PDF superior Cambio civilizatorio : ¿ilusión o realidad? (Debate)

Cambio civilizatorio : ¿ilusión o realidad? (Debate)

Cambio civilizatorio : ¿ilusión o realidad? (Debate)

D E B A T E I D E O L Ó G I C O la T endencia  Desde una perspectiva histórica, pode- mos señalar que la modernidad configuró una civilización con el surgimiento de lo que denominamos “cultura occidental” basada en la emergencia del capitalismo y la confor- mación del estado moderno, que a su vez hizo posible la estructuración de la “república” y del sistema democrático actuales. No obstante, la fórmula “cambio civilizatorio”…, con perspectiva histórica… nos sugiere, de manera implícita, que hay otra civilización a la que nos encaminamos. ¿Es así? En primer lugar, tal formulación, está muy lejos de ser rigurosa. Se trata más bien de un juego verbal que quiere ser sugestivo y que preten- diendo mostrarse complejo, desencamina el abordaje de la situación histórica actual. En segundo lugar, en esta línea de reflexión, la del cambio civilizatorio, suele suceder, por lo general, que se presenta como alternativa a la modernidad, subproductos de la misma, como los que están implícitos en las expresiones de “más democracia” o “democracia directa” y, por otro lado, solo modalidades de aquella, como fue el caso del socialismo real. En este sentido, la frase “cambio civilizatorio” provoca una serie de juegos ilusorios, como aquel, en décadas pasadas, de que nos encaminamos a una nueva edad media. Se trata entonces más de una pretenciosa frase que de un concepto que, sin embargo, atrapa a la mente en un ilusorio camino, cuando lo que se trata más bien, es de averiguar lo qué tenemos, cuál es el carácter y cuáles son los rasgos de nuestra realidad actual, efectiva, vital e histórica. Por ello antes de ocuparnos de lo que supuestamente está por venir o de ceder a la tentación de ese algo que nos espera mas allá, pero de lo que no terminamos por saber de qué mismo se trata, debemos desentrañar el mundo que nos contiene.
Mostrar más

5 Lee mas

Ilusión: ¿Ficción o ensayo de la realidad?

Ilusión: ¿Ficción o ensayo de la realidad?

de poco valor, de poca sustancia, sin embargo, la esen- cia del arte barroco (ya lo analizaré en otra parte de este libro) se basaba esencialmente en convocar una ilusión. Con el tiempo el término burla ha pasado a ser engaño, ademán o palabra que pone a alguien en ridículo. Esto me autoriza a suponer que ilusionarse podría definirse como el juego de engañarse, de burlarse de uno mismo mediante la visión, tan errónea como consciente, de una supuesta realidad. Ilusionarse es gastarnos una broma que a veces resulta muy pesada, pero que siempre se ini - cia como un juego ingenuo e ingenioso. Esta actitud lú - dica nos conduce a una acepción más: ilusión es el efec- to que se produce en el espectador mediante un acto de magia. Estoy llevando al extremo el posible significado de esta seductora palabra, pero pregunto: ¿aceptaríamos que el fin de la ilusión es un juego que pretende dejar- nos con un palmo de narices?, ¿o que tal vez, si las ilu- siones tuvieron su origen en un acto mágico, podemos utilizarlas para justificar el desvarío que nos producen?
Mostrar más

5 Lee mas

Simplemente una ilusión: la realidad colonizada en las últimas novelas de Emilio Díaz Valcárcel

Simplemente una ilusión: la realidad colonizada en las últimas novelas de Emilio Díaz Valcárcel

velas de Díaz Valcárcel, que la nacionalidad puertorriqueña se ha disuelto en contacto con el consumismo y la propaganda, ante la creencia general de que lo moderno es consumir y sólo el estatus actual del país puede per- mitir la continuación de esa práctica. Contra esta ilusión, brota la escritu- ra, que trata de convertirse en receptor de las nuevas costumbres que con- forman el Puerto Rico contemporáneo. El manuscrito afirma la irrealidad de lo real, pues persevera en su ficcionalidad como texto, y el escritor, como creador, arraiga en un ambiente donde las apariencias y las simulaciones muestran una realidad secundaria, no auténtica, sea esto por los medios que fuere. Ese carácter ficcional redunda en la inutilidad de la denuncia que lleva a cabo el escritor por la misma autoconciencia de la inoperancia de la escritura. Esto se debe por ser una creación indiscutible o porque el sistema contemporáneo ha eliminado la escritura y la lectura de las activi- dades humanas más o menos cotidianas. Nadie, por tanto, considera la opinión del escritor, que se agazapa tras manuscritos a veces apócrifos y con frecuencia en espacios donde se trata de hacer constancia de la incer- tidumbre de lo real o se pretende su revisión.
Mostrar más

