• No se han encontrado resultados

2.2 Las redes sociales on line como nexo directo de comunicación entre las comunidades de

2.2.1 El migrante y la necesidad de estar conectado

La comunicación como una actividad humana que evoluciona y se adapta en respuesta a sus necesidades, hoy puede desarrollarse mediante cualquier instrumento o método que permita la transmisión de mensajes; la utilización de Internet y de RSOL representa un gran avance para la comunicación, superando límites, entre estos: el tiempo, la ubicación geográfica y los costos que ahora se traducen a la transmisión de los mensajes, casi al mismo tiempo que se producen los

133

eventos. La implementación de la tecnología en las comunicaciones ha facilitado el contacto entre familiares y amigos, aún a grandes distancias, dando lugar al establecimiento de espacios virtuales, comunidades conformadas por miembros que comparten intereses y propósitos comunes.

Internet es una extensión de la vida tal como es, en todas sus dimensiones y modalidades”(Castells, 2001). La implementación de los modernos medios de comunicación entre los migrantes y sus familiares o conocidos, permite mantener un cierto “control” de las actividades y rutinas que ellos tienen; por ejemplo: mantenerse conectado por acuerdo a ciertas horas requiere el compromiso del migrante por querer saber de su familia de origen.

La implementación de la tecnología en el establecimiento de vínculos y lazos de relación entre los migrantes, sus familiares, amigos y lugares de origen, es comprensible considerando las necesidades más allá del deseo de comunicarse, es más bien una necesidad de establecer referentes y el sentido de pertenencia. Al consultar al viceministro para los salvadoreños en el exterior, (En el período de junio de 2009 a junio de 2014) Juan José García ¿A qué responde la necesidad de los salvadoreños en el exterior por buscar el contacto con sus lugares de origen? respondió:

A varias cosas. En primer lugar, parte de una situación complicada que viven los salvadoreños migrantes, en realidad todos los migrantes y esa situación social compleja, se debe a que son sectores sociales doblemente excluidos […] la sociedad de origen los excluye y los margina y por eso se van, en definitiva, porque el tejido social en sus comunidades es tan débil, que no es posible darle el soporte sociológico necesario para que se incluyan dentro de las dinámicas de la comunidad a nivel nacional; pero a pesar de que hay esfuerzos de integración, en las sociedades de destino, allá son totalmente marginados, excluidos, […] el individuo no puede estar solo, no puede estar aislado, necesita como el respirar, comer, darle a su vida un sentido de pertenencia, que le dignifique, y que le permita tener un referente social, al cual referirse. Por eso precisamente es que los salvadoreños son doblemente excluidos, y por lo tanto van a necesitar de estructuras o de instancias que permitan la vinculación con el país de origen. Comunicación personal, 30 de mayo de 2014.

También hay otras razones que motivan y generan la necesidad de estar conectados, como lo define Margarita Funes, periodista y Jefa de información Multimedia del periódico salvadoreño La Prensa Gráfica, al consultarle sobre el deseo de los salvadoreños en el exterior por estar comunicados o conectados con sus familiares-amigos y sus lugares de origen:

134

La palabra principal es la nostalgia, el sentimiento de nostalgia el que los hace buscar información, estar siempre enlazados con lo que sucede en su país, por cualquier medio que sea, creo que la palabra nostalgia, define bastante bien lo que los migrantes viven; la nostalgia por lo que físicamente no pueden tener, aunque ellos tengan acceso a Internet, eso no sustituye por ejemplo, tener un ejemplar de un periódico, el abrazo de un familiar y otros elementos que no se pueden obtener en concreto. Comunicación personal, 09 de junio de 2014.

La necesidad de estar en comunicación representa la oportunidad emocional de compartir experiencias y conocimientos basados en experiencias y conocimientos previos, que hacen referencia a identidades y al sentido de pertenencia a un lugar y a un grupo.

Miguel Huezo, escritor y comunicador salvadoreño, opina sobre la necesidad de “estar conectados” así:

Afecto y apego. El mantenimiento de la comunicación con los seres queridos, sus parientes, sus hijos, es algo no solo natural, sino también cultural. La remesa misma no es un acto puramente económico, sino esencialmente cultural, porque es parte de una especie de “compromiso”, más o menos explícito entre el emisor y el receptor. Un compromiso con el cuido de los que se quedan, conocer cómo les va. Y también para expresar atención y afecto hacia el que está lejos. También puede entenderse como una expresión de poder. La comunicación suele ayudar a establecer dentro de los hogares receptores de remesas, por ejemplo, la supremacía del proveedor. Comunicación personal, 11 de junio de 2014.

