas, pudiendo determinar a través de esta manera cuales resultan más adecuadas en términos de relación costo-eficiencia de cada una, identificando además posibles mejoras de cada técnica y aplicabilidad en general.

 Proyecto N° 2. “Servicio de control y extensión sobre castor (Castor canadensis)

en el área silvoagropecuaria de Tierra Del Fuego”. Monto USD: 640.000.- Estado: En Desarrollo

En el marco del Convenio Mandato FNDR-SAG Resolución T.R. (DAC) N°30 de fecha 19 de abril de 2012, para la ejecución del Programa “Control, Prevención y Erradicación de Fauna Invasora en la Región de Magallanes”; el objetivo del proyecto consiste en ejecutar un plan de control y extensión sobre el castor americano (Castor canadensis) mediante el fomento del autocontrol por parte de los residentes en el área silvoagropecuaria, con el fin de controlar y mantener en bajas densidades la población de estos animales.

(19)

19  Objetivos Específicos 1 Implementar planes de control sostenido en al menos el 80% de los 437 predios de uso silvoagropecuarios de las comunas de Primavera, Porvenir y Timaukel con la participación de los propietarios y residentes rurales.

 Objetivos Específicos 2 En cada uno de los predios de uso silvoagropecuarios visitados, en forma demostrativa se deberá controlar por medio de caza, al menos una colonia activa de castores con presencia de daños significativos, procurando la eliminación de todos los individuos de cada colonia, conforme a un programa sistemático de caza y verificación. Para este proyecto la unidad geográfica base de planificación será el predio de uso silvoagropecuario, de un tamaño superior a 1000 has. Los predios donde se ejecutarán las actividades de control y extensión sobre Castor, se encuentran en la provincia de Tierra del Fuego, en las comunas de Primavera, Porvenir y Timaukel, para esto se considera: La extensión sobre control de Castor y fomento de plan de autocontrol, a propietarios; capacitación y actividad demostrativa en control del Castor a los propietarios y trabajadores de los predios; Plan Predial de Autocontrol del Castor en el 80% de los predios de uso silvoagropecuario de las comunas de Primavera, Porvenir y Timaukel; y por último una visita de seguimiento del “Plan Predial de Autocontrol del Castor”.

Objetivos

Para el diseño, implementación y evaluación de las actividades que se han propuesto, se puede indicar que en un marco de acción general, la restauración ecológica es el proceso consistente en ayudar al restablecimiento de un ecosistema que se ha degradado, dañado o destruido (SER, 2004). Dado el nivel de daño que presentan los territorios que fueron directamente utilizados por el castor para su hábitat, se estima que se requerirá de largos periodos para lograr la restauración total, lo que no debe impedir intervenir dichos territorios, pues de lo contrario no podrían volver a constituirse como ecosistemas boscosos de manera natural.

Objetivo General

Implementar un proyecto de restauración de procesos ecológicos y funciones perdidas en superficies de bosque que hayan sido afectadas por castor en la isla de Tierra del Fuego, a fin de obtener resultados que permitan desarrollar positivamente el escalamiento de esta medida de acción como contribución a la ENCCRV.

Objetivos Específicos

1. Evaluar y documentar las técnicas de restauración utilizadas y los resultados del proecto de implementación temprana, así como la posibilidad de su escalamiento a todo el territorio afectado.

2. Determinar costos de restauración con cada técnica aplicada, para mejorar la información técnica y económica de las medidas de acción de la ENCCRV, evaluando además su posible incorporación a las actividades que bonifica la Ley de Bosque Nativo (Ley 20.283).

(20)

20 3. Seguimiento al área intervenida tanto para el prendimiento y/o desarrollo de las especies

forestales nativas como por la posible recolonización de castor.

4. Realizar actividades de difusión entre los propietarios de bosques afectados por la invasión y otros miembros de la comunidad, así como de delegaciones nacionales e internacionales en el marco de las contribuciones de este trabajo a la definición de las medidas de acción de la ENCCRV.

Salvaguardas

Dado que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en su decisión 1/CP.16, da como lineamiento que durante la implementación de actividades REDD+, se deberían promover y respaldar a lo menos las salvaguardas sociales y ambientales por ellos establecidas, conocidas como las Salvaguardas de Cancún y sumado a que el presente proyecto se desarrolla en el contexto de la ENCCRV que se encuentra alineada con la CMNUCC es que se establece que durante todo el desarrollo de éste se respetarán dichas salvaguardas.