32 Lee mas

Televisión y realidad virtual : la ilusión de estar ahí

Televisión y realidad virtual : la ilusión de estar ahí

Aquí nos parece oportuno introdu- cir el concepto de “presencia” entendi- da como la ilusión de “estar ahí”, más allá de que ese “ahí” exista o no en el espacio físico. La presencia es uno de los principales objetivos de diseño de la RV. En este sentido, la diferencia entre la RV y los medios anteriores –en nues- tro caso, particularmente la TV- podría ser definida como una diferencia en el nivel de “presencia” que la gente expe- rimenta en esos “mundos como si” (los que proponen tanto la TV como la RV). Las formas avanzadas de realidad vir- tual difieren de los medios anteriores en cuanto a cantidad y calidad de pre- sencia.
Mostrar más

10 Lee mas

De las fuentes en sus contextos: de la mera ilusión de su aplicación en la realidad

De las fuentes en sus contextos: de la mera ilusión de su aplicación en la realidad

Esta situación ha sido denominada por Clara Sandoval por medio de dos términos: el discurso “ortodoxo” y el discurso “heterodoxo”, en donde el primero es aquel en donde “cada sociedad o grupo (local o global) tiene concepciones y creencias hegemónicas de lo que es el derecho, sobre cómo opera y sobre cómo relacionarse con él” 80 mientras que el segundo es aquel que se resiste a la creencia de una hegemonía del derecho y se opone a él, buscando espacios emancipadores 81 .Así las cosas, es posible observar cómo el discurso utilizado frente a los mineros fue un discurso que partió de una aplicación hegemónica del derecho, pues se expusieron derechos que nuestro Estado ha considerado como garantías en todo su territorio y nuestra sociedad ha reconocido como tales, así que en dicha realidad deberían ser reconocidas. Pero como los contextos son determinantes de las realidades y en este caso se homogenizaron dos contextos 82 estandarizando la aplicación de derechos que correspondían a diferentes realidades 83 , se presentó el fenómeno de “la ineficacia que hace alusión a la diferencia entre lo establecido por el derecho, de un lado, y la conducta de los actores del campo jurídico y de la ciudadanía en general, del otro” 84 lo que implica que el derecho no tiene cabida práctica en contextos como el de Buena Seña porque siendo los mineros los ciudadanos sobre los que recae el derecho, se evidencia “la brecha entre norma y práctica, de la escasa penetración del derecho –particularmente del derecho estatal– en la práctica social cotidiana” 85 .
Mostrar más

80 Lee mas

Vista de Curules especiales para comunidades negras: ¿realidad o ilusión?

Vista de Curules especiales para comunidades negras: ¿realidad o ilusión?

afirma que el legislativo representa a toda la población en general si refleja las características étnicas, de género o de clase de dicha población. Esta idea contrasta con aquella según la cual un grupo de ciudadanos está representado en el legislativo si participa en la elección de uno o más miembros de las asambleas, aunque las ca- racterísticas personales de los elegidos sean diferentes de las suyas. De esta forma, los “derechos de representación de grupo” adoptados en Colombia han privilegiado la “representación especular”, en tan- to que se ha creído que el legislativo es representativo si refleja las características étnicas de la población colombiana, y los atributos físi- cos de los parlamentarios parecen ser la mejor garantía de que los grupos excluidos están siendo representados en el cuerpo legislativo. En este sentido, los “derechos de representación de grupo”, en lo relacionado con las curules especiales, han generado una ilusión óptica que, en últimas, ha justificado y legitimado su reglamenta- ción. La crisis de la representatividad por corrupción e ineficacia parece solucionarse al involucrar segmentos de la población antes marginados. Esto hace creer que los problemas del legislativo se resuelven haciendo un cambio en los miembros que lo conforman,
Mostrar más

26 Lee mas

Asamblea Nacional : entre la ilusión y la realidad (Coyuntura Política)

Asamblea Nacional : entre la ilusión y la realidad (Coyuntura Política)

Otra corriente en el centro político, en torno a la reforma de la constitución, se inscribe en una aceptación del papel subsidiario del Estado, los derechos de las pobl[r]

13 Lee mas

Curules especiales para comunidades negras: ¿realidad o ilusión?