La importancia de la comunicación mediante Internet, Web 2.0 y todos los instrumentos que permiten el flujo de información en tiempo real o mediante buzones virtuales (teléfonos, mensajes, video-llamadas) en los procesos migratorios, va más allá del momento en el que sucede o el lugar desde donde se producen, en este proceso intervienen todos los factores asociados a las prácticas, posibilidades de acceso y significados que le otorgan las familias transnacionales para el mantenimiento de sus vínculos tanto afectivos como económicos; las familias, definen o se acomodan a estas necesidades de un mundo transnacional y todo lo que implica el mercado y modelos de consumo.

En las necesidades que motivan la comunicación de los familiares con los lugares de destino y viceversa es esencial la preservación del vínculo afectivo, que sólo es posible por el contacto que ahora los medios de comunicación basados en la Web 2.0 lo hacen más intenso. La

135

relación que se establece antes y durante la migración es fundamental para constituir acuerdos comunicacionales. (Rodríguez Martín, 2011, pág. 56) Es determinante los apegos afectivos en el mantenimiento de las relaciones familiares así como las experiencias previas a la migración a las que se suma la nostalgia por vivir, recordar o mantener los vínculos familiares como se plantea a continuación:

Un ejemplo de la búsqueda de opciones para mantenerse en comunicación aun en la distancia es el caso de Geraldine Cabrera, salvadoreña, que ha realizado varios viajes al exterior, entre estos destinos, Centroamérica, por cuestiones laborales y Estados Unidos por razones familiares. Cabrera, con menos de 30 años de edad, ha experimentado la transición en los procesos de comunicación, entre los que migran con sus familiares y amigos en su lugar de origen, posibles en el pasado por el uso de los teléfonos, a través de las llamadas y ahora empleando procesos más complejos como las video llamadas, mensajes con intercambio de información, fotografías y videos en tiempo real.

Cabrera ha visitado varias veces a sus familiares y amigos en Estados Unidos, conviviendo con otras personas que también han experimentado los cambios en la comunicación, ahora de forma más intensa con el uso de plataformas de la Web 2.0; Cabrera recuerda como en el pasado, al realizar sus viajes, se iba, consciente de cuan pronto como pudiera se comunicaría vía teléfono con sus familiares para informarles sobre su viaje y situación. Ahora con el uso de las RSOL, le permite desde el momento en el que sale a su destino, mantener un vínculo, mientras tenga acceso en su teléfono móvil y a conexiones de Internet para mantenerse en contacto haciendo uso de las tecnologías de comunicación; es decir está conectada en tiempo real.

“La verdad es que las RSOL nos permiten sentir cercanía con el entorno que hemos dejado al salir del país…pues es diferente al primer viaje que hice hace unos 8 años, de alguna manera me desconectaba de mi hogar(familia, amigos, sociedad) llamaba una vez por semana unos 10 minutos, sin obtener mucha información, solo lo necesario, Ahora yo puedo hablar con mi familia y amigos todos los días, Lo que me hace sentir cercanía, no perderme ningún detalle y que ellos igual estén al tanto de mis vivencias”. Comunicación personal, 30 de julio de 2014.

Cabrera afirma que con el uso de las RSOL, por su carácter de inmediatez y versatilidad, el vínculo que mantiene con sus familiares y amigos, basado en la comunicación es más fuerte que en el pasado; aunque asegura que este transición de pasar de tecnología como el uso de los

136

teléfonos, a una plataforma más compleja como las que brinda la Web 2.0, no se desarrolló fácilmente, pero que sus familiares y amigos, tanto los que viven en el exterior y los que viven en El Salvador, han tenido que acoplarse por la necesidad de la comunicación más contínua.

Una muestra sencilla pero clara del tipo de conexión que se mantiene con los salvadoreños en el exterior es que están al tanto de todos los acontecimientos como lo afirma Cabrera “se puede estar al tanto por ejemplo del clima. Yo por lo menos sé que está lloviendo en El Salvador porque mis contactos lo publican en tiempo real” (Comunicación personal, 30 de julio de 2014) Este tipo de información se suma al cumulo de información de los migrantes en el exterior, por ejemplo al hacer referencia a la lluvia, se fomentan los comentarios relacionados a la nostalgia, a las experiencias pasadas o recuerdos sobre la lluvia, olores y el paisaje, sobre todo si se suma a este tipo de información una fotografía del evento, entre otros.

