PDF superior Esclavitud en la Extremadura del siglo XVI

Esclavitud en la Extremadura del siglo XVI

Esclavitud en la Extremadura del siglo XVI

cómo el monasterio recibía esclavos por donaciones que hacían sus benefactores. Zarandieta, en su historia de Almendralejo 20 , ofrece un amplio epígrafe dedica- do a la esclavitud en aquella villa, atestiguando que esa forma de segregación social era habitual para los extremeños de aquellas centurias, siendo la captura en las guerras contra infieles la causa más extendida para el acceso a la esclavitud, lo que testimonian los documentos con la expresión avido en buena guerra, y a los cuales se les considera como unos bienes materiales por sus propietarios, y así son in- cluidos en las relaciones de bienes inventariados, en las transmisiones hereditarias y en las escrituras de partición y de donación. Con relación al mercado esclavista, Zarandieta cuenta hasta 72 piezas compradas (17 hombres y 55 mujeres); los va- rones tenían edades comprendidas entre 25 y 34 años, mientras que las de las mu- jeres oscilaban entre 10 y 29 años. Respecto a la tipología racial de los esclavos nos proporciona una detallada relación de colores que los caracterizaba en la pig- mentación de su piel, que fueron reseñados en la documentación de sus contratos de compraventa, y que señalan como tipos diferenciados los siguientes: mulato, ne- gro, blanco, mulato blanco, negra tinta, negro atezado, mulata baza, tinto, moreno atezado, negra no muy tinta, negra tinta atezada, mulato amembrillado, mulato amembrillado indio, negro bazo, blanco mulato, mulato amembrillado oscuro, mulato bazo amembrillado, amembrillado bazo, tinta atezada, amembrillado oscuro, tinta oscura, amembrillado que dice a blanco, bazo amembrillado, blanco amarillo, mulata amembrillada cocho, blanco rubio, tinto bazo oscuro, cocho, pardo membrillo cocho, moreno, tinto algo bazo, bazo pardo, bazo que tira a claro, morena que dice a blan- co, bazo oscuro, retinto, mulato claro y blanca quebrada de color amembrillado. Además de estas características raciales, que dan testimonio cierto de un intenso y extenso proceso de mestizaje, también se reseñan algunas características físicas o morales, como «sano y no posee mal corazón, gota, coral ni perlesía», «no está en- demoniado ni padece bubas ni ninguna otra enfermedad pública ni privada, ni tiene otra falta, ni está sujeta ni hipotecada a ninguna deuda ni delito», «no es loco, en- demoniado, ladrón, borracho ni fugitivo», «no está casado», «está embarazada», «buena presencia», «buena cara», «buena persona».
Mostrar más

20 Lee mas

Esclavitud y mentalidad: la población esclava de Granada a lo largo del siglo XVI

Esclavitud y mentalidad: la población esclava de Granada a lo largo del siglo XVI

17. Véase MARTÍN CASARES, Aurelia, Esclavitud y género en la Granada del siglo XVI, Tesis doctoral, Universidad de Granada, abril 1998. Por otra parte, Juan Aranda Doncel constata el mismo fenómeno en Jaén (contabiliza un total de 250 compraventas y 36 manumisiones entre 1569 y 1594). ARANDA DONCEL, Juan, “Los esclavos de Jaén durante el último tercio del siglo”, Homenaje a Antonio Domínguez Ortiz, Ministerio de Educación y Ciencia, Dirección General de Enseñanzas Medias, Madrid. Albert Ndamba también ofrece cifras similares para la Córdoba de principios del seiscientos (un total de 1.972 ahorrías frente a 198 libertades entre 1600-1621). NDAMBA KABONGO, Albert, Les esclaves a Cordue au debout du XVIIe siècle (1600-1621), Tesis doctoral, 1975.
Mostrar más

12 Lee mas

Apuntes sobre las Ordenanzas de Cáceres y la esclavitud en la Isla de Cuba a fines del siglo xvi

