# $ " # " # & ( # ) * + + # ( , -. $ # /0 1 * / /00 /0 1 * % 202 / - % / $ ' 3 # !,70!89 !"### $ "#%"&'

89  Descargar (0)

Texto completo

(1)

(2)  

(3)  

(4)   

(5)     .

(6)                  .                                                                 !                         "            #        $.            "               

(7)   "       #      .    %                        "                #  &                                                              '          .  (    #                .   ) *  +  + #( , - 

(8)  . $     # /01*      /     /00       /01*%          202/ - 

(9)  %       / $ ' 3

(10) #            456 !,70!89.   .  

(11)    . 

(12)  

(13)  

(14)   

(15)   

(16)

(17)  

(18)  

(19)      

(20) 

(21)   

(22)  !"###$"#%"&'.

(23)  

(24)     

(25)  

(26)  

(27)   

(28) .

(29)

(30)  

(31)    . 

(32)  

(33)  

(34)   

(35)   

(36)

(37)  

(38)  

(39)     

(40) 

(41)  

(42)   !"###$"#%"&'. 

(43) 

(44)  

(45)   (.

(46) 

(47)   

(48)

(49)   

(50)     

(51)

(52)     

(53)

(54)    

(55)      

(56)

(57)   

(58)

(59)       

(60)     

(61) 

(62)    

(63)    

(64)       

(65)   !                           "    #   

(66)   $ 

(67)   $ 

(68)  $ 

(69)    $     $             

(70)  $     

(71)        %  

(72)                      $   $   &   %      '''   #  #   ()  #*      (+ (,-#./ (  +

(73)   0

(74) 1 2 3 40 1  -5 6 78$ 779:9 6

(75) ;$ (   / ) <=> 789 ?@:A?9A$ BC <=> 789 ?@:A?9A> 3 #   D

(76)   +

(77)   (   6    10$ - $ -   0

(78) 1$ $ . 0

(79) 1$ 6

(80) ;$ (&  

(81)   0

(82) 1$  &  )*+,-./0/12,/#""0%/, 

(83) ! 3456)& -

(84)     

(85) 

(86)    

(87)

(88)  /   

(89)

(90)     

(91)       

(92)

(93)    

(94)

(95)     " 

(96)      

(97) 

(98)  (

(99)          

(100)   

(101) !  $

(102)                 "   /  

(103)  $  $  $  $      " '           '    ' 

(104)        

(105)          

(106)           

(107)  

(108)   3"  '''   +

(109)  #   ()  #*        

(110)    (+ (,-#./ (  +

(111)   0

(112) 1 2 3 40 1  -5 6 78$ 779:9 6

(113) ;$ 0 + <=> 789 ?@:A?9A$ BC <=> 789 ?@:A?9A> #  D

(114)   +    E6( +    E4

(115) F  G )*+,-./0/12,/#""0%/, 3   H :A9:

(116)    (+ (,-#./ (  +

(117)   0

(118) 1 2 3 40   (   " 6

(119) ; :A9:.

(120) Página 1 de 81.. DISRUPCIONES DE POLÍTICA ECONÓMICA ENTRE ADMINISTRACIONES DE CORTE SOCIAL DEMÓCRATA Y DEMÓCRATA CRISTIANAS EN EL MÉXICO POSMODERNO (2000 – 2012).. Jorge Isauro Rionda Ramírez1 INDICE Sumario Palabras clave Presentación Planteamiento del problema Los supuestos Antecedentes: el origen fascista del Estado moderno mexicano El positivismo en México Orígenes de la derecha como de la democracia cristiana en México Modernidad y proletización en México Nacimiento de las relaciones industriales modernas en México Revolución de 1910 y legislación laboral Cómo nace la organización obrero patronal en México Inicios del desarrollo industrial en México El FFCC en México y los mercados regionales La IED y la organización obrera en México Acumulación originaria en México y clase obrera Proletarización y urbanismo moderno en México Formación del proletariado industrial en México Educación y democracia La democracia desde América Liberalismo y derecha en México (experiencia histórica) Modernidad, revolución y socialismo en México La socialdemocracia como alternativa de desarrollo ¿Cuál es el futuro de la socialdemocracia y el socialismo? Fascismo y derecha en México Conciencia y educación en la óptica neoliberal Endogenismo y socialdemocracia: trascendencia para México EUA y la crisis del fordismo: trascendencia para México Endogenismo y socialdemocracia en México Expresiones del fascismo en México Violencia desde el Estado PAN y sinarquismo en México PRI y PAN: la mancuerna de la “equidad” policía Reformas estructurales desde la derecha ¿Hay una tercera vía para México? A manera de resumen y conclusión Fuentes. 2 3 3 8 11 12 16 19 24 25 26 27 28 29 31 32 33 34 35 37 38 46 48 49 50 51 53 54 57 63 66 67 71 74 75 76 79. 1 Profesor investigador de la Escuela de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad De La Salle Bajío por contrato, desde el año 2005. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (nivel 1). Correo electrónico: riondaji@hotmail.com.

(121) Página 2 de 81. SUMARIO: el presente trabajo hace una evaluación de la historia reciente dada entre dos corrientes ideológicas contrapuestas en la México: la social democracia y la democracia cristiana. Dos doctrinas que formulan dos tipos de administración pública distintas. Contrapuestas dialécticamente tienen programas de gobierno donde tanto el carácter de la intervención y sus características le son singulares. La socialdemocracia con un grado de participación más comprometido por la equidad llega a una injerencia álgida en la economía como en la sociedad. Por su parte la democracia cristiana toca consideraciones de orden más liberal por lo que propone un gobierno mínimo. Fervientes de la eficiencia empresarial y del libre mercado suponen el orden natural de un régimen capitalista que les inspira para la auto regulación de los mercados y el auto empleo de los ciudadanos procurando su propio bienestar. Su aporte principal es una evaluación de ambas tesis a la luz de la experiencia reciente en el país y sus alcances en materia de la realidad nacional y las demandas sociales. SUMMARY: this paper assesses the recent history given between two ideological currents conflicting in the Mexico: social democracy and the Christian democracy. Two doctrines that were made by two different types of public administration. Conflicting dialectically have government programs where both the nature of the intervention and its characteristics are unique. Social democracy with a degree of participation committed equity reaches algid interference in the economy and in society. For its part the Christian democracy plays considerations more liberal by proposing a minimum government. Ardent business efficiency and the free market are the natural order of a capitalist regime behind them for self regulation of markets and the self employment of citizens seeking their own well-being. His main contribution is an assessment of both thesis in the light of recent experience in the country and their scope in terms of the national reality and social demands..

