R e s e ñ a L A n i v e r s a r i o U n i d a d d e O p e r a c i o n e s E s p e c i a l e s

Texto completo

(1)

FELICITACIÓN DEL JEME

Ayer tuve el honor de participar en los actos del cincuenta aniversario de las Unidades de Operaciones Especiales, un corto, pero intenso período de tiempo en el que se sintetiza la evolución de nuestro Ejército en estos años.

En este medio siglo se crearon las Compañías, se constituyeron los Grupos y se llegó al actual Mando de Operaciones Especiales, se hicieron a sí mismas con soldados de reemplazo entusiasta y hoy las vemos consolidadas, con profesionales entregados, de periodos de entrenamiento cíclicos, a la especialización y experiencia que exigen las actuales misiones en escenarios lejanos y dispares.

Una historia tan breve como trepidante, en la que se apoya el sólido presente y que de cara al futuro nos permite esperar lo mejor de esta Gran Unidad.

Mi enhorabuena a todos los guerrilleros. MINISTERIO DE DEFENSA DIRECCIÓN GENERAL DE RELACIONES INSTITUCIONALES INSTITUTO ESPAÑOL DE ESTUDIOS ESTRATEGICOS

R e s e ñ a “ L A n i v e r s a r i o U n i d a d d e

O p e r a c i o n e s E s p e c i a l e s ”

(2)

DISCURSO “L” ANIVERSARIO CREACIÓN

UNIDAD DE OPERACIONES ESPECIALES

Majestad, Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades civiles y militares que hoy nos acompañan, oficiales, suboficiales y tropa, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y locales, señoras y señores, queridos guerrilleros:

Señora, hace ahora 50 años, unos soldados, adelantados a su tiempo, hombres que supieron otear al otro lado de la colina, crearon las condiciones necesarias para que viesen la luz las primeras Compañías de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, la de Oviedo y la de Orense, dando con ello respuesta a la necesidad que las Fuerzas Armadas sentían de disponer de unas unidades que, conocedoras en detalle del terreno de la parte de territorio nacional en que estaban ubicadas, mantuvieron además un estrecho contacto y vinculación con los habitantes de las zonas rurales, especialmente las más aisladas, de forma que pudieran ser una útil herramienta para iniciar la recuperación de nuestro territorio, en caso de una potencial ocupación del mismo.

Este primer y trascendental paso para nosotros, fue seguido por la creación sucesiva a todo lo largo y ancho del territorio nacional de nuevas Compañías de Operaciones Especiales conocidas como COE,s, hasta un número de 25. Incluyendo fuera del territorio peninsular las de Baleares y Canarias.

En esos años del servicio militar obligatorio, nuestras unidades se nutrían de voluntarios captados en los Centros de Instrucción de Reclutas, donde los jóvenes más inquietos, los inconformistas, los más audaces, los amantes de retos difíciles de superar, buscaban respuesta a sus propios desafíos, uniéndose a estas unidades donde la dura instrucción, la austeridad en todas sus actividades y el ejemplo de quienes las lideraban, creó un estilo singular de vida en todos los que en ellas sirvieron, marcándoles para siempre y creando entre ellos vínculos de amistad y lealtad eternas. Más de 20.000 de aquellos guerrilleros sirvieron en nuestras COE,s y transmitieron a través de sus familiar y amigos el orgullo que suponía para ellos servir a España llevando la boina verde, prenda que identifica a todos los que en ellas estuvieron o están destinados.

De aquellos miles de jóvenes, muchos hoy aún ligados a su condición de guerrilleros a través de las asociaciones de veteranos, hay aquí hoy en este patio de armas una importante representación, por diversas razones muchos menos de los que lo hubieran deseado, poniendo de manifiesto que su espíritu de servicio a España permanece tan

(3)

inquebrantable como cuando, con apenas 20 años, se hicieron acreedores a lucir con orgullo su boina verde.

Pero los tiempos y las circunstancias cambian y con ellos surge la necesidad de reorganizar aquellas COE,s, que pasan, a partir de 1979, a reducir su número y concentrarse en unidades de un nivel superior denominadas Grupos de Operaciones Especiales, hasta un número de 7. Y junto con este paso surge la nueva orientación en el empleo de estas unidades, los nuevos y sofisticados materiales y los nuevos procedimientos para su instrucción y adiestramiento, manteniendo el espíritu de abnegación, sacrificio y dureza con el que fueron creadas.

Y finalmente llegó la tercera etapa, vinculada al momento en que se produce la profesionalización de las Fuerzas Armadas. Nuestras unidades pasaron a convertirse en una poderosa herramienta de carácter estratégico, operacional y táctico. Se produce, digámoslo así, una auténtica revolución en su organización y empleo. La especialización, compatible con su versatilidad, las hace idóneas para los conflictos asimétricos que constituyen casi la norma de los que hoy día se producen y en los que las unidades convencionales por sí solas difícilmente encuentran la solución al problema, siendo permanente nuestra presencia en las distintas zonas de operaciones en que han desplegado unidades del Ejército de Tierra. Este proceso se inicia en 1997 con la creación en Jaca del Mando de Operaciones Especiales que en el 2000 se traslada definitivamente a Alicante, acogiendo ya en este acuartelamiento a todas las unidades que hoy lo integran: El Mando y Cuartel General, el Grupo de Cuartel General, la Compañía de Trasmisiones y los GOE,s III, IV y XIX.

