• No se han encontrado resultados

Planes de Protección y Restauración de Hábitats catalogados

CAPÍTULO I. INSTRUMENTOS DE ORDENACIÓN DE LOS RECURSOS

Artículo 43. Planes de Protección y Restauración de Hábitats catalogados

1. El Plan de Protección y Restauración de un Hábitat Catalogado establecerá las medidas necesarias para frenar la recesión y eliminar el riesgo de desaparición del hábitat, así como para restaurarlo y ampliar su superficie, teniendo en cuenta los intereses de la propiedad y promoviendo acuerdos de gestión compartida.

2. En el caso de hábitats catalogados con los mismos problemas de conservación o ámbitos geográficos similares, se podrán elaborar planes conjuntos o incluirse en planes de ámbito superior o distinta naturaleza.

3. En el supuesto de hábitats catalogados que se encuentran exclusivamente o en alta proporción en espacios naturales protegidos, zonas de la Red Natura 2000 o áreas protegidas por instrumentos internacionales, los planes se podrán articular a través de los correspondientes instrumentos de ordenación y gestión de dichos espacios.

4. En el caso de hábitats catalogados que se encuentren en más de una isla, sus planes de protección y restauración podrán tener ámbito insular, a través del Plan insular de Biodiversidad respectivo, aunque la estrategia de recuperación o conservación debe ser regional.

5. Durante la tramitación de los Planes de Protección y Restauración de Hábitats Catalogados no podrán realizarse actos que supongan una transformación sensible de la realidad física y biológica que pueda llegar a hacer imposible o dificultar la consecución de los objetivos de los planes, debiendo publicarse dicha suspensión de actos en el Boletín Oficial de Canarias.

CAPÍTULO 1. RED DE ÁREAS PROTEGIDAS DE CANARIAS.

Artículo 44. Red de Áreas Protegidas de Canarias.

Se crea la Red de Áreas Protegidas de Canarias como conjunto de zonas de protección que complementan la red ecológica de áreas de conservación de la biodiversidad de Canarias, junto a la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos y a la Red Europea de Espacios Protegidos Natura 2000, recogidas en la Ley 4/2017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias, y la Red de Áreas Marinas Protegidas, reguladas en el Título Octavo de esta Ley.

Artículo 45. Coherencia de las áreas protegidas.

La Administración de la Comunidad Autónoma de Canarias y los Cabildos Insulares, en sus respectivos ámbitos competenciales, tomarán cuantas medidas sean necesarias para garantizar la coherencia global en la gestión y conservación de todas las áreas protegidas.

Artículo 46. La Red de Espacios Geológicos Protegidos de Canarias.

1. Se crea la Red de Espacios Geológicos Protegidos de Canarias con las siguientes figuras de protección para la conservación del patrimonio geológico y geomorfológico, las cuales presentan diferentes niveles de protección y uso público:

a) Paisaje geológico.

b) Parque geológico.

35 c) Geoparque.

d) Reserva geológica.

e) Estratotipo.

f) Yacimiento mineralógico.

2. Los espacios incluidos en esta red deben ser representativos de la geodiversidad de esta Comunidad Autónoma e incluir los lugares de relevancia internacional.

3. La documentación para la selección de estos lugares está en el Inventario de Lugares de Interés Geológico de Canarias (LIG), que proporciona información sobre el patrimonio geológico y geomorfológico, que deberá ser actualizado periódicamente.

El Inventario ha de incluir una representación cartográfica, con una base de datos asociada, de todos los LIGs y han de aprobarse unas normas cartográficas para tener una delimitación precisa de cada LIG sobre ortofotografía y sobre mapa topográfico de detalle, con un formato normalizado. De cada LIG se rellenará una ficha descriptiva y valorativa, con la descripción, el acceso y la valoración de los diferentes tipos de interés.

4. El órgano competente en materia de biodiversidad del Gobierno de Canarias debe recabar y sistematizar la información sobre el patrimonio geológico y geomorfológico, con la colaboración del resto de organismos competentes en la materia.