(122) Página 3 de 81.. PALABRAS CLAVE: 1. Democracia Cristiana 2. Social democracia 3. Neoliberalismo. 4. Keynesianismo 5. Endogenismo. PRESENTACIÓN: El presente trabajo es resultado de la investigación bajo el patrocinio de la Universidad De La Salle Bajío en relación a su 8ª. Convocatoria de Investigadores en Formación 2011 -2012 (Guanajuato, México), y cuya finalidad consiste en evaluar la política económica que se viene implementando desde el año 2000 a la actualidad entre dos importantes vertientes del pensamiento latinoamericano, la social democracia y la democracia cristiana, de tal manera que se pueda definir el carácter y las características de las políticas económicas que derivan de cada una de éstas, y su impacto en la sociedad, la política y la economía mexicana. La pertinencia de la presente investigación consiste en concebir que la política económica de México, desde tiempos del desarrollismo, pero muy en especial desde la última década del siglo XX, adquiere matizaciones impuestas desde organismos internacionales como intereses extranjeros tales como son los del FMI, el BM o la Reserva Federal estadounidense. No obstante, también hay factores propios de la sociedad, la política y la economía del país que crean presión para que el diseño de las políticas públicas, en especial aquellas en materia económica, atiendan ciertas demandas sectoriales, regionales y de grupo. No se puede ignorar qué se juega en las nuevas directrices de donde deriva el diseño de la acción pública en la búsqueda y atención de resolver las querellas sociales, políticas y económicas del país, en especial para la población considerada la más vulnerable. El trabajo evalúa este diseño y su impacto en la pertinencia social de las mismas ante la realidad social de la nación mexicana, de lo cual se resume y concluye la experiencia reciente y se llega a una propuesta de consideraciones a este diseño para un mejor alcance en el éxito de la aplicación de la política económica, sea del corte ideológico que sea. Más allá de los partidos políticos, en el fondo en México existe una contienda en cuanto la visión del desarrollo nacional: la derecha moderada (que a veces se le confunde con la izquierda) representada por la social democracia, y la ultra derecha (que representa a los sectores más conservadores del país) que implica la democracia cristiana. Entre la derecha moderada y la ultraderecha, la política económica adquiere una matización, para la primera del tipo endogenista y keynesiana, mientras que la segunda se tiende a exogenismo y el neoliberalismo. La controversia política actual erige una oferta política que deambula entre ambas corrientes. La política económica necesariamente se construye bajo el precepto ético de la administración pública que indica el ejecutivo nacional. Ante los inminentes comicios del 2012, el tema central en política económica es el futuro de la misma ante un contexto internacional que viene a contradecir el esquema.

(123) Página 4 de 81. actual exogenista y neoliberal, por lo que se piensa como un escenario especulativo que de alguna u otra forma, quien gane los comicios tendrá que dar marcha atrás a reformas institucionales que obedecieron a llevar con orden la reestructuración económica. Aspecto que resulta delicado especialmente para la ultraderecha pues el posible cambio de política económica bien vira hacia el endogenismo y el neokeynesianismo, o bien tendrá que buscar otra corriente teórica alternativa… ¿cuál? De ello dependen las necesidades sociales, políticas y económicas del actual desarrollo de nacional como parte de un capitalismo periférico dependiente e incipiente. Cuestiones delicadas de la vida nacional deben llevarse a la palestra de la contienda tales como: 1. Migración y distribución territorial de la población. 2. Pobreza y especialmente pobreza extrema. 3. Obreros, campesinos y grupos sociales vulnerables como los indígenas y las mujeres. 4. Paz social. 5. Seguridad nacional. 6. Estado de excepción y Estado fallido. 7. Crimen organizado y administración de la justicia. 8. Exclusión social. Entre otros temas importantes. La investigación de tipo descriptiva explora el corte de política económica propio del periodo 2000 – 2012, y evalúa la contienda entre bandos políticos y sus propuestas de desarrollo económico. Lo primero que se debe establecer es que socialismo y social democracia no es lo mismo. El socialismo es radical, destruye al capitalismo, sistema económico que ve basado en la injusticia y en la explotación del trabajo. La social democracia por su parte establece su interés basado en la búsqueda de un mejor reparto del plus producto social, no va contra el capitalismo sino que promueve mejoras en las condiciones de trabajo, su remuneración, prestaciones como derechos y garantías laborales. Trata de organizar al trabajo en fórmulas corporativas que le permitan un mejor protagonismo tanto político como en la redacción de los contratos colectivos donde las partes (obreros y patrones), tienen una relación más equilibrada. Sin negar que en 1838 la publicación de Carlos Marx y Federico Engels del Manifiesto Comunista es una fecha clave para establecer la existencia institucional de un documento manifiesto de la necesidad de organizar al proletariado mundial, paso importante para cualquier formulación organizativa del trabajo, más allá de la establecida por la empresa, las organizaciones laborales como políticas de trabajadores como de organismos a favor de éstos, no se alienan para combatir al capital al grado de su destrucción, contrario se alían a él en la mejora de las fórmulas de organizar socialmente el trabajo y la producción, donde el interés es mejorar las relaciones industriales que den al trabajador ventaja para lograr una cuota salarial mejor, como más derechos, garantías y prestaciones..

(124) Página 5 de 81. La socialdemocracia ve al capitalismo como un sistema imperfecto, pero perfectible. El socialismo radicalmente lo ve caótico y como el imperio de la injusticia y la explotación, al cual hay que erradicar en todas sus formas, extinguirle para erigir sobre él la dictadura del proletariado, que es el régimen que puede acabar con la injusticia y la explotación y establecer el orden social justo y equitativo para los trabajadores. En muchos estudios acerca de la social democracia se les vincula a ambas corrientes como sinónimos donde lo que cambia es la radicalidad de las ideas. Otros más (pocos) les distinguen como sistemas aparte. En este trabajo se parte de un planteamiento donde se concibe a ambos sistemas coincidentes en la búsqueda de un mejor orden para el trabajo, pero como sistemas distintos, más que por su radicalidad, por su filiación ideológica puesto que la social democracia concibe a la democracia como fundamento del orden social y del Estado, lejos de tratarse o procurarse la dictadura, en cualquiera de sus formas. Sin duda la social democracia tiene muchas influencias, en las que destaca el marxismo, pero también se debe considerar otras fuentes importantes como lo es el keynesianismo de los años 30 del siglo pasado. Es posible que bajo esta nueva corriente el movimiento del trabajo en todo el hemisferio occidental haya adquirido el discurso que le legitima ante el ascenso de la modernidad capitalista, tanto en el capitalismo central como periférico. En México, esta corriente adquiere vitalidad después de la redacción de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, pero en especial bajo la primera posguerra o periodo de entreguerras, ante el nacimiento de los Partidos Comunista Nacional y Nacional Revolucionario, donde el principal emblema es la procuración de un orden más justo para el trabajo, como se refleja en la redacción del artículo 123 constitucional y ulterior Ley Nacional del Trabajo de la década de los años 30 de la misma centuria, y otras más donde se vela el carácter social que adquiere el Estado ante la influencia del rooseveltlcismo2. El New Deal norteamericano como fundamento de un nuevo acuerdo y nuevo orden, establece como fundamental los derechos de los trabajadores y se valora su participación social en la propia organización social del trabajo y la producción capitalista. Cuestión que reforma no solo las leyes estadounidenses sino las de muchas otras naciones durante la posguerra como lo es Alemania, Italia y Japón, donde se imponen a sus respectivas constituciones consideraciones legales en pro de trabajo. La social democracia de hecho está más ligada al socialismo utópico que al socialismo científico. Muestra afinidad a pensadores tales como Robert Owen (1771 – 1858), Henri de Saint-Simon (1760 – 1825), Charles Fourier (1772- 1837), Louis Blanc (1813 – 1882), Ferdinand Lasalle (1825 – 1864), William Liebknecht (1826 – 1900) y August Bebel (1840 – 1913), (en esto se recomienda leer a Silva, 2005; 11 – 25). El socialismo utópico lucha más por una sociedad igualitaria que por erradicar el capitalismo. En algún momento de hecho el socialismo utópico nutre más la formulación del pensamiento democrático que el socialista. De ahí el planteamiento de la social democracia, donde la democracia es el fundamento de una sociedad justa, 2. Referente al nombre de Franklin Delano Roosevelt (1882 – 1945), presidente número 32 (demócrata) estadounidense (1932 – 1945), cuyas políticas basadas en el New Deal influyen a toda al región latinoamericana, especialmente al gobierno mexicano del Gral. Lázaro Cárdenas del Río (1934 – 1940)..

