PDF superior Ensayo de La Obra “Cien Años de Soledad”

Ensayo de La Obra “Cien Años de Soledad”

Ensayo de La Obra “Cien Años de Soledad”

en ,acon"o. 0neplicablemente llega ?ebeca6 a 2uienes los Buen"ía a"optan como i7a. Desa#ortuna"amente6 llegan tambin con ella la peste "el insomnio ( la peste "el ol9i"o causa"a por el insomnio. La pr"i"a "e la memoria obliga a sus abitantes a crear un mto"o para recor"ar las cosas ( -óse Arca"io Buen"ia comienza a eti2uetar to"os los ob7etos para recor"ar sus nombres4 no obstante6 este mto"o empieza a #allar cuan"o las personas tambin ol9i"an leer. @asta 2ue un "ía regresa ,el2uía"es "e la muerte con una bebi"a para restablecer la memoria 2ue surte e#ecto inme"iatamente6 ( en agra"ecimiento es in9ita"o a 2ue"arse a 9i9ir en la casa. 'n esos momentos escribe unos pergaminos 2ue sólo po"r1n ser "esci#ra"os cien a$os "espus.
Mostrar más

6 Lee mas

Ensayo Sobre Cien Años de Soledad

Ensayo Sobre Cien Años de Soledad

Ensayo sobre el libro “Cien años de Soledad” de Gabriel García Márquez Una sociedad conflictiva muestra como indicios conflictos de valores. Por Wolfgang Amadeo Streich Reconozco al comenzar estas líneas que no existe un modelo perfecto de sociedad. Se han escrito millones de líneas desde hace unos 5.000 años. Las diferentes culturas dejaron plasmadas en piedra, ladrillos, madera, cuero y papeles, la realidad de sociedades conflictivas. Donde hay rastros de civilización organizada, hay rastros de conflictos de todo tipo, familiares, comunales, laborales, imperiales, nacionales, internacionales, etc. etc.
Mostrar más

6 Lee mas

Análisis de la obra Cien años de soledad

Análisis de la obra Cien años de soledad

•Fernanda del Carpio Fernanda es la cachaca de la historia. De carácter oscuro, triste, afectado y caprichoso, con ínfulas de grandeza y de pertenecer a la realeza. Es muy religiosa, rayana en el fanatismo, hizo del simple acto de comer en la cocina una "misa mayor" en el comedor principal. Conserva el hablar "viciado" y "anacrónico" de los habitantes de las zonas montañosas del interior de Colombia. Nació muy lejos de Macondo (ubicado en el norte del país, en la Costa Caribe), en el páramo (en el interior de Colombia, en la región andina), hija de una familia noble pero empobrecida. Su infancia y su adolescencia las dedicó a estudiar en un convento, donde fue preparada para ser reina. Cuando terminó sus estudios, su madre ya había muerto y en adelante siguió viviendo silenciosamente con su padre, Fernando del Carpio, hasta que Aureliano Segundo llegó a buscarla para casarse con ella luego de que ella y su caravana irrumpieran en los carnavales de Macondo, donde la reina era Remedios, la bella, y la caravana llegó anunciando a Fernanda del Carpio como la mujer más bella en todo el mundo. Se casa con Aureliano Segundo a pesar de que éste sigue viviendo con su concubina. Su llegada a la casa de los Buendía marca el principio de la decadencia de Macondo. Su carácter es además dominante, neurótico y perfeccionista, con el que logró imponer su voluntad en la casa de los Buendía, (aunque nunca se metió con el coronel Aureliano Buendía por temor). Hace todo lo posible para ocultar al mundo sus defectos, porque no soporta ser imperfecta. Al descubrir los amores de su hija Meme con Mauricio Babilonia, hace que este sea baleado por la autoridad, a raíz de lo cual queda inválido y tenido para siempre por ladrón de gallinas. Demostrando su lado desalmado, destierra a su hija a un convento del interior del país, donde Meme decide no volver a decir una sola palabra y termina su vida en completa soledad, en un tenebroso hospital de Cracovia. En sus últimos días vive sola en la casa con Aureliano Babilonia, su nieto a quien nunca quiso ni reconoció. Muere cuatro meses antes de que su hijo José Arcadio volviera de Roma.
Mostrar más