5. Los órganos competentes en la planificación de los espacios naturales comprendidos en la Red de Áreas Protegidas de Canarias, deben asegurar que los LIGs que se inventaríen dentro de ellos, sean ordenados adecuadamente por los instrumentos de gestión de esos espacios naturales.

6. Reglamentariamente se desarrollarán los diferentes niveles de protección, el procedimiento para su declaración y su régimen jurídico.

Artículo 47. La Red Canaria de Yacimientos Paleontológicos.

1. Se crea la Red Canaria de Yacimientos Paleontológicos, integrada en la Red de Áreas Protegidas de Canarias, cuya estructura, contenido y funciones se desarrollará reglamentariamente.

Los espacios incluidos en esta red deben ser representativos de la paleo-diversidad y paleo-ecosistemas de la Comunidad Autónoma de Canarias e incluir los lugares de relevancia internacional.

2. El Gobierno de Canarias aprobará Normas de Conservación para estos yacimientos paleontológicos.

3. El órgano competente en materia de biodiversidad del Gobierno de Canarias recopilará y sistematizará la información y documentación existente sobre el patrimonio paleontológico con la colaboración de la Dirección General del Patrimonio Cultural y de los Cabildos Insulares. Así mismo, procederá a la creación de una base de datos de colecciones fósiles.

4. Se crea la Lista de Zonas de Interés Paleontológico, cuya composición estará fundamentada en las cartas e inventarios paleontológicos, estableciéndose en el anexo 1 de esta Ley la primera Lista de Zonas de Interés Paleontológico. La estructura, contenido, normas de protección, condiciones de inclusión y de baja, gestión y funciones de esta Lista, se desarrollará reglamentariamente y deberá ser actualizada periódicamente e incluir una base de datos asociada de todos los yacimientos paleontológicos en la que se incluirán normas cartográficas para la delimitación precisa de cada yacimiento sobre ortofotografía y sobre mapa topográfico de detalle, con un formato normalizado; para cada yacimiento se deberá incorporar

36 ficha descriptiva y valorativa, con la descripción, el acceso y la valoración de los diferentes tipos de interés.

Mediante Decreto del Gobierno de Canarias se integrarán en la Red de espacios naturales protegidos de Canarias, con la categoría de Monumento Natural, los Yacimientos Paleontológicos más relevantes del archipiélago, incluidos en la Lista de Zonas de Especial Interés Paleontológica de Canarias.

5. Los poderes públicos integrarán la protección del patrimonio natural fósil o Patrimonio paleontológico en las políticas sectoriales, entre otras materias, en la ordenación del territorio, urbanismo, paisaje, conservación de la naturaleza, desarrollo rural, turismo, industria, y cualesquiera otras que puedan tener una afección sobre el patrimonio natural.

Artículo 48. La Red Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes.

1. Se crea la Red Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes, integrada en la Red de Áreas Protegidas de Canarias.

2. La Red Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes tiene como objetivo, mejorar, conservar y restaurar las rutas óptimas para el movimiento e intercambio genético de las especies nativas, así como mitigar la fragmentación de los hábitats naturales de Canarias, mediante el incremento de la conectividad espacial y funcional de áreas naturales, seminaturales y artificiales.

3. Al objeto de garantizar la conservación de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos, en el marco de la Red Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes, se aprobarán, mediante Decreto del Gobierno de Canarias, los criterios técnicos e indicadores ambientales para identificar al menos los siguientes elementos indispensables de la Red:

a) Áreas núcleo.

b) Áreas de amortiguación.

c) Áreas de restauración.

d) Corredores.

e) Infraestructuras conectoras.

f) Infraestructuras Verdes.

g) Zonas estratégicas para la prevención de grandes incendios forestales.

4. Reglamentariamente se desarrollará la estructura, contenido y funciones de la Red Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes, que incluirá la definición y el procedimiento de declaración de los espacios que se incluyan en la misma, así como su régimen jurídico.