(125) Página 6 de 81. equitativa e igualitaria, no el fascismo que implica la dictadura del proletariado, desde la óptica del socialismo científico (Touchard, 1994). Se puede afirmar por quien esto escribe que la primera etapa de formación de la social democracia parte de la revolución francesa de 1789 a la formulación del Manifiesto Comunista por Carlos Marx y Federico Engels (1848), donde el arribo del socialismo científico abre una demarcación teórica de donde nace el socialismo ligado a la formulación antidemocrática de la dictadura del proletariado. El liberalismo influye finalmente en la disuasión social demócrata al respecto al fundamentar que la justicia es un predicado de la libertad, la que solo es patente en un régimen político democrático, propiamente de un gobierno representativo y parlamentario. Ligado al ascenso de la modernidad, como efecto de la organización del trabajo y la producción que trae consigo la revolución de la administración científica, las propuestas de los socialistas utópicos, y posteriormente las de los social demócratas radican en la formulación de cooperativas de trabajadores, la creación de una legislación laboral como la patente de la libertad en formar uniones o sindicatos entre los trabajadores (sindicalismo democrático). Se habla de cooperativas de trabajadores que por otra parte bien puede tutelar el Estado, y de hecho bien pertenecer o ser administrados por el Estado. Desde luego se piensa que el orden social parte del tipo de propiedad privada y que el cambio social deviene precisamente de un cambio en el carácter de la propiedad. Se habla de formular falanges o grupos de 500 familias donde se establezca una vida comunitaria basada en la cooperación y el reparto equitativo de labores como del fruto del trabajo. Las revoluciones sociales de 1830 a 1848 indican las luchas que la burguesía ascendiente enfrenta con los regímenes monárquicos de Europa. El ascenso de la burguesía finalmente triunfa sobre los regímenes despóticos y da inicio a propio ascenso del capitalismo industrial basado en el régimen de producción rígida. Del carácter locativo de la producción que impone esta formulación privada de organizar el trabajo y la producción, deriva el nacionalismo creciente de estos nuevos estados – nación modernos. A los socialistas utopistas se les nombra también como lasallenos. Hay otros teóricos que establecen la división entre los pensadores del socialismo utópico y el socialismo científico. Entre los que destacan principalmente sus dos fundadores: Carlos Marx (1818 – 1883) y Federico Engels (1820 – 1895). En seguida y ya como militantes del socialismo naciente están en un segundo momento ideológico August Bebel, quien en su juventud se identifica más como un utópico (1840 – 1913), William Liebknecht (1826 – 1900) quien similar a Bebel también se le identifica originalmente como un socialista utópico. Estos dos autores fundan en 1869 el Partido Obrero socialdemócrata alemán (Silva, 2005; 22). No obstante las disidencias entre socialdemócratas y socialistas, mediante el Programa de Gotha se logra cierta unidad en cuando fuerza de vanguardia política, de ahí nace el Partido socialista obrero de Alemania en 1868..

(126) Página 7 de 81. Puede afirmarse que el socialismo utópico deviene de una fuerte influencia de la Ilustración francesa donde la revolución de esta nación (Francia) de 1789 aporta un especial ingrediente en la formación de la socialdemocracia, en especial por el racionalismo francés dominantemente de corte político, más el racionalismo alemán le da el carácter de economía política, donde su principal corriente es la marxista. Las desviaciones ulteriores, propias de la primera posguerra del siglo XX derivan de las reminiscencias del nacionalismo alemán, propio de la era de Otto Von Bismarck (1815 – 1898, wikipedia), que puede afirmarse comprende el periodo de consolidación de la modernidad en Alemania, de 1862 a 1898, conocido como el lapso del primer Reich. Enemigo de la socialdemocracia, de los social cristianos y de los socialistas, tampoco comulga con los liberales. Nacionalista, erige un tipo de gobierno despótico y de abierto corte fascista. Como dictador logra para la modernidad la unidad, estabilidad y consistencia que pone a la nación alemana como una de las economías más prósperas de Europa y del mundo. Están otros pensadores importantes ya dentro del Programa de Gotha, como lo son Karl Kautsky (1854 – 1938) y Eduard Bernstein (1850 – 1932), quienes consideran que el sufragio universal en imprescindible para la construcción de un Estado social (sea social demócrata o socialista) que pueda ser garante real de la justicia. No obstante existen posturas distinas entre Kautsky y Bernstein, Silva (2005; 26-27) señala que Trotsky demarca bien la diferencia entre ambos autores: “…mientras Kautsky pone énfasis en el objetivo final del partido Socialdemócrata Alemán, que era la instauración del socialismo, Bernstein lo hacía respecto a los medios para llegar al dicho objetivo…”. El programa de Gotha irradia al resto de Europa, a la par de su ascenso en la modernidad, puede afirmarse que se viene dando desde la segunda mitad del siglo XIX en naciones como Francia, Italia, Noruega, Bélgica, España, Rusia, Dinamarca, Portugal, Holanda, entre otros. En cada nación guarda sus propias singularidades pero la base es finalmente el racionalismo alemán, propiamente el marxismo. Para el caso de América latina, el antecedente más importante se da en los Estados Unidos de América, en 1874 con la fundación del Partido Obrero Socialdemócrata en New York. “Dos años más tarde este partido y el Obrero de Illinois se unen para fundar en 1877 el Partido Obrero Socialista, organización que influida por los alemanes, adoptó el programa marxista reflejado en la Primera Internacional” (Silva, 2005; 33). Este partido termina por radicalizarse en 1900 cuyo programa es instaurar el socialismo en la Unión Americana. Conjuntamente con el Partido Socialdemócrata de los Estados Unidos y el Partido Socialista Norteamericano forman para inicios del siglo XX una fuerza política de izquierda en una nación que tiene una fuerte convicción liberal y demócrata. El fundamento de la socialdemocracia derivada de la Primera internacional reside en la necesidad de instaurar el socialismo en toda geografía, suprimiendo la propiedad privada de los medios de producción. Inspiración derivada del pensamiento estrictamente alemán. Más los recursos para lograrlo son la acotación que en cada nación y partido se plantea con especial singularidad..