29 Lee mas

ANALISIS DE LA OBRA CIEN AÑOS DE SOLEDAD DE GABRIEL GARCIA MARQUEZ

ANALISIS DE LA OBRA CIEN AÑOS DE SOLEDAD DE GABRIEL GARCIA MARQUEZ

- Pilar Ternera: Amante y la mejor consejera de los Buendía. Pilar es una pieza fundadora de las generaciones de los Buendía. Tuvo hijos con José Arcadio hijo y con el Coronel Aureliano. Proveedora de consuelo y muy generosa. Vivió mas de 100 años, como Ursula. - Amaranta Ursula: Una mujer feliz y llena de vida. Ella es la que logra cambiar el destino de los Buendía. Vive y muere feliz sin ningún asomo de amargura o soledad. Espontánea, y con un espíritu moderno y libre además de activa, bella y provocativa. Quería a Gastón, su marido, pero no concebía la idea de vivir sin Aureliano Babilonia, por lo que nunca retorno de su viaje a Bruselas. Amaranta Ursula tuvo un hijo con Aureliano, y a pesar de su negativa, lo bautizaron Aureliano, pero este no era un niño común, tenia cola de cerdo. Luego del parto, Amaranta se desangró y murió 24 horas después.
Mostrar más

8 Lee mas

Cien años de soledad ensayo.docx

Cien años de soledad ensayo.docx

marzo de 1927. Gabriel aprendió a escribir a los cinco años, en el aprendió a escribir a los cinco años, en el colegio colegio Montessori de Montessori de Aracataca. En Aracataca. En 1940, gracias 1940, gracias a una a una beca, ingresó beca, ingresó en el en el internado del

10 Lee mas

ENSAYO DE CIEN AÑOS DE SOLEDAD

ENSAYO DE CIEN AÑOS DE SOLEDAD

La obr a liter a ri a del escritor colombi an o G a briel G a rcí  a Márquez, Cien años de soledad  fue p a rte del na cimie n to de l a corrie n te liter a ri a Realismo mágico a medi a dos del siglo XX. Est a n ovel a que fusio na re a lid a d co n f  an t a sí  a na rr a y sumerge a l lector e n l a histori a de l a f  a mili a Bue n dí  a , y el na cimie n to y fi n del

6 Lee mas

Una mirada a la identidad latinoamericana a través del mito y la historia en Cien Años de Soledad

Una mirada a la identidad latinoamericana a través del mito y la historia en Cien Años de Soledad

Resumen: Este ensayo, centrado en la búsqueda del sentido en Cien años de soledad de Gabriel García Márquez, es un intento por mostrar que el mito y la historia constituyen una dualidad que se entreteje para producir el sentido de esta obra literaria, y una manera de entender la identidad latinoamericana. Para alcanzar tal sentido, se aplicará el modelo de análisis de producción de sentido desarrollado por Luis Alfonso Ramírez en el que contempla tres niveles componenciales básicos: el de la historia, el de la narración y el del discurso, siendo el segundo el eje central de este análisis, en tanto es el género discursivo que, por antonomasia, representa la cuentística y la novelística garcíamarquiana. Tales niveles se abordarán en ese mismo orden, no sin antes señalar que el punto de partida ha de ser el nivel de la narración, enfatizando en la intertextualidad como eje fundamental que permite encontrar el sentido en la obra. La hipótesis que se intentará comprobar en este texto es la de que la soledad de América Latina, fundamento de su identidad generada en el aislamiento y la incomunicación propios de estos pueblos, está caracterizada por la confluencia de la concepción mítica e histórica del tiempo, intertextualizada con los grandes relatos universales y autóctonos.
Mostrar más