Curules especiales para comunidades negras: ¿realidad o ilusión?

subject curules especiales, derecho electoral, representación política, comunidades afrocolombianas. source Estudios Socio-Jurídicos; Vol.[r]

1 Lee mas

La economía política y la política económica del gobierno : ¿ilusión o realidad? (Política pública)

La economía política y la política económica del gobierno : ¿ilusión o realidad? (Política pública)

Este plan define además un tránsito, un camino, en cuatro etapas. Una primera fase defi- nida como de transición en la que el centro del cambio es la redistribución sin alterar significativa- mente el patrón de dependencia de los productos primarios. A través de un proceso de sustitución selectiva de importaciones, el impulso al sector turístico y de la inversión pública estratégica que fomente la productividad sistémica. Una segunda fase en la que se espera que el “peso relativo de la nueva industria nacional se incremente frente a la de base primaria, se busque consolidar el superávit energético, principalmente a través de la produc- ción y consumo de energía limpia y bioenergía”. Y, sin modificar aún la dependencia respecto de la extracción responsable y sustentable de recursos naturales no renovables, se plantea una prioriza- ción en la inversión en investigación y desarrollo, la consolidación de un sistema de educación superior de cuarto nivel y de centros tecnológicos de inves- tigación. La tercera fase, según el PPBV consolida una estrategia de diversificación y sustitución de
Mostrar más

5 Lee mas

←
				
											Volver a los detalles del artículo
									
				La ilusión del cambio en un universo relativista atemporal

← Volver a los detalles del artículo La ilusión del cambio en un universo relativista atemporal

¿Cómo surge la idea de la historia del universo en una realidad atemporal como Platonia? Sin duda, la noción de historia como sucesión temporal de cambios del universo es una ilusión: “cuando el tiempo desaparece, el movimiento desaparece” (Barbour 2000, 69). La apariencia de cambio viene representada por un camino o trayectoria en Platonia. Pero, a partir de un cierto ahora, hay múltiples trayectorias posibles en Platonia; la idea de historia se asimila a la trayectoria «más corta», esto es, a la sucesión de puntos ordenados según su similitud intrínseca. Barbour denomina «criterio de mejor correspondencia ( best matching)» a este modo de ordenar los ahoras para crear la impresión de una evolución temporal. Una analogía sencilla que permite visualizar la idea de Barbour puede formularse en términos de fotografías. Supongamos que, por algún percance, de pronto todas las fotografías de nuestra familia quedaran desordenadas. Es evidente que cada fotografía es una cápsula de tiempo en el sentido antes mencionado. Si quisiéramos ordenarlas, primero las extenderíamos sobre alguna superficie, ubicándolas según algún criterio que las relacionara entre sí. Luego, comenzando por alguna de ellas, intentaríamos reconstruir la secuencia en la que fueron tomadas ordenándolas por similitud: ubicaríamos en forma consecutiva, por ejemplo, aquéllas donde nuestros hijos se ven más pequeños, y colocaríamos más adelante aquéllas donde los vemos diferentes y ya crecidos. De este modo reconstruiríamos la «historia» de nuestra familia, pero a partir de elementos completamente estáticos como las fotografías y sus rela- ciones de similitud. Sin duda, el tiempo no subyace a la pila de fotografías que logro tener en mis manos luego de haberlas ordenado; no obstante, “si veo una fotografía y luego otra, levemente diferente de la anterior, esto es ya suficiente para dar la idea de que el tiempo ha pasado” (Barbour 1994, 406).
Mostrar más

21 Lee mas

Entre el Deseo e Ilusión

Entre el Deseo e Ilusión

Si partimos del hecho de que la vida humana es circunstancial, esto quiere decir que tengo que hacerla de alguna manera con las cosas, con las circunstancias, con los proyectos; dependo de ellos. De alguna manera, los necesito. La originalidad de la famosa frase de Ortega cuyo enunciado completo “ yo soy yo y mi circunstancia”, no estriba en la mera yuxtaposición o enfrentamiento de ambos elementos, sino en que la realidad yo, el primero de la frase (el yo que soy yo) incluye, junto con el segundo yo, mi circunstancia: que ésta forma parte de mi realidad. De esta circunstancialidad, se deriva mi menesterosidad es decir que necesito de la circunstancia para vivir, para realizarme, para ser yo-mismo.
Mostrar más