Cabe señalar que para asegurar el cumplimiento de los estándares sociales y ambientales se aplicará, durante las distintas fases de desarrollo del proyecto, el Marco de Gestión Ambiental y Social (MGAS), elaborado para la implementación de los proyectos en el marco de la ENCCRV, cuyo protocolo de Evaluación Ambiental y social está compuesto por las siguientes etapas:

 Etapa 1. Pertinencia de Evaluación Ambiental y Social, en donde se determina si el proyecto debe ingresar al SEIA vía DIA o EIA (tratándose de medidas directas y facilitadoras) o al Ministerio del Medio Ambiente como Evaluación Ambiental Estratégica EAE (tratándose de políticas, planes o programas).

 Etapa 2. Análisis de Alternativas, donde se realiza una comparación sistemática de las posibles alternativas referidas al cambio de ubicación, diseño, tecnología y/u operación, con tal de reducir al mínimo las posibles repercusiones ambientales y sociales, de acuerdo a lo establecido en la OP/BM 4.01: Evaluación Ambiental.

 Etapa 3. Caracterización socioambiental del área de influencia del proyecto, en donde se describe la situación actual de los componentes ambientales (medio físico y medio biótico) y sociales (medio sociocultural) del territorio donde será ejecutado el proyecto, considerando aquellos componentes de mayor sensibilidad dentro del área de influencia local.

 Etapa 4. Identificación de riesgos socioambientales e impactos asociados, considerando como base el documento Evaluación Estratégica Ambiental y Social (SESA) de la ENCCRV, e

(21)

21 identificando los riesgos e impactos propios de las actividades a ejecutar durante la implementación del proyecto.

 Etapa 5. Caracterización de impactos, donde se procederá a la caracterización de los impactos (en caso de existir) identificados en la etapa previa. La caracterización se realizará en función de tres indicadores: Duración; Certeza de ocurrencia del impacto; y Reversibilidad del mismo, siendo esta última una característica fundamental para la posterior categorización del proyecto.

 Etapa 6. Categorización ambiental del proyecto, la categoría del proyecto será definida de acuerdo al indicador de reversibilidad asignado a los impactos. En este sentido, la categorización toma como base la OP/BM 4.01, ítem 8, donde se categoriza el proyecto en base a los impactos negativos que sean de índole delicada, señalándose como “delicado” aquel impacto irreversible.

 Etapa 7. Identificación y activación de salvaguardas, realizada la categorización del proyecto, se deben identificar las salvaguardas sociales y ambientales relacionadas que serán activadas. La identificación de salvaguardas se realizará considerando la o las medidas de acción aplicables al proyecto y luego, considerando las distintas actividades involucradas en el desarrollo del mismo. Como guía se utilizará la Tabla 8 del presente MGAS, la cual presenta las Políticas Operacionales activadas para cada Medida de Acción de la ENCCRV.  Etapa 8. Plan de Gestión Ambiental y Social PGAS. Identificados los riesgos, se debe

continuar con el Plan de Gestión Ambiental y Social (PGAS) de la determinada MDA, el cual permitirá la implementación de las distintas acciones, controlando los riesgos a generar, tanto por el proyecto como por el plan o programa evaluado. En base a los riesgos identificados y resumidos en la etapa 4, relacionados a las repercusiones ambientales adversas de importancia, se procederá a identificar las medidas de mitigación según se señala a continuación.

 a.1) Identificación de las medidas de mitigación de riesgos: Posterior a la activación de salvaguardas, se deberán definir las acciones de prevención y control de los riesgos identificados previamente en la etapa 4, a fin de evitar, mitigar, revertir y/o compensar los riesgos e impactos socio-ambientales negativos, maximizar los beneficios asociados a la implementación de las medidas de acción y, dar cumplimiento a las salvaguardas sociales y ambientales.

 b.1) Definición del Sistema de Seguimiento, Monitoreo y Reporte de las Medidas de Mitigación: Durante la ejecución del proyecto, el seguimiento permitirá obtener

(22)

22 información sobre aspectos ambientales fundamentales del proyecto, especialmente sobre su impacto en el medio ambiente y la eficacia de las medidas de mitigación.

