La gestión del riesgo de desastres en las inundaciones de Colombia: una mirada crítica

Texto completo

(1)LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES EN LAS INUNDACIONES DE COLOMBIA: UNA MIRADA CRÍTICA. JULIO CÉSAR GONZÁLEZ VELANDIA. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE COLOMBIA FACULTAD DE INGENIERÍA PROGRAMA DE INGENIERÍA CIVIL ESPECIALIZACIÓN EN RECURSOS HÍDRICOS BOGOTÁ D.C. 2014.

(2) LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES EN LAS INUNDACIÓN DE COLOMBIA: UNA MIRADA CRÍTICA. JULIO CÉSAR GONZÁLEZ VELANDIA. Trabajo de grado para optar al título de Especialista en Recursos Hídricos. Director de Proyecto JORGE ALBERTO VALERO FANDIÑO Ingeniero Civil, Msc. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE COLOMBIA FACULTAD DE INGENIERÍA PROGRAMA DE INGENIERÍA CIVIL ESPECIALIZACIÓN EN INGENIERÍA DE PAVIMENTOS BOGOTÁ D.C. 2014.

(3)

(4) Nota de aceptación. ______________________________________. ______________________________________. ______________________________________. ______________________________________ Presidente del Jurado. ______________________________________ Jurado. ______________________________________ Jurado. Bogotá D.C., mayo de 2014.

(5) A Shecho y Manis por ser la motivación y la fuerza, a mi familia y pues a la Gestión del Riesgo de Desastres. Julio César..

(6) AGRADECIMIENTOS El autor expresa sus agradecimientos a: La Universidad Católica de Colombia por su orientación desde el Programa de Recursos Hídricos de la Facultad de Ingeniería, y en general a las entidades Fondo de Prevención de atención y Emergencias de Bogotá FOPAE (hoy IDIGER) y especialmente a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres UNGRD por la escuela que estas entidades han sido en el tema de la gestión del riesgo de desastres ante la casi nula formación que hay del tema en el país..

(7) CONTENIDO pág. INTRODUCCIÓN. 14. 1.. JUSTIFICACIÓN. 16. 2. 2.1 2.2. OBJETIVOS OBJETIVO GENERAL OBJETIVOS ESPECÍFICOS. 17 17 17. 3.. INUNDACIONES EN EL CONTEXTO DE LOS DESASTRES EN COLOMBIA. 18. 4.. CONCEPTOS GENERALES DE INUNDACIÓN. 22. 5. 5.1. CONDICIONES DE AMENAZA EN EVENTOS DE INUNDACIÓN PLUVIOSIDAD COMO EVENTO AMENAZANTE DE INUNDACIONES Lluvias en Colombia Oferta hídrica Exceso y déficit de lluvias por cuenta de la variabilidad y cambio climático PROPIEDADES DE LA CUENCA COMO VARIABLE EN LA ESTIMACIÓN DE LA AMENAZA DE INUNDACIONES Consideraciones en inundaciones lentas Consideraciones en inundaciones súbitas METODOLOGÍAS PARA LA ESTIMACIÓN DE LA AMENAZA POR INUNDACIÓN. 25. 5.1.1 5.1.2 5.1.3 5.2 5.2.1 5.2.2 5.3. 6. 6.1 6.2 6.3 7. 7.1 7.2 7.3 7.4. ESCENARIO DE DAÑOS, CONDICIONES DE VULNERABILIDAD CONDICIONES GENERALES DE VULNERABILIDAD EN EVENTOS DE INUNDACIÓN EN EL PAIS ESTIMACIÓN DE LA VULNERABILIDAD FÍSICA DE ESTRUCTURAS ANTE INUNDACIONES ESTIMACIÓN DE LA VULNERABILIDAD SOCIOECONÓMICA AFECTACIONES POR EVENTOS DE INUNDACIÓN CIFRAS GENERALES EVENTO NIÑA 2010 - 2011 HISTÓRICO GENERAL INUNDACIONES LENTAS HISTÓRICO GENERAL INUNDACIONES SÚBITAS ESTIMACIÓN DE MUNICIPIOS MÁS IMPACTADOS INUNDACIONES LENTAS Y SÚBITAS. 25 25 28 30 33 33 35 38. 40 40 42 43 46 46 49 53. POR 55.

(8) pág. 7.4.1 7.4.2 7.4.3 7.4.4. 8.. 8.1 8.1.1 8.1.2 8.1.3 8.1.4 8.2 8.2.1 8.2.2 8.2.3 8.3 8.3.1 8.3.2 8.3.3 8.3.4 9. 9.1 9.2 9.3. 9.4 9.5. Selección de los principales variables que permitieron identificar el nivel de impacto por evento Distribución porcentual de los valores de cada uno de los parámetros de impacto Sumatoria de porcentajes, con base en la cual se obtuvo unos valores totales por municipio Definición de rango para establecer categorías de “nivel de impacto” LINEAMIENTOS PARA LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES POR INUNDACIÓN EN LOS MUNICIPIOS DE COLOMBIA LINEAMIENTOS PARA EL CONOCIMIENTO DEL RIESGO POR INUNDACIÓN Identificación y caracterización de escenarios de riesgo Análisis de riesgos Monitoreo del riesgo Comunicación del riesgo LINEAMIENTOS PARA LA REDUCCIÓN DEL RIESGO POR INUNDACIÓN Intervención correctiva Intervención prospectiva Protección financiera LINEAMIENTOS PARA EL MANEJO DE DESASTRES DE INUNDACIÓN Preparación para la respuesta Preparación para la recuperación Ejecución de la respuesta Ejecución de la recuperación CONCLUSIONES LAS INUNDACIONES NO SON DESASTRES NATURALES LOS EFECTOS DE LAS INUNDACIONES NO SON SIEMPRE NEGATIVOS CON EL PASO DEL TIEMPO SE ESPERAN QUE SE TENGAN INUNDACIONES MÁS RECURRENTES Y DE MAYOR SEVERIDAD LAS RESPONSABILIDADES EN LOS EVENTOS DE INUNDACIÓN EN COLOMBIA NO SON FACIL DE ESTABLECER DESARTICULACIÓN DE LAS ENTIDADES DEL GOBIERNO EN LOS TEMAS DE GESTIÓN AMBIENTAL, LA ADAPTACIÓN AL CAMBIO CLIMÁTICO Y LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES. 55 55 56 56. 59 60 60 60 61 62 63 63 63 63 64 64 64 64 65 66 66 66. 66 67. 67.

(9) pág. 9.6. 9.7. 9.8. 9.9. 9.10 9.11. 9.12. EL PAÍS NO CUENTA CON CRITERIOS OBJETIVOS PARA LA PRIORIZACIÓN DE INVERSIONES EN LA GESTIÓN DEL RIESGO DE INUNDACIONES LA ZONIFICACIÓN DE ZONAS POR AMENAZA DE INUNDACIÓN TIENE VARIAS METODOLOGIAS ESTABLECIDAS SIN QUE HAYA UN ESTÁNDAR ESTABLECIDO, EL TEMA ESTÁ EN DEFINIR COSTOS VS ESCALAS NO ES CLARA LA TOMA DE DECISIONES EN LAS ZONAS DE AMENAZA Y RIESGO DE CATEGORÍA MEDIA PARA LAS INUNDACIONES AUNQUE SE LOGRARA LA DANTESCA LABOR DE INCORPORAR LA GESTIÓN DEL RIESGO EN LA PLANIFICACIÓN DEL TERRITORIO, QUE GARANTIZA QUE LO ESTABLECIDO EN ESOS PLANES SE MATERIALICE EN EL TERRITORIO SISTEMAS DE ALERTAS TEMPRANAS COMO MEDIDA PARA LA PREPARACIÓN DE LA RESPUESTA DEBE INVESTIGARSE EN TEMAS RELACIONADOS CON EL CONCEPTO Y LA VALORACIÓN DE LA VULNERABILIDAD EN EVENTOS DE INUNDACIÓN LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES DE LA LEY 1523 COMO NUEVO PARADIGMA QUE ENFOCA LOS PROCESOS EN PRO DE UN DESARROLLO SOSTENIBLE. BIBLIOGRAFIA. 68. 68. 68. 69 69. 70. 70 71.

(10) LISTA DE TABLAS pág. Tabla 1. Tabla 2. Tabla 3. Tabla 4. Tabla 5. Tabla 6.. Resumen de desastres por eventos naturales más importantes. 1900 -2001 Oferta Hídrica por Zonas Hidrográficas en Colombia Consenso para Clasificación de diferentes fases del ENSO según índices ONI, MEI Y SOI Afectaciones por regiones debidas a lluvias del segundo semestre de 2010 y el primer trimestre de 2011 Afectación por sectores en la Niña 2010 – 2011 Municipios con más personas afectadas por avalanchas. 21 30 32 47 49 54.