10 Lee mas

Prueba Cien Años De Soledad

Prueba Cien Años De Soledad

Nombre: Curso: 3° medio A Fecha: Obra: Cien años de soledad Autor: Gabriel García Márquez. Aprendizaje esperado: leen comprensivamente textos de carácter literario. Ítem I: Selección múltiple: Encierre en un círculo, sin ennegrecer, la alternativa correcta. No haga correcciones, éstas anulan su respuesta.

6 Lee mas

Cien años de soledad

Cien años de soledad

El presente trabajo de suficiencia profesional tiene como referencia la obraCien años de soledad” específicamente uno de los fragmentos que contiene, cuya finalidad será analizar el contenido correspondiente (tema, acontecimientos y personajes con sus características) esta sesión está orientada a que los estudiantes desarrollen y analicen el fragmento de la obra. Así mismo se incentiva la lectura en el educando, que a la vez reconoce algunos de los contenidos de la obra para que comprenda e infiera de manera correcta. Estos elementos serán abordados durante la sesión de clase reforzando la comprensión y apreciación de la literatura hispanoamericana.
Mostrar más

35 Lee mas

La masacre de las bananeras en cien años de soledad

La masacre de las bananeras en cien años de soledad

Entre la verdad y la realidad: Lo “real-maravilloso” de la masacre bananera en Cien años de soledad D esde su publicación en 1967, se ha discutido mucho hasta qué punto la novela Cien años de soledad de Gabriel García Márquez refl eja la historia de Colom- bia y de América Latina en general. Algunos críticos opinan que la novela res- cata el pasado americano mejor que las fuentes históricas y que ofrece una nueva lectura de la historia que va en contra de la “historia ofi cial” impuesta por los poderes coloniales occidentales. 1 Otros son más cautelosos en su promoción de Cien años como una fuente histórica, y sugieren que aunque la novela reinterpreta algunos eventos históricos, se hace más por efecto artístico o poético que para denunciar las historias ofi ciales como engañosas (Faberon 45-49). Tomando en cuenta tanto estas dos opiniones un tanto polarizadas como la evidencia histórica y la versión literaria del acontecimiento, me inclino a tomar una posición intermedia. A mi parecer, García Márquez juega con los sucesos históricos no necesariamente para cancelar o contradecir las versiones que se anotan en las historias ofi ciales sino para sugerir que existen diversas maneras de experi- mentar o de interpretar un mismo acontecimiento. Tomando como ejemplo la masacre bananera de Macondo, uno de los episodios de la novela con claras referencias históri- cas, sugeriré en este ensayo que aunque la matanza fi cticia no es – y no intenta ser – un refl ejo fi el de la “verdad” histórica del evento en el que se basa, representa las percepcio- nes de los trabajadores que vivieron la masacre histórica, y, por consiguiente, representa una faceta de la “realidad”.
Mostrar más

9 Lee mas

Cincuenta años en compañía de  Cien años de soledad

Cincuenta años en compañía de Cien años de soledad

Apenas publicada en mayo de 1967, Cien años de so ledad pasó de los estudiantes universitarios y sus profesores al lector común, y fue leída por las secre­ tarias, los oficinistas, las amas de casa, los médicos, los abogados, los dentistas y por quienes nunca ha­ bían leído un libro en su vida y después de Cien años de soledad se vol vieron lectores consuetudinarios. Y se escribieron cien tos de reseñas y artículos sobre la novela y se redac taron sesudas tesis doctorales a su propósito y se impar tieron infinidad de cursos en los cuales los especialistas le aplicaron las metodologías de crítica literaria entonces en boga y, en muchas oca­ siones, como lo temía Gas ton Bachelard, explicaron la flor por el fertilizante: los estructuralistas monta­ ron y desmontaron la obra como si se tratara de una carabina reglamentaria; los marxistas vieron en ella los signos de la lucha de clases y de la explotación imperialista en los países latinoamericanos, y los psi­
Mostrar más