(127) Página 8 de 81. De lo anterior se puede afirmar que hay en el siglo XIX dos fases de formación de la socialdemocracia. La primera ligada al socialismo utópico y que llega a su máxima expresión con los lasallenos que puede afirmarse va de 1830 a 1848, y la segunda fase que viene de esta año hasta 1889, con la fundación de la Segunda Internacional. Se habla de la decadencia de la socialdemocracia bajo la corriente de la escuela alemana a partir de la gestión que establece la segunda internacional, sin embargo la experiencia americana salva el movimiento puesto que en la Unión Americana los partidos socialistas abren espacio para la formación de la organización obrera y del corporativismo modernista. En la misma Europa el resultado es la formación de sindicatos y de una beligerancia obrera que se patenta en logros en materia de legislación laboral, donde el Estado juega un especial papel en estas garantías lo que de facto hace a un lado a los anarquistas. Los anarquistas surgen principalmente en Francia a efecto de la revolución de 1789, puesto que ante la caída de los regímenes absolutistas y despóticos, hay quien considera que solo Dios para hacer justicia, y el orden emana de la inspiración divina por lo que el Estado no se requiere, a quienes se les identifica como anarquistas. Contraparte, están los institucionalistas, quienes piensan que Dios reina pero no gobierna, y que en la sociedad de los Hombres se requiere un órgano supremo para evitar que los impíos se salgan con la suya. Ante la redacción de la constitución francesa, el constitucionalismo da al traste de antemano con los anarquistas, quienes superviven en diferentes movimientos, incluso dentro de la corriente socialdemócrata en aras de destruir al Estado burgués, precisamente erigido de la revolución francesa. De origen tanto socialdemócratas como socialistas presentan conflictos internos con base a su radicalización de ideas y convicciones. Cuestión que explica tanto la caída de la primera como de la segunda internacional, esta última quien viene a ver su ocaso desde inicios del siglo XX. No obstante las primera como la segunda internacional lograron triunfos importantes para el movimiento obrero internacional como es el sufragio universal para hombres y mujeres, legislación laboral donde se dan derechos y garantías al trabajo y a sus formas de agrupación, días de asueto, entre otras prestaciones laborales. Finalmente, de las contiendas internas entre los socialdemócratas (reformistas) y los socialistas (revolucionarios) se patentan las bases de toda izquierda en cualquier parte del orbe capitalista. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA: El liberalismo en México se ensaya desde el siglo XIX prácticamente. No obstante sus resultados han llevado a la agudización de los problemas nacionales siendo que sus políticas crean divergencia, lo que lleva a las disrupciones sociales que en el país destacan como la guerra de reforma y la revolución mexicana, sin tocar las invasiones norteamericanas (1846 – 1848, la principal), y la intervención francesa (1862 – 1867). La visión del México independiente está dada por dos clases intelectuales y políticas, cuyas vanguardias son principalmente dos tipos de masonerías: la escocesa y la yorkina. Los masones escoceses pugnan por mantener las cosas como son en el tiempo virreinal (o colonial), basada en estamentos que la Iglesia católica controla, solo es cuestión de.

(128) Página 9 de 81. fomentar (crear fondos financieros de apoyo a los empresarios, comerciantes, mineros, hacendados, principalmente. Son encabezados por Esteban de Antuñano (1792 – 1847) y Lucas Alamán y Escalada (1792 – 1853). A estos se les nombra fomentistas. Por su parte, los masones yorkinos, bajo el control de la doctrina protestante anglosajona, ven la necesidad de reformar los estamentos basados en criterios obsoletos como lo son los derechos divinos que se manifiestan en estamentos que organizan la sociedad, por leyes liberales basadas en los derechos naturales de los hombres (pensamiento principalmente derivado del inglés John Locke), lo cual les enfrenta directamente con los fomentistas. Las disrupciones sociales del siglo XIX y las intervenciones de Francia como las invasiones norteamericanas al país tienen directa relación con las disputas entre ambos bandos, los cuales no comparten la misma visión del desarrollo socio económico del país. Finalmente la contienda favorece al bando yorkino, por lo que se implementan con éxito político las reformas liberales donde los más perjudicados son la Iglesia católica y los indígenas. Se enajenan sus bienes, para unos tierras arables, muebles, como se les quitan derechos económicos obtenidos durante el periodo colonial, para otros, se enajenan sus tierras las cuales son vistas como terrenos baldías, ociosos, rústicos. Benito Juárez aprobó leyes destinadas a deshacer las posesiones agrarias de la iglesia y del ejido (tierras de propiedad comunal, trabajadas comunalmente y pertenecientes a pueblos indígenas desde el siglo XVI, llamadas entonces cementeras. La entrega de dichos terrenos a rancheros que las trabajaran en calidad de pequeña propiedad, lleva que por la propia lógica de la modernización económica propia del capitalismo liberal, se pasaran de mano en mano y concentraran de generación en generación creando auténticos latifundios cuyas extensiones eran incluso superiores a las actuales dimensiones de los estados que integran la República mexicana (por caso la hacienda de la familia Terrazas Creel que su extensión era superior a la del estado de Chihuahua). La divergencia causada lleva a la nación a la primera disrupción social importante del siglo XX en el mundo: la revolución mexicana de 1910. El liberalismo clásico ha fracasado como proyecto de nación. Desde 1830 el corporativismo empresarial organizado por Esteban de Antuñano es el principal antecedente de la CANACINTRA y de la derecha en el país. Se abre la economía nacional a la inversión de potencias europeas, principalmente aquellas que provengan de países principalmente católicos, no obstante aparecen inversiones inglesas, estadounidenses y alemanas aparte de las españolas y las francesas. Ellos traen no solo sus capitales, sino tecnología y maquinaria, acompañada desde luego de trabajadores operarios de las mismas, a quienes bajo contrato originario desde su país de origen se les conceden derechos y prestaciones laborales que les distinguen ante el obrero y trabajador mexicano. Los nacionales pronto pelearán por un trato laboral similar al de los extranjeros y pugnaran por sus derechos. Este movimiento da pié no solo a la organización obrera sino al nacimiento de la social democracia en el país. La revolución mexicana proyecta el movimiento obrero como una autentica movilización nacional de corte revolucionario, donde el Gral. Álvaro Obregón tiene.