(11) LISTA DE FIGURAS pág. Figura 1. Figura 2. Figura 3. Figura 4. Figura 5. Figura 6. Figura 7. Figura 8. Figura 9. Figura 10. Figura 11. Figura 12. Figura 13. Figura 14. Figura 15. Figura 16. Figura 17. Figura 18. Figura 19.. Evolución de la Gestión del Riesgo de Desastres en Colombia Distribución de lluvias en Colombia Escorrentía Promedio Anual en Colombia Anomalía de la Temperatura Superficial del Mar – TSM (Marzo a Abril 2014) Zonas Susceptibles a Inundación en Colombia Zonas susceptibles a avenidas torrenciales en Colombia Conceptos de Desarrollo Sostenible Zonas de Vulnerabilidad y Riesgo Relativo Afectaciones por Departamento por la Niña 2010-2011 Eventos de inundación en los últimos años Viviendas afectadas por inundación en cada uno de los últimos años Eventos de inundación reportados en los últimos años por departamento Costos asociados a la atención de eventos asociados a inundación en Colombia Zonas con más de 20.000 habitantes afectadas Eventos de Avalanchas en Colombia Costo asociado a eventos de avalanchas en Colombia Impactos en municipios de Colombia por inundaciones lentas 1998 – 2012 Impactos en municipios de Colombia por inundaciones súbitas 1998 – 2012 Elementos que conforman el Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres. 29 27 28 31 35 37 42 44 48 50 50 51 52 52 53 54 57 58 59.

(12) GLOSARIO1 AMENAZA: peligro latente de que un evento físico de origen natural, o causado, o inducido por la acción humana de manera accidental, se presente con una severidad suficiente para causar pérdida de vidas, lesiones u otros impactos en la salud, así como también daños y pérdidas en los bienes, la infraestructura, los medios de sustento, la prestación de servicios y los recursos ambientales. CONOCIMIENTO DEL RIESGO: es el proceso de la gestión del riesgo compuesto por la identificación de escenarios de riesgo, el análisis y evaluación del riesgo, el monitoreo y seguimiento del riesgo y sus componentes y la comunicación para promover una mayor conciencia del mismo que alimenta los procesos de reducción del riesgo y de manejo de desastre. DESASTRE: es el resultado que se desencadena de la manifestación de uno o varios eventos naturales o antropogénicos no intencionales que al encontrar condiciones propicias de vulnerabilidad en las personas, los bienes, la infraestructura, los medios de subsistencia, la prestación de servicios o los recursos ambientales, causa daños o pérdidas humanas, materiales, económicas o ambientales, generando una alteración intensa, grave y extendida en las condiciones normales de funcionamiento de la sociedad, que exige del Estado y del sistema nacional ejecutar acciones de respuesta a la emergencia, rehabilitación y reconstrucción. GESTIÓN DEL RIESGO: es el proceso social de planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas y acciones permanentes para el conocimiento del riesgo y promoción de una mayor conciencia del mismo, impedir o evitar que se genere, reducirlo o controlarlo cuando ya existe y para prepararse y manejar las situaciones de desastre, así como para la posterior recuperación, entiéndase: rehabilitación y reconstrucción. Estas acciones tienen el propósito explícito de contribuir a la seguridad, el bienestar y calidad de vida de las personas y al desarrollo sostenible. MANEJO DE DESASTRES: es el proceso de la gestión del riesgo compuesto por la preparación para la respuesta a emergencias, la preparación para la recuperación post desastre, la ejecución de dicha respuesta y la ejecución de la respectiva recuperación, entiéndase: rehabilitación y recuperación. REDUCCIÓN DEL RIESGO: es el proceso de la gestión del riesgo, está compuesto por la intervención dirigida a modificar o disminuir las condiciones de riesgo existentes, entiéndase: mitigación del riesgo y a evitar nuevo riesgo en el 1. COLOMBIA. Congreso de la República. Ley 1523 de 2012 (abril 24), por la cual se adopta la política nacional de gestión del riesgo de desastres y se establece el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres y se dictan otras disposiciones. Artículo 4: Definiciones..

(13) territorio, entiéndase: prevención del riesgo. Son medidas de mitigación y prevención que se adoptan con antelación para reducir la amenaza, la exposición y disminuir la vulnerabilidad de las personas, los medios de subsistencia, los bienes, la infraestructura y los recursos ambientales, para evitar o minimizar los daños y pérdidas en caso de producirse los eventos físicos peligrosos. La reducción del riesgo la componen la intervención correctiva del riesgo existente, la intervención prospectiva de nuevo riesgo y la protección financiera. RIESGO DE DESASTRES: corresponde a los daños o pérdidas potenciales que pueden presentarse debido a los eventos físicos peligrosos de origen natural, socio-natural tecnológico, biosanitario o humano no intencional, en un período de tiempo específico y que son determinados por la vulnerabilidad de los elementos expuestos; por consiguiente el riesgo de desastres se deriva de la combinación de la amenaza y la vulnerabilidad. VULNERABILIDAD: susceptibilidad o fragilidad física, económica, social, ambiental o institucional que tiene una comunidad de ser afectada o de sufrir efectos adversos en caso de que un evento físico peligroso se presente. Corresponde a la predisposición a sufrir pérdidas o daños de los seres humanos y sus medios de subsistencia, así como de sus sistemas físicos, sociales, económicos y de apoyo que pueden ser afectados por eventos físicos peligrosos..

(14) INTRODUCCIÓN Las inundaciones han coexistido con el hombre desde épocas muy antiguas, generando condiciones adecuadas para el desarrollo de las civilizaciones enriqueciendo con nutrientes los suelos agrícolas y facilitando la movilidad de gran variedad de productos y personas mediante la navegación. Se destaca en la historia de la humanidad la cultura egipcia y su desarrollo sobre el río Nilo, la zona de la Mesopotamia con los ríos Éufrates y Tigris, la cultura Hindú en los ríos Indo y Ganges y más hacia el lejano oriente las principales culturas chinas se desarrollaron en torno de los ríos Hoang-Ho y Yang-Tse-Kiang.2 Sin embargo la tendencia actual de migraciones de población de las zonas rurales a lo urbano genera un crecimiento constante de las ciudades. Este progresivo aumento de la densidad poblacional, genera un panorama de presión en los suelos y servicios originando el aumento de asentamientos humanos en tierras costeras, a lo largo de laderas inestables, zonas inundables y en sectores propensas al riesgo.3 De acuerdo con lo anterior, la dinámica de construcción de condiciones de riesgo por inundación es creciente, ya que esta presión no solo urbanística sino también para el desarrollo de actividades productivas como las agropecuarias y de industria donde se incluyen las actividades mineras, se traducen en el uso de suelo en aspectos diferentes a la de usos pasivos como en general se recomienda para las zonas de ronda y protección ambiental de los cuerpos de agua, de acuerdo al Código de los Recursos Naturales y en general la normatividad existente para el tema. Adicionalmente a lo anterior estas mismas actividades contribuyen a procesos de deforestación y endurecimiento del suelo modificando las condiciones de infiltración y escorrentía, que junto al aumento en la intensidad de las lluvias en general atribuido a las condiciones de variabilidad y cambio climático, generan una alteración permanente de las condiciones del ciclo del agua en las cuencas. De acuerdo con lo anterior, se propone el presente documento como insumo inicial para comprender la problemática de inundaciones que existe en Colombia y poder 2. MUJERIEGO, Manuel. El arte de las primeras civilizaciones. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.uclm.es/ab/humanidades/profesores/descarga/mujeriego/primeras_civilizaciones.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. 3 OFICINA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA REDUCCION DEL RIESGO DE DESASTRES. Cómo desarrollar ciudades más resilientes; un manual para líderes de los gobiernos locales. Una contribución a la Campaña Mundial 2010-2015, Desarrollando ciudades resilientes - ¡Mi ciudad se está preparando! [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.unisdr.org/files/26462_manualparalideresdelosgobiernosloca.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014].. 14.

(15) tener un punto de partida para establecer lineamientos con miras a la ejecución de una real gestión del riesgo ante estos eventos, en lo que a priorización de ejecución de recursos se refiere.. 15.