5 Lee mas

Análisis de Cien Años de Soledad

Análisis de Cien Años de Soledad

1 Análisis de Cien Años de Soledad Contexto La novela Cien años de soledad fue escrita por Gabriel García Márquez durante 14 meses entre 1965 y 1967 en Ciudad de México. La idea original de esta obra surge en 1952 durante un viaje que realiza el autor a su pueblo natal, Aracataca (Colombia), en compañía de su madre. 2 En su cuento Un día después del sábado publicado en 1954, hace referencia por primera vez a Macondo, y varios de los personajes de esta obra aparecen en algunos de sus cuentos y novelas anteriores. 3 En un comienzo, pensó en titular su novela La casa, pero se decidió por Cien años de soledad para evitar confusiones con la novela La casa grande, publicada en 1954 por su amigo, el escritor también colombiano Alvaro Cepeda Samudio. La primera edición de Cien años de soledad fue publicada el 5 de junio de 1967 por la editorial Sudamericana de Buenos Aires a donde fueron enviados los originales por correo divididos en dos partes. 4
Mostrar más

9 Lee mas

: La intertextualidad en las obras Cien años de soledad y El coronel no tiene quien le escriba.

: La intertextualidad en las obras Cien años de soledad y El coronel no tiene quien le escriba.

El Coronel no tiene quien le escriba, lleva al universo de Cien años de soledad, su hermosa narración realista, la intertextualidad aquí se viste de “realismo”, lleno de ornamentos literarios como un lenguaje festivo y si el resultado es insólito y a veces mágico, no es porque el lenguaje lo sea, sino porque lo es el escritor y su forma de ver el mundo, tampoco él lo descubrió, su trayectoria como lector le llevaron hasta las novelas alemanas de mediados del siglo XX, de allí viene el primer intertexto a nivel de “estilo”, pero aquello no significa decremento de su obra, ya que el patrón migra desde aquella influencia alemana, hasta sus primeras novelas, de allí hasta El coronel no tiene quien le escriba y desde este hacia Cien años de soledad, no existe merma sobre su aporte, ya que su estilo es natural, “Cuando uno se encuentra con un estilo natural, se queda asombrado y encantado: porque esperaba hallarse con un autor y se encuentra con un hombre”, así lo dice “Pascal” en sus aproximaciones al tema, al igual que Sábato quien ha dicho que la sencillez de una obra literaria no implica espontaneidad al escribir sino que requiere de un fino trabajo en el lenguaje.
Mostrar más

104 Lee mas

Cien años de soledad, unidad de trabajo teórico-práctico.docx

Cien años de soledad, unidad de trabajo teórico-práctico.docx

soledad, como una obra total magna y cerrada. Que comienza y termina en sí misma. Con una estética-metafísica arraigada en la soledad, tanto de lo individual como lo colectivo. Es sin lugar a dudas una crítica política y social de nosotros mismos. Como palabras finales. Debo mencionar que América latina -a mi parecer- , es el engendro, el producto final que surge de la cruza entre; violencia, violación, mestizaje y amor… en este sentido, se puede inferir lo siguiente: sí la familia Buendía es a Macondo… como Macondo es a América latina. Entonces desde nuestro origen hemos estado condenados a una profunda y devastadora soledad.
Mostrar más

19 Lee mas

Una ficción que cumple cuarenta años (A propósito de Cien años de soledad)