Los detalles del Protocolo de Evaluación Ambiental y Social, se encuentran en el Capítulo V del Marco de Gestión Ambiental y Social (MGAS) de la ENCCRV.

Por consiguiente, se elaborará dentro de cada uno de los informes considerados en el proyecto, un capítulo sobre las medidas de mitigación durante la implementación, los indicadores socio-ambientales utilizados y los reportes del Mecanismo de Reclamos y Sugerencias (MRS), los que serán incorporados al Sistema de Información de Salvaguardas (SIS) para dar cuenta del abordaje y respeto de las salvaguardas, tal como lo indica el protocolo señalado.

Metodología

Implementación del Proyecto

Criterio de selección de áreas

De acuerdo al conocimiento que se tiene de esta plaga en Tierra del Fuego, se sabe que está en toda la isla, incluido los sectores de estepa, el bosque sin lugar a dudas está completamente poblado de castores, el trabajo se desarrollará en sectores que hayan sido abandonados por el castor y luego serán monitoreados para que ante el intento de recolonización ello no suceda y logre darse el tiempo suficiente para que las plantas se establezcan, en el fondo se construirán especies de isla de repoblamiento que se espera ayuden en alguna medida a revertir el proceso de fragmentación al que ha estado expuesto este bosque, por tanto no se trabajará en las fronteras de la invasión ya que en términos prácticos toda la isla se encuentra invadida y el proceso de avance se está dando en el continente a cientos de kilómetros del lugar de instalación del proyecto.La selección de áreas de trabajo es clave para el éxito del proyecto, ya que de ellas depende su replicabilidad, pues estas deben ser áreas con características comunes a la mayoría de los sectores en los que es posible encontrar este tipo de daño y además se debe contar con la certeza de poder realizar el correspondiente seguimiento en el tiempo, por parte de la institución.

a. Características del propietario. Para escoger los propietarios de bosques con los que el presente proyecto trabajará se utilizarán principalmente dos criterios:

 El primero es que sean propietarios que demuestren disposición a trabajar en el control del castor dentro de sus predios, estos son fácilmente identificables por el personal del Servicio Agrícola y Ganadero ya que es el ejecutor del proyecto de “Control y Extensión sobre el Castor” mencionado al inicio, se suma a ello que en los predios de estos propietarios ya se habrán realizado las actividades que dicho

(23)

23 proyecto considera, generando los espacios adecuados para entrar con el desarrollo de este proyecto, el 2017 es el año de término de esta actividad.  Que estén dispuestos a establecer compromisos de cooperación con la

Corporación Nacional Forestal para custodiar las áreas manejadas, dar aviso en caso de alteración y colaborar a través del tiempo con el seguimiento del proyecto. b. Actividad a realizar:

Al interior de los predios pertenecientes al grupo de propietarios comprometidos para el desarrollo del proyecto se deben encontrar sectores que cumplan con las condiciones de terreno que exige el proyecto para las acciones de restauración a realizar, tanto en sus características físicas, o sea, que efectivamente haya sido un área de bosque eliminada por el castor y que estas se encuentren abandonadas por la especie, como en sus dimensiones ya que debe contar con una superficie mínima para cada acción, en principio se ha establecido que para las actividades que implican cercado y/o plantación, la superficie mínima a abordar es de 0,5 ha, para las actividades que implican la instalación de protecciones ya sea individuales o grupales se buscarán superficies mínimas de 0,25 ha., esto se relaciona con aspectos de operatividad y costos. Dicho ello para el presente proyecto de implementación temprana se establecerán evaluaciones apropiadas para definir estos parámetros para que faciliten escalamiento de la actividad y para que además concuerden con la realidad territorial que presenta el daño.

c. Concentración de superficie y accesibilidad:

A fin de poder abarcar una mayor superficie con los presupuestos asignados al proyecto, se privilegiarán aquellos sectores que sean de mayor accesibilidad tanto para la realización de la actividad como para el seguimiento. En esto es fundamental tener presente que, la selección de las áreas de trabajo se encuentran asociadas más a las características de los propietarios que del territorio y su compromiso con él. Uno de los grandes riesgos del proyecto sin duda es la recolonización, por ello se requiere desarrollar las actividades en los predios de propietarios muy comprometidos y donde ellos mismos realicen el control futuro, por eso la elección de los beneficiados es tan importante y no está ligado a aspectos sociales. Dentro de este esquema para un propietario siempre va a ser más fácil controlar aquellos lugares cercano a sus casas, donde los trabajadores circulen habitualmente, aquí hay que tener presente el tamaño de los predios en Tierra del Fuego. La ONG WCS que será uno de nuestros aliados, cuenta con 200.000 ha en su patrimonio y los propietarios más pequeños con al menos 5.000 ha, por tanto no es factible pedir un monitoreo frecuente en zonas distantes, mientras más cerca de las casas o sectores de trabajo habituales, mejor será el resultado que se obtendrá con las medidas ejecutadas.

En relación con los aspectos técnicos, se trabajará de acuerdo a las necesidades y oportunidades que el área presente, por ejemplo si se encuentra un área con algo de regeneración, se utilizará las protecciones para permitir la regeneración preexistente, pero si no hay crecimiento de especies

(24)

24 nativas, se plantará. En este último caso hay que tener presente que todo el bosque de Tierra del Fuego está invadido por castores, por tanto, el encontrar áreas que sean óptimas para el trabajo no debiera ser problema, lo importante es contar con el propietario adecuado. Al día de hoy no se tiene determinado los sitios exactos, ya que éstos se acordarán en su momento con los dueños de las tierras.

El presente proyecto no considera la actividad de cacería del castor, esta actividad se realiza con otras fuentes de financiamiento (proyectos) que tienen sus propios tiempos y consideraciones, tampoco en Chile existe una temporada legal de caza, esta se puede realizar en cualquier periodo del año, la caza de aquellos especímenes que re invadan el área será parte de los compromisos que los propietarios deben adquirir para la ejecución del proyecto en sus predios.

Programación de actividades

Las acciones de restauración que se llevarán a cabo no corresponderán tan solo a forestaciones también se realizarán otras que permitan, faciliten y/o hagan más rápido el proceso de recuperación del territorio.

Actividad 1: Producción de Plantas

La actividad 1 consiste en realizar la producción de las plantas que serán llevadas a terreno, el sistema a utilizar es la recolección de plántulas de la temporada en el bosque, para luego viverizarlas y retornarlas a terreno en condiciones de mayor desarrollo y calidad, todos los mecanismos utilizados para dicha producción ya han sido probados y son habituales de realizar.

1. Definición del área para la recolección de plántulas.

Se definirán sectores para la recolección de plántulas en Tierra del Fuego, para ello también se realizará una definición del tamaño y formas de traslado de éstas, estos aspectos son importantes a fin de lograr el mayor porcentaje de sobrevivencia durante el proceso de viverización.

2. Periodo de colecta de plántulas.

Si bien esta actividad puede ser realizada durante todo el año, el mayor éxito se obtiene entre los meses de noviembre a marzo, en gran parte del resto del año los suelos se pueden encontrar congelados lo que propicia el corte de raíces y la lenga pierde sus hojas lo que dificulta su hallazgo.

3. Repique o trasplante

Una vez que las plantas son trasladadas a vivero (vivero Río de los Ciervos, propiedad de CONAF), éstas pueden mantenerse un periodo en barbecho mientras son embolsadas o puestas en bandejas forestales según sea el caso, luego serán colocadas al interior de invernaderos a fin de contar con las mejores condiciones micro climáticas posibles para su óptimo crecimiento.

(25)

25 4. Manejo: programa de fertilización y riego

Las plantas son sometidas a un programa de fertilización y riego adecuado para la especie.

5. Traslado a aclimatadores

Una vez que las plantas han alcanzado la altura y calidad esperada son trasladadas a sectores de mayor exposición climática a fin de que logren un endurecimiento de la corteza que les de mayores posibilidades de sobrevivencia en terreno, junto con ello se les va quitando el riego de manera progresiva.

Actividad 2: Establecimiento de Áreas de Exclusión

Esta actividad consiste en el cercado de algunas superficies a fin de impedir el acceso al guanaco a las áreas de recuperación, este herbívoro se encuentra presente en toda la isla de Tierra del Fuego y se ha demostrado que por la intensidad de ramoneo que realiza a las plántulas se produce un retraso superior a una década en el establecimiento de la regeneración natural en los bosques cosechados del sector. Este cerco debe tener una altura mínima de 2,2 m y en su interior se establecerán las plantaciones forestales con plantas de entre 20 y 30 cm de altura las que serán plantadas de manera posterior a la instalación del cerco.