Apuntes sobre las Ordenanzas de Cáceres y la esclavitud en la Isla de Cuba a fines del siglo xvi

En los contenidos antes enumera- dos, queda al descubierto y resumido sucintamente qué fue lo que se institu- cionalizó, legalmente, a través de las citadas Ordenanzas de Cáceres, como el sistema esclavista en Cuba, a fines del siglo xvi. Su racialidad, crueldad, e inhumanidad —no excluye la implan- tación legal de la tortura y de sus ins- trumentos, pues tal es el cepo (80)—, caracterizaron esta primera etapa de la colonización hispana en Cuba, y a partir de las propias ordenanzas cues- tionamos hasta qué punto podría ser considerado correcto el término “pa- triarcal” —empleado por algunos— para calificar con exactitud científica esa esclavitud.
Mostrar más

20 Lee mas

CONQUISTA, SEXO Y ESCLAVITUD EN LA CUENCA DEL RÍO DE LA PLATA: Asunción y São Vicente a mediados del siglo XVI

CONQUISTA, SEXO Y ESCLAVITUD EN LA CUENCA DEL RÍO DE LA PLATA: Asunción y São Vicente a mediados del siglo XVI

Los europeos de mediados del siglo XVI que asistían a todo eso, por lo tanto, no tenían motivo para mostrarse tan sorprendidos con las prácticas adoptadas por sus coterráneos en América. Si demostraban asombro era porque su discurso respondía a una perspectiva política, comprometida con los proyectos de la inserción de la Iglesia en la conquista y en la colonización. Según Charlotte Castelnau-L’Estoile, el matrimonio fue parte central de la involucración de la Iglesia en la expansión ultramarina, considerado por sus miembros como el mecanismo por excelencia de “incorporación de la población no europea”. Tomando el caso de Brasil, la autora demuestra cómo su institucionalización fue el símbolo del establecimiento de la sociedad colonial, o, en otras palabras, del pasaje de la mera presencia de europeos en determinadas áreas del litoral a la implantación de instituciones de origen portugués 58 .
Mostrar más

35 Lee mas

Historia de la educación pública de Extremadura en el Antigüo Régimen : siglo XVI, XVII y XVIII

Historia de la educación pública de Extremadura en el Antigüo Régimen : siglo XVI, XVII y XVIII

Los Concilios medievales establecieron que los párrocos rurales impartiesen ense- ñanzas para instruir a sus factibles sucesores. De ese modo, surgió una escuela rural que perduró sólo a nivel elemental. Con los pueblos germanos sufrió una serie de cam- bios hasta articular el sistema educativo occidental, asentado sobre los citados Trivium y Quadrivium y los añadidos de las llamadas artes liberales. La educación bajo tutela eclesial perdió su monopolio en el siglo XII cuando los maestros, surgidos como auxi- liares de los sacerdotes docentes, adquirieron independencia e introdujeron materias distintas. Nacieron así las escuelas municipales y las gremiales que, aparte de la ines- timable aportación formativa, dieron importancia a la enseñanza de la lectura, hasta entonces mitigada por el aprendizaje oral que los cantos y el Salterio requirieron. Esos centros tuvieron diferentes acomodos y algunos atendieron a estudiantes sin medios económicos, por lo que pasaron a ser lugares con alumnos beneficiados gracias a las dotaciones de prelados, a los que, siglos más tarde, se unieron instituciones y particu- lares para conformar las Obras Pías. Aquellos recintos tuvieron como finalidad básica imponer un modelo de vida que acentuara el sentido comunitario y las normas de con- vivencia. En Extremadura, no llegaron a estar muy implantados por la escasez de alum- nos.
Mostrar más

638 Lee mas

La esclavitud en Huelva y Palos a finales del siglo XVI

La esclavitud en Huelva y Palos a finales del siglo XVI

Los sentimientos piadosos y afectuosos de los amos hacia los esclavos, sobre todo en documentos tan impregnados de religiosidad como los testamentos, con frases como "porque nació e[r]

