• No se han encontrado resultados

2.2 Las redes sociales on line como nexo directo de comunicación entre las comunidades de

2.2.2 Las comunidades virtuales

La comunicación que se establece entre los migrantes, con sus familiares o amigos mediante el uso de Internet y las RSOL, construye espacios virtuales o mundos interconectados; estos espacios se establecen a partir de acuerdos o intereses en común. Se suman a estas nuevas tecnologías de la comunicación los avances y el desarrollo de otras industrias como el transporte, las facilidades en el manejo de las transacciones a nivel mundial, aspectos que facilitan la migración transnacional. En estos espacios virtuales existen nexos entre los lugares de origen y destino de los migrantes, que permite el flujo continuo de información, recursos, así como afectos, sueños, problemas cotidianos, entre otros, lo cual transformó tanto el carácter de las comunidades de origen y el de los lugares de asentamiento en el exterior (Portes, 2002:139) y produjo espacios sociales transnacionales plurilocales. (Pries, 2006, pág. 15)

Así las nuevas tecnologías de la comunicación, concretamente, el surgimiento de los portales comunitarios de migrantes, cambian la relación entre los espacios sociales y los espacios geográficos produciéndose una re estructuración de la relación entre ambos. Es en esta dirección que Pries habla no de la existencia de espacios sociales desterrritorializados, sino del surgimiento de “espacios sociales transnacionales plurilocales”. (Pries, 2006, pág. 17)

Las comunidades virtuales son un conjunto de relaciones sociales unidas por un interés común o circunstancias compartidas; “se entiende que la comunidad electrónica ayuda a las personas a crear varias clases de productos y bienes colectivos: capital social en la red, capital de conocimientos y comunión”. (Michalski, 1995) Estas comunidades resultan del establecimiento de redes entre individuos, basados en costumbres, conocimientos y experiencias que se expresan emocionalmente. Así los migrantes en el exterior, procuran construir virtualmente, puntos de encuentro o comunidades haciendo uso de las RSOL, en las que hay manifestaciones de patriotismo, apego o identidad con sus lugares de origen.

Una comunidad virtual, puede organizarse sobre una base de afinidades a través de sistemas telemáticos de comunicación. Sus miembros están unidos por los mismos intereses, los mismos

139

problemas: donde la geografía, deja de ser un punto de partida y un obstáculo. Pese a estar fuera de ahí, esta comunidad se anima con pasiones y proyectos, conflictos y amistades. “Vive sin un lugar de referencia estable: dondequiera que estén sus miembros móviles... o en ninguna parte.” (Lévy, 1999, pág. 14)

El establecimiento de estas comunidades es fomentado por la necesidad de identidad cultural, nostálgica y en algunos casos, se trasciende y se transforma en redes de apoyo o a organizaciones que fomentan la solidaridad. Así mismo, estas comunidades brindan una gran cantidad de datos y de información sobre puntos de intereses que aglomeran a los salvadoreños en el exterior.

Estos recuerdos y memorias, en muchos casos, dan fuerza para crear y organizar en la diáspora las asociaciones de oriundos, de personas que provienen del mismo cantón o pueblo en El Salvador. […] se pueden identificar al menos cuatro tipos de organizaciones de migrantes en la diáspora: humanitarias o de caridad, desarrollo humano o social, apoyo a proyectos de infraestructura, y apoyo para inversiones productivas en las comunidades de origen. […] Estos vínculos entre las comunidades de origen y las asociaciones de migrantes permiten, además, identificar los modos cómo se vive y se representan las identidades colectivas locales en la experiencia de la diáspora y cómo se transforman las prácticas de las culturas locales en El Salvador. (Benítez, 2011, pág. 144)

Las RSOL se convierten en una herramienta útil para los migrantes salvadoreños, ante la necesidad de estar conectados a sus lugares de origen, pero su fortaleza está en los miembros que conforman están comunidades virtuales, como lo plantea Miguel Huezo:

Las RSOL son parte de un entramado más complejo. De hecho, las redes sociales humanas, integradas por residentes del mismo municipio en una determinada ciudad de Estados Unidos, son decisivas para que el éxito de la empresa migratoria. En ese entramado de relaciones es que debemos ver la comunicación electrónica llámese Twitter, Facebook, Skype, que son una parte de la relación a distancia, que incluye el envío de regalos a uno y otro lado de las fronteras. Comunicación personal, 11 de junio de 2014

La comunicación que se establece entre miembros de una misma comunidad en territorio extranjero, representa una oportunidad a la que la función consular puede adherirse o incluso fomentarla en beneficio de sus nacionales. Un caso que sirve de ejemplo es el del consulado de

140

San Francisco, Estados Unidos, que ha experimentado el uso de las RSOL, como lo define la Cónsul Valenzuela:

Se ha tenido la buena experiencia con la creación de un área comunitaria dentro del Consulado, donde interactúan diferentes agentes, como organizaciones no gubernamentales, sin fines de lucro, organizaciones estatales y federales de protección de derechos de los migrantes, como protección de derechos laborales de los migrantes sin importar el estado en que se encuentren, así también líderes comunitarios, amigos y amigas de El Salvador, que están interesados en el bienestar de la comunidad salvadoreña;

El encuentro de familiares y amigos a través de las RSOL ha significado un gran aporte social, si se considera que se han fortalecido vínculos familiares, la posibilidad de fomentar la identidad cultural, la formación de organizaciones y esfuerzos en beneficio de las comunidades.

Para Carlos Velásquez, un salvadoreño radicado en Washington D.C. y que ha fomentado el sitio Web: www.intipucacity.com y el Facebook como intipucacity, considera que:

Las RSOL han sido un punto esencial al progreso de Intipucá19, lo que ha pasado con la página: intipucacity.com y Facebook, es que muchas personas han podido reencontrarse algunos años después. Por ejemplo, hace unos años unos ex alumnos de El Complejo de Intipucá se unieron para colaborar en el mejoramiento de la Institución educativa que se encontraba en mal estado y todo lo realizado fue gracias a las RSOL; desde mis perspectivas creo que esta tecnología ha ayudado al municipio de Intipucá. Comunicación personal, 10 de abril de 2014.

Este elemento aquí señalado concuerda con la tesis de Harry H. Hiller y Tara M. Franz (2004) quienes señalan que lo que se da en las comunidades virtuales, específicas de migrantes, es una combinación de dos aspectos: pertenencia al lugar de origen, más el hecho de que algunos miembros se conocieran con anterioridad al surgimiento de la comunidad Virtual:

“El lugar de origen puede servir entonces como base para una forma de inclusión no solo para las personas que aún viven en ese territorio, sino también entre aquellos que han migrado. Los migrantes pueden descubrir o mantener el sentido de comunidad con aquellos que están “en casa”

19Municipio del departamento de la Unión al oriente salvadoreño; se estima que viven más de 7,500 intipuqueños/as en Washington DC, Estados Unidos.

141

y con otros que también han migrado. […]Así, las zonas de origen sirven como importantes anclas simbólicas para las personas en diáspora”.

Así, al hablar de comunidades virtuales de migrantes se trata de personas que ya no comparten un límite geográfico, por lo tanto, constituyen una comunidad en red que no toma en cuenta esta variable como un requisito indispensable para vincularse y organizarse, sin embargo se sienten unidos o identificados por una unidad territorial de origen, en donde muchos de ellos se conocían físicamente. (Ramírez, 2007, pág. 28)

Es el sentido de pertenencia el que permite crear y mantener vínculos, ahora virtuales, pero que puede variar entre las generaciones que migraron a un país extranjero y los que nacieron en territorio extranjero, siendo hijos de migrantes.