(16) 1. JUSTIFICACIÓN Colombia es un país con una diversidad climática determinada por su ubicación geográfica, ya que al estar en la zona tropical recibe mayores proporciones de energía que el sol le transfiere al planeta. Lo anterior se traduce en que el estado del tiempo en nuestro territorio está influenciado por varios fenómenos que establecen las condiciones de lluvia en condición estacional e intraestacional: Vientos Alisios, Zona Confluencia Intertropical, Ondas del Este del Caribe, Ciclones Tropicales, Sistemas Sinópticos del Pacífico y Amazonía, Influencia de Vaguadas de Latitudes Medias del Hemisferio Norte, Vaguada Tropical de la Alta Tropósfera y Sistemas Convectivos de Mesoescala entre los principales. De igual manera se encuentran las condiciones interanuales dentro de las que se destacan los fenómenos enmarcados dentro del ciclo ENOS (Oscilación del SUR), el cual se representa en los fenómenos de la Niña y el Niño.4 En los pasado años 2010 y 2011, ante la presencia del fenómeno de la Niña, sobre Colombia se presentó un régimen de lluvias y niveles de los ríos sin precedentes en los registros históricos que posee la institucionalidad del país, con lo que se vivió uno de los más grandes impactos en lo que refiere a eventos de inundación en general en las poblaciones del centro, occidente y norte del país. Esta coyuntura generó acciones importantes desde la Gobernabilidad de la Nación que tampoco tiene precedentes, creando entidades nuevas con misiones de atención de emergencias y reconstrucción, junto con la modificación de la antigua Dirección General del Riesgo en lo que hoy se conoce como la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, la cual además de ser creada para coordinar las entidades que componen el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, tiene un reto inmenso y es el de cambiar el enfoque de prevención y atención de emergencias por el de la Gestión del Riesgo de Desastres, apoyada en el cambio de normatividad que prescribe la Ley 1523 de 2012. El presente reporte pretende describir la situación actual en cuanto a las actuaciones que se mencionaron, identificando algunos aspectos por mejorar y algunas críticas propositivas de acuerdo con lo que se puede aportar por parte del autor como un especialista en recursos hídricos y como un profesional que lleva cerca de ocho años trabajando el tema de la gestión del riesgo en el tema de inundación.. 4. INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Atlas Climatológico de Colombia. Bogotá: IDEAM, 2005. p. 9-14.. 16.

(17) 2. OBJETIVOS 2.1 OBJETIVO GENERAL Realizar una caracterización del escenario de inundaciones en el marco del cambio de paradigma en la Gestión del Riesgo de Desastres que desde abril del año 2012 prescribe la Ley 1523 de 2012 para Colombia. 2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS • Realizar una conceptualización general de la problemática que han generadolas inundaciones que han venido afectando el país. • Establecer los principales aspectos que describen la realidad de la problemática que generan las inundaciones en las comunidades del país y los esfuerzos que desde el gobierno nacional se han planteado para ello. • Proponer aspectos puntuales en el cambio de paradigma enfocado a pasar de una visión basada en la prevención y atención de eventos de inundación, a la gestión del riesgo de desastres que el país ha venido implementando desde la Ley 1523 de Abril de 2012.. 17.

(18) 3. INUNDACIONES EN EL CONTEXTO DE LOS DESASTRES EN COLOMBIA La gestión del riesgo de desastres nace como una medida de la nación para garantizar la gobernanza del país en situaciones de fuertes emergencias y con ello realizar acciones enmarcadas en brindar apoyo las comunidades afectadas por estos eventos. Sin embargo debe tenerse claro que la evolución de esta gestión ha sido basada en un enfoque muy reactivo, siendo esta hasta hace pocos años un tema de real relevancia en los procesos de planificación del país y de los territorios. El país ha tenido que lidiar con eventos extremos de varias índoles y de gran impacto sobre la población, entre ellos se pueden resaltar los terremotos presentados en el eje cafetero (1979, 1995 y 1999), Tumaco (1979), Cúcuta (1981), Popayán (1983), Atrato Medio (1992), Tierradentro (1994), Tauramena (1995) y Calima (1995), Erupción del cráter Arenas del Nevado del Ruiz y destrucción de Armero (1985), deslizamiento de Villatina (1987), Reptación de San Cayetano (1999), Deslizamientos de Herrán (2002) y Gramalote (2010), Paso del Huracán Joan por el Caribe Colombiano (1988), eventos de inundaciones de gran magnitud como las generadas por la ruptura del Canal del Dique (1983, 1984 y 2010), emergencias invernales en el Caribe (1988 y 1995), creciente del río Combeima (1987) y en general la grave situación presentada en gran parte del país en los años 2010 y 2011 producto de las intensas lluvias presentadas por condiciones hidrometereológicas influenciadas por un Fenómeno intenso de la Niña (ver Figura 1). Si bien los costos de daños e inversiones en reconstrucción de estos eventos de gran magnitud son cifras importantes, también lo son los que obedecen a pérdidas registradas por eventos menores y moderados. De acuerdo con la CEPAL5, una vez analizados los datos de 32 años de la base Desinventar (1971 a 2002) estos eventos superan los 1650 millones de dólares, en comparación con costos de eventos como el terremoto de Popayán cuya reconstrucción se estima fue de 178 millones de dólares, el terremoto del eje cafetero en 2009 donde se estima se invirtieron 857 millones de dólares. Sin embargo cabe resaltar que la misma CEPAL6 en 2012 reporta que los daños estimados para las afectaciones presentadas en el Fenómeno de la Niña de 2010 - 2011 son de alrededor de 6.052 millones de dólares, lo que significa que las afectaciones por este evento de un. 5. COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL) y BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID). Información para la gestión del riesgo de desastres: estudio de caso Colombia. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.cepal.org/colombia/noticias/documentosdetrabajo/4/42314/colombia_case_study.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. 6 Ibíd., Valoración de daños y pérdidas ola invernal en Colombia (2010-2011). [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.cepal.org/publicaciones/xml/0/47330/OlainvernalColombia20102011.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014].. 18.

(19) par de años, supera los daños presentados en todos los años anteriores que se tienen de registro desde 1971. Figura 1. Evolución de la gestión del riesgo de desastres en Colombia.. Fuente: UNIDAD NACIONAL PARA LA GESTIÓN DEL RIESGO DE DESASTRES (UNGRD). Guía Municipal para la Gestión del Riesgo. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.sigpad.gov.co/sigpad/archivos/GMGRColombia.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. En lo que respecta a la evolución de la Gestión del Riesgo de Desastres para llegar a ser lo que es hoy en día, “ …un proceso social orientado a la formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas, estrategias, planes, programas, regulaciones, instrumentos, medidas y acciones permanentes para el conocimiento y la reducción del riesgo y para el manejo de desastres, con el propósito explícito de contribuir a la seguridad, el bienestar, la calidad de vida de las personas y al desarrollo sostenible7”, puede mencionarse que se originó hacia el año 1979 bajo lo que en su momento se denominó “caridad pública” donde se. 7. COLOMBIA. Congreso de la República. Ley 1523 de 2012 (abril 24), Op. Cit., Artículo 1.. 19.

(20) recaudaron dineros para apoyar a la población afectada sin que ello implicara una oficialidad de estos recursos. Sin embargo con la ocurrencia del sismo de Popayán en el año 1983, la nación constituye y oficializa un rubro destinado para la atención de estas situaciones, creando el Fondo Nacional de Calamidades sin una figura institucional que regule la administración de estos dineros, aspecto que se evidenció se requería en el año 1985 con la tragedia de Armero, para lo cual se creó el Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres. Debe destacarse posteriormente las modificaciones en la gestión del país con la ocurrencia del terremoto del eje cafetero de 1999, donde se resalta la generación de un nuevo código de sismo resistencia para las edificaciones y viviendas en general. Ante la ocurrencia de las cuantiosas afectaciones generadas por el evento de la Niña en los años 2010 – 2011, desde la nación se decidió la necesidad de modificar el enfoque de prevención y atención de las emergencias, por un enfoque de gestión del riesgo de desastres, para lo cual se sancionó la Ley 1523 de 2012 en donde se establecen los procesos de Conocimiento y Reducción del riesgo, junto con el Manejo de los desastres, entre otras disposiciones. Si bien las afectaciones cuantificadas en las cifras anteriores incluyen varios tipos de eventos, es el escenario de inundaciones el que de acuerdo con el tabla 18 ha afectado una mayor población en el país y es el que se propone caracterizar en el presente informe para Colombia partiendo de la discusión inicial de su definición, las condiciones amenazantes que determinan la probabilidad de ocurrencia de los eventos, los daños reportados junto con las condiciones de vulnerabilidad que los incrementa, criterios para la evaluación de riesgo, las acciones que se vienen planteando desde el ámbito institucional y académico para por último proponer lineamientos que deben establecer los lineamientos para realizar una adecuada gestión del riesgo de desastres en eventos de inundación, en consonancia con la normatividad vigente.. 8. COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL) y BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID). Valoración de daños y pérdidas ola invernal en Colombia (2010-2011). Op. Cit., p. 219.. 20.

(21) Tabla 1. Resumen de desastres por eventos naturales más importantes. 1900 2001. Población Número Muertos Afectada TERREMOTOS. 23. 3.593. 1.409.068. INUNDACIONES GENERALIZADAS. 35. 1.685. 6.940.970. MOVIMIENTOS DESLIZAMIENTOS. 37. 2.848. 31.981. 11. 22.826. 56.964. DE. MASAS:. ERUPCIONES VOLCANICAS. Fuente: COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL) y BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO (BID). Valoración de daños y pérdidas ola invernal en Colombia (2010-2011). [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.cepal.org/publicaciones/xml/0/47330/OlainvernalColombia20102011.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014].. 21.