Una ficción que cumple cuarenta años (A propósito de Cien años de soledad)

eran muchos. Me demoré más de un mes en leerla. A mediados de julio nos reunimos en la Universidad del Valle con unos lectores de la novela a intercambiar impresiones. Nos había gustado. Uno de ellos halló la presencia de Carpentier y discutió en ella sus posibles relaciones con El siglo de las luces. Era como notar algunos vasos comunicantes de la escritura caribeña que empezaba a confeccionar un gusto y una forma novedosa de mirar los problemas comunes de América Latina. Otras conjeturas se referían a la continuidad que esta obra tenía con las ante- riores, entre otras, La hojarasca, El coronel no tiene quien le escriba y La mala hora. Cabe destacar otros juicios en los que la novela se comparaba con la Biblia. Se podía citar, cómo en sus contenidos, el texto tenía: “génesis”, “éxodo” y hasta un “apocalipsis”. Las opiniones en torno a esa lectura primaria demostraban apenas los atisbos iniciales de algo que merecía ser considerado con mayor cuidado o desenfado. Lo importante en aquella ocasión era advertir que teníamos en frente una obra que iba a romper en dos nuestra historia narrativa, pues a partir de esa fecha se hablaría de antes de García Márquez y después de él.
Mostrar más

14 Lee mas

Imágenes de infancia en Cien años de soledad

Imágenes de infancia en Cien años de soledad

El mundo creado por Gabriel García Márquez, por lo menos en dos de sus novelas fundamentales, El coro- nel no tiene quien le escriba y Cien años de soledad, es esencialmente onírico e infantil. Pero es un mundo real, intensamente real, aunque los personajes vivan en un sustrato de niebla y casi no se dejen perturbar por los hechos, los cuales tienen la delicada precaución de dis- currir paralelamente. He concluido, después de varias inmersiones en su obra, que no hay nada de “realismo mágico”, sino de realismo a secas, pues la vida verdade- ramente vivida no tiene nada que ver con esa otra en que nacemos, crecemos, envejecemos y terminan por meternos en un ataúd, como bien lo intuyera el escritor Fernando Pessoa. Existen dos vidas, a juicio del poeta portugués: la segunda, llamada la vida cotidiana, con- vencional e irreal, y, la primera, la que han preferido vivir los miembros de la familia fundada por Úrsula Iguarán, tataranieta de un aragonés asentado en la Gua- jira, y José Arcadio Buendía, tataranieto de un criollo. Esta vida es la verdadera, siempre vivida en un estado alterado de conciencia. La novela, pues, debió escri- birse en un estado alterado de conciencia prolongado durante dos años, con breves pausas para los reclamos de la fisiología. Y debe leerse, para captar su sentido re- cóndito, en estado alterado de conciencia, porque, en el decir de Úrsula, la única persona cuerda de la novela, se trata de “una familia de locos”.
Mostrar más

6 Lee mas

100 Cien Años de Soledad Resumen Por Capitulos

100 Cien Años de Soledad Resumen Por Capitulos

La familia de García Márquez se trasladó frecuentemente de residencia durante la infancia del escritor, cambiando de lugar al seguir los cambios de trabajo de Gabriel Elegio García, que regentó una farmacia en Barranquilla, y luego se traslado a Sucre y Cartagena de Indias, localidades todas ellas pertenecientes a la misma zona de Colombia. A la muerte del abuelo, en cuya “Casa Grande” el niño Gabriel García Márquez residió casi permanentemente, aún vivió durante algún tiempo en una pequeña sociedad compuesta casi exclusivamente por mujeres, y donde se respiraba un ambiente a la vez místico y repleto de leyendas y supersticiones, en una vieja mansión sobrecargada de objetos religiosos, imágenes, altarcillos, recuerdos de la épica familiar de las batallas del abuelo, donde cada pequeño sucesor cobraba un sentido misterioso y fantasmal y repleto asimismo de una atmósfera sensual, densa y tropical, de naturaleza desbordante y caribeña. El mismo año del nacimiento del escritor, se produjo la culminación y derrumbamiento de la llamada “fiebre del banano” durante la cual, a un periodo de gran explotación de los recursos bananeros de su región natal por parte de empresas norteamericanas, sucedió otro de agitación social que terminaría en el brutal aplastamiento de los campesinos rebeldes, todo lo cual reflejaría García Márquez con sorprendente maestría y originalidad en su obra.
Mostrar más