Y alcanzado este punto, es el momento de empezar a escribir un futuro que se atisba complejo e ilusionante al tiempo, pues el papel de las unidades de operaciones especiales en todos los países desarrollados se considera esencial para garantizar la paz y la seguridad de sus ciudadanos.

En este sentido, el mantenimiento de nuestra presencia en las distintas zonas de operaciones y el reto de liderar el año próximo el Mando Componente de Operaciones Especiales de la Fuerza de Respuesta de la OTAN supondrán nuestro mayor esfuerzo.

Pero hoy el futuro puede esperar y es tiempo sin embargo ahora, en mis palabras de reconocimientos.

A nuestras familias, que entendieron que nuestra vida como soldados en estas unidades requiere de un plus de comprensión y cariño, pues mucho se nos pide y ellos son los perjudicados más directos.

A los españoles que en algún momento de sus vidas apoyaron a nivel personal o institucional a nuestras unidades y a los cuales hemos pretendido devolver esa generosidad con nuestro mejor trabajo diario. Y en especial a Alicante y su provincia,

(4)

que durante tantos años nos ha acogido convirtiéndonos en una seña más de identidad de sus tierras y sus generosas gentes.

A quienes hoy han sido distinguidos con los Premios Machete por su permanente apoyo y a quienes han sido condecorados, que hoy son ejemplo y estímulo para los demás.

Recuerdo hoy también para nuestros compañeros desplegados en lejanas zonas de operaciones y que cumplen arriesgadas misiones dando ejemplo de profesionalidad y entrega.

A nuestros caídos, a los que la muerte encontró en su puesto, donde si nos busca la enfrentaremos sin miedo y con la mirada limpia y serena, como hizo este lunes nuestro Capitán enfermero D. José Carlos Moreno Puente, fallecido a escasos 100 metros de donde nos encontramos en el cumplimiento del deber. El y quienes le precedieron constituyen el mejor ejemplo de que la escuela de soldados en que nos hemos forjado es garantía de que podemos esperar lo mejor de cada uno de los que portan la boina verde. A ellos dedicaremos nuestro recuerdo en el acto de homenaje a los caídos.

Y por último a S.M. La Reina, madrina de la Bandera de Combate del Mando de Operaciones Especiales, por haber aceptado presidir este acto y compartir este día con sus guerrilleros.

Voy a ir concluyendo.

En este patio Señora, tal y como cada día hacemos al inicio de nuestras actividades, escuchareis hoy recitar nuestro espíritu y nuestro lema.

El Primero reza: HONOR, DEBER, PATRIA.

HONOR, que nos compromete a la ejemplaridad en todas nuestras actuaciones como soldados y ciudadanos y que, en unidades como éstas, pequeñas y que por procedimientos además actúan de forma aislada, no tienen refuerzo alguno más allá de la propia convicción personal.

DEBER, que se traduce en el exacto cumplimiento de la misión que se nos asigne sin importar los sacrificios personales que ello requiera.

PATRIA, que constituye el acervo común de todos los españoles, que nadie puede ignorar, que nos une en nuestro destino de gran nación, y en la que todo aquello que amamos encuentra sus raíces y su identidad.

Y también recitaremos nuestro lema ME ATREVO, que preside las numerosas actividades que realizamos, en las que la exigencia física y el riesgo ponen a prueba lo mejor de una vocación y una preparación orientadas al más eficaz servicio a España y sus ciudadanos.

(5)

Termino, Señora. Ni uno solo de aquellos jóvenes que en el pasado sirvieron en las antiguas Compañías y Grupos de Operaciones Especiales, y ni uno solo de los que hoy estamos destinados en el Mando de Operaciones Especiales, renunciaríamos a un solo día de los que en ellas hemos servido. El ser humano, y el soldado más, por ser depositario de las armas de la nación, necesita al grupo, y éste que veis en esta explanada en impecable formación y que me honro en mandar es extraordinario, es un colectivo de hombres y mujeres que se enorgullecen de su condición de españoles, de servir a España cada día dando lo mejor de sí mismos y de afrontar cuantas dificultades vengan con la fuerza e ilusión de la juventud y con la convicción de que la voluntad del guerrillero nos guiará siempre hacia la victoria.

CORONEL MANDE FIRMES

Pr ello y como muestra de ese vínculo común que es para nosotros la boina verde y que hoy se hace extensivo a todos los que han querido sumarse a este acto, les pido que en el día de nuestro 50 aniversario unan sus voces a las de sus guerrilleros para gritar con nosotros, con orgullo, con coraje.

VIVA ESPAÑA

VIVA EL REY

VIVA EL EJÉRCITO

GEMOE Alicante 14 Dic 2011

Figure

Actualización...

Referencias

Actualización...

Related subjects :