27 Lee mas

Esclavitud y ética comercial en el siglo XVI

Esclavitud y ética comercial en el siglo XVI

Hanke y Lewis he podido encontrar alguna información en Del Vigo, A. Cambistas, mercaderes y ban- queros en Siglo de Oro español. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 1997, pp. 118-120. 29 Véase la “Epistola dedicatoria” dirigida a Diego de Covarrubias de quien Albornoz fuera alum- no; cf. del Vigo op. cit. p. 119. Disiento rotundamente de la apreciación que del Vigo tiene de Albornoz: “Es jurista más que moralista” (ibíd.). También es necesario tener cautela con los juicios de valor que del Vigo deriva de fuentes abiertamente hostiles a Albornoz. Dice: “Eminentemente polé- mico, mal dialéctico, hombre profundamente dominado por una psicología narcisista y un constante espíritu de contradicción. De su obra se hizo una sola edición y […] no gustó a los juristas contem- poráneos” (ibíd.). Nada de esto se desprende de los textos que yo he analizado.
Mostrar más

14 Lee mas

DESCUBRIMIENTO Y CONQUISTA (SIGLO XVI)

DESCUBRIMIENTO Y CONQUISTA (SIGLO XVI)

2. Fundación de la ciudad de Santiago: Valdivia y los suyos se formaron el mejor concepto del país tanto por su paisaje como por su clima. Valdivia echó las bases de la fundación de una ciudad que llamó Santiago de Nueva Extremadura, en homenaje al patrono del ejército español y en recuerdo de su provincia natal, el día 12 de febrero de 1541. Dio las órdenes al alarife Pedro de Gamboa para que diseñase los planos de la nueva ciudad recién fundada. En un comienzo el trazado de las calles era de 6 cuadras, luego se extendieron otras 3 que constituyeron un total de nueve. Las cuadras estaban constituidas por cuatro manzanas. Cada una de las manzanas se subdividió en cuatro solares. La manzana central se destinó a la plaza; la del costado occidental de esta, a la iglesia; y la del norte, al palacio de gobierno y cárcel.
Mostrar más

6 Lee mas

Consideraciones en torno a la esclavitud de los  Etíopes y la operatividad de la Ley, siglos XVI y XVII

Consideraciones en torno a la esclavitud de los Etíopes y la operatividad de la Ley, siglos XVI y XVII

El control sobre los cimarrones era considerado un problema en el cabildo de la ciudad de Cartagena. También en la de Santiago de Cali se debatía el asunto de los esclavos fugitivos, a mediados del siglo XVI. Don Gregorio de Astigarreta, vecino principal de Cali, suplicó a la Audiencia y cancillería de la ciudad de San Francisco de Quito, en 1568, que enviara una real provisión al cabildo de la ciudad para que se aplicara el mismo castigo riguroso que solía darse en los reinos del Perú y del Nuevo Reino de Granada a los esclavos que permanecían fugitivos. Este castigo consistía en cortar el miembro genital si el esclavo se ausentaba del servicio de su amo por más de diez días. Astigarreta estaba alarmado porque cada día entraban más esclavos a la ciudad, se amotinaban, huían del servicio de sus amos y andaban fugitivos salteando los caminos. En mayo de 1568, el presidente y oidores de la Real Audiencia de Quito acordaron enviar la real provisión para que en el cabildo de la ciudad de Cali se platicara sobre ello y se hicieran las ordenanzas que convinieran al servicio de su tierra 25 .
Mostrar más

23 Lee mas

La organización del terrazgo agropecuario en Extremadura (siglos XV-XVI)

La organización del terrazgo agropecuario en Extremadura (siglos XV-XVI)