(22) 4. CONCEPTOS GENERALES DE INUNDACIÓN La definición más elemental de lo que es una inundación es aquella que enuncia que es el evento en el cual el agua ocupa lugares en donde normalmente no está. Dentro de lo establecido por el IDEAM dentro del Comité Nacional de Conocimiento para la Gestión del Riesgo de Desastres9, inundación es la acumulación temporal de agua fuera de los cauces y áreas de reserva hídrica de las redes de drenaje (naturales y construidas). Se presentan debido a que los cauces de escorrentía superan la capacidad de retención e infiltración del suelo y/o capacidad de transporte de los canales. Las inundaciones son eventos propios y periódicos de la dinámica natural de las cuencas hidrográficas. La lluvia es el factor amenazante más importante en la generación de inundaciones. El agua de los ríos proviene en principio de la escorrentía proveniente de la parte alta de la cuenca, la cual depende del relieve, de la vegetación, del uso del suelo y en general de las condiciones en las que se encuentre la cuenca. Sin embargo estos cuerpos de agua se nutren de igual manera de los flujos subsuperficiales que a su vez dependen de las condiciones hidrogeológicas y de los niveles freáticos de la zona. En nuestro país existe un importante número de ciudades y cabeceras municipales que por concepto de abastecimiento del recurso hídrico o por la facilidad de contar con transporte fluvial se ubican en cercanía de cuerpos de agua que en algún momento puede afectarlos con eventos de inundación. De acuerdo con los conceptos consolidados en la Cartilla Básica de Sistemas de Alertas Tempranas ante inundaciones por el Fondo de Prevención y Atención de Emergencias FOPAE en el año 201110, dependiendo de las causas que generan una inundación, estas se pueden clasificar en general en: • Inundación por desbordamiento: Es la consecuencia del exceso de lluvias la que genera aumento brusco del volumen de agua que supera la capacidad de transporte de un cauce durante la creciente. • Inundación por encharcamiento: Producida por la acumulación de agua lluvia en un determinado lugar o área geográfica que presenta dificultades de drenaje bien sea por colmatación o fallas del sistema de alcantarillado. Esta inundación no coincide necesariamente con el desbordamiento de un cuerpo de agua que ocurre por la concentración de un elevado volumen de lluvia en un tiempo muy breve o por una lluvia moderada y constante durante un largo tiempo. 9. COLOMBIA. Congreso de la República. Ley 1523 de 2012 (abril 24), Op. Cit., Artículo 15. FONDO DE PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE EMERGENCIAS (FOPAE). Cartilla básica de SAT (Sistemas de Alerta Temprana) ante inundaciones. Bogotá: FOPAE, 2011, p. 9. 10. 22.

(23) • Inundación por reflujo: Se presenta cuando la elevación del nivel del agua en la entrega de un cuerpo de agua, produce el remanso o reflujo de aguas limitando el drenaje (en general retorno de aguas de alcantarillas y desagües). • Inundación por rompimiento de jarillones o presas: Ocurre cuando se presenta la falla de alguna de estas estructuras y el agua contenida por ellas pasa a ocupar sus zonas de influencia. • Inundación por marejadas: Es la que se presenta en las zonas costeras por el ascenso del nivel del mar, el cual puede ser por marejadas las cuales se originan por efectos de la atracción lunar y vientos fuertes de origen hidrometereológico. Es de resaltar que los casos asociados a tsunamis en donde se tienen inundaciones muy bruscas por cuenta de grandes olas que ingresan en gran parte continental se describirán en un documento específico con el escenario de afectación a nivel país correspondiente. En la misma cartilla mencionada11 se establece que de acuerdo con las características de las cuencas y la rapidez con la cual se producen los desbordamientos, las inundaciones se pueden clasificar en: • Inundación rápida o avenida torrencial: Se refiere a crecientes que ocurren de manera repentina debido a la alta pendiente del río o de la quebrada y su cuenca. En ocasiones se produce el arrastre de una gran cantidad de material como detritos (lodos, piedras y árboles). Debido a que el tiempo de reacción ante un evento de esta naturaleza es corto, requieren de una participación activa de la comunidad ya que las medidas de protección deben tomarse rápidamente y no hay tiempo para que los organismos de socorro se dirijan al lugar de la inundación con suficiente anticipación; las acciones de respuesta iniciales ante el evento deben ser realizadas por la comunidad inmediatamente se detecta la posibilidad de una inundación. Dentro de este concepto se incluyen eventos típicos como los “arroyos” como los que se presentan típicamente en la ciudad de Barranquilla y las “avalanchas” como las que se presentan en el municipio de Utica. • Inundación lenta: Se produce cuando hay un aumento gradual del nivel del río hasta superar su capacidad máxima. El río se sale de su cauce, inundando las áreas planas cercanas al mismo. En este caso, el tiempo de anticipación que ofrece el SAT normalmente es suficiente para que las entidades operativas coordinen las actividades de respuesta con el apoyo de la comunidad. Vale la pena mencionar que las inundaciones rápidas son muy complejas en su análisis debido a su corto tiempo de respuesta y por lo tanto existen mayores incertidumbres para su detección que en el caso de las inundaciones lentas.. 11. Ibíd., p. 12.. 23.

(24) Por otro lado es necesario mencionar antes de seguir, que las inundaciones no deben ser vistas solo como eventos negativos, los procesos de inundación en general se asocian con procesos relacionado a la renovación de la humedad de los suelos, transporte de nutrientes a zonas aluviales, recargas de acuíferos, migración de varias especies y actividades de socavación y depositación de los ríos producto del equilibrio que los cauces realizan de los sedimentos que transportan.. 24.

(25) 5. CONDICIONES DE AMENAZA EN EVENTOS DE INUNDACIÓN De acuerdo con las definiciones establecidas en la política de gestión del riesgo de desastres, Artículo 4 de la Ley 1523 de 2014, la amenaza es “el peligro latente de que un evento físico de origen natural, o causado, o inducido por la acción humana de manera accidental, se presente con una severidad suficiente para causar pérdida de vidas, lesiones u otros impactos en la salud, así como también daños y pérdidas en los bienes, la infraestructura, los medios de sustento, la prestación de servicios y los recursos ambientales”.12 En general la amenaza de inundación está asociada con la presencia de caudales importantes que puedan generar situaciones en las cuales no pueden ser conducidos por los elementos destinados a ello, (ríos y quebradas o los sistemas de drenajes). Esta condición puede presentarse en ocasiones por rupturas en sistemas de acueducto, rompimiento de embalses o fallas en jarillones de ríos, aunque no es muy frecuente. De acuerdo al ciclo hidrológico, el caudal de salida de una cuenca es función de la precipitación, junto con otros aspectos como la infiltración del terreno, parámetros morfométricos (área de la cuenca, tiempos de concentración, pendientes del cauce, densidad de drenajes, entre otros) y otros que en general son de menor relevanciaen períodos cortos de análisis como la evapotranspiración y la retención superficial. De acuerdo a lo anterior, una vez determinados los parámetros de cada cuenca, estos pueden considerarse constantes ante una estimación de caudales a excepción de la precipitación, la cual es una variable estocástica que ingresa al sistema de la cuenca como pulsos que finalmente resultan en hidrogramas de salida que determinan los caudales a estimar. Estableciendo la lluvia como variable principal a monitorear en la generación de inundaciones, a continuación se realiza una breve descripción de la caracterización de las precipitaciones en el país. 5.1 PLUVIOSIDAD COMO EVENTO AMENAZANTE DE INUNDACIONES 5.1.1 Lluvias en Colombia. En general las condiciones amenazantes están asociadas con el aumento de la precipitación de lluvia, la cual puede incrementarse en períodos típicamente de “invierno”*, que para el caso del centro y norte del país es bimodal con picos en los meses de Abril-Mayo y Octubre12. COLOMBIA. Congreso de la República. Ley 1523 de 2012 (abril 24), Op. Cit., Artículo 4. Las temporadas de fuertes lluvias han sido llamadas en nuestro medio como “invierno” u “ola invernal”, sin embargo el vocablo hace referencia a una de las estaciones de zonas templadas fuera de la zona tórrida donde se ubica Colombia. *. 25.