(129) Página 10 de 81. especial protagonismo al valerse en sus movilizaciones sociales para sustentar su proyecto revolucionario. Desde entonces el concurso político está bañado de social democracia posrevolucionaria. En algunos momentos roza con el discurso socialista y de hecho en el país desde 1919 hasta 1949 se tiene un partido de corte comunista, el llamado Partido Comunista Mexicano. Que es un intento bolchevique en el país por darle un derrotero a la revolución mexicana (que de 1914 a 1920 se le concibe más como una revuelta que como una revolución), hacia un proyecto socialista. Mismo que no tiene eco alguno en las movilizaciones sociales de su época. En 1929 se crea el PNR, que más tarde es el PRM para finalmente volverse el PRI. Mismo que enarbola el proyecto de modernización bajo la visión socialdemócrata, la cual no va contra el liberalismo sino que lucha por los derechos de los trabajadores dentro del mismo esquema, sin contradecirlo, como es el caso del socialismo, y que pronto se enfrenta con la respuestas conservadora liderada por la Iglesia católica en 1938 con el nacimiento del PAN, gracias a la visión de Manuel Gómez Morín, la misma que es la formalización de la democracia cristiana como proyecto político de desarrollo nacional. También alineada al liberalismo. El liberalismo clásico decimonónico en el siglo XX se transforma en la socialdemocracia que es el capitalismo desde el interés del dependiente, y la democracia cristiana que es el capitalismo desde la óptica de empleador. A finales del siglo XIX en Asia, propiamente en Japón, se implementa la modernización de su economía. Para 1930 se consolidan empresas que adquieren la dimensión productiva similar a les estadounidenses, inglesas y alemanas. Destaca la empresa productora de automóviles Toyota, propiedad de la familia Toyoda, que revoluciona el esquema de organización del trabajo y la producción moderno flexibilizándolo. Nace entonces el régimen de producción flexible que para 1960, no obstante la derrota de 1945 de la segunda guerra mundial, Japón se yergue como una potencia económico, financiera y comercial abatiendo en gran medida el emporio empresarial de occidente. Entra en crisis la modernidad y concomitantemente la socialdemocracia. En su desvanecimiento el PRI se desmorona en su hegemonía lograda desde 1930 a 1970 y su discurso, desesperado pronto adquiere matizaciones de populismo demagógico. La crisis del sistema político basado en la socialdemocracia se profundiza. En 1982 se tiene un PRI devastado, los Estados Unidos de América, bajo la lógica establecida en el consenso de Washington, imponen bajo la condicionante que representa la deuda externa de las naciones en desarrollo, sus intereses al respecto de imponer en el capitalismo periférico que controlan, América latina principalmente, la apertura económica y la laxitud de las regulaciones al respecto de la inversión extrajera. En la nueva lógica del régimen de producción flexible que basa en gran medida su éxito en la colocación de factorías en geografías que aporten ventanas competitivas, el tema de lo local adquiere especial interés en la planeación económica como en sus políticas. El territorio es incorporado a la toma de decisiones. Reformas dadas en el primer lustro de los años 80 del siglo XX, donde destaca el artículo 115 constitucional, preparan a los municipios del país para ser receptores de la inversión extranjera directa. Lo que fortalece el federalismo y le abre cambio de contienda política precisamente al PAN,.

(130) Página 11 de 81. que no es un partido que busque como fin la democracia, sino que ve a la democracia como un medio para lograr el federalismo, el cual sí es su fin, desde un principio. La democracia cristina termina por desplazar en el poder a la social democracia, propiamente en el año 2000 con el triunfo de Vicente Fox Quezada en las elecciones para la presidencia nacional del momento. Es por ello que la cuestión de interés en la presente investigación parte de concebir que hay dos visiones de desarrollo socio económico de México, cuyas disrupciones marcan la historia de México desde 1821 a la actualidad y que obedecen a su vez, y en gran medida, a llevar la economía del país ser una de las 7 primeras economías del mundo capitalista (Felipe Calderón Hinojosa), pero que la controversia se radicaliza y causa las grandes disrupciones nacionales ¿es por ello que si bien el socialismo no tiene eco en los movimientos sociales del país la controversia está entre las posturas de patrones y empleados al respecto de las matizaciones que puede tomar el reparto económico en la lógica de acumulación capitalista desde el dominio del régimen de producción artesanal, del rígido hasta el actual flexible? ¿Y que la cuestión entonces estriba en el rol que quieren jugar las principales organizaciones del trabajo y la producción en determinar las reglas del juego que les son favorables ante un desacuerdo que ya es inherente al propio esquema basado en la propiedad privada de los medios de producción, donde los principales bandos están aunados al partido político de corte socialdemócrata o al partido político que conforma la democracia cristiana?. LOS SUPUESTOS: Se parte de concebir que todo lo que existe es un órgano, el cual tiene una estructura y una función. En este sentido la estructura bien permite que el órgano funcione de cierta manera, como la función bien define la estructura del órgano. Las dos posturas son una relación dialéctica. Si se parte de la creencia de Dios, a quien en filosofía se le define como la causa de las causas, o la causa originaria, es entonces que la función determina la estructura de los órganos y todo tiene una causalidad de ser. A la visión que concibe que la función determina la estructura se le nombra funcionalismo. Todo tiene una razón de ser y es evolucionista, progresista, esto es, cada día las cosas son mejores. Todo es regenerativo. Bajo esta tesis, se tiene una visión de tipo aristotélica del universo, donde todo es un acto y tiene potencia. Hay un acto puro el cual es Dios. Las cosas evolucionan para purificarse, mejorar, acercarse a lo puro. Ante el funcionalismo los problemas sociales se conciben de manera donde las condiciones materiales, infraestructurales bien condicionan pero no determinan. La delincuencia es un acto de quienes son inmorales, corruptos, quieren la vida fácil, son facinerosos. Hay pobreza porque hay mala educación, por citar un ejemplo. Caso contrario, el estructuralismo es una corriente que concibe que todo es producto de la casualidad. No se cree en la existencia de Dios. Por ello, todo es degenerativo. Viene el caos. No hay orden. La estructura determina la función de los órganos. Bajo esta óptica la falta de oportunidades y la injusticia social explican la delincuencia, la pobreza, la prostitución, por dar otro ejemplo..