Los pagos cerealícolas no constituyen los únicos espacios dedicados al cereal, pues también las dehesas particulares serán objeto de un aprovechamiento agrario. Constituyen, sin embargo, la base fundamental de su cultivo. Estamos ante parcelas abiertas que conforman un claro openfield. Se trata también de terrenos desarbola- dos, consecuencia de una larga y antigua transformación. Los pagos cerealícolas obedecen a dos tipos en función de que se asienten sobre la propiedad privada o la comunal. La importancia de ésta es extraordinaria, hasta el punto de que el terraz- go agrario cerealícola parece fundamentarse casi exclusiva o al menos prioritaria- mente sobre ella. Quizás este fenómeno esté vinculado al desarrollo de las hojas cerealícolas, que empiezan a documentarse en Extremadura a finales del siglo XV y comienzos del XVI 59 . Es posible que el desarrollo de una rotación colectiva haya producido reajustes en la propiedad, sustituyéndose por el derecho de usufructo de extensiones determinadas en relación generalmente con el número de bueyes pose- ídos 60 . En todo caso, este proceso no aparece directamente documentado y sólo puede plantearse como hipótesis. Este condicionante colectivo tan fuerte no se documenta con anterioridad, puesto que la repoblación se fundamentó sobre la apre- hensión y disfrute privados de los predios agrícolas. De todos modos, es evidente que a lo largo del siglo XV y durante el XVI se han puesto en cultivo espacios bal- díos que han conocido una anterior explotación ganadera.
Mostrar más

32 Lee mas

De la prehistoria a la marca del siglo XVI

De la prehistoria a la marca del siglo XVI

Culturalmente, los símbolos siempre fueron una síntesis visual y funcional de los mensa- jes intencionales entre seres humanos. Por eso, en este artículo se exploraron de acuer- do a su aplicación a la comunicación inten- cional del hombre hacia el hombre, desde los dibujos prehistóricos místicos, hasta los ex libris implementados a manera de estam- pados en etiquetas que se pegaron a los ba- rriles de productos del siglo XVI, lo que fue la base, para que posteriormente se idearan identificadores gráficos que redundaron en lo que hoy se conoce, como el aspecto visual de una marca o identidad corporati- va. Esto, tuvo innegables raíces al interior de la historia de la fusión de las actividades artísticas con las comerciales, adjuntas, a la evolución de la humanidad.
Mostrar más

12 Lee mas

Antequera en los inicios del siglo XVI

Antequera en los inicios del siglo XVI

….dicha çibdad no tenía arrabal ninguno ni casa salvo algunas viñas y un colme- nar que a la sazón había a donde después se hiço arrabal……. que era al camino que va desde Antequera a Archidona y todos los de la çibdad estaban retraídos...y no osaban salir hasta que no salían los atajadores y descubridores de campo. Es lógico pensar que el viejo recinto de Antequera se hallase escasamente poblado, bastante menos, según mencionamos, que cuando estaba bajo el poder islámico, tiempo cuando albergaba cerca de 3000 personas. No obstante, ya en los primeros años del siglo XVI tenemos noticias referentes a ese gran impulso de nueva población, por la masa migratoria, como hemos visto antes.
Mostrar más

16 Lee mas

Veintiséis neologismos del siglo XVI.

Veintiséis neologismos del siglo XVI.