(26) Noviembre13; aunque como se mencionó anteriormente, las inundaciones también puede generarse por deshielo de zonas glaciares, descargas de embalses, rupturas de estructuras de defensa (jarillones) o de estructuras de aducción, conducción y distribución de agua potable y fallas funcionales en sistemas de drenaje. El territorio colombiano se ubica en la zona de trópico, rodeado de los océanos Atlántico y Pacífico, con condiciones de relieve compuestas por altas montañas, extensas sabanas y húmedas selvas, además de la presencia de grandes reguladores y reservorios como los páramos. Lo anterior le permite contar con una riqueza importante de recursos hídricos, con un promedio de precipitación media anual de 3.000 mm, superior al promedio mundial de precipitación anual que se estima en 900 mm y al promedio de Suramérica el cual se estima en 1.600 mm.14 Derivado de lo anterior, es relevante mencionar que Colombia posee una oferta hídrica muy superior a la promedio mundial, siendo la estimación para la nación de 63 litros por segundo por kilómetro cuadrado, mientras que el valor medio a nivel mundial es de 10 y en Latinoamérica de 21. Las condiciones de lluvia del país de acuerdo con lo consignado en el Atlas Climatológico del IDEAM (2005)15, el patrón de la lluvia total anual en el país pueden esquematizarse de la siguiente manera: • Las menores lluvias se presentan en la Alta Guajira con totales de 500 mm y menos; los núcleos máximos se han registrado en la Región Pacífica con totales anuales de más de 10.000 mm. • La región Caribe registra lluvias entre 500 y 2.000 mm con un gradiente muy definido en dirección Sur. • La región Andina posee una gran diversidad pluviométrica, con lluvias relativamente escasas (hasta 2.000 mm) a lo largo de la Cordillera Oriental y en los valles del Alto Magdalena y Alto Cauca y núcleos máximos (de 3.000 a 5.000 mm) en las cuencas del Medio Magdalena y Medio Cauca.. 13. INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Atlas Climatológico de Colombia. Op. Cit., p. 23 14 GLOBAL WATER PARTNERSHIP (GWP) y COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL). Agua para el siglo XXI para América del Sur: de la visión a la acción. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.gwp.org/Global/The%20Challenge/Resource%20material/FFA%20regional%20summary %20SAM%20Spanish.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. 15 INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Atlas Climatológico de Colombia. Op. Cit., p. 22. 26.

(27) • En la Orinoquía generalmente predominan las lluvias altas de 2.000 a 3.000 mm en su parte central y oriental, aun cuando hacia el piedemonte pueden observarse hasta 6.000 mm y por el contrario en el extremo norte de Arauca las lluvias pueden ser menores de 1.500 mm. • La mayor parte de la Amazonía recibe entre 3.000 y 4.500 mm por año, mientras que en la Región Pacífica se reciben entre 3.000 y 12.000 mm. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que lo anterior hace referencia a un aspecto general y que teniendo en cuenta que topografía de los sectores y las escalas de análisis pueden encontrarse otras tendencias. El comportamiento de lluvias de algunos municipios específicos, junto con la distribución espacio temporal de la precipitación total anual del país se pueden apreciar en la figura 2.16 Figura 2. Distribución de lluvias en Colombia.. Fuente: INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Atlas Climatológico de Colombia. Bogotá: IDEAM, 2005. p. 23. 16. Ibíd., p. 23.. 27.

(28) De la precipitación estimada en el mapa anterior, se tiene una escorrentía promedio estimada anual que se muestra en la figura 317: Figura 3. Escorrentía promedio anual en Colombia.. Fuente: INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Atlas Climatológico de Colombia. Bogotá: IDEAM, 2005. p. 23. 5.1.2 Oferta hídrica. De acuerdo con la Política Nacional para la Gestión del Recurso Hídrico, la zonificación hidrográfica para el manejo del recurso agua en el país consta de 5 áreas hidrográficas (macrocuencas), las que se conforman por 42. 17. INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN DE RECURSOS BIOLÓGICOS ALEXANDER VON HUMBOLDT (IAvH)... [et al.]. Informe del Estado del Medio Ambiente y los Recursos Naturales Renovables. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://humboldt.org.co/estado-de-losrecursos-naturales/item/download/39_9122a4ca4f2240b360600518e4bfeafc>. [Citado: 15 de marzo de 2014], p. 51.. 28.

(29) zonas hidrográficas, las cuales se muestran en la tabla 2con sus respectivos datos de oferta hídrica, de acuerdo con la Tabla 3.2 del Estudio Nacional del Agua.18 El Estudio Nacional del Agua 2010 fue elaborado por el IDEAM y el entonces Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, con el fin de evaluar varios aspectos del agua en Colombia, entre los que se mencionan la dinámica y situación actual del recurso hídrico, oferta superficial y subterránea, uso y demanda, condiciones de calidad y afectaciones al régimen hidrológico por variabilidad y cambio climático. Esta oferta hídrica que caracteriza el país, ha sido de vital importancia para su desarrollo desde hace cientos de años. Así por ejemplo, desde la época de la conquista, el Río Magdalena ha sido utilizado como principal de acceso al interior del país ya que es una vía que permite moverse entre las cordilleras con las dimensiones que permite la navegación de naves de importante calado. Del mismo modo, en el tiempo presente los ríos y demás cuerpos de agua prestan además de una importante función en la navegación, son estratégicos en el abastecimiento de agua potable, la generación energética y el riego de zonas de actividad agropecuaria.. 18. INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Estudio Nacional del Agua. [En línea] Disponible en Internet: <URL: https://www.siac.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=874&conID=910>. [Citado: 7 de abril de 2014].. 29.

(30) Tabla 2. Oferta hídrica por zonas hidrográficas en Colombia.. Fuente: INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Estudio Nacional del Agua. [En línea] Disponible en Internet: <URL: https://www.siac.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=874&conID=910>. [Citado: 7 de abril de 2014]. 5.1.3 Exceso y déficit de lluvias por cuenta de la variabilidad y cambio climático. Colombia es un país con una diversidad climática determinada por su ubicación geográfica, ya que al estar en la zona tropical recibe mayores proporciones de 30.

(31) energía que el sol le transfiere al planeta. Lo anterior se traduce en que el estado del tiempo en nuestro territorio, es decir, su variabilidad, está influenciada por varios fenómenos que establecen las condiciones de lluvia en condición estacional e intraestacional: Vientos Alisios, Zona Confluencia Intertropical, Ondas del Este del Caribe, Ciclones Tropicales, Sistemas Sinópticos del Pacífico y Amazonía, Influencia de Vaguadas de Latitudes Medias del Hemisferio Norte, Vaguada Tropical de la Alta Tropósfera y Sistemas Convectivos de Mesoescala entre los principales. De igual manera se encuentran las condiciones interanuales dentro de las que se destacan los fenómenos enmarcados dentro del ciclo ENOS (Oscilación del SUR), el cual se representa en los fenómenos de la Niña y el Niño.19 La condición de El Niño o la Niña es asociado a la aparición de aguas superficiales relativamente más cálidas o más frías (anomalías) que lo normal en el Pacífico Tropical central y oriental (ver Figura 4) y es el resultado de los cambios de este calentamiento superficial del océano con la circulación general de la atmósfera. Figura 4. Anomalía de la temperatura superficial del mar – TSM (marzo a abril 2014).. Fuente: NOAA. Recent Evolution, Current Status and Predictions. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.cpc.ncep.noaa.gov/products/analysis_monitoring/lanina/enso_evolution -status-fcsts-web.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. En general a nivel mundial se realiza seguimiento al Fenómeno del Niño o Niña mediante la estimación de índices, los cuales evalúan las diferentes anomalías del. 19. INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Atlas Climatológico de Colombia. Op. Cit., p. 9 -14.. 31.

(32) océano Pacífico Ecuatorial para realizar el monitoreo y alertar sobre el desarrollo de alguna de las fases del fenómeno ENSO, destacándose: • • •. ONI: Índice Oceánico El Niño MEI: Índice Multivariado ENSO SOI: Índice de Oscilación del Sur. De acuerdo al consenso realizado por estos índices se establecieron las siguientes fases históricas del fenómeno ENSO:20 Tabla 3. Consenso para clasificación de diferentes fases del ENSO según índices ONI, MEI Y SOI.. Fuente: INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Estudio Nacional del Agua. [En línea] Disponible en Internet: <URL: https://www.siac.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=874&conID=910>. [Citado: 7 de abril de 2014] (Tabla 7.1). Por otro lado, en lo que refiere al tema de Cambio Climático entendido como la variación estadísticamente significativa, ya sea de las condiciones climáticas medias o de su variabilidad, que se mantiene durante un período prolongado (generalmente durante decenios o por más tiempo)21; puede rescatarse del 20. INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Estudio Nacional del Agua. Op. Cit. 21 PROGRAMA DE NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO (PNUD). Glosario corto de términos y conceptos importantes relacionados con el cambio climático. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.pnud.org.co/img_upload/61626461626434343535373737353535/CAMBIOCLIMATICO/ 2.%20Memorias%20Di%C3%A1logo%20Nacional%20Lucha%20contra%20la%20pobreza%20y%2 0adaptaci%C3%B3n%20al%20cambio%20clim%C3%A1tico/2.2.%20Material%20Mesas%20trabaj o/Glosario%20terminos%20CambioClimatico.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014].. 32.