(131) Página 12 de 81. Desde estas dos corrientes se tiene una visión dualista del universo. En materia de ciencias sociales y de ciencias políticas la corriente funcionalista o empiriocriticista (Lenin, 1974), inspira el movimiento demócrata cristiano. Movimiento en que se inspira la derecha y el conservadurismo en América latina. El estructuralismo es la fuente del pensamiento social demócrata en la región. La llamada izquierda latinoamericana. Ambas corrientes fundan los dos principales movimientos sociales y políticos en la región latinoamericana. De estas dos posturas se parte para definir las políticas públicas en México, las cuales son inspiradas en la llamada derecha o en la llamada izquierda. Casos extremos son el liberalismo para la derecha y el socialismo para la izquierda. Las cuales son posturas extremas y radicales. Las corrientes centro izquierda y centro derecha corresponden a los socialdemócratas y los demócratacristianos, respectivamente. Las ofertas políticas como el diseño de la política económica deriva de las visiones de ambos movimientos políticos. Desde tiempos de la independencia, las formulaciones van madurando hasta adquirir la formulación que actualmente presentan partidos consolidados como el PAN, el PRI, el PRD, el PVEM o el PT, por citar los principales. Este trabajo parte de las disrupciones existentes y posturas contrarias dadas por ambas corrientes, la forma en que conciben los problemas y los arriban, y las controversias que se abren al respectivo del diseño de política económica.. ANTECEDENTES:. EL ORIGEN FASCISTA MODERNO MEXICANO. DEL. ESTADO. Similar a como lo propuso Benito Mussolini en la década de los años 30 del siglo XX en Italia, en México, Manuel Gómez Morín, funda en 1939 un partido de inspiración ultranacionalista, tradicionalista, católico, antisocialista y antisemita (el partido de acción nacional), correlativo a al movimiento francés liderado por el escritor Charles Maurras una década anterior en Francia, las tres corrientes promovidas por la ultraderecha. Manuel Gómez Morín, igual que Benito Mussolini, originalmente les inspira la tesis socialista, la cual posteriormente reniegan. Ante la crisis de los regímenes de regulación liberal y el ascenso de la socialdemocracia y el socialismo en Europa después de la Primer Guerra Mundial (1914 – 1918), el proyecto ideológico de estos dos personajes se formula en razón de una tercera vía en oposición tanto a la tesis liberal como a la marxista: el fascismo, solo que en México se materializa en un proyecto de derecha llamado “acción nacional”. El ultra nacionalismo expresa una abierta simpatía pro germánica como su desprecio a la cultura estadounidense. Fundamentos clave para que en el primer lustro de los años 30 de la vigésima centuria nazca el movimiento sinarquista, especialmente en las tierras del Bajío, propiamente en León, Guanajuato, donde Manuel Gómez Morín termina la primaria y cursa los primeros años de preparatoria..

(132) Página 13 de 81. Similar a su evolución en Italia, en México el prejuicio cultural se materializa en la obra de José Vasconcelos Calderón en 1925 con la publicación de su obra “La raza cósmica”. La propuesta de la clase intelectual en boga en el país es hacer de México una nación de instituciones y del Estado mexicano un aparato de gobierno fuerte, no totalitario pero su autoritario, fundamento que rige la ideología de Álvaro Obregón como de Plutarco Elías Calles. La intolerancia fascista se expresa en la cantidad de crímenes políticos que estos dos presidentes de México realizan para terminar con el caudillismo y fundar un Estado basado en un gobierno institucional, de ahí que en 1929 funden el Partido Nacional Revolucionario (¡otro nacionalismo basado en un exacerbado control central!). Considera la clase intelectual como la clase política del país que el fundamento del éxito de la nación mexicana está en el rescate de sus valores nacionalistas, su formación cultural como identidad como nación (¡la raza de cobre! Como diría Vasconcelos). Anti liberal como anti comunista el PNR de 1929, como en PAN de 1939 son expresiones del anhelo de poder de la clase plutonómica de la economía mexicana: la burguesía. Interesante es saber que ya en 1919 se funda el Partido Comunista Mexicano, mismo que es promovido por los bolcheviques desde la recientemente creada Unión soviética para darle un derrotero socialista a la desideologizada y “revoltosa” revolución mexicana (con excepción del movimiento zapatista, que no obstante siendo de humildes, dista en mucho de tener un carácter social demócrata como socialista, más bien es de carácter conservador). El fascismo en Europa se enmascara en movimientos socialistas y social - demócratas, como sucede en Alemania, no obstante en México se viste de catolicismo y conservadurismo en extremo. La Iglesia católica encuentra un rescoldo de apoyo a sus intereses en el occidente del país y en gran parte de los pensadores mexicanos de ultraderecha, lo que lleva a levantarse en 1926 y en 1936 en lo que se conoce como la primera y segunda revuelta cristera del país, respectivamente. Esta enarbolando el movimiento el sinarquismo mexicano, que en la década de los años 30 del siglo XX evoluciona a la par del franquismo en España. Los sinarquistas conservadores en México de alguna forma aspiran a unir a México con España, parte por el recelo que se tiene contra la Unión americana y sus aspiraciones anexionistas, como parte del anhelo de los hispanófilos mexicanos a ser reconocidos como hijos de España en América (en ello está encubándose en su seno el nacimiento de nazismo racista y discriminador del país que madura en la posguerra). La Gran Depresión de 1929 – 33 reciente a la burguesía mexicana con respecto al “sueño americano” lo que por otra parte es una razón más para respaldar el sinarquismo, el antisemitismo, el anticomunismo así como el pro germanismo y el pro franquismo. Si bien en Europa el fascismo es la vacuna para combatir el mal de la expansión comunista, en México es una respuesta contra el anexionismo norteamericano. De ahí que fascismo en México no siga el derrotero de su similar europeo. Aquí se enfatiza no el anticomunismo sino el anti liberalismo. Prospera entonces en el PNR la social – democracia, que en el fondo es el amparo de los masones yorkinos liberales, mientras.

(133) Página 14 de 81. que en el PAN lo que prospera es el nacionalismo anti liberal y anti yanqui, liderado por los masones escoceses, de ahí su revestimiento recalcitrantemente católico. No obstante el discurso de los sinarquistas amparados en el proyecto político del PAN tiene las mismas matizaciones del fascismo italiano que, como sostiene el mismo Benito Mussolini, el fascismo es una revolución espiritual contra la corrupción cultural de las ideologías marxistas como liberales que atentan contra los sagrados basamentos de la religión, la Patria y la familia. Se habla del capitalismo como el orden natural de las cosas. Curiosamente se tiene el fundamento positivista de concebir el orden natural como el orden del Dios… de inspiración divina. El fascismo de origen trata de restablecer y garantizar el orden natural de las cosas (iusnaturalismo), ante la expansión comunista, mismo basamento del nazismo alemán. El fascismo como expresión antidemocrática (por lógica de su anti liberalismo), no se abre al debate y de hecho no tolera la oposición. El orden de Dios es único e inatacable. El odio contra los judíos no solo proviene de la religión cristiana, sino de su control sobre la economía mundial, la cual no podía estar en manos de quienes martirizaron a Jesucristo. El fascismo en toda geografía encuentra espacio para su desarrollo a razón del resentimiento social derivado de la crisis de 1929. El liberalismo tiene su crack tanto por las tesis marxistas, pero en el orbe capitalista con la aparición del keynesianismo y de amparo político en los regímenes como el mexicano que se vienen revistiendo de social demócratas. El libre mercado no funciona, lo vela la Gran Depresión, la alta burguesía entonces se tiende al fascismo, en Europa, como al sinarquismo (nacional socialismo) en España y en México. Si el liberalismo no funciona, el socialismo no es la alternativa para la gran burguesía, necesariamente se tienden al fascismo, en la matizaciones semánticas que adquiera en las distintas geografías del orbe. La Gran Depresión de 1929 – 33 lleva al término del liberalismo y en Inglaterra, bajo el pensamiento del economista John Maynard Keynes se dan los fundamentos de la teoría económica burguesa. Muere la economía política derivada del racionalismo alemán que llevó al marxismo, y nace el empirismo pragmatista inglés. Las nuevas tesis sostienen el crecimiento bajo la expansión de la demanda interna mediante la política monetaria en condiciones de subempleo. Ante el desempleo creciente causado por la Gran Depresión, se dan las condiciones de éxito de esta tesis del equilibrio con subempleo. En Italia como en Alemania el fascismo promete modernizar la industria pesada al amparo de fortalecer y expandir el sector bélico militar, así como expandir el colonialismo. En México el sinarquismo amparaba la religión, a la empresa como a la familia del “desalmado y ateo” comunismo, como del imperialismo norteamericano y el cada vez más posicionado “estilo de vida estadounidense”. En 1933 Adolfo Hitler asciende al poder y de inmediato funda el Tercer Reich, implementa bajo las tesis keynesianas un plan para sacar a Alemania de su postración económica que deriva de haber perdido la primera contienda mundial. El crecimiento de.