( = REW); Marcos A. MmÚNIGO, Diccionario manual de americanismos ·(Bue­ nos Aires, 1966); Juan NAVARRO DAGNINO, Vocabulario marítimo, inglés-espa­ ñol y español-inglés ( Barcelona, 1957); Richard PEnciv ALE, A Dictionary in Spanish and English ( London, 1599); Real Academia Española, Diccionario de la lengua castellana, llamado Diccionario de autoridades, 7 tomos ( Madrid, 1726- 39), ed. facsímil, 3 tomos ( Madrid, 1969), .( = AUT); Diccionario histórico de la lengua española, 2 tomos (A-Ce) ( Madrid, 1933-36); Diccionario de la lengua española •( Madrid, 1970); Reale Accademia d'Italia, Dizionario di Marina ( Ro­ ma, 1937), (= DizMar); Francisco T. SANTAMARÍA, Diccionario general de americanismos, 3 tomos ( México, 1942), ( = Santamaría); Diccionario de me­ iicanismos ( México, 1959); Francisco SOBRINO, Diccionario nuevo de las len­ gua.� española y francesa, 2 tomos ( Brusela, 17 44); Miguel DE Tono Y G1SBERT and Ramón GARCÍA PELA Yo y Gros, eds., Pequeño Larousse ilustrado ( París, 1969); Berta Elena VIDAL DE BATTINI, "Voces marinas en el habla rural de San Luis", Filología 1, 2 (1949), 105-150; Walter VoN WARTBURG, Franzosis­ ches etymologisches Wortebuch, 5 tomos ( Bonn, Leipzig, Base!, 1922-52): Edwin B. WILL1AMs, Spanish and English Dictionary (New York, 1962); Hens­ ley Charles WoooBRIDGE, "Spanish Nautical Terms of the Age of Discovery" (diss. University of Illinois, 1950); Juan Clemente ZA.MORA, "Indigenismos en la lengua común de la América española: Siglo xvr'' ( diss. State University of New York at Buffalo, 1971).
Mostrar más

9 Lee mas

Relatos Históricos Siglo XVI

Relatos Históricos Siglo XVI

Investigación en el terreno del ano 1764 para determinar la ubicación verdadera del antiguo pueblo de indios de Nonsacate.Desde la capilla de 'Jan J:etonio de Nonsacate se midió una legu[r]

6 Lee mas

La arquitectura del siglo XVI en México

La arquitectura del siglo XVI en México

Roma con su arco de medio punto lo utilizaba como símbolo de gran- deza; el Beato de Liebana, en las ilustra- ciones de su manuscrito en pergamino del libro de la Apocalipsis, [r]

6 Lee mas

La lectura en Huesca en el siglo XVI

La lectura en Huesca en el siglo XVI

Aumenta la presencia de bibliotecas privadas a partir de la segunda mitad de siglo. La razón puede obedecer a dos supuestos: la gente cada vez acude más al notario para dar fuerza legal a sus acto; o en ese incremento también puede haber influido, en especial en el último cuarto de siglo, la presencia de un impresor universitario, Juan Pérez de Valdivielso, y de dos libreros, Pedro de Pisa y Diego López que también trabajaron para la Universidad. Se han encontrado en bibliotecas, especialmente de profesores, libros impresos por Pérez de Valdivielso de obras que escribieron otros profesores o estudiantes que pasaron por las aulas de la Sertoriana. Sería el caso citado antes de Juan Torregrosa, maestro mayor de la Escuela de Gramática, que tenía varios ejemplares del Divina y varia poesía de Jaime Torres, 58 o del doctor Juan Serra
Mostrar más

24 Lee mas

La eucaristía en el corazón del siglo XVI

La eucaristía en el corazón del siglo XVI

En lo concerniente a la Cena del Señor y su polémica, durante la tardía Edad Media muchos teólogos consideraban todavía, junto con Ockham, que la con- substanciación, coexistencia de las sustancias inalteradas del pan y del vino con el cuerpo y la sangre de Cristo como sabemos, era una alternativa teológica no sólo posible sino también más convincente y con menos dificultades que la transubstanciación, si bien siguieron sosteniendo ésta última a raíz de la deci- sión de la Iglesia. En oposición a ellos, el teólogo inglés del siglo XIV John Wyclif rechaza decididamente la transubstanciación, en particular, y siguiendo a Ockham, la difundida explicación de la misma como aniquilación de las sus- tancias del pan y del vino y su reemplazo por la sustancia del cuerpo y la sangre de Cristo. No obstante, sostiene también la presencia real de Cristo en el senti- do de la coexistencia o concomitancia, aunque acentúa con énfasis su significa- do sacramental y espiritual, para distinguirla de una presencia de tipo local-es- pacial. La descripción del sacramento como signo eficaz muestra nítidamente la influencia del pensamiento de San Agustín. Wyclif rechaza tanto una identifica- ción indiferenciada entre el sacramento y el cuerpo de Jesucristo, cuanto la «empanación» —hacerse pan, en una suerte de paralelo análogo a la encarna- ción—. Pese a la fuerte influencia que recibió de Wyclif, su contemporáneo y también teólogo bohemio Jan Hus no hizo propio su rechazo de la transubstan- ciación, y en el concilio de Constanza refutó con vehemencia imputaciones en tal sentido. Tras estos enfrentamientos, el tema se retoma en plena reforma protestante.
Mostrar más