(33) informe emitido por el IPCC del 31 de Marzo de 2014, la alerta emitida sobre la mayor probabilidad de inundaciones en las zonas costeras y cuencas de ríos a causa de la urbanización creciente, el aumento progresivo del nivel del mar debido al deshielo de los casquetes polares y la erosión costera.22 5.2 PROPIEDADES DE LA CUENCA COMO VARIABLE EN LA ESTIMACIÓN DE LA AMENAZA DE INUNDACIONES Como se mencionó anteriormente, adicionalmente a la precipitación presentada en una cuenca, existen otros parámetros que definen los caudales que se esperan en determinado punto o tramo de una cuenca, destacándose los parámetros morfométricos de la cuenca, la infiltración y el aporte de flujos subsuperficiales y de aguas subterráneas. A continuación se realiza una breve discusión de estos aspectos realizando la diferenciación respecto de si se habla de inundaciones lentas o rápidas. 5.2.1 Consideraciones en inundaciones lentas. Al ser Colombia un país con un alto potencial hídrico, en épocas de lluvias fuertes se presentan excesos de pluviosidad que generan una gran amenaza de inundación en los siguientes sentidos: El caudal precipitado, dada la deforestación de las cuencas y el proceso de endurecimiento que trae consigo el continuo desarrollo urbanístico de las ciudades y municipios, genera reducción en los procesos de infiltración y por ello gran parte del agua llovida ingresa de una manera directa al caudal de los ríos. Esto es pérdida de absorción de la cuencas y disminución de recarga de acuíferos. El alto grado de intervención de ríos y quebradas, genera aumento de residuos sólidos en estos, generando se colmatación y obstrucciones que disminuye su capacidad hidráulica. Existe además una presión constante de intervención antrópica sobre las zonas de protección de los cuerpos de agua, con lo cual se reduce capacidad de amortiguamiento al rellenarse terrenos para la urbanización o realzar jarillones para la materialización de vías. La construcción de obras lineales que intervienen la zona de cauce, si no es propuesta técnicamente, genera obstrucciones que limitan el flujo libre de los drenajes. 22. INTERGOVERNMENTAL PANEL ON CLIMATE CHANGE (IPCC). Climate change 2014: impacts, adaptation, and vulnerability. Summary for policymakers. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: https://ipcc-wg2.gov/AR5/images/uploads/IPCC_WG2AR5_SPM_Approved.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014], p.16.. 33.

(34) De otro lado la reducción de las zonas de humedal afecta la capacidad de amortiguación de crecientes de los ríos, lo que hace que se incrementen los niveles usuales que se generan ante la lluvia presentada típicamente, junto con la modificación del equilibrio sedimentario que ello implica. La intervención realizada por particulares de acuerdo a sus intereses, afecta el funcionamiento de los drenajes naturales y artificiales. Estas pueden ir desde el represamiento de grandes volúmenes de agua hasta la ruptura sectorizada de jarillones para contar con agua en épocas de pocas lluvias. Es allí donde el papel de las autoridades ambientales cobra relevancia en el sentido de controlar mediante la expedición de concesiones y de sanciones, según sea el caso, con el fin de garantizar el uso racional del recurso y de evitar la ocurrencia de eventos de inundación. Por otro lado, de acuerdo con informaciones producidas por el IDEAM, se cuenta con el mapa de zonas susceptibles a inundación el cual se presenta en la figura 5:. 34.

(35) Figura 5. Zonas susceptibles a inundación en Colombia.. Fuente: INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Estudio Nacional del Agua. [En línea] Disponible en Internet: <URL: https://www.siac.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=874&conID=910>. [Citado: 7 de abril de 2014]. 5.2.2 Consideraciones en inundaciones súbitas. Como se ha venido reiterando, las fuertes lluvias en el país traducidos como excesos de pluviosidad dentro del ciclo hidrológico, generan una gran amenaza de crecientes súbitas de quebradas y ríos, lo que se traduce en avenidas torrenciales y arroyos dadas las siguientes condiciones: 35.

(36) • Las actividades que generan deforestación de las cuencas y el proceso de endurecimiento que trae consigo el continuo desarrollo urbanístico de las ciudades y municipios, generan unos tiempos de concentración muy bajos, lo que en otras palabras es una reducción en los procesos de infiltración y por ello el agua llovida ingresa de una manera muy rápida al caudal de los ríos. • En general las avenidas torrenciales se presentan en zonas que ladera, que en general presentan tres zonas definidas23. Una primera es la parte alta la que posee una pendiente fuerte que genera acumulación de caudal bien sea por exceso de lluvias o por el almacenamiento por cuenta de alguna obstrucción: en general en esta zona no se presenta gran impacto por el evento. La segunda parte es aquella donde precisamente se produce un cambio de pendiente fuerte a una apreciablemente más suave y se considera la zona de más peligrosidad ya que es en ella donde se presentan las mayores alturas de lámina y mayores velocidades. La tercera parte es la parte baja la cual es una zona de depositación del material deslizado y en general dependiendo de las condiciones topográficas en general no reviste mayor peligrosidad. • El alto grado de intervención de ríos y quebradas, genera aumento de residuos sólidos en estos, generando se colmatación y obstrucciones que además de disminuir su capacidad hidráulica, genera concentración de volúmenes de agua en zonas altas que al llegar a superar la resistencia del obstáculo, se presenta una gran liberación de energía y con ello la avenida torrencial. • Existe una presión constante de intervención antrópica sobre las zonas de protección de los cuerpos de agua, en general disminuyendo la capacidad de infiltración de la cuenca y aumentando la tasa de sedimentos en ella con procesos de deforestación y explotación minera. • La construcción de obras lineales que intervienen la zona de cauce, si no son propuestas técnicamente generan obstrucciones que limitan el flujo libre de los drenajes. Con el fin de tener una herramienta para delimitar la susceptibilidad del país ante avenidas torrenciales (ESCALA 1:500.000), el IDEAM construyó el mapa que se presenta en la figura 6:. 23. CABALLERO ACOSTA, José Humberto. Las avenidas torrenciales: una amenaza potencial en el Valle de Aburrá. En: Revista Gestión y Ambiente, vol. 14, no. 13 (dic., 2011); p. 47.. 36.

(37) Figura 6. Zonas susceptibles a avenidas torrenciales en Colombia.. Fuente: INSTITUTO DE HIDROLOGÍA, METEOROLOGÍA Y ESTUDIOS AMBIENTALES (IDEAM). Estudio Nacional del Agua. [En línea] Disponible en Internet: <URL: https://www.siac.gov.co/contenido/contenido.aspx?catID=874&conID=910>. [Citado: 7 de abril de 2014]. 37.

(38) 5.3 METODOLOGÍAS PARA LA ESTIMACIÓN DE LA AMENAZA POR INUNDACIÓN Sin tener la intención de realizar un análisis profundo de las metodologías que se tienen par la estimación de la amenaza por inundación, después de una revisión de varias fuentes de información, se encontró una consolidación importante realizada en 2010 por la Universidad Nacional de Colombia, Sede Medellín, para el IDEAM, en donde se presentan cinco metodologías que se destacan en Colombia24 y que se parafrasean a continuación: • Métodos históricos: los métodos históricos utilizan marcas y placas sobre elementos artificiales (edificaciones, vías de comunicación, obras públicas, etc.) o naturales (rocas y árboles) ) a lo largo de las márgenes de los ríos, documentación histórica (manuscritos e impresos de archivos, bibliotecas y hemerotecas), y testimonios orales o audiovisuales (fotografías, dibujos, cartografía histórica, etc.), para reconstruir la extensión cubierta o la cota alcanzada por las aguas durante una crecida desencadenada en el período histórico. • Métodos paleohídricos: partiendo de la definición de los métodos paleohídricos, cualquier análisis y fuente de eventos hidrológicos pasados (registros de aforos, inundaciones históricas, datos dendrogeomorfológicos y liquenométricos, etc.), puede considerarse como parte del método. Sin embargo, la literatura científica restringe los métodos paleohídricos solamente a los provenientes de registros geológicos o sedimentológicos. Los métodos paleohídricos utilizan los registros geológicos para determinar depósitos o marcas de inundaciones anteriores de las cuales no se tiene información histórica, a partir de elementos datables mediante técnicas paleontológicas, dendrocronológicas, radiométricas o arqueológicas. Al tener información datable, puede asignarse una probabilidad de ocurrencia para los eventos. • Métodos geológicos y geomorfológicos: los métodos geológicos y geomorfológicos utilizan la tipología de las formas del terreno y los depósitos generados a partir de eventos de inundaciones para delimitar las áreas geomorfológicamente activas dentro del cauce fluvial, su frecuencia cualitativa de inundación, e incluso inferir órdenes de magnitud de parámetros como la profundidad, velocidad de la corriente o carga sólida transportada. Es importante mencionar que estas técnicas están cobrando fuerza a lo largo del mundo al ser las únicas que consideran fenómenos naturales difícilmente modelables con otras técnicas como las migraciones del canal o el transporte de sólidos, y además tienen en cuenta las tendencias evolutivas naturales del sistema fluvial. 24. UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA. Sede Medellín. Criterios metodológicos mínimos para la elaboración e interpretación cartográfica de zonificaciones de amenaza por inundaciones fluviales para el territorio colombiano con una aplicación práctica de dos áreas piloto (inundaciones lentas y súbitas): Fase I. Medellín: UNAL, 2010. p. 46.. 38.