(134) Página 15 de 81. la demanda interna de su economía parte de la expansión del gasto público en materia militar, así como de infraestructura en comunicaciones creando redes carreteras. Paralelamente en norte América, en 1933 Franklin Delano Roosevelt asciende por primera vez a la presidencia de la Unión Americana, cargo que va a ocupar por 12 años consecutivos hasta 1945 ante su muerte por la polio. Este presidente demócrata toma de las tesis del inglés John Maynard Keynes el fundamento de política económica de su administración. En la Unión americana la respuesta a la caída del liberalismo con la crisis de 1929 es la formación de la social democracia estadounidense, que van a materializar los sindicatos en dicha nación. En México, en 1934 arriba al poder el Gral. Lázaro Cárdenas quien en 1935 pone como su Secretario de Hacienda a Eduardo Suárez Aránzolo, padre del endogenismo mexicano y creador del desarrollismo. Todo mediante la asimilación de las políticas estadounidenses del New Deal, que es el proyecto económico del presidente de aquella nación, Franklin D. Roosevelt. Ambos esquemas basados en el keynesianismo, solo que en México domina la ideología social demócrata que es efecto del corporativismo sindicalista que establecen desde una década atrás los presidentes Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles. El resultado es el nacimiento del estructuralismo económico, corriente norteamericana. El Partido Nacional Revolucionario pasa a ser el Partido de la Revolución Mexicana para terminar por ser el Partido Revolucionario Institucional, precisamente bajo la administración del presidente Cárdenas. Su poder parte del centralismo político respaldado por su corporativismo, especialmente sindicalista sin discriminar otras forma de incorporación tales como los ejidos, las cámaras empresariales (CANACINTRA), las organizaciones populares entre otras confederaciones nacionales. Todos los mexicanos, mediante la cláusula de exclusión contenida en la Ley Federal de Trabajo de aquel entonces, quedan incorporados a un solo proyecto político, incluyente, alienante, enajenante, alineante en lo político, el del PRI. Fascismo en su más pura expresión. En 1936 Alemania, bajo el régimen del Tercer Reich apoya al Gral. Francisco Franco en su cuartelazo contra la República Española. El nazismo alemán termina por anexarse a Austria y Checoslovaquia y culmina por desatar eln1939 la segunda contienda mundial. Con esto en 1945 se da término al fascismo en Europa. Pero en México, el fascismo se enmascara en formas de gobierno centralista y autoritario, casi totalitario que persiste en la posguerra y que se sostiene bajo este emblema político hasta el año 2000. No obstante el arribo del PAN al poder en el 2000, el término del fascismo en México no se da con este cambio de vanguardia política. De hecho solo es un encubrimiento del mismo en una nueva expresión de partido político, pero que persigue y protege los mismo intereses que perseguía y protegía el régimen anterior. En Norteamérica el fascismo es representado por el partido Republicano y se materializa en sus respectivas administraciones de posguerra hasta la actualidad, al grado que para la década de los años 90 en la administración de George Busch (padre), se reemprende una nueva expresión para la región latinoamericana del imperialismo (fascismo) norteamericano: el neoliberalismo..

(135) Página 16 de 81. Al término de la guerra fría en 1989 la Unión Americana trata de resarcir su atraso en la implementación del régimen de producción flexible, para volver al poner la eficiencia productiva de sus empresas a la altura de la competencia internacional, ahora liderada por China y Japón. La propuesta norteamericana para la región latinoamericana es ingresar al esquema de la producción compartida, bajo el liderazgo estadounidense, anexándose por la vía rápida (fast track), a cambio de un respiro financiero de sus economía para entonces sobre endeudadas. El neoliberalismo es la nueva matización del fascismo imperialista. En la Unión Americana bajo las administraciones de la familia Busch la plutocracia suprime a la democracia (si es que en algún momento la hubo), y sus intereses se materializan en el 11 de septiembre de 2001, lo que lleva a esta nación a guerras de saqueo contra Iraq y Afganistán. La llegada al poder del presidente demócrata Barack Obama en 2008 indica para esta nación la caída de esta plutocracia, del fascismo y del regreso de la clase media al poder, así como de la propia democracia (aparentemente al menos). En México en el año 2000 la llegada del PAN al poder bajo la presidencia de Vicente Fox Quezada, en algún momento se pensó que significaba el arribo de la democracia pero de inmediato lo que vela esta administración es el arribo del fascismo plutocrático que desde la administración de Carlos Salinas de Gortari se viene cocinando. El fascismo de Estado en su forma más recrudecida: bajo el control de las familias más ricas del país como de otras norteamericanas.. EL POSITIVISMO EN MÉXICO La herencia de la revolución conservadora de Martín Lutero en Alemania en el siglo XVI conlleva a un cambio en la forma en que se concibe al Dios. De aquel concepto católico del Dios concupiscente y preocupado por su creación, se pasa a la visión iconoclasta de un Dios quien solo piensa en sí mismo, a quien no le importa y deja ser al Hombre a su libre albedrío. “Dios reina pero no gobierno” es la implicación de esta visión derivada de los evangelios de San Pablo (evangelio considerado apócrifo por la Iglesia católica) y del pensamiento de Aristóteles. De la misma visión John Locke deriva los llamados derechos naturales que se contraponen a los derechos divinos, en los que se funda el poder de Roma. De la corriente iconoclasta protestante se desprende la cosmovisión deísta que indica que para conocer a Dios solamente por su creación, y su creación es la naturaleza misma. Entonces el interés se centra en conocer cuál es el orden natural de las cosas como orden de inspiración divina (fundamento del iusnaturalismo). Hay por tanto en el siglo XIX interés en conocer la obra de Dios que es crear un inventario de su creación, la naturaleza. Es por ello un siglo de excursiones a todas las regiones del mundo, nacen las sociedades geográficas y naturalistas e incursionan los territorios ”científicos” europeos que andas creando un inventario de zoología, botánica, minerales y culturas (costumbres, hábitos, usos, creencias…) que tipifican las distintas locaciones del planeta. Destaca para México la visita de Von Alexander Humbolt. Hay a su vez la necesidad de ordenar las existencias inventariadas de la naturaleza, para ello se requiere de un método de sistematización, nace con ello el método científico y la.