5. El órgano competente en materia de biodiversidad del Gobierno de Canarias debe elaborar los indicadores ambientales así como los criterios técnicos para identificar los elementos integrantes de la Red de Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes, previo informe de los Cabildos Insulares.

6. Los poderes públicos integrarán la protección de la Red Canaria de Corredores Ecológicos e Infraestructuras Verdes en las políticas sectoriales, entre otras materias, en la ordenación del territorio, urbanismo, paisaje, conservación de la naturaleza, desarrollo rural, turismo, industria, y cualesquiera otras que puedan tener una afección sobre la biodiversidad.

37 Artículo 49. La Red Canaria de Humedales.

1. Se crea la Red Canaria de Humedales, integrada en la Red de Áreas Protegidas de Canarias, cuya estructura, contenido y funciones se desarrollará reglamentariamente.

2. En esta Red se incluirán las extensiones o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, así como las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros, incluyendo las salinas y los embalses, siempre que cumplan los criterios establecidos en el Protocolo de inclusión de Humedales Españoles para la Lista Internacional (Ramsar) o en el Inventario Español de Zonas Húmedas.

3. Asimismo, se integrarán en esta Red aquellos otros humedales que, no cumpliendo los criterios establecidos en el Protocolo de inclusión de Humedales Españoles para la Lista Internacional (Ramsar), ni en el Inventario Español de Zonas Húmedas, se consideren de interés en el ámbito de Canarias habida cuenta de sus intrínsecos valores naturales y funciones ecológicas.

Para ello, se constituye un Inventario de zonas Húmedas de Canarias, de naturaleza administrativa, incluyendo los humedales que tengan especial valor de orden ecológico, biológico, edafológico, geomorfológico, hídrico, físico-químico o cultural.

En el mismo se indicarán los valores y parámetros que permitirán caracterizar a cada uno de los humedales canarios, así como su denominación, localización, cartografía, extensión, relación de elementos de flora y fauna existentes en el mismo y titularidad de los terrenos y de la gestión, en su caso, de modo que se disponga de una amplia información sobre los mismos.

A partir de dicha información para conocer su evolución, se indicarán las medidas de protección que deben recoger los planes hidrológicos de cuenca.

3. En todo caso quedan excluidos los puertos y sus zonas de adscripción.

Artículo 50. La Red de Áreas Canarias Protegidas por Instrumentos Internacionales.

1. Se crea la Red de Áreas Canarias Protegidas por Instrumentos Internacionales, integrada en la Red de Áreas Protegidas de Canarias, en la que se incluirán los espacios protegidos por algún instrumento internacional de protección.

2. En esta red se incorporarán, mediante Decreto del Gobierno de Canarias, al menos los siguientes espacios localizados en la Comunidad Autónoma de Canarias:

a) Los humedales de importancia internacional incluidos en la Lista del Convenio de Ramsar.

b) Las reservas biogenéticas designadas por el Consejo de Europa.

c) Las zonas “núcleo” de las reservas de la biosfera.

d) Los espacios incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial Natural.

e) Las zonas incluidas en la Red Mundial de Geoparques de la Unesco.

3. La estructura y contenido de esta Red se desarrollará reglamentariamente y se especificarán los instrumentos de ordenación de los recursos naturales que aseguren las disposiciones y actuaciones necesarias para su protección y conservación, en concordancia con lo establecido en los Instrumentos Internacionales.

38 Artículo 51. La Red Canaria de Hábitats Catalogados en Peligro de Desaparición.

1. Se crea la Red Canaria de Hábitats Catalogados en Peligro de Desaparición, en el que se incluirán los hábitats marinos y terrestres del Archipiélago Canario en peligro de desaparición, cuya conservación o, en su caso, restauración exija medidas específicas de protección y conservación, por hallarse, al menos, en alguna de las siguientes circunstancias:

a) Tener su área de distribución muy reducida y en disminución.

b) Haber sido destruidos en la mayor parte de su área de distribución natural.

c) Haber sufrido un drástico deterioro de su composición, estructura y funciones ecológicas en la mayor parte de su área de distribución natural

d) Encontrarse en alto riesgo de transformación irreversible a corto o medio plazo en una parte significativa de su área de distribución, incluyendo el riesgo de transformación debido a los efectos del cambio climático.