(39) • Métodos Hidrológicos e Hidráulicos: Los métodos hidrológicos e hidráulicos proponen, respectivamente, estimar los caudales generados en una cuenca o corriente y calcular las velocidades y niveles con los que circularían por un determinado tramo fluvial. Los métodos hidrológicos encuentran los valores máximos de los caudales para diferentes periodos de retorno, ya sea por medio del análisis estadístico de información histórica de caudales o por medio de caudales obtenidos a partir de modelos hidrometeorológicos que relacionan precipitación y escorrentía. Los métodos hidráulicos parten de diferentes hipótesis, simplificaciones o aproximaciones al flujo del agua para poder hacer uso de las ecuaciones físicas que lo modelan esto permite estimar diferentes parámetros (profundidad, velocidad, energía) que permiten definir el grado de amenaza. Estos métodos son los más recomendados para determinar amenaza por inundación fluvial ya que tienen en cuenta los procesos físicos que generan la inundación y además permiten asociar un valor de período de retorno a la inundación. • Métodos Asistidos por Sensores Remotos: una de las principales aplicaciones de los sensores remotos es la de inspeccionar cuerpos de agua, debido a las características radiactivas que posee el agua. La radiación reflejada por suelos húmedos es menor, facilitando la delimitación de áreas inundadas. Para zonas donde se tienen imágenes satelitales constantes, las imágenes se convierten en una evidencia fuerte de la amenaza. A partir de una caracterización simple de las mismas, se pueden delimitar las zonas cubiertas por la inundación. De acuerdo con la forma en la que se define la amenaza es necesario también definir frecuencia del evento. Es acá donde la presente metodología puede tener problemas. Debido a que las imágenes provenientes de satélites son una fuente de información relativamente nueva, no se tiene información suficiente para poder determinar eventos con períodos de retorno significativos, por lo que pierden su confiabilidad en la definición de la amenaza. Para poder asociar una frecuencia de ocurrencia al evento es necesario tener información de los caudales. Teniendo información de caudales, el evento se asocia a un caudal con cierta frecuencia de ocurrencia pudiendo así determinar la amenaza. Cualquiera de los métodos enunciados generan una zonificación de amenaza aceptable dependiendo en gran medida de la calidad de la información que se ingrese a los modelos, en lo que refiere a escala, cobertura, procesamiento de imágenes, detalle de los levantamientos topográficos, etc. Más adelante se realizará la discusión acerca de cuál debería ser la metodología más conveniente a ser implementada por el país para la definición de zonas seguras en general en el nivel municipal y departamental.. 39.

(40) 6. ESCENARIO DE DAÑOS, CONDICIONES DE VULNERABILIDAD De acuerdo con las definiciones del capítulo 4 de la Ley 1523 de 2012, la vulnerabilidad es la susceptibilidad o fragilidad física, económica, social, ambiental o institucional que tiene una comunidad de ser afectada o de sufrir efectos adversos en caso de que un evento físico peligroso se presente. Corresponde a la predisposición a sufrir pérdidas o daños de los seres humanos y sus medios de subsistencia, así como de sus sistemas físicos, sociales, económicos y de apoyo que pueden ser afectados por eventos físicos peligrosos. En otras palabras, ser vulnerable a un fenómeno natural es “ser susceptible de sufrir daño y tener dificultad de recuperarse de ello”25. No toda situación en que se halla el ser humano es vulnerable. De acuerdo con lo anterior, la vulnerabilidad es una variable eminentemente social, por cuanto hace referencia a las características que le impiden a un determinado sistema humano adaptarse a un cambio del medio ambiente26. En el caso del crecimiento de las condiciones de vulnerabilidad ante eventos de inundación, es precisamente la migración de población de la zona rural a las ciudades y la presión de cambios de usos que ello genera un caldo de cultivo propicio para el incremento de frecuencia e intensidad de eventos de inundación. 6.1 CONDICIONES GENERALES DE VULNERABILIDAD EN EVENTOS DE INUNDACIÓN EN EL PAÍS Aunque existen varios asentamientos consolidados sobre zonas de pendientes altas a medias en cercanías de quebrada y ríos que pueden verse afectados por inundaciones súbitas (avenidas torrenciales y arroyos), en general la mayoría de la población vulnerable a fenómenos de inundación es aquella que se ubica en zonas planas y de deltas o zonas de ronda de los ríos, donde deben enfrentar inundaciones de tipo lento que si bien por su misma naturaleza pueden ser previstas con suficiente tiempo para que la población se autoproteja, suelen permanecer por tiempos prolongados. La ocupación de estas zonas es de difícil control, a pesar de contar con lineamientos dados el ordenamiento del territorio en Colombia el cual es de compleja implementación. La ley 388 de 1997 establece la obligatoriedad de la ejecución de planes de ordenamiento en los municipios, aunque en la realidad son pocos los que cuentan con un nivel de calidad técnica aceptable y son menores los que han sido adoptados de manera eficiente mediante un real control urbano. 25. MASKREY, Andrew. Los desastres no son naturales. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.desenredando.org/public/libros/1993/ldnsn/LosDesastresNoSonNaturales-1.0.0.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014], p. 8. 26 Ibíd., p. 18.. 40.

(41) Por otro lado, es evidente la falta de articulación de estos instrumentos de planificación con otros de mayor jerarquía como lo son los Planes de Ordenación de Cuencas Hidrográficas. De acuerdo con el informe realizado por el Banco Mundial “Análisis de la gestión del riesgo de desastres en Colombia”27, el nivel de exposición de la población a inundación corresponde al 28%, siendo esto espacialmente hablando el 12% del territorio nacional se localiza en áreas con una mayor susceptibilidad a inundaciones, distribuidas en 79 municipios, principalmente en los departamentos del Valle del Cauca, Atlántico, Cundinamarca, Magdalena, Antioquia. La cuantificación que presenta el informe citado se basa en el mapa de zonas inundables del IDEAM del año 2010. Según la información de DesInventar28, de las 190 mil viviendas destruidas por desastres en el país, durante el período de 1970-2011, las inundaciones fueron las que generaron las mayores pérdidas, con más de 79 mil unidades; mientras que los sismos generaron un total de 51 mil viviendas afectadas, los deslizamientos casi 18 mil, las erupciones volcánicas 5.400 y otros eventos como vendavales, incendios, entre otros, 35 mil. Se puede entonces concluir que el 51% de las edificaciones habitacionales destruidas entre dicho período (las afectadas por inundaciones, deslizamientos y erupciones volcánicas) fueron el resultado de su ubicación en zonas no aptas para urbanizaciones, mientras que el 26% de las viviendas destruidas (por sismos) se pueden asociar con deficiencias constructivas.29 Adicionalmente a las condiciones de ocupación que hacen que se materialice nuevo riesgo ante inundaciones, es de resaltar que la condición de vulnerabilidad de los territorios se agrava por los procesos de deforestación y mal manejo de las condiciones ambientales. Esta intervención es compleja y ha sido objeto de varios postulados que explican esa dinámica, teniéndose dentro de ellos varios esquemas como el que se presenta en la Figura 7*:. 27. BANCO MUNDIAL. Análisis de la gestión del riesgo de desastres en Colombia: un aporte para la construcción de políticas públicas. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://wwwwds.worldbank.org/external/default/WDSContentServer/WDSP/IB/2012/07/03/000020953_2012070 3142535/Rendered/PDF/701030ESW0P1290ESTI0N0DEL0RIESGOweb.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. 28 CORPORACIÓN OSSO. Conceptos y estrategias para el manejo y la reducción de riesgos por fenómenos socionaturales: una visión desde Colombia, El Valle del Cauca y Cali. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.osso.org.co/docu/extension/textos/2011/docs/RiesgosComiteIntergremial.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. 29 Ibid, p. 56. * Tomado de la presentación realizada por la Universidad del Valle, Urrutia Roberto en el evento organizado por ACODAL “Gestión integral de inundaciones en zonas urbanas”, Cali, 2012.. 41.