7 Lee mas

"La ilusión financiera"

"La ilusión financiera"

Para finalizar, hacemos algunos comen­ tarios globales: 1) el texto casi no recoge aspectos positivos; 2) realiza previsiones que en la mayor parte de los casos no se han cumplido en los términos expuestos; 3) sus planteamientos están en ocasiones alejados de la realidad, resultando a veces utópicos; 4) mezcla a menudo la economía y religión; aunque evidentemente hay relación entre ambas, a veces los razona­ mientos resulten un poco forzados; 5) el lenguaje resulta fácil de entender, pero a veces utiliza expresiones e ideas un poco incisivas, muy en la línea de los economistas críticos actuales (únicamente citamos dos ejemplos: el título del último capítulo al que ya hemos aludido y el culpar a los bancos del calentamiento global tal y como hace en el capítulo 4).
Mostrar más

5 Lee mas

La ilusión de la verdad

La ilusión de la verdad

La verdad. Lo falso. La mentira. La ilusión. La copia. El original ¿Qué es lo verdadero y lo falso, la mentira, la ilusión? Vivimos todos los días de nuestra vida caminando a través de pasillos, de calles, de veredas. Vemos a otras personas pasar por al lado nuestro. Algunas deben tener las mismas incertidumbres que nosotros. Algunas quizás directamente nunca se les ocurrió hacerse estas preguntas. Vemos la televisión, los diarios, escuchamos la radio. Las noticias. Unas dicen que pasó algo. Otras dicen lo contrario. Otras que paso así, pero no tan así. ¿Qué es la realidad? ¿Es lo que tenemos frente a nuestros ojos? ¿Nosotros construimos lo que tenemos frente a nuestros ojos, o esto es lo que nos construye a nosotros? ¿O hay algo más que construya todo?
Mostrar más

10 Lee mas

Reversibilidad o irreversibilidad, de eso se trata

Reversibilidad o irreversibilidad, de eso se trata

Prigogine, utiliza este cruce de frases y citas de algunos de los científicos más prominentes del siglo XX , entre los que se encuentra, para enfatizar y sintetizar el dilema que se plantea entre una visión determinista y mecanicista de la realidad -que afirma su capacidad para actuar y controlar un sistema y predecir su comportamiento, a partir del co- nocimiento de sus condiciones iniciales y de las leyes que rigen el universo, que aparece como un vasto autómata-y una segunda, que él defiende que contrapone una realidad en constante transformación, evolución y creación, asociada a los fenómenos de emergencia, complejidad y auto orga- nización, característicos de la termodinámica y la biología. Para einstein, el tiempo, en el sentido de tiempo direc- cional y de irreversibilidad era una ilusión, y afirmaba que los hechos de la realidad son «reversibles y simétricos»; para Prigogine, sin embargo, es innegable la «irreversibi- lidad» de éstos y del tiempo, tal y cómo diariamente po- demos percibir en nuestra propia existencia y tal y como le sucede al castillo de Kronborg, antes y después de que shakespeare escribiese Hamlet. Él afirma: «[…] lo artificial es determinista y reversible. lo natural contiene elementos esenciales de azar e irreversibilidad. esto llama a una nueva visión de la materia en la que ésta ya no sea pasiva como la descrita en el mundo del concepto mecánico, sino asociada a actividad espontánea. este cambio es tan profundo que creo que podemos hablar con justicia de un nuevo diálogo del hombre con la naturaleza […]».
Mostrar más

17 Lee mas

Ideas infantiles sobre la producción de noticias: un estudio exploratorio sobre prácticas de lectura crítica de chicos en edad escolar

Ideas infantiles sobre la producción de noticias: un estudio exploratorio sobre prácticas de lectura crítica de chicos en edad escolar