27 Lee mas

La mujer de Indias en el siglo XVI

La mujer de Indias en el siglo XVI

La m ujer de Indias 87 en España comienzan a prosperar los estudios sobre la m ujer.” A conti­ nuación explicó la razón del estado insatisfactorio de la historia de la mujer: “Hasta hace pocos años, la literatura que se ocupaba de la m ujer tendía a m ostrarla como víctima pasiva de una sociedad dominada y sojuzgada por el género masculino. Y es que el modelo transmitido era el de los escritores y moralistas de los siglos XVI y XVII, sobre todo Fray Luis de León [...]. La historiografía más reciente reconoce, por fin, que estas actividades femeninas en modo alguno quedaron limitadas, sino que revertían a la sociedad; y orienta sus investigaciones hacia los fenómenos de masas y actitudes mentales de la colectividad.” Luego insiste en la fuente principal para la historia femenina, los protocolos notariales, que demuestran “ [...] la presencia de mujeres en cualquier actividad de Sevilla: Resulta llamativo echar una ojeada a los catálogos de los fondos del Archivo de Protocolos y al porcentaje de mujeres que intervienen en transacciones de todo tipo. Aproximadamente un 7% de las escrituras son generadas por ellas, en su papel de viudas o hijas, pero también actuando en nombre del marido, ausente en Indias, como recep­ tora de rentas y metales, como prestamistas, como integrante de compa­ ñías comerciales, como dueñas de naos, etc. [...]. Mary Elizabeth Perry (1993), profesora norteamericana especializada en algunos aspectos de la vida femenina en la Sevilla del Siglo de Oro, relata numerosos casos en que una serie de mujeres son protagonistas de escrituras, la mayoría relacionadas con Indias, actuando en todos los sectores económicos.”
Mostrar más

15 Lee mas

8.- LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI.

8.- LA ESPAÑA DEL SIGLO XVI.

literatura y que dista mucho de corresponder a la realidad de la época. El segundo orden privilegiado era el clero, donde también debemos distinguir varias categorías: alto clero (arzobispos y obispos), bajo clero y clero regular. Seguidamente, todos los que no pertenecían a los estamentos privilegiados eran considerados pecheros, o sea, obligados a contribuir en los impuestos directos. Ahora bien, este sector cubría realidades muy diversas, desde los ricos mercaderes de Burgos hasta los miserables braceros y jornaleros del campo. Por último, la sociedad del siglo XVI comprende una proporción relativamente importante de gente más o menos marginada que plantea problemas específicos: esclavos, moriscos, gitanos. Pero el verdadero problema social lo plantean dos categorías muy diferentes entre sí: los bandoleros, que en el reinado de Felipe II se convirtió en un problema de Estado que no encontró solución adecuada, y los vagos (mendigos, enfermos, desertores, desocupados, etc.). Esta circunstancia no es causa de la situación económica sino consecuencia.
Mostrar más

6 Lee mas

Novela corta del siglo XVI

Novela corta del siglo XVI

Novela del cordero 293 Textos afines: Juan Ruiz, Arcipreste de Hita: Enxien- plo de lo que conteció a Don Pitas Payas, pintor de Bretaftia, pág.. Francisco López de Ubeda: La picara Just[r]

8 Lee mas

Show all 10000 documents...