(42) Figura 7. Conceptos de desarrollo sostenible.. Fuente: MARTEN, Gerald G. Ecología humana: conceptos básicos para el desarrollo sustentable. London: Earthscan Publications, 2001, p. 59. De esta forma, cuencas que se encuentran en buenas condiciones ambientales y con una vegetación conservada tienen la capacidad de retener una mayor cantidad de agua lluvia por lo que su escorrentía es menor que la de aquellas cuencas que se encuentran deterioradas. 6.2 ESTIMACIÓN DE LA VULNERABILIDAD FÍSICA DE ESTRUCTURAS ANTE INUNDACIONES La vulnerabilidad de las edificaciones depende de diferentes factores involucrados tanto durante el proceso de construcción como durante su uso y ocupación, una mayor vulnerabilidad aumenta el riesgo de las edificaciones a sufrir daños, e incluso colapsar, ante la ocurrencia de eventos extremos como fenómenos de remoción en masa, inundación o sismos de mediana y gran magnitud. La falta de planificación urbana, los procesos de autoconstrucción, el desconocimiento de las normas de construcción, el elevado crecimiento demográfico y los desarrollos subnormales en áreas propensas a la acción de fenómenos inducidos aumentan los índices de vulnerabilidad de las edificaciones. La vulnerabilidad física de las viviendas se estima a partir de variables como el sistema constructivo, el tipo de materiales, año de construcción, topografía, el entorno, los daños presentes, entre otras, que en general se realiza mediante visitas de campo, entrevistas con los pobladores y en algunas ocasiones estudios estructurales de las casas existentes. 42.

(43) Con base en estos factores, se determinará el grado de vulnerabilidad que se define como la susceptibilidad de la vivienda a sufrir daños estructurales en caso de un evento determinado. 6.3 ESTIMACIÓN DE LA VULNERABILIDAD SOCIOECONÓMICA En general la evaluación de la vulnerabilidad socioeconómica se realiza por medio de un diagnóstico socioeconómico generado a partir de información secundaria donde se consolidará información relativa a uso del suelo, infraestructura, servicios públicos, demografía, estadística de hogares, lugares de encuentro de la comunidad, etc., con lo cual se puede contar con información de indagación y socialización para la evaluación de la vulnerabilidad. De igual manera, es pertinente mencionar que existen iniciativas enmarcadas a tener relaciones de vulnerabilidad a partir de índices tomados en jornadas en general de censos. Dentro de estas iniciativas puede mencionarse la metodología propuesta por la Corporación OSSO30 donde se realiza a una aproximación a la condición de vulnerabilidad (fragilidad) y por ende riesgo (pérdidas esperadas), en los municipios de Colombia, evaluando estos como índices relativos partiendo de parámetros como las Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) que junto con la estimación de exposición ante determinado evento resulta en un Índice de Vulnerabilidad Relativa IVr. Del mismo modo, al tomar el Producto Interno Bruto (PIB) y multiplicarlo con la estimación de exposición ante determinado evento genera el que es llamado Índice de Riesgo Relativo IRr.. 30. CORPORACIÓN OSSO. Conceptos y estrategias para el manejo y la reducción de riesgos por fenómenos socionaturales. Op. Cit., p. 5.. 43.

(44) Figura 8. Zonas de vulnerabilidad y riesgo relativo.. Fuente: CORPORACIÓN OSSO. Conceptos y estrategias para el manejo y la reducción de riesgos por fenómenos socionaturales: una visión desde Colombia, El Valle del Cauca y Cali. [En línea]. Disponible en Internet: <URL: http://www.osso.org.co/docu/extension/textos/2011/docs/RiesgosComiteIntergremi al.pdf>. [Citado: 15 de marzo de 2014]. La figura 8 presenta las zonas de vulnerabilidad y riesgo relativo propuestos por la corporación OSSO que fue retomado en el informe realizado por el Banco Mundial “Análisis de la gestión del riesgo de desastres en Colombia”, quien resalta los siguientes datos: Respecto al nivel de vulnerabilidad relativa: • Muy alta. Municipios con población expuesta al mayor potencial de inundacióncon NBI mayor al 56%. • Alta. Municipios con población expuesta al mayor potencial de inundacióncon NBI entre el 27% y el 56%. • Moderada. Municipios con población expuesta al mayor potencial deinundación con NBI menor al 27% • Baja. Municipios con población expuesta al menor potencial de inundacióncon NBI menor al 56%.. 44.

(45) Respecto al nivel de riesgo relativo: • Muy alta. Municipios con población expuesta al mayor potencial de inundacióncon PIB mayor a 100 millones o con población expuesta al menorpotencial con PIB mayor a 9.000 millones. • Alta. Municipios con población expuesta al menor potencial de inundacióncon PIB entre 4.000 y 9.000 millones. • Moderada. Municipios con población expuesta al menor potencial deinundación con PIB entre 100 y 4.000 millones. • Baja. Municipios con población expuesta al menor potencial de inundacióncon PIB menor a 4.000 millones ó con población expuesta al mayorpotencial con PIB menor a 100 millones. De la misma fuente de información, se tiene que la vulnerabilidad relativa por inundabilidad, respecto al indicador de NBI por municipio, permite destacar que el 48% dela población se clasifica en un nivel de vulnerabilidad alto. El índice de riesgo relativo o de pérdidas económicas por inundabilidad, con respecto al PIB, permite destacar algunas zonas de ciudades como Cali, Bogotá, Medellín, Barranquilla, Montería, Cartagena y Villavicencio.. 45.

Figure

Figura 1.  Evolución de la gestión del riesgo de desastres en Colombia.

Figura 1.

Evolución de la gestión del riesgo de desastres en Colombia. p.19
Tabla 1. Resumen de desastres por eventos naturales más importantes. 1900 - -2001.

Tabla 1.

Resumen de desastres por eventos naturales más importantes. 1900 - -2001. p.21
Figura 2. Distribución de lluvias en Colombia.

Figura 2.

Distribución de lluvias en Colombia. p.27
Figura 3. Escorrentía promedio anual en Colombia.

Figura 3.

Escorrentía promedio anual en Colombia. p.28
Tabla 2. Oferta hídrica por zonas hidrográficas en Colombia.

Tabla 2.

Oferta hídrica por zonas hidrográficas en Colombia. p.30
Figura 4. Anomalía de la temperatura superficial del mar – TSM (marzo a abril  2014).

Figura 4.

Anomalía de la temperatura superficial del mar – TSM (marzo a abril 2014). p.31
Tabla 3. Consenso para clasificación de diferentes fases del ENSO según índices  ONI, MEI Y SOI

Tabla 3.

Consenso para clasificación de diferentes fases del ENSO según índices ONI, MEI Y SOI p.32
Figura 5.  Zonas susceptibles a inundación en Colombia.

Figura 5.

Zonas susceptibles a inundación en Colombia. p.35
Figura 6. Zonas susceptibles a avenidas torrenciales en Colombia.

Figura 6.

Zonas susceptibles a avenidas torrenciales en Colombia. p.37
Figura 8.  Zonas de vulnerabilidad y riesgo relativo.

Figura 8.

Zonas de vulnerabilidad y riesgo relativo. p.44
Figura 9. Afectaciones por departamento por la Niña 2010-2011.

Figura 9.

Afectaciones por departamento por la Niña 2010-2011. p.48
Tabla 5. Afectación por sectores en la Niña 2010 – 2011.

Tabla 5.

Afectación por sectores en la Niña 2010 – 2011. p.49
Figura 11.  Viviendas  afectadas por  inundación en  cada uno  de los  últimos   años

Figura 11.

Viviendas afectadas por inundación en cada uno de los últimos años p.50
Figura 10. Eventos de inundación en los últimos años.

Figura 10.

Eventos de inundación en los últimos años. p.50
Figura 12. Eventos de inundación reportados en los últimos años por  departamento.

Figura 12.

Eventos de inundación reportados en los últimos años por departamento. p.51
Figura 13. Costos asociados a la atención de eventos asociados a inundación en  Colombia

Figura 13.

Costos asociados a la atención de eventos asociados a inundación en Colombia p.52
Figura 14. Zonas con más de 20.000 habitantes afectadas.

Figura 14.

Zonas con más de 20.000 habitantes afectadas. p.52
Figura 15. Eventos de avalanchas en Colombia.

Figura 15.

Eventos de avalanchas en Colombia. p.53
Figura 16. Costo asociado a eventos de avalanchas en Colombia.

Figura 16.

Costo asociado a eventos de avalanchas en Colombia. p.54
Tabla 6. Municipios con más personas afectadas por avalanchas.

Tabla 6.

Municipios con más personas afectadas por avalanchas. p.54
Figura 17. Impactos en municipios de Colombia por inundaciones lentas 1998 –  2012

Figura 17.

Impactos en municipios de Colombia por inundaciones lentas 1998 – 2012 p.57
Figura 18. Impactos en municipios de Colombia por inundaciones súbitas  1998 –  2012.

Figura 18.

Impactos en municipios de Colombia por inundaciones súbitas 1998 – 2012. p.58
Figura 19. Elementos que conforman el Sistema Nacional para la Gestión del  Riesgo de Desastres

Figura 19.

Elementos que conforman el Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres p.59

Referencias

Actualización...