A las áreas que se cercarán por este proyecto se le sumarán 2 o 3 sectores de 600 m² cada uno, que ya se encuentran cercados en terrenos de la WCS y que ofreció para el desarrollo de actividades en su interior, estas áreas se considerarán como parte del ejercicio anterior en las que se plantará sin protección individual, aprovechando el cerco ya existente, por tanto la superficie de éstas se sumará a las superficies que se excluyan a través del presente proyecto, para ello y dado que WCS es uno de los actores relevantes, se firmará un convenio específico de cooperación entre CONAF y WCS que de respaldo y de garantías a ambas partes.

Actividad 3: Reforestación

Las acciones de restauración que se espera desarrollar están orientadas en su mayoría a la reposición del componente arbóreo en las áreas afectadas por los castores y que hayan sido abandonadas por la especie, ya sea de manera natural o artificial, estas acciones se realizarán principalmente en bosques de Lenga pero también en bosques de Ñirre y Coigüe de Magallanes, en la medida que sea posible. No todas las acciones de este proyecto consideran la plantación directa como se verá más adelante, en principio se han determinado 5 tipos de acciones distintas:

1. Restauración de áreas de bosques que considera plantación y cercado para guanaco

(26)

26 Estas constituyen áreas en que se realizará un cercado perimetral de aproximadamente 2,2 m, esta altura impide el acceso del guanaco tan abundante en el sector, esta actividad considera riego y fertilización. Para todos los casos se ha establecido que en las plantaciones a ejecutar se utilizará plantas de origen de la misma isla de Tierra del Fuego. Esta actividad considera riego y fertilización, se colocará un promedio de 1.200 plantas por ha, al 50 % de ellas se le colocará el protector individual o shelter. El periodo preferente para efectuar plantaciones en la región está dado entre los meses de abril a octubre de cada año, dentro de éste lapso se excluye el tiempo en que el suelo se encuentre escarchado en el área a plantar.

2. Restauración de áreas de bosques que considera plantación y protección individual a las plantas.

Estas constituyen áreas en que se realizará una plantación en la que al 50 % de las plantas se le colocará una protección individual o shelter, esto con el fin de resguardarla del ramoneo de guanaco, a estos sectores se llevarán plantas de entre 20 y 30 cm de altura y se le colocarán protecciones de 60 cm de altura mínimo, también está demostrado a nivel regional que estas protecciones ayudan mucho en evitar el estrés hídrico estival de la planta dándole mejores oportunidades de sobrevivencia. Esta actividad considera riego y fertilización, se colocará un promedio de 1.200 plantas por ha, al 50 % de ellas se le colocará el protector. El periodo preferente para efectuar plantaciones en la región está dado entre los meses de abril a octubre de cada año, dentro de éste lapso se excluye el tiempo en que el suelo se encuentre escarchado en el área a plantar.

3. Restauración de áreas de bosques que considera protección agrupada para

regeneración preexistente.

Estas constituyen áreas en que se instalará una determinada cantidad de protecciones grupales para regeneración preexistente, estas protecciones son armadas con fierro de construcción y malla metálica logrando cada una 1 m² de terreno excluido del asedio de los guanacos y se instalan en lugares donde existe regeneración de manera previa. Esta actividad tiene dos grandes ventajas, una permite el desarrollo de regeneración propia de la zona en los lugares más propicios para ello, con su sola presencia se demuestra que son los lugares más adecuados y la segunda es que cuando la regeneración del área de protección ya creció, se puede sacar y colocar en otro lugar ya que, se espera, estas protecciones tendrían una larga vida útil. Para esta actividad se considera riego y fertilización al momento de la instalación de la protección., se considera colocar 20 protecciones por ha.

Se espera realizar esta actividad en bosque de Lenga, Coigüe de Magallanes y Ñirre, dependiendo de la disponibilidad de territorio.

4. Restauración de áreas de bosques que considera protección individual para

Figure

Actualización...

Related subjects : TIERRA DEL FUEGO-PROVINCIA