Las primeras reflexiones acerca de dicho material exploratorio orientarían a pensar en tres dimensiones de análisis. La primera se refiere a que el modo en que los chicos/as se representan las noticias aparece fuertemente marcado a través del medio televisivo. En una investigación reciente acerca de la relación entre medios masivos de comunicación y escuela (Nakache, D. 2000) se visualizó la televisión como el principal dispositivo considerado por los chicos/as, que ejerce una gran influencia en sus prácticas cotidianas, actividades recreativas, juegos y modos de hablar (jergas). Nos preguntamos si la pregnancia de la televisión a la hora de concebir el acceso a las noticias tiene relación, o bien con el poder de ilusión de realidad de la imagen, o bien con que simplemente la televisión es el medio más consumido, o bien ambas posibilidades a la vez.
Mostrar más

7 Lee mas

TítuloEl panorama, forma de representación del territorio y la ciudad

TítuloEl panorama, forma de representación del territorio y la ciudad

La culminación de este tipo de representación se produce con el panorama, representación que compite con la propia realidad, al presentarse como una ilusión óptica del espacio real del t[r]

11 Lee mas

IDEOLOGÍA NEOLIBERAL DEL SANTIAGO POSTMETROPOLITANO. PAISAJES DEL COTIDIANO DOMÉSTICO.

IDEOLOGÍA NEOLIBERAL DEL SANTIAGO POSTMETROPOLITANO. PAISAJES DEL COTIDIANO DOMÉSTICO.

Como es sabido, la defi nición marxista tradicional de dicho concepto se reduce a la fórmula “ellos no lo saben, pero lo hacen”. La pregunta pertinente respecto a la fantasía ideológica es si ella ocupa, de acuerdo a la fórmula, el lugar del saber o del hacer. Aparentemente, la respuesta podría implicar el ámbito del saber: la ideología consiste en que los individuos no saben lo que en realidad hacen, por causa de una falsa representación de la propia práctica social en la cual se encuentran involucrados. De acuerdo a Žižek, esta interpretación pasa por alto la distorsión ilusoria que ya se encuentra inscrita en la propia praxis. En rigor, la ideología “no está de lado del saber, está ya del lado de la realidad, de lo que la gente hace. Lo que ellos no saben es que su realidad social, su actividad, está guiada por una ilusión, por una inversión fetichista (...) saben muy bien como son las cosas, pero aun así, hacen como si no lo supieran.” (Ibíd. 61) Es por esto que la ideología en ningún caso consiste en una construcción fi cticia para evadir la realidad, sino más bien el modo característico en que ella se articula para efectos de huir del núcleo traumático que la sostiene y la hace posible. Por ello, una disolución del metadiscurso histórico por y en la práctica y su cruda materialidad, no es otra cosa que la máxima efectividad ideológica. Como asegura Žižek, “una ideología `se apodera de nosotros ´ realmente sólo cuando no sentimos ninguna oposición entre ella y la realidad –a saber cuando la ideología consigue determinar el modo de nuestra experiencia cotidiana de realidad” (Ibíd. 80). En virtud de ello, podríamos sostener que el asentamiento del homo neoliberal y su aparente incapacidad metanarrativa, lejos de ser el fracaso de la hegemonía ideológica como sostienen Araujo y Martuccelli es, al contrario, su verdadero triunfo.
Mostrar más

9 Lee mas

El amor como una blanda furia. Algunos poetas de los 50

El amor como una blanda furia. Algunos poetas de los 50

Es la misma historia de siempre, la del desencuentro amoroso más cruel: el desdén de la amada. Pero aquí se vuelve más atroz, sobre todo porque la realidad es apremiante: la primera ilusión es cobrar el sueldo; y los días de pago, para el asalariado, son siempre tan lejanos que como com- paración no hay mayor prueba de amor. Posiblemente la muñeca Lilí Ledy ya no exista, desplazada por la Barbi. Pero fue el estereotipo de la muchacha bella, frívola y arribista, inevitablemente en espera de un “buen matrimonio”. Y la esperanza muere al último.