(136) Página 17 de 81. taxonomía de las cosas de la naturaleza. Destacan entre los naturalistas los trabajos de eugenesia de Charles Darwin. Se lleva a un exacerbado naturalismo donde se universalizan las leyes naturales y con ello se contaminan las ciencias sociales, deriva el darwinismo social basado principalmente en el pensamiento del filósofo inglés Herbert Spencer, quien explica muchos de los fenómenos sociales con fundamento a leyes de la eugenesia social que inminentemente terminan en fundamentar prejuicios como el racismo, y cuyos enfoques se revelan abiertamente en pensadores ulteriores del siglo XX como lo es el propio Adolf Hitler en su texto “Mi lucha”. El positivismo se liga a la derecha del país en el periodo de Don Porfirio Díaz (1877 – 1910), presidente de México 7 veces reelegido y cuyo gobierno se funda precisamente en un liberalismo pseudo demócrata y el positivismo de una clase intelectual a quien se le da a llamar “los científicos”. El positivismo hace mancuerna con el liberalismo y se contrapone a al pensamiento cristiano católico ante el fundamento de concebir a Dios como trascendental (Aristóteles) y a los derechos naturales del Hombre, trata de instaurar una iglesia positiva, cuya ética da fundamento al capitalismo y contradice el orden feudal que es de hecho el orden que por mil años establece la Iglesia católica (del siglo IV al siglo XIV de la era cristiana) (Huberman, 1987). El positivismo desea establecer un orden socio político basado en la ciencia, desde la óptica del iusnaturalismo, en contra del orden divino proclamado por la Iglesia católica. El capitalismo de hecho es concebido en esta tesitura. Augusto Comte es el principal pensador que alienta esta idea. Gabino Barreda en México es uno de los científicos que patentan el pensamiento de Comte para cimentar la ideología política del régimen porfirista. Emanciparse contra la Iglesia católica es una necesidad ineludible para poder levantar al país en el desarrollo de la modernidad, piensa Barreda. Esta por otra parte el influjo de los masones yorkinos a cuya logia pertenecen la gran mayoría de militares, políticos y científicos del régimen de Porfirio Díaz, de hecho éste mismo es masón del rito yorkino. Se les nombra por ello científicos a los administradores públicos y políticos alineados al régimen porfirista, puesto que sus propuestas supuestamente provenían de una visión científica de lo que deberían ser las cosas. Augusto Comte hablaba de establecer el orden y el progreso desde la visión científica de la naturaleza de las cosas, en México Gabino Barreda le da una orientación más política estableciendo el eslogan de “Orden, libertad y progreso”, que de hecho es el lema del propio régimen porfirista (Del Río, 2001; 27).. El Gral. Porfirio Díaz se inicia en la administración pública durante la época de Benito Juárez, liberal de origen, como gobernante se vuelve abiertamente un conservador. El cambio se debe a la necesidad de conciliar a los dos grupos políticos más beligerantes del país: los liberales y los conservadores. A los primeros concilia respetando las leyes de la constitución de 1857 como las respectivas a las Reformas de 1860, así como las propias establecidas por el ultra liberal Maximiliano de Habsburgo y las concernientes a la última administración de Benito Juárez. A los conservadores les respeta sus canonjías y privilegios. Así se tiene un liberalismo jurado (de jure) pero con un acuerdo de clases pactado a favor de los grandes empresarios, nacionales y extranjeros, la Iglesia católica, grandes mercaderes y ricos banqueros, sin dejar de lado los intereses de los propios militares y burócratas a quien él mismo representaba..

(137) Página 18 de 81. Gracias a este acuerdo nacional entre los dos bandos el régimen se sostiene con los ricos del país pacificados, aplacados por sus intereses, lo que viene a ir conformándoles como “la derecha”. El positivismo sirve bien para alentar la ideología que legitime el orden socio político y económico establecido. La clase de los “científicos” pronto se vuelve una clase ávida de poder y de bienes materiales, liados al capital se vuelven la pequeña burguesía nacional, integrados por intelectuales y administradores destacables por sus atinos en el buen manejo de las finanzas nacionales para mantener la estabilidad y el crecimiento, tales como lo es José Ives Limantour, quien logra como Secretario de Hacienda durante el régimen, al menos hasta 1905, una estabilidad monetaria y económica que le otorga al peso una sólida liquidez internacional, no obstante, el régimen privilegia los lujos urbanos de las clases medias y altas, dejando al pueblo de lado y en el olvido. Durante el porfirismo se crean importantes obras urbanas como presas, mercados, plazas, teatros, obras ferroviarias, telégrafos y otros servicios públicos, pero al respecto de la equidad en el reparto económico, la administración pública es abiertamente de las más retrógradas. El positivismo por otra parte concibe al indio como inferior, desde la óptica de la eugenesia social, lo mismo para el mestizo, “sangre sucia” contaminada por la indígena. El atraso del país se debe al carácter irredimible de la herencia indígena y sus mezclas. La falta de población blanca es lo que explica el rezago económico de la nación. La discriminación y el prejuicio racial tienen su raíz precisamente en esta corriente del pensamiento cientista. Pronto este tipo de ideología se convierte en otro pilar del conservadurismo. Pensamiento hoy tan latente en las clases de ultraderecha del país que ostentan grupos de filiación panista o del PVEM. Los ideólogos de la derecha más señalables son: Esteban de Antuñano (1792 – 1847) Lucas Alamán y Escalada (1792 – 1853) Francisco Manuel Sánchez de Tagle (1782 – 1847) (citado por Del Río, 2001; 32) El conde de la Cortina (1799 – 1860) (citado por Del Río, 2001; 32) Ignacio Aguilar y Marocho (1813 – 1884) (citado por Del Río, 2001; 32) Alejandro Arango y Escandón (1821 – 1883) (citado por Del Río, 2001; 32) Samuel Ramos (1897 – 1959) (citado por Del Río, 2001; 32) José Vasconcelos (1881 – 1959) (citado por Del Río, 2001; 32) Antonio Caso (1883 – 1946) (citado por Del Río, 2001; 32) Manuel Gómez Morín (fundador del PAN) Todos estos anteriores intelectuales parten de la forma de pensar del positivismo, y conforman la ideosincracia conservadora del país. Como principal contradicción de los conservadores modernos del país se un formación cientista derivada del positivismo decimonónico que no es compatible con su filiación de creencias católicas y alianza política con la Iglesia de esta corriente. El positivismo proviene de un pensamiento abiertamente protestante, cuya raíz deviene directamente de la revolución conservadora de Martín Lutero, y cuya ética se contrapone directamente al propio catolicismo. De ahí la doble moral del bando conservador del país..

Figure

Actualización...

Referencias

Related subjects :