2. Reglamentariamente se desarrollará la metodología y el procedimiento de declaración de los hábitats que se vayan a incluir en esta red.

3. Corresponderá al departamento del Gobierno la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias la promoción de la iniciativa Autonómica para la inclusión de los Hábitats Catalogados en Peligro de Desaparición integrantes de la Red Canaria en el Catálogo Español de Hábitats en Peligro de Desaparición, de acuerdo con el procedimiento establecido en la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

4. La declaración de los Hábitats Catalogados en Peligro de Desaparición dará lugar a la aprobación de Planes de Protección y Restauración de Hábitats Catalogados, donde se definirán las medidas y actuaciones necesarias para frenar la recesión y eliminar el riesgo de desaparición de estos hábitats, y cuyo contenido, alcance, tramitación y régimen jurídico se instrumentarán reglamentariamente.

Artículo 52. Áreas Críticas y otras áreas protegidas de especies amenazadas.

1. Las áreas críticas son aquellos sectores incluidos en el área de distribución de una especies amenazada que contengan hábitats esenciales para la conservación favorable de la especie o que por su situación estratégica para la misma requieran su adecuado mantenimiento.

2. Las áreas de potencial introducción, reintroducción o expansión de las especies amenazadas son sectores necesarios para conseguir un buen estado favorable para la recuperación y conservación de dichas especies.

3. Las áreas críticas y las áreas de potencial introducción, reintroducción o expansión de las especies amenazadas se definen y delimitan a través de los planes de recuperación y de conservación de especies amenazadas.

4. Estas áreas quedan incluidas en la Red de Áreas Protegidas de Canarias.

TÍTULO IV. CONSERVACIÓN DE ESPECIES SILVESTRES NATIVAS

Artículo 53. Principios generales.

1. Las Administraciones Públicas Canarias velarán en sus actuaciones por la protección y conservación de todas las especies de flora y fauna nativas, que viven en estado silvestre, así como de sus hábitats, con especial atención a los endemismos canarios, procurando la preservación y la pureza de sus componentes genéticos.

39 2. Se establece la prohibición de dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado o la fase de su ciclo biológico, incluyendo su retención y captura en vivo, la destrucción, daño, recolección y retención de sus nidos, de sus crías o de sus huevos, estos últimos aun estando vacíos, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos o de sus restos, incluyendo el comercio exterior.

De igual manera, con carácter general, se establece la prohibición de destruir, alterar o modificar la flora o vegetación silvestre nativa propia de un lugar, salvo para aquellas actuaciones o intervenciones sobre el territorio expresamente autorizadas y siempre que no se trate de hábitats protegidos ni se afecte a especies -y sus hábitats- incluidas en algunos de los listados de especies silvestres en régimen de protección especial o en los catálogos de especies amenazadas o protegidas.

3. Con el fin de garantizar dicha conservación, las actuaciones de las administraciones públicas y el contenido de los títulos de intervención que se atribuyan a las personas en el ejercicio de las potestades de autorización, deben evitar la introducción y proliferación de especies y variedades exóticas en la Comunidad Autónoma.

4. Las administraciones públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias velarán por el mantenimiento de la conectividad natural entre las poblaciones de la flora y fauna silvestre, para el movimiento e intercambio genético de las especies nativas, así como para mitigar la fragmentación de los hábitats naturales y seminaturales y artificiales de Canarias, evitando las barreras artificiales y su aislamiento, así como por la conservación de las áreas necesarias para la pervivencia de las especies migratorias.

CAPÍTULO I. CONSERVACIÓN GENERAL DE HÁBITATS Y ESPECIES SILVESTRES AUTÓCTONAS.