36 Lee mas

Identidad y poscolonialidad en "Cien años de soledad"

Identidad y poscolonialidad en "Cien años de soledad"

11 Cien años de soledad es una obra muy conocida y un problema ha sido encontrar un ángulo nuevo del análisis y un punto de partida con espacio para reflexiones propias. Como menciona entre otros Heffes, esa novela frecuentemente ha sido considerada como un clásico, lo cuál la coloca en una posición privilegiada, pero también puede limitar cómo se lee la novela o desde qué perspectiva se la lee y así la interpretación puede quedar restringida y atascada. Al analizar los personajes podemos profundizar la interpretación y ampliar la posición desde dónde la leemos porque los personajes son su eje, y su desarrollo representa la historia. Para lograr este propósito nos basaremos principalmente en la construcción de los personajes, quiere decir las descripciones de la voz narrativa pero también las observaciones y los informes de los otros personajes. Vamos a estudiar las características de los personajes, sus relaciones, y sus identidades en relación a su entorno para obtener una imagen tan completa como sea posible. En el caso de los objetos e instrumentos nos concentraremos en sus funciones en relación a los personajes, y su papel en el desarrollo de Macondo y su población.
Mostrar más

27 Lee mas

El tiempo en <i>Cien años de soledad</i>

El tiempo en <i>Cien años de soledad</i>

Cien años de soledad es una de las manifestaciones metafóricas más expresivas de la historia colombiana -y latinoamericana en general- desde la conquista ibérica hasta nuestros días. Al hablar de historia no se señalan -solamente- los hechos puntuales que se expresan en el mundo literario (la violencia generalizada desde la colonización española, el sentido del honor que limita las posibilidades para la solidaridad, las incursiones de los piratas británicos, las interminables guerras entre partidos personalistas, las matanzas multitudinarias que sirven para instaurar, mantener y reacomodar el dominio económico-político y militar del imperialismo). Estos hechos están ahí, pero lo fundamental en la obra literaria es que están elaborados de tal manera que intensifican su capacidad de referencia histórica en lo poético.
Mostrar más

14 Lee mas

La historia y la memoria literaria en Cien años de soledad

La historia y la memoria literaria en Cien años de soledad

De las críticas realizadas por Ankersmit nos interesan, para los propósitos de la presente monografía, dos puntos en particular. Primero: la insistencia de Ankersmit en no perder de vista el marco de verdad que debe acom pañar al trabajo histórico; y segundo: el hecho de que la teoría literaria sea inadecuada para la historiografía porque trata al texto como un objeto de análisis independiente de la realidad. Estos dos puntos, que ayudan a delim itar la frontera entre los estudios históricos y los literarios, son presentados desde el campo de la historia. Si quisiéram os observar cómo este límite tendría que asumirse desde la literatura, deberíam os señalar, de nuevo, dos consecuencias. La prim era, que la literatura no debe ceñirse a un m arco de verdad referencial para sustentar su discurso. La segunda, que no debem os referir el texto literario a la realidad para determinar su validez. A pesar de ser el pan de cada día en los estudios literarios, es necesario recalcarlas, m ás aun en una m onografía que pretende encontrar relaciones entre la literatura y la historia. El análisis de Cien años de soledad, entonces, intentará respetar este límite discursivo, y evitará hacer reduccionismos, o m eros juegos de referencialidad entre el texto literario y el pasado histórico. El que Cien años de soledad sea, ante todo, una obra abiertam ente ficticia, nos obliga a realizar una lectura m ás fina, y a buscar sutiles relaciones entre ambos campos.
Mostrar más

130 Lee mas

Show all 10000 documents...