16 Lee mas

Villasante - La construcción de un cambio civilizatorio

Villasante - La construcción de un cambio civilizatorio

argumentos ecologistas. No solo los Meadows, (ante las amenazas a la comunidad concreta y al Ehrlich o Comnioner, sino también los Sagan, planeta) desde los conocimientos ecológicos en Cousteau, Rodríguez de la Fuente. A veces nos construcción hoy en día. «¿Cómo reconocer una creemos las cosas porque nos las está diciendo respuesta adecuada si uno no sabe de antemano un experto, generando una dependencia neo- cuál es?...las respuestas aceptables para los cientí- populista, que implica un tipo de conocimiento ficos deben consistir en la proposición de meca- que es puramente descriptivo y contemplativo. nísmos (sistemas concretos o conceptuales) que Este primer tipo de conjunto de acción (popu- en su operar (funcionar) generan todos los fenó- lista) se presenta prioritariamente a través de la menos involucrados en la pregunta.» (Maturana, televisión, con imágenes y un presentador (más 1995) La cuestión está en formular bien tanto la sacerdote/comunicador que científico/proble- pregunta (por la comunidad) como el mecanismo matizador) que ayala la divulgación, pero sin generativo (por el científico), para poder validar debates o polémicas que puedan dar idea de que luego los resultados en la parte en que sean signi- estamos ante un proceso de degradación/cons- ficativos. La preocupación pasa entonces hacia la trucción de la realidad con diversas soluciones ciudadanía, en sus preguntas y respuestas, tanto o técnicas posibles. Un segundo tipo en la cons- más que hacia las redes de científicos, en sus trucción de lo ecológico son los informes y los métodos/mecanismos y sistemas generativos. Es libros que se dirigen a los poderes corporativos, la dialógica entre unos y otros lo que hace creati- Se suelen generar unos conjuntos de acción va la situación. Nadie tiene la verdad por si (tecnicista) donde los razonamientos «esotéri- mismo, sino que la aproximación que pueda sur- cos» (lenguajes muy especializados) dan pie a gir será a partir de una construcción conjunta, destacar algún nuevo concepto o moda que le desde las preguntas pertinentes hasta los métodos sirva de justificación «exotérica» (que suene adecuados a cada situación.
Mostrar más

17 Lee mas

Introducción: Cambio civilizatorio: El comienzo de una nueva etapa histórica

Introducción: Cambio civilizatorio: El comienzo de una nueva etapa histórica

apoyado desde el Banco Central Europeo para utilizar la crisis como coartada para privatizar servicios básicos, suprimir derechos sociales y bajar el coste salarial directo e indirecto. La Comisión Europea está buscando medios para inyectar nuevos fondos para capitalizar a la banca privada. Se habla de 200.000 millones de euros nuevos. La deuda soberana de los Estados y la contestación social impide una nueva operación como la realizada en 2009 ¿Cómo conseguir esta financiación? Endeudando a la propia Comisión Europea. Pero esta tiene un escasísimo presupuesto de 119.000 millones de euros al año. La operación prevista sería: Creamos un nuevo ingreso para la CE con un ITF bajo que no dañe la práctica especulativa habitual de las entidades financieras, pero que va a aportar, según cálculos de la propia CE 57.000 millones de euros al año, a repartir entre Estados Nacionales y la CE. Con sus ingresos los Estados nacionales son ayudados para seguir pagando la deuda y no declararse en quiebra. Por su parte, la CE tiene la posibilidad de pedir prestado a la propia banca privada a la que se quiere ayudar los 200.000 millones para inyectárselos quedando endeudada a largo plazo con ella y devolviéndoselo anualmente con los ingresos provenientes del ITF. Esta operación permite vender públicamente que se le hace pagar a la banca privada por las ayudas recibidas, cuando en realidad es un subterfugio contable para que la banca privada se endeude con ella misma a largo plazo, y pueda disponer ya de ingresos esperados futuros de la especulación financiera instrumentalizando a la Comisión Europea, a la que deja endeudada como ya lo están los Estados nacionales para el futuro. Esta operación es síntoma del nivel de degradación a la que ha llegado la economía europea con sus políticas neoliberales y a la carencia de salidas por este mismo camino. ATTAC viene denunciando desde 2008 que si se quiere salvar el patrimonio privado de los especuladores financieros de Wall Street, la City de Londres y banqueros privados, bajo el eufemismo de “salvar el sector financiero” para que después este de los préstamos a familias, autónomos y pymes, se estrangulará y destruirá la economía productiva, como viene ocurriendo desde entonces. Que había que recuperar el sector financiero para garantizar que el flujo del crédito a la economía productiva no desapareciera y que eso sólo se podía hacer mediante una banca pública o, como hemos propuesto desde ATTAC para España, con una confederación e integración estatal de las Cajas
Mostrar más

5 Lee mas

Show all 10000 documents...