Artículo 54. Disposiciones generales para la conservación de las especies y sus hábitats.

1. Todas las administraciones públicas de la Comunidad Autónoma de Canarias adoptarán, en su ámbito competencial, las medidas necesarias para garantizar la conservación, protección y recuperación de la biodiversidad que vive en estado silvestre en el archipiélago canario, atendiendo preferentemente a la preservación de los hábitats y de las especies protegidas.

Igualmente, deberán adoptar las medidas pertinentes para que la recolección en la naturaleza de especímenes de las especies de fauna y flora silvestres, así como la gestión de su uso o explotación, sea compatible con el mantenimiento de las mismas en un estado de conservación favorable. Se otorgará preferencia a las medidas de conservación de las especies nativas en sus hábitats naturales, dando prioridad a la conservación de las especies amenazadas, así como aquellas otras cuya área de distribución sea muy limitada o su población muy escasa y a las migratorias. Cuando fuese necesario, se considerará la adopción de medidas adicionales de conservación fuera de dichos hábitats.

2. En los proyectos de cierre de galerías, tubos volcánicos y cuevas, se deberá tener en cuenta el diseño de los cerramientos de tal forma que, garantizando la seguridad de las personas evitando su acceso, se posibilite el mantenimiento de hábitats, como es el caso de los murciélagos, utilizando métodos que permitan la entrada y salida de las especies que puedan albergar, así como la ventilación natural de estos espacios.

3. La Consejería competente en materia de conservación del patrimonio natural adoptará, en el marco de sus competencias, las medidas previstas en la legislación europea, estatal y canaria para evitar la introducción en el medio natural de especies o

40 subespecies alóctonas susceptibles de competir con las especies silvestres nativas y de alterar sus características genéticas o los equilibrios ecológicos.

4. Queda prohibida la liberación no autorizada de ejemplares de especies de flora y fauna alóctonas y nativas o de animales domésticos en el medio natural que afecten a otras especies o hábitats protegidos.

Artículo 55. Protección de la avifauna y de los quirópteros contra la colisión con aerogeneradores, líneas eléctricas y otras instalaciones o infraestructuras.

1. A los efectos previstos en este artículo, se consideran zonas de protección en el ámbito de la Comunidad autónoma de Canarias las siguientes:

a) Los territorios designados como Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Canarias.

b) Las áreas críticas y otras áreas protegidas por los planes de recuperación y conservación elaborados por la comunidad autónoma para las especies de aves incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas y en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias.

c) Las áreas incluidas en la Orden de 15 de mayo de 2015, por la que se delimitan las áreas prioritarias de reproducción, de alimentación, de dispersión y de concentración de las especies de la avifauna amenazada en la Comunidad Autónoma de Canarias, a los efectos de aplicación del Real Decreto 1.432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.

d) Las áreas críticas que, aun estando fuera de las anteriores, así se determinen de forma reglamentaria por el riesgo de daños que suponen para la conservación de la avifauna.

2. El órgano competente en materia de biodiversidad del Gobierno de Canarias podrá, mediante Orden Departamental, modificar, ampliar o delimitar nuevas zonas de protección, concretando geográficamente las áreas prioritarias para todas las especies amenazadas de aves de Canarias, estableciendo su ámbito de actuación en función de la presencia demostrable de la especie, tomando en consideración aquellas que estuviesen amenazadas en cada isla, y las determinaciones correspondientes para la preservación de su hábitat.

2. El órgano competente en materia de biodiversidad del Gobierno de Canarias podrá, mediante Orden Departamental, modificar, ampliar o delimitar nuevas zonas de protección, concretando geográficamente las áreas prioritarias para todas las especies amenazadas de aves de Canarias, estableciendo su ámbito de actuación en función de la presencia demostrable de la especie, tomando en consideración aquellas que estuviesen amenazadas en cada isla, y las determinaciones correspondientes para la preservación de su hábitat.