Cabrera afirma también que entre sus familiares y amigos se ha establecido una red de información, basada en el uso de la Web 2.0 en su caso particular, identifica al menos 5 grupos de familiares y amigos, que se mantienen en comunicación en tiempo real entre ellos, sus familiares y amigos en El Salvador, se trata de espacios virtuales que confirman la extensión del territorio o extraterritorialidad virtual.

Los acuerdos previos o compromisos de mantener la comunicación fluida, se basa en los avances que Internet y sus plataformas ofrecen, pues permiten mantener contacto permanente e instantáneo desde cualquier lugar del planeta, superando las barreras de las fronteras geográficas. (Ramírez, 2007) Pero no siempre estas posibilidades estuvieron presentes en los procesos migratorios, por ejemplo el caso de E. Salinas, un salvadoreño, que migró a San Francisco, California, Estados Unidos, en el 2008.

Salinas migró de forma irregular vía terrestre, planeando estar en comunicación por teléfono, o al menos haría lo necesario por comunicarse desde teléfonos públicos cada vez que le fuese posible durante su trayecto, así lo hizo hasta llegar a su destino, desde donde realizaba llamadas para mantenerse en contacto, “era mi delirio llamar todos los días, extrañaba mi tierra”. (Comunicación personal, 28 de julio de 2014) Su necesidad de estar en comunicación lo motivaba a llamar cada dos días, gastando un promedio de cincuenta dólares a la semana en tarjetas prepago para poder hablar con sus familiares y amigos en El Salvador.

137

Actualmente, Salinas hace uso de las RSOL como Skype, Facebook, WhatsApp y otras redes, para estar en contacto con sus familiares cercanos; para Salinas el uso de estos medios de comunicación no representan un costo, pero hay que considerar que son parte de un plan de servicio de teléfono con acceso a Internet con un costo mensual de cien dólares, pero que en comparación a la forma de comunicación que usó en el pasado, representa una disminución en su costo considerable.

Estos medios de comunicación entendidos como RSOL, le permiten a Salinas, mantenerse en comunicación en tiempo real con sus familiares y amigos en el Salvador y también en Estados Unidos, donde identifica por lo menos a nueve grupos de familiares y amigos, con más de cuarenta y cinco miembros que forman parte de sus redes de comunicación.

Aunque para Salinas la experiencia en el uso de RSOL inició apenas hace tres años, considera que se ha adaptado fácilmente a estas nuevas plataformas, igualmente el resto de sus familiares y amigos, pues este tipo de herramientas se han hecho más populares, no solo por la recomendación de usarlas entre sus conocidos, sino también por la oferta en los servicios de telefonía que ofrecen las empresas. Salinas afirma que “al principio nos mataba la tecnología ahora creo que son los mismo teléfonos los que van diciendo qué tienes que hacer, ellos mismo son los encargados de meterte a las RSOL”. Comunicación personal, 28 de julio de 2014.

El uso de estas RSOL para Salinas, representa la oportunidad de estar en comunicación permanente son su familia y amigos, con quienes puede verse digitalmente a cualquier hora.

Me comunico en El Salvador con mi hijo, mi esposa, mi papá y mamá, aquí (en Estados Unidos) con mis familia y amigos me comunico más por razones de trabajo […] gracias a esas redes estamos muy comunicados con familiares y amigos, de mi parte agradecido por todo esto. Comunicación personal, 28 de julio de 2014.

El uso de las RSOL para estos salvadoreños, les ha permitido construir espacios no sólo virtuales de identidad, también trasciende a posibilidades que en el pasado eran difíciles de lograr, entre estas facultades, la comunicación simultánea entre los miembros que forman estas redes de familiares y amigos, la posibilidad de reunirse haciendo convocatorias y llegando a consensos de forma inmediata como afirma Salinas. Cuando las redes informáticas unen a las personas tanto

138

como a las máquinas, se transforman en redes sociales, a las que llamamos redes sociales sostenidas por computadoras (RSSC). (Wellman & Gulia, 1996)